Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

HONRAR HONRA No. 04/10
Órgano de la Oficina del Programa Martiano del Consejo de Estado de la República de Cuba.
Editor: Lic. Eulogio Rodríguez Millares, Subdirector:


Calzada No. 801, ent. 2 y 4, Vedado, Plaza de la Revolución, Ciudad de la Habana
Telf. 831-1910, 835-4787 Fax 836-4756
eulogio.rodriguezmillares@josemarti.co.cu
eulogio_rodriguezmillares@yahoo.es
http://www.josemarti.cu/


“Los hombres que desean sinceramente una condición superior para el linaje humano no pueden ser cómplices de la política de policía que anda predicando el desdén de la política; el deber de procurar el bien mayor de un grupo de hijos del país no puede ser superior al deber de procurar el bien de todos los hijos del país;” José Martí OC T-1 P-335

-------------------------------------------------------------------------------------------
INFORMACIÓN DE INTERÉS PARA TODOS LOS MARTIANOS.


En el 2010 se conmemoran 115 años de importantes hechos ocurridos en 1895 relacionados con la figura de José Martí:

26 de enero la definición del concepto “Patria es humanidad”;
24 de febrero, inicio de la Guerra Necesaria;
25 de marzo, Manifiesto de Montecristi
11 de abril, desembarco de Martí y Gómez por Playita de Cajobabo.
19 de mayo, caída en combate en Dos Ríos.

La Oficina del Programa Martiano y sus instituciones, han convocado una jornada martiana que comienza el 28 de enero, aniversario 157 del natalicio del Apóstol, y concluirá el 19 de mayo como digno homenaje al autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada, quien nos ha dejado su pensamiento revolucionario y antiimperialista como guía para la conquista de un mundo mejor. HONREMOS AL MAESTRO EN TODOS LOS LUGARES DONDE HAYA UN MARTIANO SINCERO.

-------------------------------------------------------------------------------------------
Disponible toda la información de la Conferencia Martí, Juárez y Lincoln, en el sitio de INTERNET
http://www.conferenciamartijuarezlincoln.com/


DOCUMENTOS INCLUIDOS EN ESTE NÚMERO.


1.- NOTICIAS DEL ACONTECER MARTIANO. (Pág. 1)
2.- MÉXICO COMO OBRA Y VIVENCIA EN JOSÉ MARTÍ, Alfonso H. Franyuti


1.- NOTICIAS DEL ACONTECER MARTIANO


a) Estudiante cubana agradece formar parte de la Revista de Oro de América

La estudiante cubana de noveno grado Irma Peniche, ganadora en el Concurso Los niños y jóvenes escriben sobre la Edad de Oro agradeció en una carta dirigida a los organizadores del certamen el formar parte de La Revista de Oro de América, adonde fueron destinados los textos triunfadores.

El Portal José Martí publica a continuación la misiva de la escolar: A Lidia Turner, Ana Sánchez Collazo, a la Cátedra Latinoamericana “José Martí y la educación” al Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC), a la Asociación de Pedagogos, Capítulo Cuba de la Asociación de Educadores de Latinoamérica y el Caribe (AELAE) y a todos los que hicieron realidad el sueño de Martí.

Mis sentidos acuden a la llamada del lápiz. El corazón me exige expresar lo que siento, finalmente, decido complacer a mis ideas, que me cantaban casi llorando para que las pusiera en práctica. Me siento y miro fijamente el papel, de pronto, escucho que este me susurra: -Hazme digno de ser presentado al mundo- y después, mi corazón le responde decidido: -Lo haré.

El lápiz me demostró que tenía vida al sonreír mientras danzaba, guiado por mi mano y dejando, aferrados en la hoja mis sentimientos. Poco a poco revelaba el mundo mágico que vivía dentro de mí. No era mi mano la que guiaba al lápiz, era mi alma. No eran mis ojos los que observaban lo que escribía, era mi corazón. Mientras tanto, la inspiración decidió acompañarme el resto del tiempo, y no permitía que cesara mi lluvia de ideas. -¿Qué título escojo? ¿Por qué no le cambio esa palabra por esta? ¿Se verá bien así?- De esta forma mi mente enloquecía, tratando de lograr la composición que se había propuesto al empezar.

¡Ya terminé! Mi alma está orgullosa y mi corazón rebosante de alegría. Logré mi objetivo, me gusta lo que escribí. Meses más tarde (luego de haberlo enviado a un concurso internacional que recién había comenzado),”Mi Colección” pasa a formar parte de ”La Revista de Oro” de los niños de América. ¡Qué sensación más hermosa? cada vez que abro el libro y veo mi composición en él, siento que la hoja me susurra como la primera vez, pero ahora diciéndome – Gracias, muchas gracias-. Hoy me siento feliz de tener en mis manos un tesoro y de formar parte de él, también de poder leer lo que otros niños como yo, escribieron. Las gracias son para ustedes por dejarnos mostrarle nuestros sentimientos a América y al mundo. Y sueño con que todos se unan a esta fiesta de ideas.

Irma Beatriz Peniche Silva 9no grado, 17-12-2009.

2.- México como obra y vivencia en José Martí, por Alfonso Herrera Franyuti (Ponencia presentada en la 1ra.Conferencia Internacional del ALMA en MTY, N.L)

No es capricho patriótico hablar en esta ocasión de la presencia de Martí en México. Es que su grandeza política y humana cubre el continente americano, ya que como señalara León Felipe, el poeta del “Éxodo y el llanto”, quien diseño la trinidad americana, señalando a Bolívar, el padre, Martí el hijo, y Darío, el espíritu”. Martí es el hijo engendrado por el espíritu americano, que dicto el evangelio de la libertad a nuestra naciones y ofrendó su sangre para redimirlas.

No podemos evitar hablar de Martí en México. Por que, como expresara atinadamente Juan Marinello. “Sin México y lo mexicano, no se hubiera logrado la estampa cabal del que llamo Gabriela Mistral el hombre más puro de la raza.”

Han pasado 134 años de la llegada de Martí a México, y nuestro Martí no se agota. Por el contrario su figura crece y se agiganta al lado de hombres como Bolívar, Hidalgo, San Martín, Juárez, Lincoln. “Y después de Cuba, México es el país donde más se ha destacado la figura de aquel que manifestara una y otra vez de palabra y hecho su amor por nuestra patria. Y México le ha devuelto con agradecimiento su cariño.

Por ello, siempre será oportuno, destacar la presencia de Martí a su pasó por tierra Azteca, tanto por su obra, como por lo que México significo en su vida y la vigencia de su pensamiento.

Veintidós años contaba el joven independentista cubano José Martí. Al llegar a México. Ha esta edad ya había sufrido las penas del presidio y los trabajos forzados por defender a su patria. Tres años de exilio en España acusado del delito de infidencia; un rápido paso por París donde estrecho la mano de Víctor Hugo, y diez días forzados en Nueva York en espera de un barco para continuar en su viaje hacía México. Días que para una mente tan perspicaz como la suya, le permitieron apreciar someramente el modo de vida y la política norteamericana de aquella época, lo cual le daría la tónica para compararla con la América nuestra.

Al fin barco, y el 8 de febrero de 1875, desembarca en Veracruz principiando a recorrer y captar con ojos avizor los caminos de lo que más tarde llamaría “nuestra América.” Para diferenciarla de la otra, la del Norte, la que no es nuestra. Traía en su modesto equipaje dos títulos. Uno de Abogado y otro de Filosofía y Letras obtenidos en la Universidad de Zaragoza. Como únicas armas para enfrentar su nueva vida. Pero también traía en sus carnes los estigmas dejados por el látigo en sus espaldas, y el surco que había marcado en su tobillo los grilletes, durante los trabajos forzados sufridos en las canteras de San Lázaro.

Martí llegaba al México de Juárez, quien había fundado una república liberal derrotando a un régimen teocrático militar, que imperaba desde la independencia, y posteriormente echó un imperio al mar. Llegaba al México republicano y liberal de Sebastián Lerdo de Tejada, continuador de la obra de Juárez, quien acababa de elevar a rango constitucional las Leyes de Reforma. Y México le abrió los brazos y lo sentó a su mesa, como hiciera antes con tantos cubanos huérfanos de patria. Desde José María Heredia, el cantor del Niágara, Juan Clemente Zenea, el Bayamez, Pedro Santacilia, quien llego a ser yerno de Juárez, Alfredo Torroella y tantos otros que sería largo enumerar.

¿Su llegada. A la ciudad de México represento el rencuentro con sus padres y hermanas entre las que faltaba Ana, su preferida que había muerto el 6 de enero a los 18 años de edad, mientras el cruzaba el Atlántico. El primer abrazo mexicano que lo uniría a nuestra patria para toda la vida, fue precisamente el día de su llegada del Lic. Manuel Antonio Mercado, en aquel momento Subsecretario del gobierno del Distrito Federal, quien se había convertido en protector de su familia llegada un año antes. Cuya amistad duraría toda su vida.

Pronto con la ayuda de Mercado, Y su paisano Pedro Santacilia, principia a trabajar como corrector de pruebas en El Federalista y posteriormente en a la Revista Universal, Donde se da a conocer como poeta y traductor, al traducir, Mis Hijos de Víctor Hugo. Iniciándose así en el periodismo, que ha partir de entonces sería su profesión y arma de lucha que ya no abandonaría nunca.

Fue en la Revista Universal, nido de liberales que dirigía el general Vicente Villada, donde hace contacto con lo más granado del pensamiento intelectual y liberal mexicano, como Guillermo Prieto, ex ministro de Juárez, el general Vicente Villada, Manuel Altamirano, el maestro de aquella generación y defensor de la causa cubana. Ignacio Ramírez, “el Nigromante” liberal y ateo recalcitrante considerado el Mefistófeles de la Reforma” del que lo separaron algunos celillos románticos. Juan A. Mateos, orador y novelista... Juan José Baz, el enemigo formidable del despotismo eclesiástico, Gabino Barreda, y su paisano Pedro Santacilia. Hombres forjados en la política liberal, la guerra contra el imperio. Y los jóvenes de aquella generación Juan de Dios Peza y Justo Sierra. Y el poeta y dramaturgo Peón Contreras.

En México, “donde el vivir no es pena”, como afirmara en cierta ocasión, Martí recupero su plena libertad, su personalidad de hombre libre, alas para su poesía, el derecho irrestricto de escribir y defender su patria, por lo que pronto se dio a conocer como poeta. Y se da a conocer como orador y polemista brillante en sus debates del Liceo Hidalgo. Pero su talento y cultura le permitieron abarcar las más diversas fuentes periodísticas, como: Boletinista, editorialista, cronista parlamentario, crítico literario, crítico de arte y autor teatral. Su pluma incansable llenaba las páginas de La Revista, con los más variados artículos dotados de un estilo propio ganándose la admiración de todos sus lectores, y si hubiesen faltado los anuncios. Martí los hubiese escrito expreso Guillermo Prieto.

Aquí observo y escribe al poco tiempo de su llegada, sobre el peligro que representaban para México los Estados Unidos, por los frecuentes conflictos fronterizos, que amenazaban los Estados del Norte. .Destacando por sus famosos “Boletines” firmados con el seudónimo de Orestes, que lo convierten en cronista de la vida nacional. Y artículos varios que van involucrándolo en la política como defensor del gobierno, ante los ataques de la prensa conservadora y el caudillismo que representaba las ambiciones de Porfirio Días. Y pronto como escribe Andrés Iduarte, Martí sería “Un mexicano con partido. Lo es del Gobierno, y como tal ataca al caudillismo y a la Iglesia” [No por su doctrina, sino como por convertirse en arma política]

México fue el crisol de nuevas experiencias, En México vislumbro por primera vez la potencialidad y unidad de la raza latina, y en uno de sus primeros boletines señala:

La vida americana no se desarrolla brota... Los pueblos que habitan el nuestro continente Los pueblos que en las debilidades inteligentes de la raza latina, se han mezclado con vitalidad brillante de la raza americana, piensan de una manera que tiene más luz, sienten de una manera que tiene más amor.

Ante el encuentro con un pueblo nuevo, Martí siente la necesidad de autoctonía, preservar lo propio, lo autóctono, fortalecer la identidad nacional. el despertar orgulloso del nacionalismo. Por lo que ante la influencia extranjera que observa en todas las actividades, refiriéndose al teatro manifiesta:

México necesita una literatura mexicana. La independencia del teatro es un paso más en la independencia de la nación. […] Como quiere tener vida propia el pueblo que paga y sufre los decaimientos y desnudeces repugnantes de la gastada vida ajena. Un pueblo que quiere ser libre necesita un teatro original.

Principio que extiende a la renovación de las leyes, la educación, el comercio, economía y pintura. Al respecto manifiesta:

”¿Porque seguir unidos al pasado pintando temas religiosos cuando estos ya no están en la atmósfera que se respira en la sociedad liberal? […] Todo anda y se transforma. No vuelvan los pintores los ojos al pasado, a escuelas que fueron grandes porque reflejaron una época original. Vuelvan los ojos a lo nuestro. a nuestros paisajes, a la historia, Haya vida original y potente en nuestra escuela de pintura.

En su amplia labor periodística, Martí toco los más diversos temas, en un tono discreto, siempre conciliador, evitando susceptibilidades con sus palabras, pero sin traicionar sus convicciones. Los temas sociales siempre estuvieron presentes, como el problema obrero y las primeras huelgas. Ya en su primer boletín al referirse al Gran Circulo Obreros manifiesta: “y es hermoso escribir estas palabras”. No podía ser de otra manera. Acaso si hogar, no es un modesto taller de sastrería donde trabajan su padre y sus hermanas. Martí escribe varios artículos, sobre, “La huelga de los estudiantes” y en espacial la huelga de los sombreros y los impresores, las cuales justifica y apoya, por lo que es invitado a ser colaborador del El Socialista, al lado de Ignacio Ramírez y Altamirano. Y más tarde representante al primer Congreso Obrero por la “Sociedad Esperanza” de empleados de México Motiv o por lo que Paúl Estrade lo ha considerado “Un socialista mexicano”.Incursionando en otros temas como “Las sesiones del Liceo Hidalgo”, “El proyectos de crear un teatro mexicano”, “El Congreso erigido en jurado, para juzgar al presidente Lerdo, por violar una ley”. “Las insurrecciones cristeras en Michoacán”, “Los Estados Unidos y México”, La polémica económica sobre, “Proteccionismo y libre cambio”, “El proyecto de instrucción obligatoria”, “La educación laica”. La escuela de sordomudos. “La Academia de San Carlos” etc.

Sus artículos eran polémicos, y no pasaban desapercibidos, ni eran de los que se pierden en el olvido. Máxime en aquello en que alzaba su voz con toda libertad en defensa de su patria, ante los ataques de la prensa hispanizante, La Ibería, y La Colonia Española, que lo acusaban de abuzar de la hospitalidad mexicana a través de las páginas de La Revista,. por lo que los redactores de ésta salieron en su defensa manifestando que:

“La cuestión de Cuba, es cuestión americana, que cuenta con la simpatía de todos los hijos del continente, que debe ser sostenida con la palabra y el esfuerzo de todos los mexicanos […] La cuestión de Cuba es para La Revista, cuestión de derecho y habrá de darle los mismos esfuerzos que daría a la causa mexicana oprimida. ”

Su estancia mexicana durante los años 1875-1876, fue una experiencia definitiva en su vida. Si El joven cubano trae en su mente el problema negro que conoce y le lacera. En México, recorriendo sus calles y sus barrios donde descubrirá el problema Indio, raza extinguida en su patria y olvidada y marginada en México. En que no. obstante la independencia de la nación, nada se ha hecho por el indio. Martí se duele ante el espectáculo de estos hombres vestidos con manta y huaraches que pululan por las calles doblados bajo el peso del guacal y escribe:

“Irritan estas criaturas serviles, estos hombres bestias que nos llaman amo y nos veneran: es la esclavitud que los degrada: es que estos hombres mueren sin haber vivido […] Y esto es un pueblo entero; una raza olvidada; esta es la sin ventura población indígena de México”

Veinticinco años atrás en 1850. en su periódico Temis y Deucalión editado en Toluca, Ignacio Ramírez, en un tono diferente, había escrito un artículo “A Los Indios”, invitándolos a unirse a la causa liberal, para disfrutar el esplendor que disfrutasteis. Considerad que no solo se os oprime, sino que vuestros enemigos se avanzan a asegurar que no pertenecéis a la especie humana”. Artículo que por subversivo Ramírez fue llevado a juicio.

Pero Martí ve más lejos, no solo se conduele, propone soluciones

¿Qué ha de redimir a estos hombres? La enseñanza obligatoria. ¿Solamente la enseñanza obligatoria, cuyo beneficio no entienden y cuya obra es lenta? No solamente la enseñanza [….] el cuidado, el trabajo bien retribuido […] Dense necesidades a estos hombres: de la necesidad viene la aspiración animadora de la vida.”

Pero también ve la capacidad de estos hombres. La grandeza de sus ruinas prehispánicas, Y ha visto erguirse y escuchado, las voces indias de Ignacio Ramírez, a quien denomina el Voltairé mexicano; a Manuel Altamirano, el indio de “dicción agreste” a Sánchez Solís, “el defensor del pueblo, y el ejemplo de lucha y tenacidad Juárez “el indio descalzo que aprendió latín de un compasivo cura, y echo el cadáver de Maximiliano sobre la última conspiración clerical contra la libertad en el nuevo Continente. […] y considera que Un indio que sabe leer puede ser un Benito Juárez”

Pero no todo es política. No podemos olvidar el amor. Cuando se habla de un héroe, siempre nos precede la imagen de una estatua o de un santo, y verlo así sería desposeerlo de todo espíritu vital. Pero Martí cuando que llega a México, tenía 22 años y como tal era romántico y poeta, y como tal no podía permanecer inmune al amor y la atracción del sexo opuesto. Venía pleno de amor, y el Eros martiano se refugia en la poesía, en que el mismo nos dice en tres poemas que titula “Sin amores.” El primero de ellos escrito a los pocos días de su llegada

¿Que cante?, Espera, espera todavía! Yo vivo sin amor: ¿Quién sin amores Su soledad doliente Cantaría? Alma sin besos, sol sin esplendores.


Quien es esta que le inspira? A los pocos días de su llegada a México. Nada menos que la Musa de la época. Rosario de la Peña y Llerena. A quien por atribuírsele la muerte de poeta y estudiante de medicina Manuel Acuña, Se le conoce como Rosario “la de Acuña”, la mujer deseada por todo los poetas, ante la que llego Martí a rivalizar con el Nigromante. Y en el álbum de pastas de concha que este le regalara, precedida de la dedicatoria en que expresaba: “Ara es este álbum. / Esparcid cantores, / a los pies de la Musa incienso y flores” Y en este álbum escribió Martí:


En ti pensaba, en tus cabellos Que el mundo de la sombra envidiaría Y puse un punto de mi vida en ellos Y quise yo soñar que tu eras mía


. Seguido de varías carta volcánicas, en que expresaba su amor desesperado. En una de las cuales manifestaba: “Pero Ramírez me esta siendo mucho daño.” Si embargo era el momento en que Ramírez por su edad escribía; “Al inerme león, el asno humilla. / Vuélveme tu señor mi juventud y luego / tu mismo a mis rivales acaudilla.”

Martí vivó en México su hora romántica. No obstante sus versos en que manifiesta su sed de amor, éste le sobraba. Ahí están Edelmira Borrel, la enamorada, quien le llevara chocolates hasta su cama de enfermo. La apasionada actriz cubana, Eloisa Agüero de Osorio, y Concepción Padilla, la actriz mexicana para quien escribiera y representara su proverbio “Amor con se paga” en 1875. quién despertó nuevas ilusiones del poeta.

Al mismo tiempo otra mujer aparece en su vida. Aquella que desde un Palco del Teatro Principal, le aplaudiera emocionada la noche del estreno de Amor con amor se paga. La cual iría despertando nuevas ilusiones, el cual le plantea nuevas inquietudes entre su deber revolucionario y la mujer, por lo que escribe:

Otra vez en mi vida el importuno Suspiro del amor, cual su quisiera, Triste la Patria, pensamiento alguno Que al patrio suelo en lágrimas no fuera!


Ella es la camagüeyana Carmen Zayas Bazán e Hidalgo. Con quien contraería matrimonio un año después. Por que hasta en el amor fue patriota Martí. Le Amo en España una zaragozana. Le quisieron en México y en Guatemala. Pero entrego su corazón a una cubana, En quien creyó resolver su problema de patria y mujer.

Después de casi dos años de vida en México, Tras la caída del gobierno de Lerdo de Tejada sus sueños republicanos y democráticos se derrumban, El caudillismo se impone. Porfirio Díaz derrota a Lerdo en la batalla de Tecoac, sus tropas entran triunfantes en la ciudad de México.-El gobierno huye y la Revista cierra sus puertas. Martí siente que debe abandonar el país. Pues, “con un poco de luz en la frente no se puede vivir donde mandan los tiranos.” Iría a Residir a Guatemala.

Y el 16 de Noviembre en El Federalista, en un artículo que titula “alea jacta est”- canta su despedida en que dice su verdad aquellos que lo acusan de extranjero:

No reclame ciudadanía cuando ella me hubiera servido mejor pala lisonjear al poderoso, no hable de amor a México cuando la gratitud me hubiera parecido servil halago. Ahora que de el nada espero, ahora que de el me Alejo porque de el nada espero I…I yo reclamo mi parte, me injiero en sus penas, naturalizo mi espíritu, traigo mi voluntad de hombre lastimada, mi dignidad de conciencia lastimada […[ y así haya como aquí, donde estoy , para la lisonja siempre extranjero, para el peligro siempre ciudadano.

Cuando Martí abandona México, con la angustia oprimiéndole en el pecho, mientras el tren desciende hacía Veracruz, al borde de las Cumbres de Maltrata, escribe en su cuaderno de apuntes, páginas íntimas que parecen escritas para hoy.

: ¡Oh México querido! ¡Oh Méx. Adorado, ve los peligros que te cercan! ¡Oye el clamor de un hijo tuyo, que no nació de ti!. Por el Norte un vecino avieso se cuaja: por el Sur –Tú te entenderá; tú te guiaras; [y] yo habré muerto, oh México, por defenderte y amarte; Pero si tus manos flaqueasen y no fueras digno de tu deber continental, yo lloraría debajo de la tierra, con lágrimas que serían vetas de hierro para lanzas , -como un hijo, clavado en su ataúd, que ve que un gusano le come a su madre las entrañas Líneas más adelante señala con toda claridad: México crece, ha de crecer para la defensa, cuando sus vecinos crecen para la codicia. Ha de ser digno. Cuando a sus puertas se va a librar la batalla del mundo.

El 30 de diciembre por Veracruz abandono México, desde donde escribe a Manuel Mercado; “…digo adiós a México al que vine con espíritu aterrado y del que me alejo con esperanza y amor, como si se extendiera por la tierra el cariño de los que me han querido”.

Martí se fue de México. Pero México no saldría nunca de su corazón y de su pluma. Y siempre estuvo presto a cantarlo, a defenderlo y pregonarlo. México fue para Martí más que un recuerdo, una vivencia. ¿Cómo había de olvidar la tierra que le dio amoroso refugio, en que le amaron, encontró amistad, y que guardaba los restos de su hermana, y desde cuyo altiplano pudo vislumbrar la nueva realidad americana y sus peligros. Entre sus experiencias mexicanas llevaba su anti-caudillismo refrendado más tarde en la Guatemala de Barrios y la Venezuela de Guzmán Blanco destacado más tarde en 1884 en su enfrentamiento más tarde con Máximo Gómez y Máximo Gómez y Maceo, durante su encuentro de de 1885. Y el culto a Juárez “aquel indio egregio y soberano, que se sentará a los ojos de los hombres al lado de Bolívar. Don Benito J uárez, en quien el alma humana tomó el temple y el brillo del bronce.” y a quien evocara frecuentemente al referirse a México.

Martí permaneció unido a México a través de su correspondencia con Mercado y su colaboración con El Partido Liberal. Que se extiende desde 1886 hasta 1882 Pero será en sus cartas a Mercado donde trasciende desde lo hondo y sin modestia, el mexicanismo que le embarga y le manifiesta una y otra vez.

Si no fuese Cuba tan infortunada, querría yo más a México que a Cuba, Y en otra Si yo no amase a México como una Patria mía. Como a patria la amaría por ser V. su hijo y vivir V. en él
. Otra ocasión le manifiesta: Si con tanto brío quiero a México como a Cuba y acaso con mayor agradecimiento
Sus cartas a Mercado nos legan al Martí íntimo, sus angustias, sus desavenencias conyugales y también sus desventuras y advertencias políticas.
Al poco tiempo de su salida, en un brillante discurso pronunciado en Guanabacoa, a la muerte de Alfredo Torroella expreso su amor a México;
{México] “¡sea con respeto vivísimo oído tu hombre, tierra amiga” Inspiración de Zenea, tumba de Betancouut, gracias México noble en nombre de los jóvenes oye en tu nacieron, en nombre del pan que nos diste y con el amor de un pueblo te es pagado. Te ama Cuba.

, Estas no fueron solo palabras... Su pluma fue una constante arma de lucha y advertencia a México a través de sus cartas a Mercado y diferentes periódicos de América, Y su copiosa colaboración en forma de caetas al El Partido Liberal, 81886—1892).Siempre dispuesto a cantarlo y defenderlo.

Pero será la prensa, la que recoja sus temores y angustias cuando principia a ver con terror de hijo, el desden con que los Estados Unidos miran a México, sus ansias anexionistas. En abril de 1885 escribe a Mercado, para entonces subsecretario de Gobernación sus inquietudes. “Y luego, que tengo el pecho lleno de miedos por México, y como lo amo vehementemente, y medito sobre sus riesgos sin cesar, y me excitan y afligen como si fueran míos…” Estos temores rompen el límite de las confesiones íntimas, cuando el 21 de agosto de aquel mismo año escribe en carta a La Nación de Buenos Aires:

Los Estados Unidos se han palpado los hombros y se lo han hallado anchos. Por violencia confesada, nada tomaran por violencia oculta acaso –Luego señala—A México no lo quieren bien. Se disimulan a si propios su mala voluntad y quisieran convencernos de que no se la tienen. [---] No parece que reconocen el derecho de México a hacer el derecho de México, sino lo que le permite que hagan. Apenas México afirma un acto hábil y correcto […] Acá se le toma a ofensa […] por hacer México cosas que no sean del interés de los Estados Unidos.
Posteriormente en el mismo periódico señala; Obra fina y por todo punto magistral están haciendo los mexicanos en sus relaciones con los Estados Unidos. Sobre hierros encendidos están andando, por todas partes se oyen voces que debieran acalorarlos y segarlos; no tropiezan Acaso se Salven. Y en otra ocasión señala: México no yerra; y se afianza y agrega, mientras se encona y descompone el vecino del Norte...

Con alarma no disimulada, “Con ansiedad de hijo” escribió en 1886 cinco crónicas sobre las andanzas del vulgar aventurero Cutting, que escribió un artículo difamatorio contra México en un periodo de Texas, lo que ocasiona un grave incidente diplomático y aun peligro de guerra entre ambas naciones. El 7 de julio de 1877 escribe un artículo “México en los Estados” Unidos publicado en El Partido Liberal en que denunciaba como en un salón de poca Luz, se reunieron para oír a Cutting que ostentaba el grado de coronel como presidente de la Compañía de Ocupación y Desarrollo del Norte de México, que tenía por objeto “aprovecharse de cualquier lucha civil en México, Honduras o Cuba, para obrar con celeridad y congregar sus ejércitos, prontos acogerse al banderín de marcha más de 10,000 afiliados.” De esta manera Mart&iacut e;, no solo denuncia, sino que alerta y revela el número de sus fuerzas.

Por ello, en su discurso conocido como “Madre América” pronunciado ante los delegados asistente a la primera Conferencia Panamericana celebrada en Washington (1899-1890) manifestó:

[Pero] Por grande que esta tierra sea, y por Ungida que éste para los hombres libres de la América en que nació Lincoln, para nosotros en el secreto de nuestro corazón, sin que pueda tachársnolo, ni no los puedan tener a mal, es más grande porque es la nuestra y porque ha sufrido más, la América en que nació Juárez.

México trasciende amoroso toda la obra del apóstol en diferentes formas y momentos. Así, cuando en 1887, traduce la novela Ramona, de la escritora Helen Hunt Jackson. Lo hace, escribe a Mercado, “porque es un libro de México en que se pinta lo que padeció el indio de California y California misma al entrar en poder de los americanos. […] pensé que ha México llega muy a tiempo, porque sin exaltar la pasión contra el americano, su lectura deja en el ánimo de que al mexicano no le iría muy bien en manos Norteamericanas, prepara pues el libro aquel estado de racional defensa en que ese país debe estar constantemente acerca de éste.”

En 1889, cuando escribe “La Edad de Oro”, revista dedicada a los niños, México esta presente en aquellos infantiles cuentos, en los que escribió algunas de las páginas más bellas sobre la historia y la cultura mexicana. Por ellas desfilan El Padre Hidalgo, el Padre Las Casas, y su visión de las Ruinas Indias. En que nos deja bella imágenes de Tenochtitlan, Cholula, Xochicalco, Pero las ruinas más bellas no están por ahí,..escribe-- sino donde vivieron los Mayas, y habla de Labna, Tulum, Chichen Itza y Utzmal, con tal realismo, como si hubiese estado en aquellos sitios. Lo hace, escribe a Mercado, “porque a nuestros niños los hemos de educar para hombres de su tiempo, hombres de América. El abono se puede traer de otras partes, pero el cultivo ha de ser de acuerdo al suelo.”..

Es tal el significado que Manuel Mercado tiene en su vida, que cuando escribe sus magistrales Versos Sencillos, no falta en ello la figura del mexicano en el que consagra en una estrofa, la unión entre el pueblo de México y Manuel Mercado, a quien considera su representante ejemplar, fundiéndolos en uno.


Tiene el conde su abolengo:
Tiene la aurora el mendigo:
Tiene ala el ave; ¡yo tengo
Allá en México un amigo


. En 1894, ya en plena lucha revolucionaria. Martí vuelve fugazmente a México como delegado del Partido Revolucionario Cubano. Venía para ver de echarle algo más al tesoro” y entre otras cosas, entrevistarse con el presidente Porfirio Díaz a quien manifiesta en su solicitud de audiencia:

Un cubano prudente, investido hoy con la representación de sus conciudadanos, ­­-- que ha probado sin alarde, en horas críticas su amor vigilante a México. —y que no ve en la emancipación de Cuba la simple emancipación política de la isla, sino la salvación y nada menos, de la seguridad e independencia de todos los pueblos hispanoamericanos, y en especial los de la parte Norte del Continente. –Luego señala—Los cubanos no la hacen para Cuba solo, sino para la América; y el que los representa viene hablar hoy en nombre de la república naciente…

Durante este viaje Martí dejo profunda huella entre quienes le trataron como, Amado Nervo, Gutiérrez Nájera, Peón Contreras y Otros. Amado Nervo que le escucho un discurso en aquella ocasión escribió:
“Lo conocí; nutrí mi espíritu con su verso radiante; y oyendo hablar al patriota creí en la libertad”

Días después en El Universal, debido a la pluma de Gutiérrez Nájera, podía leerse:
“Ha pasado por México, tal vez cuándo estas líneas aparezcan ya haya partidito --un gran artista, un excelso tribuno. Un poeta centellante. Un magno espíritu, José Martí- Aquí dejo hace Diez y siete .años .robustas amistades y alta admiración que ha crecido. Esta es su tierra porque el no es de cuba nada más, él es de América.”

Y partió hacía su destino. Hacia playitas, hacia Dos Ríos, donde el 18 de mayo de 1895, ya en plena manigua cubana, en la soledad del campamento, quizás como un presentimiento, su pensamiento vuela a México y escribe a Manuel Mercado su última carta, la cual queda inconclusa, considerada como su testamento político, en la que le hace su más patética confesión:

Mi hermano queridísimo; Ya puedo escribir: ya puedo decirle con que ternura y agradecimiento y respeto lo quiero. Y a esa casa que es mía, y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber—puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo—de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice y haré es para eso. [Y líneas más adelante le expresa; Y México,--¡no hallará modo sagaz efectivo e inmediato de auxiliar a tiempo, a quien lo defiende? Sí lo hallara—o yo se lo hallare. —Esto es muerte o vida, y no cabe errar.

Horas más tarde, como quien firma con su sangre aquella carta, caía abatido por las balas españolas sobre la campiña cubana, luchando por su patria y por su América.

Vistas: 129

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Nativos de Brasil crean protocolo de consulta sobre la Amazonia

"El Estado tiene el deber de consultar a los pueblos indígenas antes de que entre en sus territorios", indicó el vicepresidente de la Asociación Hutukara Yanomami, Dário Yanomami.

Sigue restablecimiento de energía en el oriente y centro de Venezuela

El vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, anunció que la falla fue provocada por un ataque "de carácter electromagnético".

Profesores chilenos ponen fin a huelga tras casi dos meses

Los docentes adscritos al Colegio de Profesores de Chile mantendrán sus propuestas para dignificar su trabajo y mejorar el sistema educativo del país.

Moscú afirma que Surcorea puso en peligro a bombarderos rusos

Corea del Sur sostiene por su parte que los aviones militares rusos ingresaron a su espacio aéreo.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio