Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

"Hora de LLuvia" Por Mercedes Santos Moray

La narrativa de José Martí no ha sido privilegiada por la crítica, ni tampoco por los estudios literarios.

Sin embargo, en sus diarios, crónicas, apuntes de viajes demostró su capacidad fabular, como lo haría también en los relatos y cuentos de su revista La edad de oro.

Por eso, debemos tener en cuenta ese cuento desconocido del Apóstol: Hora de lluvia, que apareció sin firma en las páginas mexicanas de la Revista Universal, el 17 de octubre de 1875, junto a uno de sus autorretratos, con dedicatoria a Blanca de Montalvo, la novia aragonesa, y fechada el 29 de abril de 1873, Se trata de una muestra para no continuar ignorando ese costado narrativo suyo, el que luego tomaría cuerpo en la novela Amistad funesta, también conocida como Lucía Jerez, y escrita en 1885.

Dos novios que no se pueden encontrar en una noche de lluvia; el enamorado que escribe en breves horas un relato y se lo regala a su amada; la historia de un hombre que padece su soledad hasta que llega una mujer de ojos tan claros como la inocencia a brindarle su regazo, y siempre la evocación a Cuba, en aquel destierro suyo donde se sintió condenado son elementos que apresa el relato.

Este resulta una síntesis de ideas, motivos, sentimientos y emociones donde se explicita, también, lo autobiográfico de aquel instante.

Un amor de 20 años, la joven que será recordada, años más tarde, en los Versos Sencillos, habita en Hora de lluvia. Ella es la musa que inspira, la vivencia afectiva que alimenta al desterrado y le da abrigo y compañía mientras estudia, sueña con regresar a Cuba, también con reunirse con su familia; aunque en el cuento no se siente, todavía, la sentencia inevitable de la despedida, y el abandono.

Es un relato donde apenas se dibujan elementos narrativos, porque se entremezclan recursos, algunos más cercanos a la literatura dramática.

No olvidemos que, por entonces, emborronaba también las cuartillas de su drama Adúltera, y que en este cuento da mucho espacio al diálogo, en variantes de arquitectura pronominal que van desde la tercera a la primera persona, sin olvidar la fortísima asistencia del tú, en el apelativo a Blanca.

Es bueno saber que el joven Martí, en medio de su destierro, de los avatares de la primera república española, de sus alegatos políticos también hacía versos y cuentos de amor porque, como hombre, amaba y era amado.

Así, podemos conocerle un poco y olvidarnos del mármol de la estatua, para sentir el latido en el pecho, la sangre en las venas y el sudor en las palmas de las manos.

Vistas: 669

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Congreso y Senado chilenos cuestionan acciones del Gobierno

Durante el fin de semana civiles desalojaron con violencia a comuneros mapuche que protestaban en La Araucanía.

Manifestantes permitirán el paso de insumos médicos en Bolivia

La COB aseguró que la lucha también es por la salud, por lo que no bloquearán los esfuerzos contra la pandemia.

Decretan duelo nacional en Líbano tras explosión en Beirut

Hasta el momento se han contabilizado más de 70 personas fallecidas y más de 3.000 heridos.

Denuncian nueva masacre en área rural de Cúcuta, Colombia

Seis personas fueron asesinadas la víspera en la zona rural de Puerto Santander, Cúcuta, según denunció un activista.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio