Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Palabras en la entrega de la Distinción La Utilidad de la Virtud, de la Sociedad Cultural José Martí, 22 de enero de 2015

Querido Dr. Armando Hart Dávalos, Director de la Oficina del Programa Martiano y Presidente de la Sociedad Cultural “José Martí”.

Comandante Faure Chomón, compañero eterno de batallas estudiantiles

Compañeros y compañeras de las instituciones martianas.

Queridos compañeros merecedores o receptores de este reconocimiento martiano.

En un mundo lleno del culto a lo banal, al dinero, a la belleza de cascarón, es verdaderamente singular que exista un reconocimiento a la Utilidad de la Virtud.

Es difícil calcular el monto de lo útil y virtuoso que hoy se premia. Son categorías del espíritu y el actuar que sólo las puede refrendar el tiempo. Pero si en lo personal algo aportamos desde la Mesa Redonda a las virtudes colectivas de la Nación, es necesariamente porque desde la casa y la más temprana escuela bebimos de la savia de Martí; porque crecimos llenándonos el oído del verso extraordinario de Silvio y decidimos cada mañana salir a conquistar el sol; porque entramos al siglo XXI de la mano cuestionadora y reflexiva de Buena Fe; porque nos ha nutrido la riqueza cultural de la nación que representan María Eugenia, Ana y Lara; porque tuvimos la dicha en el aula de tener profesores que supieron contarnos la epopeya y adentrarnos en la historia que tan bien atesoran instituciones como la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado; porque vivimos el extraordinario esfuerzo colectivo de hacer y sostener la Revolución, parte de cuya obra económica y de justicia social se exhibe en Expocuba; y ,además, porque como el Maestro, y como Pedro, Lizbeth, Marina, Pelayo y los colegas que nos acompañan, hicimos del periodismo nuestro sacerdocio y nuestra arma de lucha para las causas mejores.

Pero sobre todo ello, la gran lección de nuestras vidas ha sido el extraordinario sentido del deber, la virtud, la utilidad y el sacrificio que tiene la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Ya nos aleccionó el Apóstol: “Nada es un hombre en sí, y los que es, lo pone en él su pueblo. En vano concede la Naturaleza a algunos de sus hijos cualidades privilegiadas; porque serán polvo y azote si no se hacen de carne de su pueblo, mientras que si van con él, y les sirven de brazo y de voz, por él se verán encumbrados, como las flores que llevan en su cima una montaña”

Así andaba Martí por estos días en el año 1895, siendo carne y alma de su pueblo necesitado de la independencia y la libertad como Nación. Su febril labor organizativa, su fecunda capacidad de unir y su genio político nos condujeron a la Guerra Necesaria que aunó a los veteranos combatientes con la hornada nueva de luchadores cubanos, en el empeño de librarnos del poder colonial español, enfrentar los peligros de anexión a los Estados Unidos y crear la República libre y admirable por la que ofrendó su vida.

Era, a su decir, “…la guerra por la independencia de un pueblo útil y por el decoro de los hombres vejados, es una guerra sagrada y la creación del pueblo libre que con ella se conquista es un servicio universal”.

Se cerraba un siglo marcado por el combate irredento de esta nación por existir, que volvería a abrirse media centuria después, cuando nuestros abuelos y padres supieran conquistar la libertad anhelada.

Martí trazó el camino de ese proceso, que aún hoy es un inconcluso y motivador reto. Lo refrendaba en carta al Cónsul británico: “Los altos ideales que sustenta la revolución cubana, que tiene por objeto nada menos que la fundación de una república fuerte y próspera, abierta a la laboriosidad del mundo y merecedora de su respeto y simpatía…”

Los tiempos que corren están llenos de desafíos. El ser humano, creador de versos y pinturas, dueño de las palabras y las ideas, capaz de llegar a las profundidades y lanzarse a las estrellas, o transportar datos e imágenes por la banda ancha, ha sido presa de su irracionalidad y sus primarios instintos.
Crisis políticas, económicas, ambientales y energéticas, provocadas por su actuar, sacuden a la especie humana. Pero, sobre todo, una grave crisis ética y un irrespeto a la dignidad, nos ha lanzado al siglo XXI con el temor de la desaparición posible como especie.

Para Cuba, son momentos definitorios. Buscamos el definitivo triunfo, desde nuestras propias fuerzas, de la República fuerte y próspera por la que cayó Martí; por la que siempre batalló Fidel. Es un desafío anclado en el consenso colectivo del pueblo, pero lleno de no pocas sillas que invitan a parar, como diría el poeta.

Súmasele ahora la nueva realidad que impone el cambio de política de los Estados Unidos hacia Cuba. El presidente Barack Obama ha tenido el valor de reconocer el fracaso de las tácticas de confrontación y bloqueo sostenidas por Washington durante más de cinco décadas. Pero tal acto de franqueza no significa, para nada, la renuncia al objetivo estratégico imperial de corroer y derribar a la Revolución cubana. Se ha pasado de la política del “Big Stick” a la
“diplomacia inteligente”; de la ferocidad cavernícola de la Ley Helms – Burton a los encantos que ya refrendaba el Carril II de la Ley Torricelli.

Está planteada la disyuntiva que, como recordaba recientemente mi respetada amiga y colega Rosa Miriam Elizalde, ya había vislumbrado a principios de este siglo el más martiano de nuestros intelectuales: Cintio Vitier. Dijo el alumno brillante del Maestro: “Este inicio de siglo replantea, muy agravada y a su modo, la problemática del 98: el imperialismo entonces naciente, es hoy hegemónico, el independentismo entonces aplastado es hoy irreductible, el eterno reformismo intenta volver por sus fueros y el anexionismo por sus desafueros”.

El reto que tenemos es el de seguir venciendo, con la astucia de Meñique; aprovechar todas las oportunidades que se abran; ser más laboriosos y eficientes, demostrar todas las potencialidades que tenemos como pueblo; ser más útiles y virtuosos. Ganar, en fin, con pensamiento, la guerra de pensamiento que se nos hace.

¡Muchas Gracias!

http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/01/28/ganemos-con-pensamiento...

Vistas: 56

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

India suspende lanzamiento de misión lunar Chandrayaan-2

"Se detectó un problema técnico en el sistema del vehículo de lanzamiento (...) Como medida de extrema precaución, se ha cancelado por hoy el lanzamiento del Chandrayaan-2", señaló ISRO. 

Chile mantiene paro docente por séptima semana consecutiva

El gremio insiste en la defensa de los derechos laborales de los educadores de educación inicial y especial del territorio chileno, quienes carecen de reconocimiento profesional. 

 

Médicos populares de Brasil critican privatización de la salud

Decenas de médicos populares expresaron su preocupación por las acciones del Gobierno de Jair Bolsonaro sobre la salud pública.

Declaran alerta nacional por brote de dengue en Filipinas

Según el Ministro de Salud, fue activado el "código azul" (alerta nacional) en coordinación con la Oficina Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres, para vigilar la situación.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio