Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

duende DEL MAS ALLA
Por: El Duende
07/19/2013
audio

Traducido del más allá  al más acá por Max Lesnik. 

Marco Rubio, el Senador cubano-americano  del Partido Republicano  de La Florida le está  pidiendo al Presidente Barack Obama  que  vuelva a imponer  las odiosas  medidas  de tiempos de Bush que impedían los vuelos a  Cuba y  el  envío de remesas  familiares  a la isla. Hay  que  anotar  su  conducta  para pasar la cuenta  a  la  hora  de  votar.

El otro Senador,  el  demócrata Bob  Menéndez  para no quedarse  atrás,  le señala  a  la Casa  Blanca  que  mantenga  a Cuba  en  la lista  que patrocina  el  terrorismo. De  Manera  que  en  lo  que  es  en  el Senado de  Washington , en cuanto  a  la  representación  del  Estado  de  La  Florida Y   la de New jersey en  esa  cámara legislativa,  poco  de  ellas  podemos esperar  los cubanos  de  aquí, que somos  miles  y los  de  allá,  que  suman  11 millones, en cuanto a un mejoramiento  de  relaciones   entre  Washigton y La Habana.   

Parece que  a  Bob Menéndez, político norteamericano  de  origen  cubano- su familia  es  de  la  antigua provincia  de  Santa Clara- el  resabio  que  le amarga  la vida con motivo  de  su  escándalo  con  prostitutas en Republica Dominicana,  lo  hace  endurecer su  posición  con respecto  a  Cuba.

En cuanto  al  otro  Senador,  el  Rubio  Republicano   que  pretende  acabar  con  los  viajes  humanitarios  a Cuba, su  problema  es  más  grave. Le  cayó  comején a  su “marquito”  y lo peor es  que  no lo sabe.

El mismo perro  con otro collar.

Lo que va de ayer  a hoy. Acabo  de  leer  un  artículo  en  un Blog  de la Internet  escrito por   un buen señor que vive  en Miami- lo  de “ buen” es  un decir-  en el  que  su autor  se  presenta  como   un  "anti-comunista"  furibundo,  de  esos  que  anda con una  lupa  hurgando  por todas  partes,  en busca  de  posibles “infiltrados”  castristas,  hasta  debajo  de  la  sotana  de  un  curita  del  colegio  de  Belén.

Anoto el nombre  del  personaje tan  radical  en sus  planteamientos  y  lo  confronto  con  el archivo  de mi memoria,  en busca  de  su historial  en  Cuba. Y  enseguida  doy  en  el  blanco. Resulta  que  el  hombre,  cuando  estaba  en Cuba  era  todo  lo contrario . Se  trata  de   un  ex funcionario  prominente  de uno  de  los  “tanques pensantes”    del  aparato  de  la  Inteligencia  cubana,  cuya misión  era  nada menos  que  la  de  detectar  posibles  “infiltrados”  de  la  CIA  en  las filas  del  gobierno  revolucionario  cubano.

Allá  cazaba “espías”  de  la  CIA.  Acá  anda en lo mismo,  pero  al revés,  cazando  “espías”  comunistas. No me pregunten su nombre  porque  los  Duendes  somos  Duendes  pero  no  “chivas”.  Se trata  del mismo perro pero  con diferente  collar. Dicen que perro  que ladra  no  muerde.  Pero  este  sí.  Digo yo.

Un tranvía llamado “Deseo”.

Eso quisiera  La  Habana.  Tener  de nuevo funcionado como  antes,  tranvías por sus  calles,  para  así  resolver  de una vez por todas, el eterno  problema  del  transporte  público en  la capital  cubana.

¿Y por qué  desaparecieron  los  tranvías  en  La  Habana  así  como  en  Matanzas, Camagüey  y  Santiago  si  cumplían  a cabalidad  sus  funciones y le daban un  toque  señorial  a  las  ciudades  cubanas  que  se  beneficiaban con  sus servicios?

La respuesta a la pregunta forma parte  de  la  historia sucia  de  la  Cuba  de  ayer, cuando  haciendo  trampas  y  negocios ”chuecos”, entre  los  gobernantes  de turno  y  empresarios  extranjeros inescrupulosos, se le vendía  el alma al diablo  con tal  de  repartirse  unos cuantos   millones  entre los  involucrados  en  el cualquier  trato.

Según  me  contó  hace años un  viejo obrero tranviario  que   manejaba uno de aquellos tarecos de hierro en  la ruta  “Universidad-Parque Central"- y a este Duende la memoria no  le falla- la  defunción  del sistema  de  transporte  urbano  con tranvías, ocurrió  bajo  el  gobierno Autentico  del Presidente  Carlos  Prio  Socarrás a mediados del pasado siglo XX.

La  “Havana Electric Railway  Company”-  así  se  llamaba  la empresa  operadora  fundada a principios  del  Siglo  XX  por  el  norteamericano  Frank  Steinhart-  estuvo funcionado  mal que bien,  pero  dando  un necesario  servicio  que  complementaba  el  que  ofrecía  la  llamada  “Cooperativa  de  Ómnibus  Alados”  con  sus  modernos  autobuses   General  Motors de  fabricación  norteamericana.

La empresa  tranviaria  tenía  sus  dificultades  con  el  Sindicato   de obreros que había sido  fundado  por  los  comunistas  pero  que  ya  estaba  en  manos  de  un grupo  gansteril  que había  tomado  su control,  al amparo  del  gobierno  de Prio  en nombre  del  anti-comunismo  desatado  en  el país  para  estar  acorde  con  el  “macartismo”  que  se  había  apoderado  de  Estados  Unidos.

Según  me  contó  el  viejo  tranviario,  ante  las  dificultades  económicas  de la  empresa operadora  de los  tranvías,  el  gobierno  del  Presidente  Prio  decreto  la  intervención  de  la  “Havana  Railway  Company”  con  el pretexto  y  finalidad  de  resolver  el conflicto obrero-patronal  y  así mantener  en  funcionamiento  el servicio  de  los  tranvías.

Y  en eso  apareció otro  americano.  Siempre  había  un americano  al  acecho.  Primero  fue  Frank  Steinhart,   que  de  humilde  sargento  del  Ejército  de  ocupación  de  Estados  Unidos  en  1898,  lo hicieron primero  Cónsul  de  su país  en La  Habana  y después  se convirtió en opulento empresario  millonario, dueño  de los  tranvías  de  la capital  y otras  ciudades  de la  isla, gracias a las  generosas concesiones  y contratos  que  le dieron  los  distintos  gobernantes cubanos.

En  medio de  la crisis  de los  tranvías, apareció  en 1949   otro  americano. Se  llamaba William Pawley que  venía  muy bien  recomendado  por  las  altas  esferas  de Washington.  El tal  Pawley-  derechista y  reaccionario  hasta la medula-  llegaba a La Habana  con la aureola  de haber sido  el creador  de  los  llamados  “Tigres Voladores”  , la  escuadrilla  aérea  norteamericana  que  había  luchado  en  China  contra los  japoneses  desde poco  antes  de  la  Segunda Guerra Mundial .

Se reunió  el  tal  Pawley con el Presidente Prio  en Palacio  y de allí salió  el americano con un  suculento  negocio  en  su maleta.  Cambiaba globos  por  botellas.  Adquiría  la  empresa  “Havana  Railways  Company”  con  todos  bienes, incluyendo  el  derecho a  sus  rutas, mas  todos los paraderos  y los  cientos de  tranvías en servicio  a  cambio  y con  el  compromiso,  de  establecer  un  supuestamente “moderno”  servicio  de  ómnibus importados  de  Inglaterra,  que  en competencia  con  las  “Guaguas”  de  la  COA  resolverían  el  transporte  urbano de La  Habana  para  siempre.

Como  si se tratara  de  una  burla,  la  empresa  del americano  Pawley se llamaría  “Ómnibus  Modernos  Sociedad  Anónima”.  Los  tales  ómnibus “modernos·”  eran  una  “guaguas”  inglesas  de la marca  Leyland  de  antes  de la  Segunda  Guerra  mundial , compradas  por  el  americano  Pawley  como  chatarra. Para ser “modernizadas”- dando gato  por liebre-  las pintaron de blanco para  encubrir  sus  más  de   20  años  de  servicio  en  las calles de  Inglaterra  de  la  vieja  Europa.

 Los  cubanos,  haciendo gala  de  su sentido  del  humor  bautizaron a  esas  "guaguas"  como   las  “Enfermeras”. Los  “médicos”   de la  historia, que realizaron la  lucrativa  operación quirúrgica, eran  por supuesto,   el Presidente  de la  república  y  el  tal americano Pawley,  un “tigre volador” de feroces  fauces que  al  final de su  existencia ,  como  el  Presidente Prio, se suicidó  repentinamente llevándose  a  su tumba muchos secretos,  entre  ellos  el de  cuánto dinero  se  repartió  en aquel  “chivo”   cubano  de  los  tranvías.

El suicidio  de  Pawley  fue  motivo  de  controversia  en Estados Unidos.  Se dijo  entonces que se había quitado  la vida  cuando se enteró de  que  iba a  ser  investigado por  la conspiración  derechista  fraguada en Texas    contra  el  Presidente Kennedy asesinato  en Dallas  el 22  de  noviembre  de  1963. Lo que es  un  tranvía cuando  se  descarrila  de la línea.

Y hasta  el próximo  lunes  amigos  de El Duende  que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría.

Bambarambay.

Vistas: 92

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

JEP acredita a indígenas como víctimas de conflicto en Colombia

Con la acreditación, certificada con el Auto N°2 por el magistrado Raúl Sánchez, las víctimas podrán participar como intervinientes especiales para que suministren pruebas, así como presentar sus observaciones a las versiones sobre hechos de violencia en sus territorios.

Evo Morales: Demostramos que sin el capitalismo se logra el bienestar de los pueblos

El expresidente boliviano, recordó que el Estado Plurinacional construyó una nueva Patria que garantiza los derechos fundamentales sin discriminación alguna.

Asciende a 10 cifra de muertos por temporal Gloria en Cataluña

El inusual temporal denominado Gloria ha causado grandes destrozos en el litoral mediterráneo por las fuertes precipitaciones, vientos y olas de hasta 14 metros al sur de Cataluña.

Sube a 17 número de muertos por nuevo coronavirus en China

El Gobierno provincial de Hubei celebró una rueda de prensa en la que explicó que el número de casos confirmados en la región se elevó a 444.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio