Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

La caverna de Miami ataca a la Iglesia Católica. Lázaro Fariñas*

Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce- Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- Dicen que siempre que pasa lo mismo, sucede igual. Los cavernícolas de la ultraderecha cubano americana de Miami están otra vez alborotados, en esta ocasión, por la visita del Papa a Cuba. Las emisoras de radio que controla esa pandilla de anticubanos de esta ciudad, han creado una verdadera campaña de crítica a la visita. Los programas  en los que los micrófonos se abren para que los oyentes opinen a través del teléfono, están verdaderamente envenenados. Como los directores  que los  conducen, lo único que hacen es alborotar el hormiguero. Los insultos al Papa, al cardenal de La Habana, al obispo local y a la Iglesia Católica en general, están a la orden del día. Esta gente, a la hora de insultar, sí que no creen en nadie, ni tampoco los para nada. Además de la chabacanería y el mal gusto, son insolentes en sus insultos, prepotentes en sus intervenciones e idiotas en sus proposiciones. La suma de los conductores de los programas, con los oyentes que llaman a los mismos, dan como resultado un engendro compuesto de maldad e idiotez.

Para aumentar la gritería de la morralla miamense por la visita papal, está el hecho de que la jueza que tiene a su cargo el caso de los cinco, le concedió el permiso a René González para que este visite a su hermano enfermo en La Habana. Así es que, a las ofensas a los prelados católicos, se les agregan las ofensas a Obama y a la jueza. Como estas personas, además de mala gente son idiotas, ellos mismos se contradicen. Ahora atacan violentamente a la jueza, una persona que, a la hora de la sentencia, más dura no pudo ser con los jóvenes cubanos, con quienes no tuvo ni el más mínimo gesto de piedad  al condenarlos a largas penas de prisión. La jueza los complació a todos ellos a la hora de tomar la decisión de condenar a los cinco jóvenes, pero como son insaciables, ahora la atacan por hacer un mínimo gesto humanitario.

También le han caído encima a Obama por permitir que la jueza fallara a favor de la petición de René. Inexplicablemente, esta gente se contradice una y otra vez. Al atacar al presidente por la decisión de la jueza, están implicando que las cortes de justicia de los Estados Unidos están controladas por el gobierno, hecho del cual acusan constantemente a Cuba. Si no fueran tan cretinos e irracionales, habría que preguntarles si  existe o no la separación de poderes en este país. Cuando a ellos les conviene, porque el fallo les es favorable, entonces sí existe esa separación, como fue en el caso de los cinco; cuando no les conviene porque no fallan a favor de lo que ellos quieren,  entonces no existe la separación, como fue en el caso de Elián.

Los Papas visitan mil lugares diferentes y a nadie le importa, apenas salen comentarios sobre las visitas de ellos a diferentes países. Por ejemplo, este mismo Papa, antes de ir a Cuba, va a visitar a México. No leo casi nada de esa visita.  No veo que le estén reclamando al Papa que no vaya a visitar a los mexicanos porque allí se violan los derechos humanos. No veo editoriales en los periódicos, como en el caso del Washington Post,  exigiéndole al Papa que se reúna en aquella nación con tal o más cual grupo o persona.  No veo a senadores protestando y atacando a la Iglesia de esos países porque se ponen de acuerdo con los gobiernos para preparar y organizar las visitas. Ahora con esta vista de su Santidad a Cuba, tanto la derecha norteamericana como sus compinches locales han creado toda una serie de propaganda negativa, primero, para que el Papa no fuera a Cuba y después, cuando se convencieron que la visita se iba a realizar de todas formas, comenzaron a dar órdenes y a mandar a sus empleados en la isla para que trataran de crear un clima negativo que entorpeciera la estancia del Obispo de Roma en nuestra patria.

Ante el rotundo fracaso de impedir la visita del Papa, a estos elementos anticubanos de Miami no les queda más remedio que morderse la lengua y rumiar el odio que llevan por dentro, ese odio tan inmenso que le tienen a Cuba y a su pueblo. Fracasaron con Elián, fracasaron con el concierto de Juanes y ahora vuelven a fracasar con la visita papal. Me alegro.

*Lázaro Fariñas periodista cubano residente en EE.UU.

 

Fuente: Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente

Vistas: 106

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio