Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

II EL GRAN ORIENTE LUSITANO UNIDO EN ESPAÑA Y LOS CUBANOS


  II El Gran Oriente Lusitano Unido en España y los cubanos


 El Gran Oriente Lusitano Unido se originó en 1869 por la fusión de tres de las cuatro obediencias masónicas portuguesas que por esa época existían. Ello facilitaría que tres años después se lograse la unificación de la masonería en ese país.
 
 La situación de la masonería española, prohibida por largos períodos, perturbada por la presencia de varios cuerpos masónicos que pretendían para sí la legitimidad sobre el territorio masónico español, abiertamente politizados algunos de ellos, llegados al punto de que varios se identificaran por el apellido de sus principales figuras y privada de una dirigencia que lograse hacer confluir en una dirección única las aspiraciones de sus miembros, favoreció que en el período apuntado varias logias solicitasen Carta Patente para fundarse, o se acogiesen después de creadas, a la obediencia de Grandes Orientes extranjeros.
 
 Uno de los orientes entonces con mayor presencia y autoridad en el territorio español fue el Gran Oriente Lusitano Unido (GOLU), el que para el año 1870 tenía en España 24 logias bajo su dependencia.
 
 La magnitud del número de logias adscritas en España a este Gran Oriente propiciaría que el 5 de enero de 1870 el Conde de Paraty emitiese un decreto sancionando la aprobación y autorización de la formación en el Valle de Madrid de un Capítulo integrado por las logias que allí funcionaban.1
 
 En la década que va de 1869 a 1878, período objeto de nuestro interés, según apreciamos en el artículo, El Grande Oriente Lusitano Unido y los masones españoles (1869-1878)2 de José A. Ferrer Benimeli, del que hemos tomado información para Martí ciñó el mandil este acápite, laboraron en Madrid bajo la obediencia del GOLU, desglosados por años, los siguientes talleres:
 
 En 1869:
 Constancia Nº 37.
 Igualdad Nº 38.
 Justicia Nº 39.
 Libertad Nº 40.
 Luz Nº 41.
 Razón Nº 42.
 Amor Nº 43.
 
 En 1870:
 Caballeros Cruzados Nº 48.
 Discusión Nº 49.
 Armonía Nº 52.
 
 Año 1873:
 Armonía Nº 52.
 
 Año 1875:
 Libertad Nº 40.
 
 Año 1876:
 Libertad Nº 40.
 
 Año 1878:
 Libertad Nº 40.
 
 Amor Nº 112.
 Sigilo Nº 113.3
 
 En el año 1878 muchas de estas logias habían desaparecido y sólo se mantenían trabajando tres, entre ellas Libertad Nº 40, taller este de especial importancia a los fines del presente trabajo. Para esa época la situación era diferente pues una nueva legislación del GOLU comenzó a interferir en los sentimientos patrióticos de los españoles y a coartarles determinados derechos dentro de él, iniciándose un declive en su influencia y permanencia en España que culminaría con su total desaparición años después en ese país.
 
 Es sugestivo que fuera en las logias del GOLU en las que se iniciaran, regularizaran o afiliaran muchos de los cubanos deportados y residentes en la Península.
 
 Las razones más significativas que explican esta preferencia de los cubanos por el GOLU, radican esencialmente en el no reconocimiento por la masonería española del derecho a la independencia de Cuba, la que había iniciado en 1868 la guerra por su soberanía, y la invasión masónica del territorio cubano por los cuerpos masónicos españoles. 4
 
 Ambas razones descubren las opuestas concepciones de Patria de unos y otros. Para los españoles la Patria comprendía también al territorio de Cuba; para los cubanos, la Patria era Cuba independiente. En el ejercicio de la masonería se reflejarían las contradicciones entre la metrópoli y la colonia que luchaba por su emancipación.
 
 Algunas de las figuras más relevantes de nuestra historia nacional, que vivían por esa época en España, militaron en el GOLU y no en logias adscritas a otros cuerpos españoles; junto a ellos está comprobada la presencia de varias personalidades de la vanguardia intelectual y revolucionaria española de la época; unidos todos en un coexistir vigoroso por la diversidad y unidad de pensamiento presentes en las logias.
 
 Entre todos los talleres masónicos radicados en Madrid en el período de la estancia de José Martí en esa ciudad, ha sido Armonía Nº 52 el que ha tenido un especial destaque en los textos de los investigadores que han tratado de determinar su filiación masónica. El origen de estas búsquedas se halla en el escrito de Valdés Domínguez, Ofrenda de hermano, donde aseguró que era esa la logia a la que asistían él y Martí, junto con otros jóvenes cubanos y españoles. En este artículo Valdés Domínguez rememoraba:
 
 “Las noches las dedicábamos -en Madrid y en días de tregua en el estudio- a los teatros o a la logia Masónica, aquella logia Armonía que presidía el General Pierrad o el músico notable Max Marchal en la que Martí era el orador, lugar donde -semanalmente- nos dábamos cita todos los cubanos jóvenes que estábamos en Madrid, y a donde iban también muchos notables literatos y periodistas notables”.
 
 “Era la logia, templo de amor y de caridad. Ella auxilió –más de una vez– a los cubanos presidiarios de Ceuta, y así como atendía a las necesidades de los pobres de cualquier país, seguía al cubano al hospital o a su casa. Aquella logia fundó un colegio para niños pobres, del que era director y único maestro nuestro compañero de deportación -por infidencia- el español Don Amelio de Luis y Vela de los Reyes. Visitaban muchos hermanos de noche, aquella escuela. Martí y yo lo hacíamos con frecuencia; dirigíamos algunas frases a los niños, y les dejábamos algunos dulces o libros”. 5
 
 Para muchos de quienes leyeron este texto la figura de Amelio de Luis Vela de los Reyes resultó irrelevante. Como se apreciará más adelante, en nuestra investigación fue fundamental la identificación de este maestro español.
 
 De la logia Armonía Nº 52 dice Miguel Ángel Valdés en Martí masón que fue “inscrita en el cuadro general, en el año 1870 con el número 52, no habiéndose encontrado el documento de instalación...” y que: “Dos veces fue suspensa, de septiembre de 1871 a 1874, por falta de pago de sus contribuciones”.
 
 Para terminar, acota:
 
 “Probablemente, las logias de Madrid “Discusión Nº 49”, “Caballeros Cruzados Nº 50” y “Armonía Nº 52” fueron envueltas en la onda que arrastró a las que Bañares fundó en esa ciudad”6 El conocimiento de la historia de la logia Armonía es todavía insuficientemente. Su papelería se da por desaparecida y en vano muchos interesados en ella y en las figuras que pertenecieron al taller han rastreado sus huellas. Desaparecida, no significa definitivamente perdida, por lo que se constituye en una línea de investigación en la que se debe continuar trabajando.
 
 Sin embargo, otra de las logias mencionadas por Miguel Ángel Valdés, apenas ha llamado la atención de los estudiosos del tema. Como se verá es cardinal en el estudio de la militancia masónica de José Martí. Se trata de la logia Caballeros Cruzados. Al iniciar el estudio de este taller surge de inmediato una primera dificultad. Mientras Miguel Ángel Valdés confiere el número de orden 50 a la logia Caballeros Cruzados, Ferrer Benimeli la reconoce con el número 48. En los documentos consultados por nosotros aparece, en uno de ellos, con otra numeración, 62, y en otro sin numeración. A partir de los documentos en nuestro poder asumiremos la numeración 62 como la correcta.

Vistas: 164

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Lula: Quiero salir de aquí con el 100 % de mi inocencia

El exmandatario reiteró que solo desea un juicio justo y que la Justicia brasileña juzgue las acciones el exjuez Sérgio Moro y del fiscal Deltan Dallagnol.

Sindicalistas convocan acción global contra políticas de Macri

La Confederación Sindical Internacional convocó jornadas de acción global en rechazo a las políticas laborales del mandatario argentino.

Experto de ONU pide revisar sistema judicial hondureño

La transparencia y el escrutinio público deben orientar el proceso de selección de los altos funcionarios del poder judicial y de la fiscalía, dijo el relator ONU

Arriba a Bolivia avión "Supertanker" para combatir incendios

Pocas horas después de su aterrizaje, las autoridades informaron que el avión inició las operaciones para contribuir a apagar los incendios forestales.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio