Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Leyde Rodríguez Hernández*: "Estados Unidos no ha desmontado su aparato de agresión contra Cuba". Por Fernando Capotondo

El catedrático condena el mantenimiento del bloqueo a la isla y aclara que las relaciones entre ambos países "no se han normalizado". Destaca el creciente apoyo que reciben a nivel internacional y confía que las nuevas generaciones mantendrán viva la revolución.

Por Fernando Capotondo/Tiempo Argentino.- La noticia del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos recorrió el mundo como uno de los grandes avances de la región. Pero pasó casi un año y aquel anuncio que vislumbraba el esperado fin del bloqueo sólo representó un sueño, una suerte de misión imposible de alcanzar por obra y gracia del espíritu norteamericano, según explica el catedrático cubano Leyde Rodríguez Hernández*, en una entrevista con Tiempo en la que analiza la nueva situación política entre ambas naciones, habla de la posición de las nuevas generaciones frente al conflicto y destaca el creciente apoyo que reciben en todos los organismos internacionales.

"Es importante aclarar que con Estados Unidos hubo un restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero en ningún momento se avanzó hacia su normalización… En la política de Obama se aprecian más acciones verbales que actos concretos", afirma el diplomático y profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, de La Habana.

-¿Qué análisis hicieron en Cuba del reinicio de las relaciones diplomáticas con EE UU, cuando el bloqueo se mantiene aún vigente?

-Nosotros tenemos claro que el fin del bloqueo es el principal objetivo de Cuba. Desde que se inició con la administración Kennedy, hace 56 años, libramos muchas batalles diplomáticas y hemos visto cómo se sumaban cada vez más países a las resoluciones de la ONU para que se termine. Aunque en Estados Unidos hablan de un embargo, este bloqueo es una verdadera guerra económica contra Cuba, que ha privado a la población sus más elementales derechos de bienestar económico. Hoy el 70% de la población nació bajo el bloqueo y sabe lo que es sentir la necesidad de los productos básicos más elementales. Es el principal obstáculo para que se desarrolle Cuba, obtenga inversiones y mantenga las conquistas sociales logradas por la revolución. Todo se ve muy afectado por la política de bloqueo de Estados Unidos, un país que tenemos muy cerca pero al que no podemos acceder para vender nuestros productos. Es el único país que por ley prohíbe viajar a cuba, incluso violando una de las enmiendas de su propia Constitución.

-Acaba de destacar el apoyo que recibe Cuba en organismos internacionales, ¿hasta qué punto es realmente importante este respaldo?

–Cuba hoy es un actor reconocido a nivel internacional. Ya no es más la pequeña isla de 1959, dominada por Estados Unidos, con 6 millones de habitantes y un 40% de la población analfabeta. El reconocimiento a nuestros reclamos ha sido tan amplio que en la última votación de la ONU nos apoyaron 191 países. Cuba nunca estuvo aislada, ha estado acompañada por los pueblos y esa relación de políticas solidarias contribuyó al actual pronunciamiento mundial contra el bloqueo.

–¿Son optimistas o hay resignación con el Congreso de EE UU, donde se debe definir el fin del bloqueo?

–Siempre fuimos optimistas, aún en las peores condiciones. Si no lo hubiéramos sido la revolución no hubiera sobrevivido al permanente hostigamiento de Estados Unidos y a la desaparición del campo socialista y la Unión Soviética. Nosotros afrontamos todo con alegría, pero con profundidad, como decía el Che. Un total de 191 países nos apoyaron en la ONU y vemos que Estados Unidos también está en sus propias contradicciones. Desde el 17 de diciembre de 2014, Obama pide al Congreso que analice y resuelva el levantamiento del bloqueo. El propio presidente reconoció que fue una política que ha fracasado. 

–¿Cree que un eventual levantamiento del bloqueo y apertura a Estados Unidos podría atentar contra la esencia de la revolución?

–Es importante aclarar que con Estados Unidos hubo un restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero no una normalización de las relaciones. Y va a pasar mucho tiempo para que eso ocurra, porque nuestras relaciones son asimétricas y tienen diferencias notables. El conflicto no desaparecerá tan pronto, para eso se requiere el fin del bloqueo, la devolución de la base militar de Guantánamo, el fin de las políticas subversivas contra Cuba y las transmisiones de la radio mal llamada Martí. Deben terminar las acciones de carácter terrorista contra el pueblo cubano.

–¿Pero no observa ningún avance entre ambos países?

–Lo único que pasó es que en el establishment hay un presidente de Estados Unidos que ha decidido sentarse con Cuba, liberar a los cinco héroes que tenía presos y negociar en áreas como el medio ambiente, asuntos migratorios, navegación y narcotráfico. Pero el núcleo duro del conflicto, que es todo el conjunto de hostilidades, sigue en pie. No se ha desmontado el aparato de agresión contra Cuba, todo sigue vigente. Por eso, nuestro ministro de relaciones exteriores afirmó en la Asamblea General de la ONU que en la política de Obama se aprecian más acciones verbales que actos concretos.

-¿Considera que esta actitud de los EE UU tiene consenso entre sus ciudadanos?

-Una cosa son las autoridades y otra el pueblo. En Miami más del 70% de la población no es anticubana. Son nuevas generaciones con ideas diferentes y que plantean un cese del bloqueo. Hay empresarios del sur de Estados Unidos que quieren comerciar con Cuba en materia de agricultura, por ejemplo. Pero todo esto se frena a nivel del Congreso, porque Obama no tiene mayoría para avanzar de inmediato en la normalización de las relaciones políticas y diplomáticas.

–¿Teme que estos cambios generacionales afecten el compromiso de los cubanos con la revolución?

–Desde hace 56 años, el gran desafío de la revolución cubana ha sido adaptarse a las coyunturas internacionales. Reitero, quién iba a decir que íbamos a poder resistir el cambio catastrófico que significó el fin de la Unión Soviética y el campo socialista, que provocó  una unipolaridad de las relaciones internacionales. Bueno, frente a esta situación inesperada Cuba logró sobrevivir. Por eso, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y una posible normalización sería un desafío más y una gran oportunidad para el desarrollo de nuestro país.  Si bien tenemos la influencia de los procesos de la globalización, de internet, del flujo de culturas, nuestro país mantiene el tronco de su nacionalidad y su ideología social. Tenemos una identidad social, política y cultural solida. No creo que los norteamericanos puedan entrar a Cuba por la frontera y conquistar el país. Eso sería una mirada caricaturesca. Tenemos bien identificadas nuestras prioridades. Podría garantizarte que a los cubanos no les gustaría convertirse en norteamericanos ni ser anexados. Como dijo Raúl Castro, impulsamos relaciones de convivencia mutua a pesar que ambos países tienen dos sistemas diferentes. No pretendemos cambiar a nadie. «

 

«Hoy el 70% de la población nació bajo el bloqueo y sabe lo que es sentir la necesidad de los productos básicos más elementales."

 

«No creo que los norteamericanos puedan entrar a Cuba y conquistar el país. Eso sería una mirada caricaturesca»

 

China, un socio estratégico para la región

 

"China es uno de los países que más rápido crece en la actualidad y en las próximas décadas podría desplazar a Estados Unidos del liderazgo económico global", afirma Leyde Rodríguez Hernández, quien acaba de visitar ese país como delegado latinoamericano en las jornadas que organizó la Asociación del Pueblo Chino por la Paz y el Desarme.

–¿Cuál es el verdadero rol de China en la economía global?

–Los cambios que se registran desde hace varias décadas en el escenario económico mundial no pueden entenderse sin tener en cuenta el ascenso de China como potencia. En ese sentido, representa casi el 10,6% de las exportaciones mundiales, el doble de las de Japón o Reino Unido, y su moneda, el yuan, podría convertirse muy pronto en una divisa internacional. De esta forma, la segunda economía mundial es un factor esencial de la economía multipolar. China es uno de los países que más rápido crece en la actualidad y en las próximas décadas podría desplazar a los EE UU del liderazgo económico global.

–¿Cree que esta situación puede favorecer a América Latina?

 –Esa evolución económica de China es muy importante para América Latina y el Caribe, y diría también que ofrece oportunidades para los países de nuestra región. China es el tercer socio comercial de América Latina después de los Estados Unidos y la Unión Europea. China tiene siete socios estratégicos en América Latina: Brasil, México, Venezuela, Ecuador, Argentina, Colombia, Chile e importantes convenios económicos y comerciales con Cuba. Aumentan las inversiones y activos de las empresas chinas en América Latina. Y hay una voluntad total de inversión de China en América Latina que superará, en los próximos cinco años, los 100 mil millones de dólares, incluyendo sectores como petróleo, minas y manufacturas.

–¿Qué puede ofrecer a cambio la región?

–Los países de América Latina y el Caribe deben tener presente que en sus relaciones con el gigante asiático debe primar el principio de una sola China como base esencial de la política de China en sus relaciones con nuestro continente. Al mismo tiempo, China valora altamente el lugar alcanzado por América Latina en la política internacional. Para China, "nuestra América" es hoy una fuerza emergente de la multipolaridad en las relaciones internacionales. Es una "zona de paz" proclamada por la CELAC, que contribuye a la estabilidad internacional. Es una nueva área de liderazgo en los asuntos políticos internacionales, lo que marca una gran diferencia con períodos históricos anteriores. Es una nueva etapa que podría crear una plataforma para el desarrollo de la cooperación mutuamente ventajosa, como se ha establecido en la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe, caracterizada por la igualdad recíproca.

*Dr. Leyde Rodríguez Hernández, Especialista cubano en Relaciones Internacionales, profesor, investigador, escritor, diplomático.

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

.-.-.-.-.-.-.-.

Ver:

Vistas: 125

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Tiroteo en Seattle, EE.UU. deja numerosas víctimas

El incidente tuvo lugar aproximadamente a las cinco de la tarde (hora local), un día después de que en este mismo barrio se produjera otro tiroteo que causó la muerte a un hombre de 55 años.

Venezuela y Turquía profundizan relaciones bilaterales

La vicepresidenta venezolana también se entrevistó con el presidente de la Gran Asamblea Nacional de Turquía, Mustafa Sentop.

Evo Morales: Demostramos que sin el capitalismo se logra el bienestar de los pueblos

El expresidente boliviano, recordó que el Estado Plurinacional construyó una nueva Patria que garantiza los derechos fundamentales sin discriminación alguna.

JEP acredita a indígenas como víctimas de conflicto en Colombia

Con la acreditación, certificada con el Auto N°2 por el magistrado Raúl Sánchez, las víctimas podrán participar como intervinientes especiales para que suministren pruebas, así como presentar sus observaciones a las versiones sobre hechos de violencia en sus territorios.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio