Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Julio García Espinosa, hacer y pensar el cine. Por PEDRO DE LA HOZ

 

Cuando al romper 1960 Julio García Espinosa comenzó a rodar, al fin, Cuba baila, fue como si dos velocidades contrapuestas le apretaran el pecho. De una parte, ese era el guión que tantas veces deseó filmar aun en medio de las difíciles circunstancias por las que atravesó el país en los años finales de la dictadura. Pero de otra, con al advenimiento de los nuevos tiempos, crecía dentro de sí la idea de hacer cine en Revolución, lo cual en su concepto era algo muy alejado del panfleto, incluso de las convenciones fílmicas: ya desde entonces venía madurando aquello de que un cine auténticamente revolucionario tendría que proponerse articular las expresiones de vanguardia y la cultura popular.


A punto de cumplir 85 años de edad —el próximo 5 de septiembre—, Julio se puede dar el lujo de concederse a sí mismo el mayor regalo de su vida: haber sido consecuente con sus ideas y sus actos. Esa es la razón que mueve el homenaje que recibirá del ICAIC y la Cinemateca de Cuba el lunes. En la galería de la sala Chaplin se presentará a las 4:00 p.m., un libro que contiene la memoria de Cuba baila: guión, antecedentes, ficha técnica, entrevistas y críticas, en un trabajo editorial a cargo de Lola Calviño y Mario Naíto, con prólogo de Luciano Castillo.


Vale como curiosidad la anécdota de por qué, siendo Cuba baila la primera producción terminada del ICAIC fue la segunda en estrenarse el 8 de abril de 1961. La película, pactada entre Julio y el siempre solidario productor mexicano Manuel Barbachano, había comenzado su andadura a finales de los 50. Pero como decía Barbachano, siempre había algo que lo impedía. Ese algo era el clima de represión de la dictadura batistiana. La insurrección popular triunfó el 1ro. de enero de 1959, Julio casi de inmediato se integró al Departamento de Cultura del Ejército Rebelde, animado por Camilo Cienfuegos, y poco después nació el ICAIC. Barbachano y Julio pudieron concretar el sueño, pero a la par va avanzando el proyecto de Historias de la Revolución, de Tomás Gutiérrez Alea.


En medio de las circunstancias épicas del momento, el ICAIC decidió estrenar primero Historias de la Revolución. El filme de Julio debió esperar unos meses. Quizás a algunos no les pareció muy edificante que el debut del organismo que inauguraría una nueva era en el cine cubano, comenzara por una obra en la que se reflejaba, en clave de tragicomedia, los avatares de una familia de clase media atrapada entre la mediocridad y las ilusiones. Por demás, en el momento del estreno, ya su realizador se hallaba inmerso en El joven rebelde, con un guión del maestro del neorrealismo italiano Cesare Zavattini.


Puestas las cosas en su lugar, tanto Historias de la Revolución como Cuba baila fueron dos puntos de partida muy dignos para el cine que debía representar la refundación del cine nacional.


Gutiérrez Alea, ya se sabe, marcó en lo adelante pautas imprescindibles para la pantalla cubana, desde Las 12 sillas hasta Guantanamera, incluidos los clásicos Memorias del subdesarrollo y Fresa y chocolate.


A Julio le retaría la experimentación y la búsqueda. Aventuras de Juan Quinquín y Son como son, por citar solamente dos títulos, merecen ser revisitadas bajo la óptica de los desafíos estéticos de la hora actual. En Cuba baila, de un modo u otro, con su banda sonora y su agudeza para separar la paja y el grano en lo que respecta a lo popular y lo populista, se halla una matriz atendible.


En definitiva Julio no solo ha hecho sino que ha pensado nuestro cine.

 

Fuente: http://www.granma.cubaweb.cu/2011/09/03/cultura/artic01.html

 

 

Vistas: 40

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

¿Cómo surgió el canto de protesta "Un violador en tu camino"?

El tema se escuchó por primera vez en el puerto de Valparaíso y es una creación del colectivo feminista “Las Tesis”, que busca difundir un mensaje antimachista, de denuncia de violaciones, abusos y acosos.

Las 5 lecciones de vida para aprender de Nelson Mandela

La lucha pacífica contra el racismo y las injusticias de Sudáfrica son uno de los ejemplos de Nelson Mandela. Su ternura, su temple, su coraje, son parte de su inolvidable legado.

Piden redactar artículos para juicio político contra Trump

Nancy Pelosi pidió iniciar la creación del documento que contendrá los cargos y las violacioones que ha perpetrado Donald Trump contra la Carta Magna de Estados Unidos.

Arriba a Bolivia delegación de Madres de Plaza de Mayo

La represión policial a las protestas contra el golpe de Estado en Bolivia han causado más de 33 muertes con dos masacres, en Senkata y Sacaba.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio