Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

La Iglesia Católica Municipal de Bauta (Cuba), y su Mecenas, el Grupo Origen.

(A propósito del Día de Nuestra Señora de las Mercedes, Patrona de Bauta)

Por: Omar Ríos G.

(Fotos de la Procesión: Omar Ríos)

Hoy 24 de septiembre, Día de la Virgen de las Mercedes, la feligresía bautense está de plácemes, pues ella es la Patrona de nuestro municipio.

A las 6.30 pm tuvo lugar la  en el parque municipal su salida en la usual Procesión que evoca el evento, para ser llevada por las calles bautenses junto a un gran número de seguidores.

Durante su paseo, se realizaron varias paradas en altares dispuestos en determinadas calles, donde se oró por mantener la paz y la hermandad, para que Cuba prospere, como es el deseo de todos los que aquí fraguan el destino de la Nación.

Luego de estos emotivos momentos, retornó la imagen de la Santa a su casa, la Iglesia Católica Municipal de Bauta.

Una orquesta amenizó la Procesión con las marchas acostumbradas, mientras que le Virgen avanzó sostenida en los hombros  de un grupo de hombres, fieles a la religión católica, y seguida de una gran cantidad de público bautense que viven aquí, en otras provincias o en el exterior, incluso.

La vanguardia de la Procesión estaba cubierta por personal de la Iglesia, con sus respectivos elementos representativos, y la Bandera Cubana.

Para tan importante fecha, divulgaremos algunas particularidades del entorno eclesiástico de la Iglesia, y otros factores que la hacen particular en Cuba y el mundo.

Los datos a continuación han sido tomados del libro en formato digital “Catauro Bautense” de los autores Ing. Omar Ríos y Dr. Eduardo Ordaz.

La Iglesia “Nuestra Señora de la Merced”:

(Datos obtenidos del trabajo realizado por el teólogo Tomás Carrera Rodríguez “Historia de la Iglesia de Bauta”, y por entrevista al mismo en el 2006-2007, entre otras investigaciones).

 

Para escribir la historia de la Iglesia Católica de Bauta, es necesario remontarnos inicialmente al siglo XVI, cuando nuestro territorio comenzó a poblarse de españoles, principalmente de origen canario, y en menor cuantía catalanes. Estos canarios eran muy devotos a la advocación de la Virgen de Nuestra Señora de la Merced, mientras que la patrona de Cataluña era Nuestra Señora de Montserrat.

Cuenta la leyenda que la aparición de la Virgen de la Merced se produjo en Agosto del 1218, en el sueño de tres personajes de aquella época, a los que la Virgen les pidió que formaran la Orden de los Mercedarios, cuyos feligreses rescatarían de las mazmorras musulmanas a los prisioneros católicos aprehendidos desde  las Santas Cruzadas.

Estos personajes fueron: San Pedro Nolasco, San Raimundo Peñafort y el Rey Jaime I de Aragón.  El primero fue un laico, fundador y Superior General de la Orden de los Mercedarios. San Raimundo fue el Tercer Maestro o Superior General de la Orden de los Predicadores, más conocidos como “dominicos” por ser su Santo fundador Santo Domingo de Guzmán; además, por ser abogado, su título sirvió para oficializar la Orden de los Mercedarios. Y el tercero, el Rey Jaime I de Aragón, fue conocido como El Conquistador por haber participado en aquellas batallas en las que conquistó algunas tierras.

Retrocediendo algo más en la historia, estas guerras conocidas como Santas Cruzadas, comenzaron en el año 1009, extendiéndose hasta el 1217. Las mismas fueron predicadas y motivadas por el ermitaño Pedro de Amieno, con el objetivo de rescatar La Tierra Santa de los atropellos de los musulmanes, y convocadas por el Papa Beato Urbano I. La primera gran batalla fue dirigida y ganada por el Caballero Godofredo de Boullón; la última batalla, en el 1217, fue dirigida y perdida por el Rey de Francia San Luís IX, cuyo fracaso bélico fue más producto de las epidemias que hostigaron a sus hombres, que la batalla en sí.

Estos tres personajes llegaron a reunirse, contáronse su sueño y formaron entonces la Orden de los Mercedarios, que salvó a muchos católicos de morir en las mazmorras musulmanas.

Pero regresemos a Cuba. La primera Iglesia que hubo en la Isla bajo la advocación de Nuestra Señora de las Mercedes (puede nombrarse indistintamente así o de la Merced) fue fundada el 13 de Junio del 1792, y está situada en la calle Cuba esquina a Merced, en Ciudad de la Habana; la segunda fue la de Corralillo en el término de Bauta u Hoyo Colorado, que se fundó casi cinco años después, es decir, el 15 de Agosto del 1797.

Entonces... ¿Cómo se logró esta ermita en aquellos parajes? Fueron los vecinos que habitaban este territorio, canarios feligreses (y catalanes también, pero en menor proporción) que se reunieron un día del año 1794, y acordaron solicitar un permiso para edificar una ermita en Corralillo Nuevo. Fue el 11 de Agosto del 1795 que le escriben al Arzobispo de Cuba (en ese año Corralillo era Cabecera de Partido, y es por lo que piden hacerla allí).

Después de muchas peripecias y desagradables litigios legales con Guatao y El Cano (donde ya habían Iglesias), además de haber pasado el “cepillo” por infinidad de manos de las que algunas aportaron y otras no, el 15 de Agosto del 1797 fue inaugurada oficialmente la Ermita de Nuestra Señora de las Mercedes en los terrenos de Corralillo Nuevo, que en aquellos tiempos se inundaban con frecuencia por las crecientes de la Laguna Ariguanabo. Su primer Párroco fue Francisco Xavier de Fábregas, que se mantuvo hasta Junio del año 1803, y quien abriera por primera vez un Libro Parroquial el 23 de Enero del 1798 en el que anotó el bautizo de una negra adulta, de nacionalidad africana, que pertenecía a la etnia gangá, esclava de Don José Fernández, y a la que dieron por nombre María de la Gracia Francisca, como consta en la Partida de Bautizos de Pardos y Morenos.

Aclaramos que existían varios Libros Parroquiales diferentes: los de Bautizos, Matrimonios y  Defunciones que se diferenciaban según el color de la piel: Libro de Blancos que era para los de tez blanca,  y el de negros  u otras razas llamado Libro de Pardos y Morenos. Estos libros, fueron implementados por Fábregas, y su orden de aparición fue:

 

  1.  “Libro de Bautizos de Pardos y Morenos”; apertura: el día 23 de Enero del 1798.
  2.  “Libro de Bautizos de Blancos”; comenzó el 8 de Marzo del 1798 con el bautizo de una niña, hija natural de Don Manuel del Castillo, a la cual se le puso por nombre María de Magistral Ramona de Jesús.
  3. “Libro de Enterramiento de Pardos y Morenos”; se abrió un 4 de Febrero del 1798 con el entierro del adulto José Lorenzo, de 70 años de edad, que fue esclavo de Antonio Pallares- dueño de la zona de igual apellido.
  4. “Libro de Enterramiento de Blancos”; comenzó el 7 de Abril del 1798 con el entierro de Celestina Paxo, hija del Licenciado Sebastián de Noav Paxo y Petrona Aguirre.
  5. “Libro de Matrimonio de Blancos”; se abrió el 12 de Febrero del 1798 con la boda de Manuel José Torres y María del Rosario Álvarez.
  6. “Libro de Matrimonio de Pardos y Morenos”; comenzó el 23 de Mayo del 1798 con la boda de Miguel Antonio, de etnia mina,  con la criolla María de la Trinidad, ambos esclavos de Francisco Manuel de Quesada.

A partir del año 1791, los torrenciales aguaceros comenzaron a saturar los suelos de aquella zona, y por encontrarse Corralillo en las márgenes de la Laguna Ariguanabo, todo aquel terreno se inundaba con frecuencia producto de las crecidas de dicha Laguna, que fueron bastante grandes en las décadas de los años 20 y 30 del siglo XIX, las que fueron destruyendo lentamente la Iglesia, por lo que fue preciso cerrar sus puertas por peligro de derrumbe en el año 1835.  Trece años después de cerrado el local de la Iglesia (pues se continuó dando misas en casas particulares o alquiladas), el 30 de Octubre del 1848 se realizó el último entierro en el Cementerio de Corralillo que, por la misma causa que la Iglesia, fue cerrado al público en ese año. De este Cementerio se desconoce la fecha de su apertura así como el lugar exacto donde estuvo situado, aunque hemos oído decir que se localizaba donde radica hoy el Centro del Casco Urbano. Como anécdota, cuentan que un tal Martín López nunca sobrepasó los límites del Cementerio de Corralillo, aunque se tratara del entierro de algún familiar allegado. Al morir este, el Cementerio estaba inundado de agua y tuvieron que llevarlo a enterrar al recinto por la entrada trasera…

A mediados de Octubre de ese año (1848) se hizo la apertura oficial del Cementerio de Bauta en el mismo terreno que ocupa hoy el área que está a partir de la segunda entrada viniendo de la Central hacia el Yumurí. Este terreno ya era usado con este fin a partir del 1828.

 Desde el mismo momento en que fue cerrada la Iglesia, los feligreses católicos comenzaron a hacer gestiones para erigir una nueva ermita, idea esta que (según pudimos notar en los datos obtenidos) no progresó hasta después del año 1844.

(A partir del año 1845, Bauta se tornó más importante como pueblo por crearse el Camino Real de Vuelta Abajo producto de las frecuentes inundaciones en Corralillo, que dificultaban el paso de carruajes, por lo que hubo necesidad de abrir una nueva vía que no tuviera tantos obstáculos; además, ya nuestro pueblo poseía más viviendas y comercios,  lo que conllevó a que muchos de los pobladores de las zonas aledañas a la localidad de Bauta  fueran emigrando hacia esta, incrementando notablemente su población, por lo que pasó a ser por esa razón, Cabecera de Partido a partir del año 1847).

Con fecha 23 de Marzo del 1845, los feligreses católicos le escribieron nuevamente al Obispo solicitando su autorización para construir un Templo que tendría la misma Patrona que el anterior y que daría continuación a los Libros Parroquiales iniciados, señalando en la carta que las misas y reuniones se celebraban, pero en una casa particular que habían alquilado en Bauta, por la que pagaban 4 pesos mensuales.

Este grupo recibió respuesta del Obispo con fecha 24 de Abril de ese mismo año, diciendo que no tenía inconvenientes con esa propuesta, pero que él no podía ayudar en nada por carecer de fondos.  Se procedió entonces a realizar colectas y distintas actividades para obtener el dinero necesario, entre las que mencionamos: bailes de disfraces, rifas, actos públicos, etc. Sin embargo, el dinero acopiado aumentaba muy lentamente.

Se presentaron entonces varios proyectos, entre los que se aceptó el presentado por Don Ignacio Armenteros en Enero del 1854, valorado en 7 mil pesos, y que ubicaba a la Iglesia al centro del ala izquierda de La Plaza (249 entre 150 y 152) con su parte posterior (247) colindando con el Pozo Real que abastecía de agua a los pobladores de Bauta.

El 1º de Febrero del 1854 fue colocada la primera piedra de la Iglesia Católica de Bauta, junto a una caja de madera que a su vez fue situada dentro de otra caja, pero de plomo, en la que pusieron el periódico del día y varias monedas de oro donde estaba grabada la efigie de la Reina de España.

Se abrió entonces una vía que comunicó el Camino Real de Vuelta Abajo con la Plaza de la Ermita, pedazo de tierra donado por la familia Fernández-Trevejo y los Palomino por donde se trasladaron todos los materiales de construcción, y hasta la Virgen de Nuestra Señora de la Merced cuando fue llevada al altar, por lo que a aquel camino se le llamó el Callejón de la Merced, que más tarde fue nombrado El Sardiné, entre otras denominaciones que asumió posteriormente. Los Fernández-Trevejo querían llamar a la nueva Iglesia como San José, en lugar del nombre de La Merced que fue usado en la de Corralillo- de la cual todos los archivos pasaron a la de Bauta.

Ocho meses después, el domingo 29 de Octubre del 1854, en presencia del Obispo de La Habana, Reverendo Francisco Fleites, se inauguró oficialmente la Iglesia, siendo su primer párroco el Reverendo Manuel Candelario del Castillo y Noboa, quien fuera el último sacerdote de  la Iglesia Católica de Corralillo.

En cuanto a la imagen de la Virgen, según versiones de algunos distinguidos personajes bautenses, esta fue guardada en una casa en Corralillo desde el cierre de la Iglesia en el 1835 hasta los primeros días de Octubre del 1854 (19 años), y se estuvo venerando durante 43 años desde el 1797, que hacen un total de 62 años, por lo que estaba bastante deteriorada. Esta situación obligó a su restauración para poder ocupar nuevamente su lugar en el altar. Pasaron los años, y ya a finales de la década del 1870 comenzaron a notarse otra vez las huellas del tiempo en la Virgen, que se veía casi sin cabellos. Tendría el futuro oficial mambí Baldomero E. Acosta y Acosta  unos 10 ó 12 años de edad cuando enfermó de gravedad, y la madre de este, Doña Merced, que sentía gran devoción  por la Virgen de La Merced, cortó a ras el pelo del niño (que lo tenía bastante largo) donándolo como promesa para la restauración de la Virgen. Y cuentan que el cabello de Baldomero estuvo cubriendo la cabeza de esta hasta que fue quemada al no permitir nuevas restauraciones. El Campanario de la Iglesia tenía dos campanas de distintos tamaños que emitían diferentes sonidos para llamar a los feligreses; estas campanas fueron fundidas en el Año de 1838, fecha que aparece escrita en la mayor de estas, alrededor y a la mitad de la misma, tal como lo hemos descrito. Actualmente se encuentra en desuso porque presenta roturas.

En el 1895 comenzó la Guerra de Independencia, y en los primeros meses del 1896, Bauta fue incendiada en varias ocasiones por los mambises. En aquel entonces existían muchos soldados españoles nacidos en Cuba (voluntarios), principalmente de origen canario. Estos voluntarios apenas ofrecían resistencia a las tropas mambisas que entraban al poblado a incendiarlo y, como ya dijimos, buscaban refugio en la Iglesia a sabiendas de que los insurrectos la respetaban, además de ser una verdadera fortaleza. Y fue así que la Iglesia quedó intacta... por fuera, pero por dentro los voluntarios destruyeron los altares, el púlpito y el confesionario, además de llevarse las imágenes, altares, bancos, y todo lo que les molestaba para la defensa, al local del Casino de Bauta, que en aquel entonces se encontraba en lo que fuera la casa del Dr. Mario Alonso (Ave. 251 No. 15419). También quitaron las campanas, porque los mambises le disparaban produciendo mucho ruido, pero como eran tan pesadas las tuvieron que dejar en la Iglesia- una de ellas rajada, al parecer, por haber sido tirada desde lo alto.

En aquellos incendios se quemaron muchos documentos del Ayuntamiento, pero no así los de la Iglesia que fueron salvados gracias al párroco Francisco Cañamero Morillo, quien resguardó todos los documentos llevándoselos para su casa en Guatao, mientras que los del Ayuntamiento bautense pasaron al de Punta Brava.

También tuvieron que emigrar hacia otras localidades casi todos los vecinos de Bauta, producto del hostigamiento mambí y de la defensa de los voluntarios españoles del poblado, mudándose principalmente para Punta Brava, Guatao, El Cano y Marianao.

Al finalizar la guerra, se hizo una Misa de Campaña en lo que es hoy 251 #15213. A partir de ahí, la Procesión de la Patrona Municipal, se hacía los 6 de Enero de cada año, correspondiendo con el día en que los mambises entraron a nuestro poblado para iniciar la campaña a Occidente. Esto varió cuando llegó a oficiar en Bauta el Padre José María Fernández Gayol, quien hizo las procesiones los 24 de Septiembre, día de la Virgen de La Merced.

Una vez terminada la guerra, un grupo de vecinos comenzó a regresar a Bauta desde finales del 1898 y otros durante el 1899, decidiendo reconstruir el poblado. En el año 1900 se creó una Comisión Gestora para la reconstrucción de la Iglesia Católica que, como ya dijimos, había sido destruida por los voluntarios españoles. Esta Comisión estuvo formada por: El párroco Manuel Rouco Varela, Luís Trevejo (juez), y otros 13 bautenses de prestigio.

Esta reconstrucción comenzó en el año 1902. A partir de ese año se realizaron otras reparaciones que fueron modificando el interior de la Iglesia, pero que nunca afectaron su estructura colonial original, que se mantiene actualmente.

A continuación, algunas fotos históricas de la Iglesia Católica Municipal:

Foto de la Iglesia Católica Municipal de la década del 20. Hoy en lugar del  con la cruz que se ve debajo del Campanario, hay como una especie de reloj. Las palmas siempre han estado como ahora; ya en la Revolución, sucumbió una al caer un rayo y los compañeros de la UNESCO de Bauta la resembraron. Estaba en ese momento como directivo de esa entidad Alfredo Rodríguez, actual Presidente de la Comisión Electoral Municipal en el 2007 y 2008.

Otras reparaciones de nuestra Iglesia Católica Municipal, tuvieron lugar en los siguientes años: 1928 (producto de las inclemencias del tiempo, fue reparada por primera vez la Cúpula del Campanario); 1931 (se arreglaron los costados y el fondo); 1944 (reparación capital donada por Dayton Hedges. Se reparó por segunda ocasión la Cúpula del Campanario, la que fue revestida con losas de porcelana de la que una de ellas brilla con la luna llena. Esta obra fue realizada por un negro de oficio albañil muy querido en Bauta que se llamó Florencio Pedro, padre de nuestro querido amigo Vinicio). En el 1957 se demolió la Sacristía reconstruyéndose nuevamente, y se construyó igualmente la casa y el Salón Parroquial; El 28 de Octubre de 1958, el párroco Eduardo Fernández Granja comenzó la propaganda  del Proyecto de Ampliación de la Iglesia, en el que aparecía una Capilla lateral, denominada San Judas Tadeo; este cura, después del triunfo de la Revolución, en el 1961, se marchó de nuestro  país, quedando abandonado  el proyecto, y se comenta que estando en Estados Unidos colgó los hábitos para casarse; En el 1984 se realizaron reparaciones capitales. En el 1997 se llevó a cabo otra reparación de la Iglesia, a la que se le han realizado mantenimientos regularmente. En la actualidad se mantiene esta con su estructura colonial original. Posterior a un fenómeno atmosférico, la cruz de la cúpula quedó averiada, y no se ha podido arreglar.

El Grupo Orígenes.

(Datos obtenidos del trabajo de Tomás Carrera Rodríguez que se encuentra en la Biblioteca Municipal, brindado por cortesía de su Directora, María Virginia Pérez,  y en entrevista personal realizada al mismo en el 2007, entre otras investigaciones de Catauro Bautense).

Para hablar de este Grupo que dejó una huella imborrable en la historia de la cultura de nuestra localidad, es imprescindible hacer, al menos, una síntesis biográfica de quien fuera su fundador y uno de sus más fieles colaboradores: el Reverendo Padre Ángel Gaztelu Gorriti,  que trajo a Bauta a esta formidable familia de artistas  conocida  como  El Grupo Orígenes.

Gaztelu nació en Navarra, España, el 19 de Abril del 1914. Vino a Cuba en el año 1927, comenzando en ese mismo año su carrera eclesiástica en el Seminario Conciliar de San Carlos y San Ambrosio de La Habana, donde además de alumno, fue profesor de Gramática Castellana y Latín por los conocimientos que ya tenía de ellos. Se graduó en el año 1938, y en Mayo del 1941 fue enviado a la parroquia Nuestra Señora de la Merced, en Bauta, donde ejerció como párroco hasta el año 1957.

Se dice de él que era un poeta innato, pues algunos de sus versos aparecen en La Poesía Cubana en 1936, de Juan Ramón Jiménez, así como en la Revista Verbum. Ángel fue miembro del Consejo de Redacción de Espuelas de Plata, y asociado con José Lezama Lima dirigió la Revista Nadie parecía antes de participar en la aventura de Orígenes. Esta asociación con Lezama hizo que existiera una verdadera amistad entre los dos. Posteriormente, en el 1955, Gaztelu publicó su libro de poemas titulado Gradual de Laúdes.   

Orígenes fue el nombre escogido por Lezama para la Revista que representaría al Grupo, integrado por lo más genuino y representativo de la cultura nacional de la época, tanto dentro de la literatura como la plástica y la música. Este Grupo fue concebido como plenamente independiente, constituido por un ajiaco de intelectuales de distintas creencias, pero todos con gran concepto de la cultura, cuyo objetivo fue  poder hablar, expresarse y/o escribir libremente en torno a la cultura, sin estar controlados por el sistema imperante, sea cual fuese ese sistema. Sus fundadores fueron: José Lezama Lima (autor intelectual y Director del Grupo y de la Revista), José Rodríguez Feo (quien inicialmente financiaba al Grupo), Ángel Gaztelu Gorriti (poeta, eclesiástico y párroco de Bauta), Cintio Vitier, José Ardevol, Julián Orbón (músicos estos tres), Virgilio Piñera, Gastón Baquero (literatos y sub director del Periódico Diario de la Marina el último), Eliseo Diego, Octavio Smith, Bella y Fina García Marrúz (esta última escritora y esposa de Cintio), Justo Rodríguez Santo, Lorenzo García Vega, Roberto Fernández Retamar (poeta) y los artistas de la plástica Alfredo Lozano (escultor y pintor mexicano), Mariano Rodríguez, René Portocarrero, Raúl Milián y Mario Carreño.

Hemos utilizado la palabra ajiaco porque el Grupo fue integrado, como ya señalamos, por intelectuales de diferentes creencias.  Tenemos a Lezama y Gaztelu, ambos eclesiásticos; otros como Vitier y su esposa, Eliseo y Bella, católicos de misa; Lorenzo y Lozano católicos populares; Milián y Carreño indiferentes a la religión; y Mariano y Portocarrero militantes del Partido Socialista Popular. Y he ahí el mérito y lo bello de la unidad del Grupo, pues cuando se reunían dejaban atrás sus ideas para darle paso al maravilloso diálogo de la cultura.

No sabemos la fecha en la que el Grupo se oficializó, pero se comenta que fue en los primeros años de la década del 40 (quizás en el 1939), y que la Revista Orígenes fue concebida en el año 1944 (por lo que deducimos que este Grupo no tuvo nombre hasta esa fecha), manteniéndose en circulación hasta el año 1956. La Revista, Orígenes, inicialmente fue dirigida por Lezama y Rodríguez Feo, quien, como ya dijimos, cubría las finanzas al principio.

Los primeros encuentros se realizaron en varios puntos de La Habana, pero existió un altercado entre Lezama y Rodríguez Feo que casi provoca la desintegración del Grupo, por lo que Gaztelu, haciendo gala de su responsabilidad y de hombre de respeto, convenció a Lezama a trasladar las actividades de Orígenes a Bauta, donde su residencia (en 152 esq. a 249) y la Iglesia serían la sede. A partir de entonces comenzó el Grupo a visitar nuestra localidad haciéndola suya. A su vez, Gaztelu comenzó a aliarse a Lezama en la dirección de la Revista, que llegó a ser considerada literalmente una de las mejores de su tipo en Hispanoamérica por las publicaciones de una gran cantidad de materiales inéditos.

Desde el mismo día en que el Grupo visitó Bauta, nuestro terruño se convirtió en uno de sus lugares más importantes ya que en él desarrollaron diferentes actividades y ceremonias, compartiendo momentos inolvidables en sus vidas, que fueron hechos y sucesos devenidos parte inseparable de nuestra historia.

Desde el 1944 se sucedieron innumerables encuentros, repercutiendo los del año 1948 cuando el 17 de Julio Eliseo Diego y Bella García Marruz contrajeron matrimonio en la Iglesia Católica bautense Nuestra Señora de la Merced, donde Eliseo leyó su primer discurso: En la calzada de Jesús del Monte.  Sobre el mismo, Lezama hizo un artículo que publicó en la Revista Orígenes: “... era su primera forma el ceremonial litúrgico. Después hablaríamos del ceremonial de la amistad. Eran las veces que nos reuníamos en torno al Padre Gaztelu, en la Iglesia de Bauta... Otro era el ceremonial de la conversación, que mantenía avivados los comentarios y las noticias literarias. Y nos ejercían en el diálogo...”

También ese 17 de Julio del 1948, fueron donadas dos pinturas del famoso artista de la plástica Mariano Rodríguez, las que llamó El descendimiento y La Resurrección. Estas pinturas estuvieron un tiempo en reparación en los talleres de Bellas Artes, y hoy se encuentran expuestas en al altar, a ambos lados de la efigie de nuestra Patrona Municipal. Estas dos pinturas de Mariano son las únicas que realizó como Arte Religioso, en las que manifestó su gran talento artístico, al igual que su compañero René Portocarrero, que dejó dos cuadros: El descendimiento de Cristo y La Crucifixión; el primero se encuentra actualmente en reparación en los talleres de Bellas Artes, y el segundo fue robado. De Mariano poseemos dos vitrales que no están públicamente expuestos: La Virgen de Fátima y San José.

En el año 1949 se puso la primera piedra para la construcción de la Iglesia Católica de Baracoa, abriéndose sus puertas en el año 1956. En esta Iglesia también Portocarrero dejó su huella, pintando en una de sus paredes un Mural Alegórico, en el que aparece su firma; este es el único mural vidriado de Portocarrero que existe en Cuba, que representa a la Virgen de La Caridad, Patrona de Baracoa. En su artículo La Pintura Religiosa en Cuba, Gaztelu planteó:

“... Son estas pinturas, por sus magníficas cualidades plásticas, lo más estimable del Arte Religioso Moderno en Cuba.”

Un  famoso de la escultura mexicana, Alfredo Lozano, nos regaló un excelente recuerdo al tallar en madera preciosa el Crucifijo de la Iglesia de Baracoa, un Cristo aindiado, considerado como la mejor obra escultórica del arte moderno religioso en Cuba, el que recientemente hubo que reparar y que hoy se expone al público colgado sobre el altar. De Lozano también hubo un bajorrelieve en mampostería que estuvo ubicado en el altar de la Iglesia de Bauta, debajo de la efigie de la Patrona Municipal, que está desaparecido. Aún quedan allí las huellas de esta obra de Lozano. De este gran escultor, al inaugurarse la Iglesia de Baracoa en el 1956, Monseñor Carlos M. de Céspedes dijo: 

“... Me parece que no exagero si afirmo aquí que esa pequeña joya de la Playa Baracoa es el mejor ejemplo de Arquitectura Religiosa Contemporánea, con perfume de autóctona, que tenemos en nuestra Isla. Ni entonces, ni después, se ha reunido un tesoro comparable en ese género arquitectónico.”

No conocemos otra Iglesia en Cuba ni en el mundo donde artistas como los que hemos mencionado, hayan realizado alguna obra religiosa como en la de Nuestra Señora de la Merced y Baracoa, considerándolas como las únicas que exponen estos magníficos trabajos.

Hemos tenido acceso a varios testimonios de los miembros del Grupo Orígenes, los que ofrecemos a continuación:

 “... Recuerdo las tertulias que teníamos en Bauta: eran reuniones amistosas que por tratarse de pintores y escritores, servían para discutir sobre estos temas. Allí charlábamos de todo lo divino y humano, sin orden previo, conforme iba surgiendo...”               Ángel Gaztelu.               

 “... Nos veíamos también los domingos en Bauta, allá solía llevarnos en su auto Mario Piñón.”                          

                                                                                                                              Cintio Vitier.

 “... “Orígenes” se reunió muchas veces en Bauta, adonde fuimos con Florit, con Roberto Fernández Retamar, recién casado, y con otros fraternos poetas. Charlábamos de literatura, pintura o música, y de vez en cuando nos tomábamos nuestro vinito.”

                                                                                                                               René Portocarrero.

Aquella amistad que mantuvo Gaztelu con estos artistas, le facilitó desarrollar sus ideas reformistas, utilizando la sensibilidad espiritual del arte que ellos impartían, poniéndolas en función de la necesidad de transformación que Gaztelu quería para las Iglesias, lo que se hizo realidad por la relación que mantenía con las Fuerzas Vivas del Municipio. Alrededor de la obra de este párroco, se escribió en la Revista Habáname donde se destacaron sus dotes literarias y de increíble conocimiento sobre nuestro Apóstol. En el libro de Julio Domínguez Noticias de la República aparecen notas de la labor de este sacerdote y el Grupo Orígenes.

Dayton Hedges, dueño de la Textilera Ariguanabo y protestante de ideas, fue quien financió este proyecto, pues llegó a sentir gran simpatía por Gaztelu. Aquel financiamiento se realizó a través del bautense Eloy Alonso que fungía como intermediario.

El Padre Gaztelu, posteriormente a su salida de Cuba, visitó en dos ocasiones a nuestro terruño, siendo la última estancia en el año 2002. Falleció este sacerdote en el Mercy Hospital de la Ciudad de Miami, donde ofició en la Iglesia San Juan Bosco.

Actualmente, en Bauta se hacen encuentros inspirados en la figura de este destacado eclesiástico intelectual y en memoria del Grupo Orígenes, cuya sede es la Biblioteca Municipal. Existe una tarja en la entrada principal de la Iglesia que rememora la actividad de este Grupo.

Los párrocos que han regentado en Bauta:

Listado de los párrocos que han regentado la Iglesia Nuestra Señora de la Merced desde el 1797. (Agradecemos esta magnifica información a Tomás Carrera Rodríguez, quien nos la ofreció de su trabajo La historia de la Iglesia de Bauta).

  -  Párrocos que fungieron como tales en la Iglesia de Corralillo:

 

No.           Período                     Nombre y apellidos

  1. 1.    Dic. 1797 – Jun. 1803   Francisco Xavier de Fábregas.
  2. 2.    Sep. 1806 – Jul. 1822   Andrés Hernández de Acosta.
  3. 3.    Jul.  1822 – Oct. 1822   Martiniano Gómez.
  4. 4.    Oct. 1822 – Feb. 1883   Joaquín de Zayas.
  5. 5.    Feb. 1883 – Abr. 1826   Fray Francisco Horma, OFM (franciscano).
  6. 6.    Agosto  1826                  Luís Francisco Cañisar. (Un mes aproximadamente)
  7. 7.    Sep. 1826 – Ene. 1827   José Anacleto Rivero.
  8. 8.    Ene. 1827 – Ene. 1828   Antonio Abad Facenda.
  9. 9.    Ene. 1828 - Mar. 1830   Ignacio José Rosales Moreno.   

10. Mar.1830 – Ag.   1834   José María de San Martín.

11. Ag.  1834 – Mar. 1835   Antonio Abad Facenda (por segunda vez).

12. Marzo  1835               Fray Manuel de Quintana (estuvo menos de un mes, posiblemente belemita)

13. Mar. 1835 – Oct. 1854   Manuel Candelario del Castillo. (Fue el párroco que cerró la Iglesia, man teniéndose en nuestro territorio; daba misas en casas particulares o   alquiladas hasta la inauguración de la Iglesia en Bauta.

0-Oct. 1854 – Sep. 1855        Manuel Candelario del Castillo y Noboa (fue  el  último  párroco  de la  Iglesia de Corralillo hasta 1835 en que se cerró al público y fue el primer Párroco de Bauta).

  1. 1.    Sep. 1855 – Ene. 1856     Francisco Javier del Castillo.
  2. 2.    Ene. 1856 – Ene. 1857     José García Padrón.
  3. 3.    Feb. 1857 – Ene. 1861     Francisco Javier del Castillo (regentó durante dos períodos).
  4. 4.    Ene. 1861    -----------        Jaime Gorriau (no llegó a1 mes).
  5. 5.    Ene. 1861 – Ene. 1864     Francisco de la Vallina.
  6. 6.    Ene. 1864 – Ab.  1869      Jaime Gorriau (regentó por segunda vez).
  7. 7.    Mar.1869    -----------          Francisco Sendil (no llegó al mes).
  8. 8.    My. 1869 – Mar.1871        Eduardo Ángel Álvarez.
  9. 9.    Mar.1871 – Abr. 1872       Pedro I. Martínez.

10. Abr. 1872 - Jul.  1874 Francisco Sendil.

11. Jul.  1874    -----------   Juan Bautista Berraza (no llegó al mes)

12. Jul.  1874 - Ag.   1875       Pedro Lavín López.

13. Ag.   1875 - Abr.1877        Manuel Asurmendi.     

14. Abr. 1877 – Jul.   1881      José Miguel de Hoyos.

15. Jul. 1881 – Abr.  1883       Francisco Sendil (segundo período)

16. Abr. 1883 – Ene.  1884      Domingo Vendama Calderón.

17. Ene 1884 – Sep.  1886     Manuel Hernández García.

18.Sep. 1886 – Sep.  1889     Buenaventura Recaman Quintero.

19.Sep. 1889    ------------        Manuel Domingo Santos. (no llegó al mes)

20.Nov.1889 – Sep.  1895      Eusebio Moreno.

21.My. 1895 – Sept.1897      Francisco  Cañamero  Morillo   (fue  el  párroco  que  salvó  toda   la  información  que  existía  hasta esa  fecha en los Libros Parroquiales).

22.Oct. 1897 – Mar.1899        Celestino Rivero Muñiz.

23.Mar.1899 – Abr. 1899        Eduardo Ferrer y Daniel.

24.Mar.1899 – Dic. 1899        Manuel Rouco Varela.

25.Ene. 1900 - Jun. 1927       Rafael Cortina Fernández (Alias Pirolo, residía en Guatao; fue el párroco que más años regentó, y quien hizo la primera reparación de la Iglesia.

26.Jun. 1927 – Jun. 1928       Estanislao Sebarroja Ballonga (antes de ser párroco residía en Caimito con sus dos hijas, después que enviudó se ordenó como sacerdote).

27.Jun. 1928 – Abr. 1939       José María Fernández Gayol. (Fue quien trajo a Bauta la imagen de San Judas Tadeo y celebró la primera misa a este Santo el 28/10/1932.

28.Abr. 1939 – My. 1941        Fulgencio Varela Suárez.

29.My. 1941 – Mar. 1957       Ángel Gaztelu Gorriti   (fundador del   Grupo   Orígenes   y   su    Revista homónima, famosa en la intelectualidad cubana e internacional. Poeta)

30.Abr. 1957 – My. 1961     Eduardo Fernández Granja[1]  (fue   profesor   de   Teología   Moral   en la Universidad Agustina de Santo Tomás de Villanueva en la Ciudad de la Habana, La Salle, y miembro del Movimiento Revolucionario 13 de Marzo. En Mayo del 1961 se exiló en los Estados Unidos y se redujo al estado laico al  casarse allá.

31.My.  1961 – Jun. 1961    Guillermo Sardiñas (Sacerdote Comandante de la Sierra Maestra   que regentó nuestra Parroquia al ser abandonada por el traidor Eduardo Fernández Granja; estuvo en nuestra Iglesia algo más de un mes).

32.Jun. 1961 – Jun. 1976     Silvestre Pérez de Azcarate (sustituyó oficialmente al Comandante R.P. Guillermo Sardiñas.  Fue un misionero que pasó el Clero Secular o Parro quial,  y aunque era navarro (español)  estuvo muchos años en Cuba. Fue sustituido durante un mes por Fray Roberto Pazos para ir a España).

33.Jun. 1976 – Sep. 1977     Oscar Pérez Campos (fue ecónomo del Seminario ínter-diocesano de San  Carlos y San Ambrosio de la Arquidiócesis habanera, y atendió la Iglesia “Salvador del Mundo” en Marianao).

34.Sep. 1977 – Oct. 1988     Santiago Fernández Sánchez (graduado de la Alianza Francesa de la Ciudad de la Habana, Profesor de idioma  francés del Seminario San Carlos  y San Ambrosio de la Arquidiócesis habanera; artista de la plástica (pintor) ofició en la Iglesia  de Santa María del Rosario, patrimonio nacional y de la humanidad.

35.Oct. 1988 – Oct. 1998     Manuel López Arista (fue profesor de Antropología Filosófica y Filósofos

Cubanos en el Seminario San Carlos y San Ambrosio; hoy se encuentra en España, y atiende espiritualmente la Prisión de Alto Riesgo de Guanajay y Guatao.

36.Oct. 1998 – Nov. 1998    Juan Pedro Carrera (por motivo de enfermedad, tuvo que irse para su tierra (España), después de ser operado de la cadera.

37.Ag.  1999 – Oct.  2004    René Ruiz Reyes (fue Rector del Seminario San Carlos y San Ambrosio de la  Arquidiócesis  habanera,  simultaneando la dirección del Seminario y la vida parroquial de la Iglesia de Bauta ayudado por la Lic. Zoe Larrea que presidía  el  Consejo Parroquial  y los miembros del Consejo, entre los que estaba Tomás Carrera Rodríguez; éste párroco atendía Güines).

38.Oct. 2004 – Nov. 2007    Félix Hernández Fundora   (atendía espiritualmente a los reclusos de las prisiones del Combinado del Este y  San José,  así  como a los presos con SIDA; Hernández Fundora fue miembro de la “Dirección Nacional de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica en Cuba”.

39.Nov. 2007- 2009             Hugo Yesid Barragán O.

40. 2009-2011  Jorge Luis Pérez Soto. Destacado párroco que asumió con entereza la  reconstrucción de la Iglesia Católica Municipal, cuyo estado era ya deplorable. Sus fieles y los organismos de Bauta, conservan una buena imagen de este joven eclesiástico que partió a Roma, al Vaticano a continuar su carrera.

Notas:

a) A partir del año 1956, los párrocos de Bauta oficiaban también en la Iglesia de Baracoa.

b) El trabajo descrito recogía los datos hasta el 2004.

No existen documentos que notifiquen que en el territorio de Bauta, durante la época de la esclavitud, hubo palenques o suicidios masivos, lo que demuestra que la esclavitud en nuestro terruño fue moderada; ciertamente había muchos esclavos en las casas, que hacia más llevadera la vida comparada con la de los esclavos de labor que vivían en los barracones.

Antes de terminar, nos vemos obligados a reconocer algo que es digno de admiración: El Archivo Parroquial.  Este Archivo, desde la primera partida, constatada el 23 de Enero del 1798, se mantiene en óptimas condiciones para ser revisado por aquel que lo solicite. Se ha mantenido así durante los más de dos siglos que han transcurrido hasta la fecha, volviendo a señalar que es la única Memoria Escrita que quedó de nuestro terruño, pues la mayoría de los archivos desaparecieron por la tea incendiaria libertadora y, quizás, por negligencia de algún funcionario irresponsable. Por el buen estado de este Archivo pudimos conocer que existieron 15 etnias africanas entre los esclavos que fueron traídos al territorio de Bauta. Estas etnias fueron: congo, carabalí, mandinga, gangá, lucumí, arará, mina, maená, mambá, mondongo, bricano, papan, aguagua, micagua y criollos. Muchos datos sobre nacimientos de personas de nuestro interés fueron encontrados aquí gracias a la gentileza de los párrocos hasta el 2011.



[1] Lamentablemente, elementos de la Iglesia Católica, se prestaron a las acciones contra la Revolución Cubana. Este sacerdote, producto de un registro efectuado en el local de su vivienda, aledaño a la Iglesia, fue descubierto como colaborador de la contrarrevolución. En su poder había un equipo de radio transmisión con fines de espionaje e intercambio de información de los enemigos de la Revolución. Al ser Bauta un bastión de la Iglesia Católica, la Dirección de la Revolución, en coordinación con la Eclesiástica, destinaron al Padre Sardiñas a esta localidad.

Vistas: 1556

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Fuerzas militares sirias llegan a la frontera con Turquía

Las tropas gubernamentales sirias ya ingresaron al menos a dos ciudades ubicadas en la frontera con Turquía, de acuerdo con medios de comunicación árabes.

ONU anuncia que diálogo en Ecuador reiniciará el próximo martes

Tras conocerse la decisión del presidente, miles de ecuatorianos salieron a las calles a celebrar la derogación del decreto 883.

FC Barcelona: La cárcel no es la solución a cuestión catalana

El club deportivo pidió a los responsables políticos “que lideren un proceso de diálogo y negociación para resolver este conflicto”.

Presidente Xi califica de “delirantes” intentos de dividir a China

Toda persona que busque separar “cualquier región” de China terminará con su cuerpo “destrozado” y los huesos “molidos en polvo”, advirtió Xi.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio