Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Un hombre "meticuloso con los números" para impulsar las reformas. Por Juan Carlos Salazar (dpa)

Marino Murillo Jorge,  foto Ricardo López Hevia

 

 

La Habana, 5 ago (dpa) - Quienes lo conocen o han seguido de cerca su trabajo, lo describen como un administrador tecnócrata, exigente y "meticuloso con los números". Auditor de profesión, Marino Murillo Jorge ha escalado uno a uno todos los peldaños del aparato administrativo hasta convertirse en el "superministro" de las reformas económicas impulsadas por el presidente Raúl Castro.

Considerado por analistas internacionales como el "zar" de la economía cubana, Murillo es una de las pocas caras nuevas en la envejecida burocracia cubana. Dicen de él que es un hombre sin aspiraciones políticas, pero su cargo al frente de la comisión multisectorial encargada de implementar las reformas le otorga un inmenso poder dentro del gobierno de Castro.

A diferencia de otros jóvenes dirigentes que despertaron en su momento grandes expectativas de cara al relevo generacional de la nomenclatura cubana, como el ex vicepresidente Carlos Lage o el ex canciller Felipe Pérez Roque, hoy defenestrados, Murillo es un "funcionario de base", aunque con una carrera meteórica que lo encumbró en menos de cinco años.

Arturo Lopez-Levi, un académico de la Universidad de Denver experto en temas cubanos, lo identifica como uno de los ministros de la "promoción raulista" que se ganó el puesto a pulso, a diferencia de Lage y Pérez Roque, que "ascendieron por helicóptero" durante el gobierno de Fidel Castro.

"Murillo y su promoción son administradores y tecnócratas que avanzaron de modo escalonado en la estructura orgánica del partido, el gobierno y las Fuerzas Armadas", dijo Lopez-Levy en declaraciones a la agencia dpa desde Denver.

Llegó a "superministro" de las reformas económicas y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) después de haber desempeñado diversos cargos, desde director hasta ministro, en los ministerios de la Industria Alimenticia, Comercio Interior y Economía.

Omar Everleny Pérez Villanueva, director del Centro de Estudios de la Economía de Cuba (CEEC) de la Universidad de La Habana, lo describe como un profesional pragmático, apegado a los números, como todo buen auditor, que ve la economía con criterios realistas. "Es un hombre meticuloso con los números", resumió en declaraciones a la agencia dpa.

Poco se sabe, sin embargo, de este funcionario de 50 años de edad. Hombre de bajo perfil, era un desconocido hasta 2009 cuando fue designado ministro de Economía y vicepresidente del Consejo de Ministros. De cara al público, se reveló como un "hombre importante" cuando apareció en la televisión a fines de 2010 para explicar las reformas que impulsa el gobierno de Castro para enfrentar la crisis y "actualizar" el modelo socialista.

Como presidente de la Comisión de Desarrollo e Implementación (CDI) de las reformas, Murillo fue uno de los oradores principales de las sesiones del Parlamento del pasado fin de semana.

Poco habituado a los discursos, aborda los problemas económicos con el tono de un profesor de matemáticas, pausado, casi monótono. Desgrana cifras, una tras otra, trufadas de frases contundentes que no admiten réplica: "Hay que lograr que en Cuba la gente viva del trabajo y trabaje bien", afirmó ante los más de 600 diputados de la Asamblea Nacional.

"Es un poco aburrido", dijo Manuel, un estudiante universitario después de escuchar su intervención, pero, evidentemente, desde su experiencia, Murillo sabe lo que dice.

Ya en su primera aparición en la televisión de diciembre pasado sorprendió con su diagnóstico franco y directo de la crisis: "Hay que tener mucha disciplina -dijo-, porque si no, no ordenamos esta economía. Son momentos de mucha indisciplina y son momentos de respaldar el plan (de reformas) y no ponerse a inventar nada".

"Murillo ha desarrollado una reputación de reformador cauto, que discute con franqueza la crisis económica e implementa las políticas que traza", según Lopez-Levy.

"Usando el lenguaje de la economía planificada de la vieja generación, ha contribuido a reformular la política partidista de modo que el mercado, los incentivos materiales y la propiedad privada, han dejado de ser estigmatizados", agregó.

Además de su militancia comunista y su experiencia en el aparato administrativo del Estado, Murillo cuenta también con un pasado académico en la Universidad de Las Villas.

Los "cubanólogos" siguen de cerca su trabajo, no sólo porque es el timonel de las reformas económicas, sino por el eventual papel que podría jugar en el mediano plazo después de que Raúl Castro se quejara de la falta de cuadros intermedios para sustituir a los líderes históricos de la Revolución.

El nombre de Murillo es uno de los más recurrentes, junto al del ministro de Educación Superior, Miguel Díaz Canel, en las listas del futuro recambio.

"Su experiencia de tecnócrata y auditor que ha escalado desde los niveles inferiores del sistema lo capacita para la primera etapa de la transición a una economía socialista de mercado", dijo a la dpa el académico Lopez-Levi.

 

http://www.elpais.cr/articulos.php?id=50679

Vistas: 115

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Rey saudita ataca a Irán en debate de alto nivel de la ONU

El monarca acusó a las autoridades iraníes de solventar el Gobierno “ilegítimo” en Yemen y de agredir terreno saudita.

Instituciones protestan por bloqueo de archivos en El Salvador

El presidente Bukele había prometido dar acceso a informes sobre la masacre de El Mozote, sin embargo, ahora lo evita.

Presidente de Líbano agradece apoyo internacional en la ONU

Michel Aoun reclamó que Israel ponga fin a su ingreso ilegal a territorio libanés y a la violación de su espacio aéreo.

Cuba pide elevar responsabilidad individual frente al Covid-19

Durante el informe epidemiológico, se reportó que 76 pacientes se recuperaron tras haber sido afectados con la Covid-19.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio