Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

¡Pioneros por la libertad: seremos Delta Force! Por Vincenzo Basile

Por Vincenzo Basile (Capítulo Cubano).- Desde pequeños, a los niños cubanos se les enseñan los valores del amor a la Patria, del antiimperialismo, del internacionalismo, de la solidaridad, de la humanidad. A esos niños se les cuenta quienes eran los héroes de Cuba y de América, desde Martí hasta el Che, los que murieron sembrando las semillas para la construcción de un mundo más justo y libre. Los niños cubanos crecen con un conocimiento histórico y una capacidad crítica que nunca he encontrado en un niño italiano.
Pero, a pesar de esto, una de las argumentaciones más utilizadas por los “detractores o críticos” del proceso revolucionario cubano es el hecho de que, en las últimas cinco décadas, el gobierno cubano ha llevado adelante una gigantesca obra de adoctrinamiento que empieza desde la edad más temprana. Según esas personas, la enseñanza de los valores básicos de una sociedad se convierte en adoctrinamiento ya que, desde su perspectiva simplista de la realidad, se trata de ideas impuestas a través de un auténtico lavado de cerebro.
El argumento más utilizado por estas personas, para construir la imagen de una Cuba adoctrinada, es el ejemplo de los niños cubanos en las escuelas que cantan el himno nacional, acompañándolo con la famosa frase "¡Pioneros por el comunismo: seremos como el Che!"
Según la perspectiva de estas personas, a los niños occidentales, por supuesto, todo esto no les ocurre, no se les impone el estudio de la vida  de falsos mitos -como el Che- y de sus obras, no se les impone la parcializada y aburrida visión de documentales que les explican las luchas independentistas o el genocidio en Vietnam. Esos niños crecen libres de semejantes atrocidades ideológicas, con una clarísima visión del mundo y una concepción firme del bien y del mal. Yo fui uno de estos niños y lo que les voy a contar es un anécdota que quizá habrán vivido la mayoría de los niños libres de mi generación.
Sinopsis tomada de la carátula de Delta Force
Imagínense que, gozando de mi profunda libertad occidental, cuando era niño mi película preferida, y la de todos mis amiguitos del barrio, era Delta Force, un film americano-israelí de 1986, que nos cuenta la ola de democracia y de paz que los Estados Unidos han traído al Líbano (Oriente Medio) y de su incesante lucha contra el terrorismo árabe-palestino. Los árabes -todos los árabes- son presentados con colores grises, sin escrúpulos, personas que odian la democracia, desprecian la vida y se deleitan en matar, riéndose en los cadáveres de las inocentes víctimas norteamericanas e israelíes. Pero, cuando la victoria parece imposible, finalmente llega la indetenible Delta Force, un equipo de expertos democratizadores que arreglan las cosas, liberan a los rehenes y restablecen el orden en la peligrosa Beirut. En mi mente está indisolublemente marcada la escena final: los sobrevivientes están en un avión, regresando a Estados Unidos, y se unen cantando el himno norteamericano, en homenaje a los que han caído en la lucha por la libertad y contra el terror, verdaderos héroes cuyo ejemplo siempre nos acompañará.
Mis amigos y yo pasábamos horas corriendo por las calles, con nuestras pistolas de juguete, divididos rígidamente en dos frentes distintos, los buenos y los malos. El guión ya estaba escrito: los que -contra su propia voluntad- tenían que jugar la parte mala, sabían que no podían sobrevivir frente a las más sofisticadas armas americanas y a los más altos valores que guiaban a los buenos, libertad, paz, democracia. Todos sabíamos desde el principio que el bien iba a ganar. El bien tenía que ganar.

Finalmente, tras destruir todas las células enemigas, el juego se acababa y todos regresábamos a nuestras casas con la convicción de haber construido un barrio -lo que entonces era nuestro mundo- más justo y seguro, protegido de las amenazas de los pérfidos y peligrosos árabes, enemigos de la humanidad.

¡Suerte que crecí en un país no adoctrinado que me permitió separar claramente el bien del mal!

Vistas: 88

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

OMS expresa “esperanza” de tener pronto vacuna contra Covid-19

El objetivo es que para finales de 2021 se puedan distribuir de manera equitativa alrededor de 2.000 millones de dosis de la vacuna.

Venezuela registra 981 nuevos contagios de la Covid-19

Con estos nuevos enfermos del coronavirus SARS-CoV-2, la cifra de contagios acumulados asciende a 23.280.

Descubre cómo preparar cerveza artesanal en casa

La preparación de la cerveza artesanal se realiza con ingredientes sencillos y utensilios caseros para compartir en cualquier celebración.

Tribunal colombiano falla a favor del senador Gustavo Petro

El Tribunal dispuso que hubo "daño antijurídico" contra Petro al recolectar ilegalmente información sobre su accionar.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio