Martianos

Seguidores del pensamiento de José Martí y Red Social de los emigrados cubanos

Reporte de la primavera en Miami. Por Edmundo García*

Por Edmundo García*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- La visita de Su Santidad Benedicto XVI a Santiago y La Habana (de la cual sus críticos miamenses no se acaban de recuperar) y la celebración a ritmo de “Cuba va” de la VI Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias, fueron los dos grandes sucesos que marcaron la entrada de la primavera noticiosa en Miami. Junto a ellos llegaron otros acontecimientos no menos importantes que como siempre se fragmentaron, tergiversaron o simplemente se silenciaron, como suele hacer la prensa dominante en esta ciudad del sur de la Florida.

El periódico El Nuevo Herald amaneció hoy con un artículo de Juan Carlos Chávez, uno de sus “especialistas” en el tema cubano, sobre las recientes declaraciones del  Senador Demócrata Jeff Bingaman, presidente del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, quien al ser consultado sobre los resultados de la VI Cumbre de Las Américas reiteró algo que todo el mundo vio: que Estados Unidos había quedado aislado en Cartagena de Indias, lo que demostró que su política hacia Cuba ha quedado “desfasada” y es necesario cambiarla por el bien de los intereses norteamericanos; lo que en primer lugar incluiría el levantamiento del bloqueo y el desarrollo de relaciones diplomáticas y comerciales con la isla.  

Para contrastar la opinión del Senador, Juan Carlos Chávez solo entrevista a personajes que por definición estarían en contra de lo dicho, precisamente porque estos entrevistados viven de hacer politiquería anticubana. El periodista de El Nuevo Herald cita en su artículo a la Congresista Ileana Ros-Lehtinen, conocida por su radicalismo contra la revolución; a Omar López Montenegro, vocero de la Fundación Nacional Cubano Americana, la que ha retomado el liderazgo de los programas subversivos y de agresiones contra Cuba en el último año; y a Ninoska Lucrecia Pérez Castellón, ex miembro de la misma Fundación y ahora de la junta directiva del llamado Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), organización dedicada a obstruir la normalización del desarrollo de Cuba y de sus relaciones con los Estados Unidos.  

El reportero del Canal 41 de Miami Rolando Nápoles, que hasta ayer trabajaba para los servicios informativos del ICRT, para tratar la misma noticia también recurrió con simplismo a la comentarista de ultra derecha de Radio Mambí, cuyo lenguaje y opinión cualquiera en Miami puede predecir pues van siempre dirigidos contra Cuba. Y para balancear las críticas de Ninoska a las declaraciones del Senador Bingaman, Rolando Nápoles no tuvo mejor idea que entrevistar al profesor Andy Gómez, también derechista en sus opiniones y conocido defensor del bloqueo a Cuba y su pueblo; aunque le guste hacerse pasar por “moderado” y haya viajado a la isla recientemente, durante la visita pastoral de Su Santidad. Esa es la pluralidad que gustan presentar los periodistas de Miami; opiniones de ultraderecha balanceadas con opiniones de derecha.   

La prensa de Miami también ha estado informando sobre la situación en España. Pero no habla de las protestas sociales y del excluyente proyecto económico del gobierno de Rajoy; la prensa de Miami lo que ha hecho es celebrar unas declaraciones del canciller José Manuel García-Margallo quien con impropia soberbia para un jefe de diplomacia ha dicho que no va a visitar Cuba si no le dejan entrevistarse con los llamados disidentes. Con esa postura, y sin tener información privilegiada, me atrevo a decir que lo más seguro es que el viaje a la isla del canciller García-Margallo se demore bastante; cosa que puede ir solventando si decide entrevistarse con algunos de esos mismos disidentes que hoy viven en España, y que han tenido que hacinarse con otros o simplemente irse a la calle, por los recortes de ayuda que el gobierno a que pertenece García-Margallo está realizando. Le recuerdo al estrenado Canciller que Cuba no actúa bajo presión.  

Había dicho anteriormente que la VI Cumbre de Las Américas mostró el aislamiento de EE.UU. y el “desfasaje” de su política hacia Cuba. Precisamente hoy miércoles 18 de abril el diario cubano Granma publica una Declaración Oficial del MINREX, donde se agradece la solidaridad brindada a Cuba en dicha Cumbre, haciendo un análisis histórico y perspectivo de las implicaciones de lo sucedido en Cartagena de Indias. Aunque no es sorpresa, hay que decir que la prensa de Miami fue incapaz de adelantar un enfoque juicioso, mínimamente racional de la reunión. El decadente programa miamense “A Mano Limpia”, que presenta Oscar Haza para el Canal 41, evadió los análisis y se centró en el pintoresco escándalo del comportamiento de algunos miembros del servicio secreto de la Presidencia de Estados Unidos.  

Otro suceso reciente que pensé iba a despertar el interés de la prensa miamense es el regreso en tiempo y forma del luchador antiterrorista René González de su vista a Cuba. Lo digo porque cuando se supo que la Jueza Lenard le había autorizado la visita privada por dos semanas, en Miami esa prensa especuló mucho sobre si René acabaría quedándose o si se utilizaría su visita para sacarle capital político. Hasta se llegó a decir que el gobierno iba a presentar al héroe cubano junto al Papa, o junto al Cardenal Ortega, y otras sandeces más. Precisamente en un Mensaje al Pueblo de Cuba, publicado por medios de la isla en la noche de ayer martes, el propio René explica el carácter privado de su visita y toma nota de tales habladurías. Pero la conducta de René ha sido tan limpia, sus principios tan probados y el cumplimiento de los requisitos de la Jueza Lenard tan estrictos, que la misma prensa que hace un par de semanas especulaba se ha hecho la desentendida al no tener algo de qué agarrarse para ejercer su pagado oficio de difamar.   

A pesar de extremistas como los de Vigilia Mambisa (por cierto, una organización que no encuentro como inscrita oficialmente en el estado de la Florida), el intercambio cultural con Cuba continúa y varios artistas de la isla se están presentando por estos días en Miami. Hemos visto por aquí al trovador Pedro Luis Ferrer; se ha anunciado a X Alfonso, el grupo Síntesis, y también a Ulises Toirac acompañado de un grupo de humoristas. Quiero compartir que ayer martes en la mañana tuve el gusto de encontrarme con la artista plástica Zaida del Río, quien avanza en varios proyectos entre Houston, New York y Miami. También recibí ayer la noticia de que el pintor residente en Miami José Bedia estará presente en la próxima Bienal de La Habana. Cosa por la que quisiera felicitarlo. Bien por Bedia. Bien por Cuba. Estos son parabienes que debería festejar, o por lo menos cubrir, la prensa dominante de Miami; cosa que no hace; o lo hace para envenenar el ambiente con manipulaciones políticas.

Todo lo anterior contrasta con la noticia de que el terrorista Luis Posada Carriles, devenido ahora en pintor dominguero, ha hecho una exposición en el Century Bank, para vergüenza de esa institución financiera.  

También ha sido noticia que ayer, a pesar de los que deseaban su expulsión, el manager de los Miami Marlins Ozzie Guillén dirigió su primer partido en casa tras cumplir los cinco juegos de sanción. Ozzie dirigió a los Marlins en la Pequeña Habana frente a los Cachorros de Chicago y ganó: 5 a 2, sin cometer errores. Bien por los Marlins y bien por Ozzie; aunque finalmente haya perdido el salario correspondiente a la sanción, que se ha valorado entre los 100 mil y 150 mil dólares. Dinero que curiosamente la dirección de los Miami Marlins ha propuesto pasar a organizaciones anticubanas de Miami, como la Fundación Nacional Cubano Americana y la llamada Plantados, cuyo presidente Ángel de Fana le ha dado gustosamente la bienvenida. Ahora De Fana hasta celebra esa sanción “menor”, que le deja más propina que la completa expulsión. Hay que decir además que estando todavía caliente el problema de las palabras de Ozzie Guillén a la revista Time, la prensa trató de empujar declaraciones anticubanas y de condena al manager venezolano de los Marlins por parte de deportistas y peloteros cubanos de Grandes Ligas, pero estos no cedieron. Ni Liván Hernández, ni Yoenis Céspedes, ni Aroldis Chapman, ni otros, se dejaron enredar en la trampa.  

Ayer 17 de abril miembros de la Brigada 2506 recordaron que en 1961, a 26 meses del triunfo revolucionario, mientras el pueblo de Cuba daba su incondicional apoyo a la revolución, ellos invadieron a su país por playa Girón para tratar de reinstaurar el mismo régimen dictatorial que se había derrocado. Entre quienes homenajearon o fueron homenajeados en esa reunión, se encontraba Salvador Romaní, involucrado en el frustrado golpe de estado al Presidente constitucional de Venezuela Hugo Chávez; Arturo Covo, con antecedentes de narcotráfico y Félix Ismael Rodríguez Mendigutía, ex agente de la CIA y uno de los miembros del grupo que capturó y asesinó al Che en Bolivia. Los mercenarios de Miami volvieron a culpar de su derrota a la llamada “traición” norteamericana; una “traición” imposible porque los norteamericanos no fueron “aliados” de los invasores sino sus jefes, siempre estuvieron al mando y los llamados “brigadistas” no significaron otra cosa que piezas de un juego mayor. En su duelo solo tuvieron condolencia para sus muertos, pero nunca hicieron referencia a los muertos de la parte cubana, donde se cuentan niños y jóvenes, y víctimas civiles de sus bombardeos y ametrallamiento.  

Esa parcialidad a la hora de honrar la historia, de escribir y sentir la historia, me deja el convencimiento de que ese tipo de personas y nosotros, el pueblo cubano de fuera y de dentro de Cuba, no tenemos mucho que ver. Estoy convencido de que ellos nunca nos aceptarán a nosotros, pero igual ellos deben estar seguros de que nosotros jamás los aceptaremos a ellos. Esa parece ser la clara realidad. La semana próxima, cubanos residentes en Cuba y en los Estados Unidos nos reuniremos en Washington para tratar temas vinculados al desarrollo de la nación y la emigración. Cada participante llevará sus puntos. Yo, por supuesto, llevaré los míos. Pero además de discutir temas relativos al interés general y colectivo, vamos a dejar claro que nuestra posición de respeto a la soberanía e integridad de la nación cubana está por encima de todas las demás cosas.

*Edmundo García periodista cubano residente en EE.UU., conductor del programa "La Noche se Mueve".

 

Fuente original: Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad

 

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente

Vistas: 44

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

© 2014   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio