Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Guillermo Fariñas acusa a Rosa María Payá. Por Arthur González*

Por Arthur González*/El Heraldo Cubano-Martianos-Hermes-Cubainformación.- Que la “disidencia” cubana no tiene unidad es algo sabido e incluso informado al Departamento de Estado y a la CIA por los diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana, en sus cables confidenciales conocidos gracias al sitio WikiLeaks; pero en días pasados la situación ha ido un poco más lejos.

De acuerdo con noticias publicadas en Internet, el pasado 25 de abril de 2016 en la ciudad de Santa Clara, durante una reunión del llamado Foro Anti totalitario Unido (FANTU), que nadie conoce en Cuba, Guillermo – “El Coco”- Fariñas Hernández, Premio Sajarov 2010, y cabecilla de ese engendro financiado desde Miami, afirmó ante una docena de sus asalariados que: “las 10 mil firmas recogidas por Rosa María Payá Acevedo y entregadas a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba para solicitar un cambio a la constitución, son falsas”.

Rosa María es hija de Oswaldo Payá Sardiñas, muerto en un accidente de tránsito en una carretera del oriente cubano, cuando el español del Partido Popular, Ángel Carromero, conducía a exceso de velocidad mientras repartían por todo el país miles de euros para mantener a la llamada “disidencia”.

El fallecimiento de Payá Sardiñas, fue aprovechado de inmediato por su viuda e hija para sacarle partido, vendiéndose ante los diplomáticos de la misión de Estados Unidos en La Habana como “víctimas” del régimen.

A cambio de iniciar una fuerte campaña mediática contra el Gobierno, el Departamento les concedió aceleradamente un visado de “refugiadas políticas” para ellas y los dos hijos hombres del difunto.

A su llegada Miami, el senador Marco Rubio apadrinó a la joven para hacer campañas contra Cuba y de inmediato fue enviada, con los gastos pagados, a Europa y América Latina para difamar a su país y recaudar cientos de dólares y, tristemente, vivir de la muerte de su padre.

En prueba fehaciente de la falsedad de su persecución política, Rosa María regresa a Cuba cada cierto tiempo, para no perder sus propiedades en La Habana, sin confrontar el más mínimo contratiempo con las autoridades, a pesar de realizar acciones provocativas, entre ellas la entrega de las supuestas 10 mil firmas para que se ejecute un referéndum contra el Estado revolucionario.

Según El Coco Fariñas, viejo “opositor” y amigo íntimo del asesino terrorista Luis Posada Carriles, autor de la voladura del avión civil cubano donde murieron 73 personas, “resulta imposible que ella haya recaudado esa cantidad de firmas sin contar con apoyo de la oposición, al menos sin el apoyo del FANTU”.

Agregó Fariñas, que por tal motivo las firmas son falsas o forman parte de las que fueron recopiladas por su padre hace casi 20 años, cuando estaba en su apogeo el diseño del Proyecto Varela, creado por especialistas en subversión del gobierno de Estados Unidos y que resultó un rotundo fracaso por la ausencia de apoyo popular y de los mismos grupos contrarrevolucionarios.

Rosa María durante la vida de su padre, no formaba parte de ninguna agrupación “opositora”, estudió sin dificultades en la Universidad de La Habana y solo después de su muerte se dio a la tarea de buscar como empleo jugoso dedicarse a ser “disidente” en los EE.UU.

Con el asesoramiento yanqui, creó un grupito que denomina “Cuba Decide”, el cual no es bien visto por la contrarrevolución interna de la isla, como tampoco lo fue el Proyecto Varela, al olfatear que solo busca dinero y hacerse de un nombre desde una cómoda posición en el exterior.

En La Habana, Rosa María solo tiene el apoyo de una amiga, nombrada María de Lourdes Mariño Fernández, vinculada al Centro Loyola, ubicado en los locales de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, quien fungiendo como gestora interna en la isla de “Cuba Decide”, organizó el pasado mes de noviembre un evento para debatir la situación cubana sobre el tema de los nuevos trabajadores no estatales.

Mientras Fariñas acusa a Rosa María, ella logró el apoyo de la mafia terrorista anticubana y hace unos días ofreció una cena en la llamada Torre de la Libertad, para recaudar más dinero a costa de promesas para lograr un cambio en Cuba, viejo pretexto empleado desde 1959 para enriquecerse, como lo hicieron los que allí viven de ese cuento.

Ante situaciones como estas, recordamos a José Martí cuando dijo:

Los débiles tienen una gran fuerza: solo la compasión que inspiran”.

*Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

.-.-.-.-.-.-.-.

Ver:

Vistas: 107

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Brasil supera los 2.7 millones de contagios de la Covid-19

El número de pacientes recuperados se ubica en la actualidad en 1.883.677, mientras que los activos ascienden a los 748.585.

Evacuan tras incendio zona contaminada con plomo en El Salvador

El área está declarada en alerta roja y se procederá a la evacuación preventiva en zonas aledañas.

Cuba mantiene vigilancia en todo su territorio por la Covid-19

Las autoridades sanitarias de la isla extreman las medidas de control debido a la amenaza del nuevo coronavirus.

Expresan optimismo por acuerdo nuclear entre Rusia y EE.UU.

Washington y Moscú iniciaron en junio negociaciones sobre el  Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III), el cual expira en 2021.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio