Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Viajes, carros, aumento salarial y cuentas pendientes. Por Fernando Ravsberg

 

La ley de compraventa de autos prevé crear un fondo para la promoción del transporte público y las bicicletas. (Foto: Raquel Pérez)

Por Fernando Ravsberg/Cartas desde Cuba-BBC.- El 2013 lo recordarán los cubanos como un año que comenzó y terminó quebrando dos arcaicas restricciones: la de viajes al exterior y la compraventa de automóviles, las que se mantuvieron por medio siglo a pesar de ser tan impopulares como innecesarias.

No hubo emigración masiva, fuga de deportistas ni "robo de cerebros a gran escala". Salieron del país 250 mil cubanos y la mayoría ya regresó. La isla no se vació a pesar de la apertura migratoria y de que Estados Unidos aprobó casi el doble de visados.

Esa limitación pudo tener alguna justificación en los años 60, cuando estaban dejando al país sin médicos y se llevaron 14 mil niños sin sus padres, pero leyendo las cifras de migración del 2013 me doy cuenta de que era una de las prohibiciones más absurdas.

No se trata de darle palo al gobierno cubano cuando boga y también cuando no boga sino de hacer notar que algunas de las restricciones que aún atenazan a la sociedad y generan malestar en la gente podrían también estar sobrando por injustificadas.

Los médicos y el personal de salud recibirán este año un aumento salarial del 100%. (Foto: Raquel Pérez)

La apertura de la compraventa de automóviles fue otra buena noticia. Igual que en el tema de la migración, elimina un largo y engorroso proceso burocrático que promovía la corrupción entre los funcionarios y hacía la vida del cubano más difícil.

Muchos se preguntan ahora de dónde saldrán los vehículos necesarios para saciar una demanda potenciada por décadas de depresión automotriz. Pues parece que una importante empresa china clic creará una fábrica de montaje de automóviles en Cuba.

Pero lo más progresista de esta ley es la promesa oficial de utilizar las ganancias provenientes del comercio de automóviles en la creación de un fondo para la promoción del transporte público y la venta a nivel nacional de bicicletas a precio de costo.

Cuba, país pobre y sin petróleo, difícilmente puede aspirar a que cada habitante tenga un auto. En cambio sí tiene la posibilidad de crear un transporte colectivo para reducir la brecha "entre la minoría carroteniente y la mayoría guagodependiente", que describe el intelectual Aurelio Alonso.

El cubano medio y el medioambiente agradecerán siempre semejantes iniciativas pero lo realmente novedoso sería que ese fondo fuera público para evitar desvíos hacia "otras prioridades". Que todos sepan cuánto se recauda y los buses que se compran con ese dinero.

Serviría para que quienes pagan los automóviles más caros que en Europa no se sientan estafados y los que deben montar en autobús acepten de mejor talante la realidad de que, aun siendo todos iguales, habrá unos que serán más iguales que otros.

Paradójicamente la mejor noticia del año no se hizo pública en los medios oficiales cubanos. Fue la página alternativa Havana Times quien anunció que se duplicarán los salarios de los médicos en Cuba y también aumentarán los de los cooperantes en el extranjero.

Realmente ningún otro sector de la nación merece tanto una mejora salarial como el personal de la salud, de cuyo trabajo en otros países proviene la mayor parte de los ingresos de la economía nacional, incluyendo el pago de la factura petrolera.

Uno de los sectores más vulnerables a los efectos del mercado es el de los
jubilados, muchos de los cuales tienen que seguir trabajando para sobrevivir.

La medida parece responder a la promesa del gobierno de elevar los salarios al ritmo que mejore la productividad. Pues clic este año el crecimiento fue del 2,3% y el aumento salarial se situó solo en el 1,7%, así que tendrá que corregir el déficit durante el 2014.

Parte de esa diferencia que quedó a favor de la gente se podría también utilizar para mejorar, por ejemplo, los ingresos de los jubilados, manteniendo vigente el principio de que las reformas económicas no dejarán a ningún ciudadano desamparado.

Y si el dinero no alcanzara para tanto se podría aplicar la clic propuesta del economista cubano Juan Triana, quien asegura que para "lograr que nuestros jubilados vivan mejor" es necesario retirar las subvenciones a "aquellos que no necesitan ese apoyo".

La lentitud del gobierno para adaptar sus políticas sociales a la apertura económica hace que siga vendiendo a todos alimentos subvencionados en vez de centrar los recursos disponibles en las personas que el mercado convierte en más vulnerables.

Triana no es el único economista que cree que el Estado debe dejar de pagarle la comida a los ricos y a la clase media. Aunque pueda parecer paradójico, la libreta de abastecimiento es hoy un símbolo de injusticia social, mucho más hiriente que la compra de un auto o un viaje al extranjero.

Vistas: 67

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Partido Laborista de Dominica gana elecciones parlamentarias

El partido liderado por el actual primer ministro, Roosevelt Skerrit, tiene ventaja en 17 distritos electorales, dos más de los que obtuvo en 2014.

Francia y Cuba acuerdan intensificar cooperación económica

En la reunión bilateral celebrada en París, el secretario de Estado francés de Asuntos Exteriores ratificó su rechazo al bloqueo estadounidense impuesto contra la isla caribeña.

México: descubren gigantesco yacimiento de petróleo

Este hallazgo de petróleo es el más importante en México desde 1987.

Latinoamérica y el Caribe saludan a Roosevelt Skerrit por triunfo electoral

El presidente venezolano celebró la victoria del primer ministro Skerrit y afirmó que los pueblos del Caribe muestran su cáracter democrático.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio