Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

PARAGUAY: NUEVO AVISO DE LAS TRANSNACIONALES, LA CASA BLANCA Y EL PENTÁGONO

Por César Cando Mendoza

“Todo movimiento verdaderamente revolucionario, en los actuales tiempos de nuestras Repúblicas, única y manifiestamente comienza con la soberanía como un todo real en acto. Un siglo atrás, la Revolución Comunera se perdió cuando el poder del pueblo fue traicionado por los patricios de la capital. Quisiste evitar esto. Te quedaste a mitad de camino y no formaste verdaderos dirigentes revolucionarios sino una plaga de secuaces atraillados a tu sombra.” Yo el Supremo, de Augusto Roa Bastos (paraguayo)

Paraguay corre el peligro de ser un Estado sin territorio propio porque las aves de carroña y otros depredadores de ayer y hoy han hecho del país un hueso pelado. Por lo menos 7.889.128 ha están en manos extranjeras. Es el 19% del territorio nacional. Superficie casi similar a la suma de hectáreas de los departamentos de Itapúa, Alto Paraná, Canindeyú, Amambay y Concepción. De las que están en manos extranjeras, 4.792.528 pertenecen a brasileros y 3.096.600 a extranjeros de diferentes nacionalidades. Otras tantas son de propiedad ilegal de un puñado de familias que se auto adjudicaron grandes extensiones de tierras merced a reformas agrarias amañadas, amén de quienes se han beneficiado de las dictaduras civiles y militares, principalmente de Alfredo Stroessner Matiauda, quien, durante 35 años, gobernó a sangre y fuego a nombre del partido Colorado. Tanto sus adeptos cuanto sus opositores de alquiler, llámense liberales o colorados, vale decir Oviedo-Riquelme-Wasmosy-Aragaña, siguen rindiendo honor al tirano que gustaba besar la mano de los presidentes yanquis y sus pares latinoamericanos.

El golpe exprés de Estado perfeccionado por los miembros del Congreso contra el Presidente Constitucional Fernando Armindo Lugo Méndez sólo ha de entenderse con claridad mediante el estudio detallado de lo que es capaz la mano experimentada de la rancia oligarquía latifundista nativa y la cléptocracia, vinculadas a los intereses económicos de las transnacionales norteamericanas, surcoreanas, y, por su puesto, de los aprendices del liberalismo capitalista globalizador provenientes de Brasil y Uruguay, entre otros.

Liberales y colorados estaban inconformes del gobierno de Lugo. El plan de echarlo se gestó a partir del día de su ascensión. Pretextos no faltaron: la condición moral, la perorata socialista, la UNASUR, el MERCOSUR, y, claro está, el reformismo agrario. Por más de una ocasión no acertaron en su intento, y, angustiados por el temor de perder nuevamente las elecciones, resolvieron forjar la manida técnica del golpe de Estado, vía detonante de escándalo, a partir de una escena cruel montada por los dirigentes de la octogenaria partidocracia.

Esta vez la escena funcionó en una de las haciendas de Curuguaty, el rey de la soja Blas N. Riquelme, marrullero ex senador colorado, su hoja de vida está marcada lo mismo por su afán de lucro a costa del trabajo ajeno cuanto por su vocación de perseguidor de los comuneros que luchan por la tierra de sus antecesores y del Estado; beneficiario de las tierras productivas arrancadas por la fuerza y las trampas de la Ley; provisto de una de las mejores cinturas para requiebre politiquero, suele aliarse con el perro y el gato a objeto de alcanzar sus protervos objetivos. Al fin y al cabo aprendió a su tiempo de Lino César Oviedo Silva, allegado a la mafia narcotraficante internacional y “golpista democrático”, como gusta que lo nombren sus lebreles.

Entre el desafío a los campesinos sin tierra y la complicidad de liberales y colorados, pasando por la programada ingenuidad del mismo ministro Filizzola, Riquelme puso el grito en el cielo para hacer de la tragedia un tsunami político que eche del gobierno al presidente Lugo. En el fondo de todo estaba en juego una parte de sus ingresos equivalente a 1.200 millones de dólares por exportación de soja y el enjambre de empresas ligadas al capital extranjero.

Los 17 ó 18 muertos de Curuguaty  es el resultado de la arrogante actitud criminal de los grupos de poder económico. El afán de enriquecimiento es ilimitado. El nivel de dependencia respecto de las transnacionales, deslumbrador. Tanto “dipuchorros” cuanto “senachorros”, como conoce el pueblo a los autores del golpe de Estado institucional han hecho lo que estaban llamados a hacer: desconocer la Constitución Política vigente, las cláusulas democráticas de UNASUR y reducir a cero la soberanía de Paraguay.

¿Quiénes ganaron de semejante masacre y la destitución de Lugo? Riquelme y sus aliados liberales y colorados, Lino César Oviedo Silva, los grupos de poder económico vinculados a las transnacionales voraces de agua dulce, oro, uranio y petróleo; propietarios de las redes de supermercados, servicios de salud y educación superior.
Federico Franco, un médico ocurrido político enemigo de la unidad latinoamericana y rabioso antibolivariano ha sido investido con la banda presidencial. El objetivo se ha conseguido: limpiar el camino para garantizar el retorno de la derecha política al gobierno; el poder económico nunca perdieron.

Los perdedores son los hombres y mujeres trabajadores que lucharon sin descanso contra sus enemigos de clase. Afuera del Congreso, el pueblo aún recuerda a Sebastián Romero, un afiliado de 65 años de edad que trepó a la antena del edificio del Instituto de Previsión Social, ubicada en el octavo piso, y so pena de suicidarse exigió de las autoridades algunas mejoras de sus servicios; tres horas más tarde y, en presencia de una asistente fiscal, firmó una carta de compromiso en unidad de acto con los directivos del IPS, sólo entonces desistió del suicidio. UNASUR ha sido disminuida en su número. El MERCOSUR asediado. Y la secuela del golpe podría repetirse en otros países, como ocurrió en Honduras con el presidente Manuel Zelaya Rosales. En Ecuador, la derecha y sus corifeos de la denominada izquierda reciclada no ha sido vencida; sus tambores mayores no cesan de echar a andar un nuevo proyecto para evitar la culminación del período presidencial de Rafael Correa Delgado, u operar a través del Parlamento un acto similar al de Paraguay. Para esto último, y a falta de encontrar un candidato presidencial exitoso, no dejan de soñar en la unidad de todas las fuerzas opositoras para conseguir mayoría de votos en el Parlamento y destituir a Correa, en caso de alcanzar la reelección. En Perú, el presidente Ollanta Moises Humala Tasso se ha identificado con los intereses de la derecha y, a poco del retiro de apoyo por parte de la izquierda, no ha dudado en favorecer a las transnacionales mineras, dejando de lado el ofrecimiento de defender los intereses de los comuneros.

El panorama político de Latinoamérica deja mucho que desear. Los gobiernos de UNASUR y del ALBA, excepto el de Venezuela, Cuba y Nicaragua, carecen de partidos políticos de estructura y arquitectura en permanente construcción; el estilo personalista de sus gobernantes cuando más garantiza la extensión inmediata de sus períodos de mandato que no de herencia a terceros, pero no de un cambio profundo por el socialismo. Las alianzas electorales, como la realizada por Lugo, rayan en la antinatura. No quieren o no pueden formar verdaderos revolucionarios, y se dan por satisfechos con una plaga de secuaces atraillados a la sombra. Sus intenciones aparecen disminuidas por la embestida de la Casa Blanca y el Pentágono.

La opción de los Indignados europeos es un ejemplo a seguir. Si los latinoamericanos pobres no hacen valer sus derechos por cualquier vía, pronto estarán de retorno un tipo de Poder de Estado que recortará todas las conquistas sociales habidas en la última década, y gobiernos que sólo se diferenciarán ficticiamente en el uso de la fuerza física respecto de las dictaduras militares de los años setenta y ochenta.

Vistas: 73

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Restauran señal de TeleSUR en canal de cable ecuatoriano

La cadena internacional hace un llamado a las autoridades ecuatorianas a respetar el derecho a la libre información y exige la restitución de la señal de manera inmediata.

Electores en provincia argentina de Chaco eligen a gobernador

Un total 941.935 chaqueños están habilitados para votar en 3.111 mesas de 300 escuelas de toda la provincia, quienes elegirán al gobernador.

Jaime Vargas: "Señor presidente, se siente que la derecha está administrando el país"

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, enfatizó que el sector indígena trabaja para la construcción de un Ecuador plurinacional y con orden, "trabajamos para las libertades de todos los hombres y mujeres del país", añadió.

Se eleva a 35 la cifra de muertos por tifón Hagibis en Japón

De acuerdo al balance anunciado por los organismos de rescate al menos 17 personas se encuentran desaparecidas tras el paso del Hagibis.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio