Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Gloria Rolando y 1912: Voces para un silencio. Por Lohania Aruca Alonso

La tercera y última parte del documental 1912: Voces para un silencio cierra la narración de los hechos sucedidos alrededor de la llamada “Guerrita de 1912”, un alzamiento armado de corta duración, de los miembros del Partido Independientes de Color (PIC, fundado en 1907 por Evaristo Estenoz y el general de la Guerra del 95 Pedro Ivonet), el cual fue reprimido alevosamente por el gobierno del también general independentista José Miguel Gómez (1908-1912).

El filme se ha fundamentado en un serio trabajo de investigación, promovido por Gloria Rolando, directora y guionista de esta obra, asesorada por numerosos y expertos historiadores, museólogos, archiveros de los museos provinciales y municipales de los mismos lugares donde ocurrieron las protestas y alzamientos de los miembros del Partido de los Independientes de Color.

La causa inmediata de la rebelión fue la supresión e ilegalización de dicho partido (PIC) en 1910, respaldada esta acción por la Ley Morúa (propuesta de enmienda a la Ley Electoral por el congresista liberal mulato Martín Morúa Delgado, quien se opuso a la formación de partidos sobre una base racial, considerando esto una acción divisionista contra el pueblo cubano). Con posterioridad, se llevó a cabo un alzamiento armado —mal armado, con rifles, armas de cacería, machetes, etc.— iniciado el 20 de mayo de 1912, al cual se enfrentó la represión brutal del Ejército regular, bajo la orden del entonces presidente de la República de Cuba. 

El documental evidencia y resume, con una gran fuerza racional y emotiva, las múltiples contradicciones ideológicas —entre ellas el racismo contra los negros y mulatos— y las divisiones existentes en los inicios de la primera República de Cuba, el estado nación caribeño que emergió en 1902 humillado por la Enmienda Platt y acosado por todas las lacras que permanecieron al final del dominio español sobre la Isla, enemigos jurados de la independencia, que alimentaron la confusión popular y la desunión.    

1912:Voces para un silencio (tercera parte), se presentó en la Sala “Che Guevara” de la Casa de las Américas, colmada de un público conmovido y entusiasta, durante una de las sesiones  del Coloquio Diversidad Cultural en el Caribe, presidida esta por la doctora Yolanda Wood Pujols, directora del Centro de Estudios del Caribe de la Casa, el doctor Eduardo Torres-Cuevas, presidente de la Academia de Historia de Cuba y director de la Biblioteca Nacional José Martí —entre otras de sus múltiples responsabilidades— y Gloria Rolando.       

Se aprecia la excelencia periodística alcanzada por Gloria Rolando en la síntesis de las numerosas entrevistas que contribuyen a la recuperación y el análisis de los principales hechos ocurridos y de las personalidades que participaron en los mismos, tanto civiles como militares, blancos, negros y mulatos, desde ambos lados de la contienda fratricida —no contaron los independientes de color con una defensa consecuente por parte de los congresistas cubanos, incluidos entre ellos algunos destacados líderes negros de la Guerra del 95, para detener la persecución y salvaje masacre que padecieron.  

La calidad artística lograda por el filme fue comentada por el doctor Torres-Cuevas: la fotografía (fluidas imágenes de aquella vergonzosa etapa, y las más contemporáneas); los símbolos utilizados y, muy especialmente, la variadísima música que acompaña al documental, cuyo ritmo es como un latido que estimula persistentemente la conmoción provocada por los hechos sobre el espectador o espectadora.

Es verdaderamente poderoso este capítulo de la serie, que todos esperamos sea exhibido de inmediato por los medios de comunicación masiva audiovisuales, en salas de cine y por la Televisión Cubana, debido a la importancia del tema racial y del racismo dentro de la historia ya larga y polémica del “ajiaco” —como lo identificó sabiamente don Fernando Ortiz—  de la identidad cubana, aún en plena cocción.

Al final de la muy aplaudida exhibición, uno de los asistentes a esta fiesta gloriosa (entiéndase este merecido adjetivo por la obra y su creadora, la tenaz Gloria Rolando) de la cultura nacional, le planteaba a la directora que tenía que haber un capítulo 4 de la serie —asimismo opinó el doctor Torres-Cuevas—, porque había que arrostrar y vencer un gran desafío: “de cómo la intelectualidad cubana de hoy, sería lo suficientemente competente, inteligente y hábil, para sobrepasar en esta misma generación las manifestaciones racistas que,  a pesar de todas las disposiciones constitucionales, jurídicas y políticas, todavía perviven en nuestro medio social.”

Fuente: CUBARTE

Vistas: 78

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Diputados cubanos comienzan el estudio de la reforma constitucional

El Anproyecto consta de un Preámbulo y 224 artículos, divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones.

Israel aprueba polémica ley del "Estado para la nación judía"

Esta resolución determina que el hebreo pasará a ser el único idioma oficial, declara a "la entera y unida Jerusalén" como su capital, entre otras resoluciones favorables a Israel.

Xi Jinping inicia gira en los EAU en busca de nuevas alianzas

Xi pide mayor cooperación en cultura, educación, turismo y medios de comunicación con el fin de promover el diálogo y el aprendizaje mutuo entre las religiones.

¿Qué exigen los manifestantes tras casos de corrupción en Perú?

Los diversos casos de corrupción han generado el enfado de la gente, que exige una reforma total del sistema político y el judicial.

© 2018   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio