Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Por Susana del Calvo

Mucho hablamos del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia y no porque cumpla 35 años, sino porque es como me decía una doctora, se convierten en un cura, todos vienen no sólo a ver como están de salud, también a ver al amigo porque son parte activa de la comunidad.

Como en todas partes es perfectible, los hay buenos y los hay malos pero pienso también que los agradecidos ven la luz del sol, los que no lo son sólo sus manchas. Los problemas no son problemas, son soluciones, lo que no podemos quedarnos de brazos cruzados, hay que dar el paso al frente.

La primera experiencia directa con estos profesionales fue con la doctora Raisa, nunca podré olvidar a la muchachita que debutó con nosotros apenas graduada, la enfermera fue su mano derecha y me decía que era la izquierda.

Poco a poco se fue ganando el amor de la comunidad, siempre con una sonrisa, para ella no había horario siempre que alguien fuera a buscarla ella estaba lista.

Cuando mi padre enfermó en el hospital, ella me acompañó, el especialista sólo le dió un mes de vida y fue como si me hubiera caído un muro encima que me aplastó por completo, quien me ayudo a levantarme fue la doctora y su enfermera, pero Raisa fue especial.

Con la ayuda de amigos dirigí mis pasos a la medicina verde y vivió un año con calidad, pero siempre bajo la mirada vigilante de quien ya era para mi una hija, tres veces al día venían a verlo, cuando lograban cazarlo porque siempre se iba a la esquina de 23 y 12 donde los fanáticos hablaban de pelota y se formaban una tertulias interesantes aún para los que como yo no conocían del juego y sólo aplaudíamos cuando lo hacían los demás. Eso fue durante todo un año, caminaba tres kilómetros de ida y otros de vuelta pues nosotros vivíamos en La Rampa, y eso lo hacía un hombre que tenía cáncer en los dos pulmones y regresaba fresco como una lechuga.

Se prepararon las condiciones para la fase final, ella fue el todo para que mi papá estuviera cómodo, es una mujer linda por dentro y por fuera, el viejo no dejaba de halagarla y se ponía colorada.

Pasaron los años pero no he dejado de ir a visitarla a su nuevo puesto de trabajo, hizo otra especialidad y es una magnífica oftalmóloga,pero siempre me decía que para ella fue fundamental haber hecho Medicina General Integral, que la comunidad le había enseñado más que la Universidad.

Cuando se despidió de nuestra comunidad lo hizo con una sonrisa y lágrimas en los ojos. Son momentos imborrables.

Vistas: 26

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Analista: Gobierno de Duque no puede tener evaluación positiva

El primer año de mandato de Duque se ha caracterizado por políticas de privatización, austeridad y una tendencia a desconectarse de la realidad colombiana.

Lula agradece apoyo popular a 500 días de resistencia

A través de su misiva el expresidente Lula da Silva alentó a la colectividad de esa nación suramericana a luchar por un Brasil mejor. 

 

Rusia reafirma apoyo a Venezuela ante presiones de EE.UU.

La vicepresidenta de Venezuela sostuvo varias reuniones con altos funcionarios rusos para continuar el fortalecimiento de las alianzas entre las dos naciones. 

Líder militar de Sudán investido como jefe de Consejo Soberano

El arribo al poder de Al Burhan da inicio al pacto transicional entre el sector militar y la sociedad civil de esa nación africana.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio