Martianos

Seguidores del pensamiento de José Martí y Red Social de los emigrados cubanos

Sociedad Cultural José Martí, un espacio dedicado al Maestro

Por Astrid Barnet

soc-cultural-jose-marti.jpgEspacios y tiempo siempre serán escasos para difundir la obra de uno de los más grandes pensadores de la historia de la humanidad: nuestro José Martí, quien continúa trascendiendo fronteras de idiomas e ideas.

Y es con vistas a ello que la Sociedad Cultural José Martí se propone desde su creación reunir a todas las personas (dentro y fuera de la Isla) con sensibilidad cultural, vocación y cualidades dispuestas a promover iniciativas y proyectos culturales de diversa índole enmarcados en la obra política y humanista de nuestro Héroe Nacional.

“Es también tarea esencial de la Sociedad promover el estudio de aquellas primeras figuras, quienes en diferentes períodos históricos, nos enseñaron a pensar, y a forjar y defender la nación cubana”, significó Nadia Batista Hernández, miembro directivo de de dicha organización no gubernamental, en entrevista especial.

Desde su fundación, el 20 de octubre de 1995 –Día de la Cultura Cubana– por iniciativa de destacados intelectuales cubanos, como Armando Hart Dávalos (quien la preside), Cintio Vitier, Eusebio Leal, Abel Prieto, Roberto Fernández Retamar, Enrique Ubieta y Carlos Martí, la Sociedad Cultural José Martí defiende el derecho a la palabra, la crítica, la participación y el debate franco y constructivo sobre la Revolución cubana.

“Profundizar, en suma, en la difusión de la vida y obra martiana en Cuba y en el extranjero, de manera especial, en todos aquellos intelectuales que abracen este pensamiento, para trabajar muy unidos en su divulgación”, explicó Batista Hernández, para puntualizar seguidamente que “tener al frente de nuestra institución al doctor Armando Hart Dávalos es un verdadero honor, por su trayectoria histórica y política y por ser uno de los más relevantes estudiosos de la obra del Apóstol. Hay que recordar que el doctor Hart ocupó dos importantes cargos durante nuestro proceso revolucionario (Ministro de Educación primero y de Cultura, después), además de tener un gran prestigio internacional entre connotados intelectuales latinoamericanos y caribeños. Lo considero un político de talla excepcional”.

Entre las actividades más prominentes de dicha Sociedad, la licenciada en Comunicación Social destacó dos eventos internacionales: “Martí, por una cultura de la naturaleza” y “Martí, por el equilibrio del mundo”, para los cuales ya se comienzan a realizar los preparativos con vistas a un próximo encuentro a celebrarse en esta capital en 2013.

Igualmente resulta de interés el otorgamiento de dos distinciones:

“Una es ‘La utilidad de la virtud’, que se confiere a todas aquellas personas cuyos trabajos de investigación, difusión e historia laboral resulten meritorios y se correspondan con la obra martiana; el otro es el ‘Premio Periódico Patria’, que se le otorga a periodistas, comunicadores y realizadores que hayan contribuido a la divulgación de la obra martiana durante años”.

Acotó que, en fecha reciente, y con motivo de celebrarse este año el aniversario 120 de la publicación del ensayo Nuestra América, efectuamos en la provincia de Matanzas un seminario acerca de Ética y Sociedady su actualización en los cuadros políticos del país, cuyo número de ponentes trascendió los pronósticos iniciales.

Explicó que en “nuestro Centro se efectúan de forma sistemática conferencias, talleres, peñas, tertulias, exposiciones de artes plásticas, encuentros sobre comunicación comunitaria, siendo los proyectos la vía fundamental por la que encauzamos nuestra labor. A partir de ellos priorizamos la formación de una cultura medioambiental, la creación de bosques y jardines martianos, la conservación de las especies de animales en peligro de extinción, al igual que otros proyectos socioculturales de carácter comunitario. Entre ellos existen espacios culturales permanentes como es ‘Encuentro entre amigos’, con el objetivo de reconocer la labor de los trabajadores de nuestra esfera cultural –entre ellos, algunos que pertenecieron a nuestros medios de comunicación y que ya no están con nosotros–, al guardar para el pueblo de la Isla recuerdos imborrables. Un espacio verdaderamente hermoso. Tenemos también ‘Echando versos del alma’, conducido por el joven artista Altwin Damian quien, entre poemas y canciones, relacionadas con el Apóstol o a partir de citas de la literatura e historia de Nuestra América, invita a participar al público asistente. Otro encuentro que considero sumamente hermoso es ‘Sueños para contar’ (cuarto sábado de cada mes), un espacio infantil en el que, a través de la obra martiana La Edad de Oro, se logra un intercambio didáctico entre los pequeños”.

No puede faltar en la magnífica labor de la Sociedad el contar con un órgano de divulgación, la revista Honda –dirigida por Rafael Polanco–, donde destacados intelectuales publican artículos referidos a la vida y obra de Martí.

La Sociedad es miembro con estatus consultivo de instituciones como ECOSOC, UNESCO; promueve la creación de clubes martianos de solidaridad con Cuba, además de participar en foros y eventos internacionales. Desde la Isla convoca a la “Conferencia internacional por el equilibrio del mundo” –realizada en enero de 2003 y 2008, con motivo de la celebración del natalicio del Maestro y cuya tercera edición se efectuará en enero de 2013–; a la “Conferencia internacional Con todos y para el bien de todos” (octubre 2005); y al “Coloquio internacional José Martí, por una cultura de la naturaleza” (octubre 2004-junio 2010)

Sin lugar a dudas, la Sociedad Cultural José Martí es un proyecto de comunicación solidaria. Cintio Vitier, uno de sus fundadores, cubano excepcional e intelectual sobresaliente, quien fue durante toda su vida seguidor de la obra del Apóstol,  expresó en su nota discursiva al serle impuesta la Orden Nacional José Martí:

“Este haber visto, desde el amanecer de un año inmedible, a la Revolución triunfante como una resurrección histórica, no me ha abandonado nunca… De pronto supimos que siempre habíamos esperado y deseado exactamente aquello, lo que aquel día sucedió para nosotros y para todos: el suceso inviolable que era como una visión histórico-poética deteniendo el discurso temporal. De pronto supimos que toda nuestra pasión por la poesía, como ya lo veníamos presintiendo en las vísperas, era pasión por la patria, y que ese era, para nosotros, el mensaje fundamental del hombre en que ambas vocaciones se fundían: José Martí”.

Tomado de Librínsula # 287

Vistas: 10

Etiquetas: Cuba, Martí, asociación, cultura, homenajes

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

© 2014   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio