Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Fidel y los trabajadores

Por Susana del Calvo

Entre mis planes no tenía contemplado el hacerme periodista, quería estudiar sociología, me apasiona investigar, conversar con las personas y conocer desde abajo lo que pasa y por qué pasa, pero todavía todo estaba muy incipiente y seguí el consejo de un profesor que me invitó a que optara por el periodismo, ya que lo que me gustaba se empezaría a hacer cuando yo ya estuviera de retiro. Seguí su consejo.

En mi profesión tuve el privilegio de asistir a muchas reuniones y visitas donde estaba el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, un hombre cuya sola presencia te impresionaba y te dejaba sin palabras como me pasó en mi primer encuentro. Con la misma estatura que tengo ahora pero era solo una niña, no tenía el fogueo que da la vida.

Me encantaba ir a las reuniones de los dirigentes obreros, ellos siempre tienen la verdad en la mano y defienden a sus trabajadores. En uno de estos encuentros ante un planteamiento Fidel preguntó por el Ministro del ramo y le explica que no se encontraba porque estaba con una delegación extranjera, tenía mucho trabajo. El sólo acotó que parecía que la carga laboral era mayor que la suya que estaba allí porque a la invitación de los obreros no se puede faltar. En menos de cinco minutos apareció el ministro ante el presidente del país.

En uno de estos congresos de la Central de Trabajadores de Cuba, la prensa ya se había retirado pero yo me quedé mientras estuviera Fidel allí, no había quien me moviera. Cuando empezó a hablar lo primero que dijo es que estaba a solas con los delegados de todo el país y abordó el tema de la eminente caída del campo socialista y las implicaciones para Cuba con esa visión de futuro que siempre lo caracterizó.

Al terminar yo sabía que había cosas que no eran para publicar, sólo informar, pero había reflexiones muy interesantes que se podían utilizar. Dejé todas mis cosas en el asiento y con las manos libres para que la seguridad no me llamara la atención y cuando llegué a la tribuna lo llamé, Comandante, que era como le decíamos nosotros. Al escucharme se acercó y se inclinó para hablar conmigo, allí hice la consulta con lo que yo estimaba. No faltaron los que querían hacer el trabajo por mi o revisarlo, a lo que contestó que él sabía que yo no le iba a buscar un problema internacional. Sabía que yo trabajaba en Radio Habana Cuba.

Cuando los obreros no estaban de acuerdo con alguna medida que Fidel consultaba con ellos tenían que someterse a un riguroso interrogatorio. Cuando tenían la razón, Fidel se la daba. Nos enseño que en la vida hay que aprender a escuchar y consultar. Ese era él con los trabajadores.

Vistas: 13

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Gobierno de facto de Bolivia aumenta recursos para represión

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, destinó 5 millones 038 mil 126 dólares a las Fuerzas Armadas para reprimir masivas protestas que exigen su renuncia y reestablecimiento del hilo Constitucional. 

Nuevo tiroteo deja varios fallecidos en Oklahoma, EE.UU.

El hecho sucedió en la localidad de Duncan, a 130 kilómetors al Sur de la principal ciudad del estado, Oklahoma City y se precisa que el autor de los disparos es uno de los fallecidos.

Gobierno de facto amenaza con detener senadores del MAS en Bolivia

Según el ministro de Gobierno de facto, el mecanismo permitirá la captura de senadores del MAS que incurran en delitos de rebelión y sedición. 

Vicepresidenta de Venezuela: Continuamos por el camino de paz

"Desde el Gobierno Bolivariano, liderado por el presidente Nicolás Maduro, nosotros continuaremos por el camino de la paz y el entendimiento", indicó Rodríguez.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio