Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

El pasado 11 de julio, Marc Frank, corresponsal de la agencia Reuters publicó el siguiente  reportaje sobre el centro cultural “El Cabildo”

En Cuba, un cantante de ópera construye un imperio
Por Marc Frank 

miércoles 11 de julio de 2012 13:20 GYT

<p>El grupo "Opera de la calle" durante una presentaci&oacute;n en La Habana, jun 30 2012. Un grupo de artistas cubanos con bailarines al estilo Broadway y cl&aacute;sicos cantantes de &oacute;pera abrieron "El Cabildo, un centro cultural que est&aacute; acelerando el ritmo de las reformas econ&oacute;micas en la isla comunista. REUTERS/Desmond Boylan</p>

LA HABANA (Reuters) - Un grupo de artistas cubanos con bailarines al estilo Broadway y clásicos cantantes de ópera abrieron "El Cabildo, un centro cultural que está acelerando el ritmo de las reformas económicas en la isla comunista.

El club de 130 empleados sería la mayor empresa privada de la ciudad y quizás un adelanto de lo que se viene en el país, donde están creciendo este tipo de negocios por las medidas puestas en marcha por el presidente Raúl Castro para impulsar la economía y sacar a flote el sistema socialista.

Ubicado en un barrio residencial de La Habana, el sitio cuenta con un teatro al aire libre, bar y restaurante con 150 sillas. Es visto como un retorno a la vida antes de la revolución de 1959 en Cuba, cuando la capital estaba repleta de cabaret y teatros.

El centro ofrece un espectáculo nocturno animado por un grupo ecléctico denominado ""Opera de la Calle", que mezcla la ópera tradicional con música y bailes cubanos, así como música popular extranjera.

El ritmo de discoteca reina los domingos, mientras que cuatro tenores actúan otras noches dedicadas a la ópera.

A diferencia de los lujosos clubes que había antes de la revolución, "El Cabildo fue construido sobre las ruinas de un edificio derrumbado y su estructura incluye partes de las desmanteladas instalaciones portuarias de La Habana.

Un techo de hojas de palma (guano), el árbol típico de Cuba, cubre parte del lugar.

Cuba ha tenido siempre una activa vida nocturna con teatro, discotecas y música, incluyendo el famoso cabaret Tropicana, que es popular entre los turistas.

+++++++++++++

10 días después de aparecido el reportaje de Reuters -23 de julio-, la Directora de Trabajo del Municipio Playa dictó resolución 29/2012 resolviendo “Retirar a Ulises Aquino Guerra la autorización para ejercer como trabajador por cuenta propia… porque se comprobó el cobro de un cover de 2.00 CUC o 50 pesos en moneda nacional durante el espectáculo que ofrece la Compañía Opera de la Calle, la cual está subvencionada por el Ministerio de Cultura, cuyos ingresos son utilizados para beneficio personal. (Entre otras ilegalidades)”.

Nadie Regal —Relaciones públicas de "Opera de la Calle!— notificó que la Programación de Verano de “El Cabildo” “queda suspendida por causas ajenas a nuestra voluntad” y que espera “el sábado 25 de agosto a las 8:00 pm en el Teatro Karl Marx en el estreno de nuestra nueva producción 1959.”

+++++++++

Ulises Aquino Guerra, dirigió una Carta pública de protesta que está circulando por la intranet cubana y que nos ha sido remitida por un colaborador nuestro con el ruego de publicarla; cosa que hacemos para general conocimiento de todos y precisando que este acto no significa que necesariamente compartamos posición alguna

Cra Directora: Tengo el deber ético de responderle, lamentablemente a usted, penoso instrumento utilizado por otras fuerzas incapaces de mostrarse públicamente, y que esconden sus verdaderas intenciones detrás de las facultades que a usted le han conferido.

Me irrespeta la Resolución No 29/2012, demuestra el sentir de quienes la manipulan respecto a nuestro éxito en el trabajo y sus resultados.

Usted afirma que los ingresos son utilizados para beneficio personal.

Los ingresos de la Opera de la Calle son repartidos entre todos sus artistas, técnicos, administrativos y personal de apoyo, un ejército de mas de 80 personas, incluido yo, creador y fundador de esta maravillosa agrupación, que lamentablemente el exceso de trabajo no le ha permitido a usted conocer, pero el pueblo de Cuba sí la ha visto en las calles, en los parques, en las ferias, en los Congresos, con los médicos, con los pobres, con los niños sin amparo filial, con las mujeres en la FMC, en las Unidades Militares, en los Consultorios.

Todos esos artistas entregan su arte con la subvención del Ministerio de Cultura, pero como bien expresara nuestro Presidente, los salarios no se corresponden con el costo de la vida actual.

¿Sabe por que repartimos ese cover entre todos?

Porque entre todos pagamos nuestros instrumentos musicales, nuestra promoción, nuestros micrófonos, nuestro transporte, nuestro vestuario, nuestras luces, nuestro audio, nuestro combustible, porque nos ganamos la vida con nuestro propio esfuerzo, porque nosotros mismos nos proporcionamos nuestro trabajo, y además pagamos impuestos altísimos a ustedes, cuyos salarios lo pagamos todos los que aportamos al Estado.

Ese cover del cual usted me acusa que es para beneficio personal, cubre también las emergencias, los almuerzos, las meriendas, de todos los artistas, técnicos y administrativos de Opera de la Calle, sus problemas personales, familiares, de sus viviendas, de sus hijos, y de sus padres, eso es fácil de saber, preguntándole a los integrantes de la Compañía.

Un reportaje inexacto de una agencia noticiosa extranjera ha desatado una cacería en mi contra, y ha dado oportunidad a los que sienten el único sentimiento que no se confiesa, la envidia, de poder desatar su dolor irresistible. Han enviado un comando de Inspectores a interrumpir nuestra presentación de este sábado en presencia de un numeroso público de norteamericanos y cubanos invitados del Memorial Martin Luther King.

Me han interrumpido en el escenario, y estupefactos vimos ingresar en “El Cabildo” ese ejército de Inspectores, comandados por un arrogante Jefe, Director del DISC, que se identificó diciendo que este era un encargo de la Presidenta del Consejo de la Administración Provincial.

Como si no existieran métodos y formas diferentes para no ultrajarnos, y muy parecido a los allanamientos nazis, llegaron a las diez de la noche creando confusión y temor entre todos los presentes, principalmente entre los artistas en el escenario, y entre mis hijos presentes. Un método muy revolucionario y novedoso para construir disidentes, pero lamentablemente sembrando en campo equivocado.

Los que ostentan un puesto público reciben del contribuyente un salario, mayor o menor, pero absolutamente improductivo, los casos de corrupción administrativa no se han producido entre los artistas sino entre ustedes, los colocados a manejar el erario público, los que sin producir nada tienen casos alarmantes cada día.

Dice el poeta: “…quien cuestiona al honrado, señal clara de que no lo es”, y dice el proverbio “…piensa el ladrón que todos son de su condición”.

“El Cabildo” se construyo con mis manos, con mis medios, los que no le robé a nadie, los que puse a disposición de la sociedad, como hombre de pueblo, mi casa la construí yo, también con mis manos, y todo el mundo me vio, no me la dieron, mi carro lo compré con el fruto de mi garganta, y mis ingresos han sido ganados con mi trabajo en el mundo entero.

Los que la han envuelto en esta trama temen que el obrero, el intelectual, y el artista encuentren un camino productivo propio, no son revolucionarios, son conservadores, disfrutan la comodidad del poder, que sólo les sustenta la facultad, como esta, de decidir sobre las obras humanas, para destruirlas no para potenciarlas.

¿Cuántos de ustedes han construido una obra como “El Cabildo” con sus manos?

Los más prolíferos han construido muy mal con el dinero del pueblo.

Yo no soy gastronómico, soy artista; mi intención fue brindarle a nuestro pueblo un poquito más de entretenimiento, de cultura, y que las ofertas gastronómicas estuvieran al nivel de nuestra Compañía, que no se robaran las cosas que se ganaran la vida con el trabajo limpio y el buen servicio.

Una última cosa, yo no necesito beneficiarme del trabajo de los demás, porque soy rico, muy rico, millonario, y lo soy no en dinero, sino en espíritu.

Quien ha logrado reunir millones de personas en multitudes, con su garganta y con su obra creativa, es mucho mas rico que el que guarda en su casa o en el banco millones en dinero.

El que con su obra consigue alegrar la vida de la gente es más que rico, porque la satisfacción se cuenta mejor que el dinero y dura más tiempo.

Lo que he creado para nuestro pueblo pude haberlo creado en cualquier otra parte del mundo, donde por cierto, pagan más en dinero.

Distinción “Por la Cultura Nacional”.
Diploma “Amadeo Roldan” Por los aportes al desarrollo de la música cubana.
Diploma Nicolás Guillén “Por los aportes al desarrollo del Arte y la Literatura cubanas”.
Orden María Teresa Vera.
Distinción Gitana Tropical.
Hijo Ilustre Adoptivo de Holguín.
Artista Emérito ANIE.

Vistas: 88

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Vicecanciller iraní niega pérdida de dron en Estrecho de Ormuz

Desde Teherán, y a través de su cuenta en la rde social Twitter, Seyed Abbas Araqchi confirmó que ninguna de sus aeronaves no tripuladas fue abatida a la entrada del golfo Pérsico.

¿Cuáles son las demandas del gremio docente en Chile?

En Chile, los profesores cumplen siete semanas en paro tras haber rechazado la propuesta del Gobierno que, según la mayoría del gremio, fue insuficiente.

México registra sismo número 15 en menos de una semana

El movimiento telúrico en la capital mexicana tuvo su epicentro, nuevamente, en los predios de la Alcaldía Álvaro Obregónen, a 2 kilómetros al noroeste de la misma.

Venezuela denuncia nuevo intento de la UE para destruir diálogo

El diplomático venezolano Jorge Arreaza rechazó que las UE no respete la soberanía ni el derecho a la paz que tienen los pueblos.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio