Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Los últimos días del año 1959 en Santa Clara estuvieron matizados por intenso júbilo revolucionario, los santaclareños festejaban el primer aniversario del triunfo de la revolución en la denominada popularmente “Semana de la Liberación”. La ciudad se había preparado para el importante acontecimiento, todas sus calles se engalanaron artísticamente con el concurso de los vecinos que enfrascados en una fraternal lucha se esforzaron porque la suya resultara la más bonita, frases de Fidel, Villena, Martí y de otros líderes y mártires de nuestro proceso revolucionario se leían por doquier. Se celebraba un año de duros esfuerzos para lograr los cambios sociales, económicos y políticos introducidos por el nuevo gobierno.

Entre los logros más significativos estaba la creación de once Centros Cívicos en las zonas rurales donde las familias campesinas podrían realizar diferentes actividades como por ejemplo: contar con un centro de primeros auxilios, mantenerse informados a través de la televisión de los acontecimientos más importantes y sobre todo ver y escuchar a Fidel en sus esclarecedoras intervenciones. En estos centros se les impartirían clases de corte y costura a las campesinas. Se preparaba la inauguración del remodelado parque, de un hospital de urgencias y de una Feria Exposición de productos industriales del territorio y el Primer Forum de Industrias, estos dos últimos auspiciados por la Universidad Central.

El programa de la Semana de la Liberación contó con un gran número de actividades, cada día fue dedicado a evidenciar los logros en diferentes campos del quehacer cotidiano y para ello fueron denominados de la siguiente manera: El sábado 26 de diciembre “Día del Niño”, el 27 “Día del Bienestar Social”, el lunes 28 “Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias”, el martes 29 “Día del Obrero”, el 30 “Día del Campesino” y el jueves 31 “Día del Estudiante”. El primero de enero de 1960 se celebró con fiestas populares el Primer Aniversario de la Revolución.

En el Día del Niño, las actividades comenzaron con el develamiento de una tarja recordatoria en el lugar que cayó el niño mártir José Luis Miranda, a las nueve de la mañana se ofreció un bonito espectáculo artístico con representaciones de los niños de las diferentes escuelas en el teatro Cloris (hoy cine-teatro Camilo Cienfuegos), posteriormente se efectuó un concurso de dibujos infantiles en el parque Leoncio Vidal. Otro acontecimiento fue la celebración de un acto artístico revolucionario en el local de la escuela Normal de Maestros. A las 8.30 de la noche se inauguró, con gran asistencia de público a pesar del frío, la Feria Exposición de Industrias Cubanas en la Universidad Central de Las Villas, exponente de lo que era capaz de producir un pueblo libre. Esta feria concluyó en los primeros días con el Primer Magno Forum de Industrias con una gran importancia histórica por ser el primero de su tipo que se desarrolló en el país, en él se estudiaron y ofrecieron las posibles soluciones para la liberación económica de Cuba, resaltando las ventajas de la empresa estatal sobre la privada. Sobre el mismo el Che comentaría días después:

“La Universidad Central de Las Villas dio un paso al frente… cuando fue a realizar su forum sobre industrialización recurrió, si; a los industriales cubanos, pero recurrió al gobierno también, nos preguntó nuestra opinión y la opinión de todos los técnicos de los organismos estatales y paraestatales, porque nosotros estamos haciendo -lo podemos decir sin jactancia– en este primer año de la liberación, mucho más de lo que hicieron los otros gobiernos, pero además, mucho más de lo que hizo eso que precisamente se llama la “Libre Empresa”… (1)

La visita a los barrios más pobres llevando regalos navideños, alegría y solidaridad, inició las actividades por el Día del Bienestar Social. En el Teatro “La Caridad” fue puesta en escena una obra teatral con niños actores. Lo más importante de la jornada lo constituyó la inauguración del Programa de Erradicación de la Mendicidad, presidida por la Ministra. En la noche se efectuaron verbenas y bailes en lugares de la ciudad.

Sonidos emitidos por las campanas de las iglesias, la sirena del cuartel de bomberos, los claxon de los automóviles y el silbido de las locomotoras despertaron a los santaclareños el lunes 28. A los pocos minutos efectuaba la entrada a la ciudad, ante el numeroso público reunido, el comandante Ernesto Che Guevara, con muchos de los mismos hombres que le acompañaran un año antes. A continuación se ofreció un Desayuno Popular, más tarde los rebeldes visitaron diversas instituciones en las que recibieron importantes donaciones para la compra de aviones. Ese mismo día se depositó una ofrenda floral en el parque “El Carmen” al capitán Roberto Rodríguez “El Vaquerito” y demás mártires de la revolución. Se inauguró el parque Leoncio Vidal Caro, ya libre de los prejuicios raciales que lo dividían en paseo para blancos y paseo para negros. En la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, a las 8.30 de la noche se le otorgó al Che el título de Doctor “Honoris Causa” por la Facultad de Pedagogía.

El Día del Obrero, martes 29, se depositó una ofrenda floral en el parque de los mártires y otra en la galería de la casa del movimiento 26 de julio, fue inaugurado el Hospital Municipal de Emergencias de Santa Clara “José Ramón León Acosta” (Dinamo). En la tarde, una enorme concentración donde se encontraban presentes las milicias obreras y campesinas de la provincia y pueblo en general, congregados en la Plaza de la Loma de Belén, esperaban las palabras del Presidente de la República Osvaldo Dorticós Torrado. En la tribuna levantada frente al edificio que ocupaba el Escuadrón 31 de la Policía Militar Rural, ocuparon asientos además del presidente varios ministros y personalidades de las organizaciones revolucionarias. Con anterioridad se había realizado un majestuoso desfile a la cabeza del cual marcho el presidente Dorticós, numerosos equipos pesados del Ministerio de Obras Públicas y la Banda de Música del Ejército Rebelde.

La nota de mayor colorido la dieron las mujeres de las Milicias Obreras Revolucionarias con sus uniformes verdeolivos y sus rifles bien engrasados. En el discurso, transmitido para todo el país por la radio y la televisión, el Primer Mandatario al referirse a la magnitud de la concentración expresó:

“Lo que más vale de estos actos no es la calidad oratoria, ni siquiera la personalidad de quienes dirigen la palabra al pueblo de Cuba. Lo que más importa y más vale en estos actos, lo que trasciende y queda es, precisamente, la presencia entusiasmada, viril y decidida, combatiente, de todo nuestro pueblo”.
Un vistoso desfile campesino representando el contraste de los nuevos progresos producidos por la Reforma Agraria, abrió las actividades el miércoles 30. Además se efectuaron matrimonios colectivos de campesinos, la entrega de títulos de propiedad de tierras, un torneo de habilidades en el Campo Sport y en la noche controversias de puntos guajiros y décimas en una fiesta con profundo sabor criollo.

Se recordó, el 31 “Día del Estudiante”, la entrada triunfante de los mambises con un desfile desde la Ceibita hasta el Centro de Veteranos de la guerra de independencia. Los estudiantes efectuaron una marcha partiendo desde el instituto de segunda enseñanza hasta el parque de los mártires donde depositaron una ofrenda floral a los jóvenes caídos en la gesta revolucionaria, a las dos de la tarde se efectuó un festival deportivo que incluyó: juegos de béisbol, carreras en bicicletas y en saco, competencias de atletismo y otros. El Día del Estudiante concluyó con verbenas y bailes populares organizados por diversas instituciones educacionales en espera del nuevo año. En los festejos participaron numerosos grupos musicales de todo el país. El Día primero de enero de 1960 concluyeron las actividades con fiestas populares en saludo al primer aniversario del triunfo de la revolución.

Como hemos visto, en apretada síntesis, el pueblo santaclareño demostró que los cambios revolucionarios habían llegado para quedarse y expresado su disposición de defender sus conquistas al precio que fuera necesario, disposición mantenida hasta hoy, por ya cincuenta años, en los que todas las semanas se han convertido con sacrificio, esfuerzo y entusiasmo en “Semanas de la Liberación”.

Citas:
1-Guevara, Ernesto: Discurso en el Auditórium de la Universidad Central – 28 de diciembre de 1959. Escritos y Discursos. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 1977. t. 4.

Bibliografía
1-Revista Carteles enero 1960. Archivo de los autores
2-Programa de la “Semana de la Liberación en Santa Clara” Archivo de los autores
3-Colección de periódicos “El Villareño” Dic 1959- enero 1960. Fondo Archivo Provincial.
4-Semanario “Zig Zag” Enero 1960. Archivo de los autores.

Ing. Francisco Antonio Ramos García
Ing. José Antonio LLovet Guevara

Tomado de La Alborada

Vistas: 172

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Antonio Maceo: De Titán a hombre, a 123 años de su muerte

“Esto va bien”, fueron sus últimas palabras antes de dejar un legado de amor a su Patria, que lo vio nacer por Santiago de Cuba, y de fe inquebrantable en la independencia de su Isla, hace 123 años.

Trump pide al Banco Mundial que retire préstamos a China

El mandatario estadounidense Donald Trump ha acusado a China de manipular su moneda con el fin de garantizar que sus exportaciones tengan una ventaja competitiva.

Latinoamérica y el Caribe saludan a Roosevelt Skerrit por triunfo electoral

El presidente venezolano celebró la victoria del primer ministro Skerrit y afirmó que los pueblos del Caribe muestran su cáracter democrático.

Francia y Cuba acuerdan intensificar cooperación económica

En la reunión bilateral celebrada en París, el secretario de Estado francés de Asuntos Exteriores ratificó su rechazo al bloqueo estadounidense impuesto contra la isla caribeña.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio