Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Las profundas raíces de la cubanidad. Por ASTRID BARNET









Para el más importante etnólogo y antropólogo cubano, don Fernando Ortiz, la verdadera Historia de Cuba es la de sus transculturaciones. Primero, los aborígenes, desaparecidos por la barbarie conquistadora, y los conquistadores "blancos" —castellanos, andaluces, gallegos, vascos, catalanes, portugueses…— movidos hacia estas tierras por el capitalismo mercantil e industrial que alboreaba en la Europa feudal.

Nuevos modos de producción irrumpieron, resueltos a imponerse sobre las pequeñas, mezcladas y primitivas economías americanas. Guerreros, frailes, mercaderes y villanos arribaron a América ávidos de aventuras y dispuestos a reinsertarse, transitoriamente, en una sociedad nueva y distinta, con la única ambición de la riqueza, el poderío y el seguro retorno, una vez satisfechos los objetivos. Aves de paso posesionadas de toda la Isla, en el caso de Cuba, y en continua y absoluta disonancia con las aspiraciones y expectativas de sus originales pobladores.

Con los blancos llegaron los negros, para sufrir aquí durante siglos el estado ignominioso de la esclavitud. Primero vinieron de España, entonces repleta de esclavos guineos y congos, y luego directamente de casi todo el continente africano. Arrancados de sus tierras, llegaron a las nuestras en oprobiosas embarcaciones negreras, para ser maltratados y explotados. Trajeron consigo culturas diversas. Unas selváticas y otras de avanzada complejidad económica y social, como la mandinga y la yoruba, de sedimento económico agrícola y gobiernos centralizados; culturas intermedias entre la taína y la azteca, exentas del conocimiento de la escritura, pero con avanzado soporte productivo. Trajeron con sus cuerpos sus espíritus, mas no sus instituciones.

Tras ellos fueron arribando, de allende los mares y en número mucho menor, judíos franceses, anglosajones; chinos…Todos para integrar un proceso de transculturación en continua evolución.

Ya en la isla, en Cuba, el negro africano perdió muy tempranamente la esperanza de retornar a su lugar de origen, o de considerar siquiera la repatriación, mientras el negro criollo aspiró siempre a ser cubano y a sentirse como tal. El blanco conquistador, colonizador, poblador, por el contrario, siempre eligió el regreso, tras enriquecerse o ser consentido con algún título nobiliario por gracia real, y el blanco criollo se sintió durante mucho tiempo español insular, por sus vínculos familiares con la "madre patria".

Algunos nativos cubanos blancos (los menos y con ciertos privilegios burocráticos) llegaron a la categoría de almirantes, obispos, economistas, hacendados y hasta catedráticos de alguna universidad hispana, a nada de lo cual, sin embargo, pudo aspirar no ya el negro criollo, ni siquiera el mulato, salvo contados pardos, hijos de nobles blancos, gracias al privilegio de una llamada Real cédula de blancura.

El aporte del negro a la cubanidad es riquísimo. Aparte de su fuerza de trabajo, que repercutió en la inserción económica de la Isla en otros puntos geográficos, y de su decisiva participación en las gestas libertadoras, entre muchas otras contribuciones, su influencia cultural está presente en la religión, la música, la oratoria; en esa reacción social conocida como choteo y, ante todo, en la emotividad colectiva. Penetra a través del mestizaje, de un encuentro de culturas natural, emotivo, sensual, para sobrevivir con mucha fuerza y dinamismo.

Para don Fernando Ortiz, cubanidad es "calidad de lo cubano", su manera de ser, carácter, condición distintiva; su individualidad dentro de lo universal, como complejo de sentimientos, ideas, actitudes. En esa definición incluyó a todo aquel español de la Isla, "distinto a lo que había sido", a partir de su impulsividad, expresividad, sincretismo, colectivismo, alegría, eufemismo idiomático, entre otras muchas características que se apropiaron de él y de su descendencia isleña; nacido en Cuba, sin aspiraciones de retorno o de riquezas, y con el corazón y la inteligencia arraigados en esta tierra.

La cubanidad nació de "los de abajo", como feliz impronta de un "ajiaco" —al decir de Don Fernando—, en cuyo caldo se combinaron lo real maravilloso de esta ínsula y, quizás, la más sorprendente y única mezcla cultural que exista por sus indiscutibles cualidades de conciencia, voluntad, amor y profundas raíces de patria e historia.

Don Fernando Ortiz (16 de julio de 1881- 10 de abril de 1969): Una de las figuras científicas de mayor trascendencia en Cuba y América Latina. Etnólogo, antropólogo, musicólogo, jurisconsulto, sociólogo, lingüista y crítico, realizó profundos estudios e investigaciones acerca de la cultura cubana y, en especial, de las raíces hispanas y africanas. Se le conoce también como el Tercer Descubridor de Cuba. Fue director de la Sociedad Económica de Amigos del País (1923-1932); integró la Cámara de Representantes de Cuba (1917-1927); elaboró el Proyecto de Código Criminal Cubano, contentivo de reformas legislativas y administrativas muy avanzadas en relación con la época. Publicó más de cien títulos científicos, entre los que destacan: Los negros brujos (1906); Los mambises italianos (1909); Los negros esclavos (1916); Los cabildos afrocubanos (1921); Historia de la arqueología indocubana (1922); Glosario de afronegrismos (1924); Alejandro de Humboldt y Cuba (1930) y Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar (1940).

 

http://www.cubahora.cu/index.php?tpl=principal/ver-noticias/ver-not...

Vistas: 83

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Bolivia atiende a población afectada por volcán peruano

En Perú, la actividad del volcán Ubinas ha afectado a casi 30 mil personas que habitan en la región sur.

Jefe de Daesh es capturado por el Ejército de Irak

La detención del líder terrorista ocurrió en el marco de la operación "Voluntad de Victoria" lanzada por el Ejército iraquí contra los remanentes del Daesh.

Fallece director general del Organismo Internacional de Energía Atómica

En una carta de renuncia que iba a someter a la Junta de Gobernadores, Amano ratificó sentirse "muy orgulloso" de los logros del OIEA bajo el lema "Átomos para la paz y el desarrollo". 

Protestan en Chile contra políticas migratorias de Piñera

Cerca de medio millar de manifestantes se concentraron en pleno centro de Santiago, para reclamar contra las condiciones que deben enfrentar para regularizar su situación migratoria.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio