Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Estrenaran documental Cancion de Barrio. Por Rosa Mirian ELizalde, Cubadebate

El jueves se estrena en La Habana el documental Canción de barrio, del realizador Alejandro Ramírez Anderson, quien acompañó con un pequeño equipo de filmación 38 conciertos de Silvio Rodríguez en igual número de barriadas pobres de Cuba.

“No es más de lo mismo”, dice Alejandro, quien reacciona frente a la idea del típico registro de los conciertos con bandas en directo. Silvio Rodríguez forma parte de la educación sentimental de más de una generación urbana en Cuba y en Hispanoamérica, y cada una de sus presentaciones son un fenómeno de masas, pero “en Canción de barrio el primer plano está en las causas que motivaron esta gira por los lugares más deteriorados de la Isla”.

En medio de un cambio de reglas de juego en la economía cubana donde a veces pareciera que lo único importante es el dinero contante y sonante, la filosofía de llevar la cultura a la puerta de los más necesitados sin costo alguno para el público, es el leitmotiv de estos conciertos de Silvio Rodríguez, que han seguido a otros que hizo en las prisiones del país y antes, en las principales plazas de Cuba, que él llamó “Gira por la Patria”.

La actual temporada dura ya cuatro años. El documental registra los dos primeros y Alejandro trabaja en una segunda parte, y probablemente habrá una tercera. Silvio ha llamado a esta “la gira interminable” que no transcurre “en soledad”, pues intervienen habitualmente algunos de los intérpretes más famosos de la Isla, “sin protocolos, sin salones VIP, sin balcones exclusivos, sin presidencias”. La tarima de los músicos funciona en realidad como si se plantaran una silla y una guitarra en la sala de las casas más precarias de la nación, al pie de calles muchas veces sin asfaltar y sin alcantarillado, entre las tendederas de ropa y el olor de los frijoles que se cocinan en la tarde, cuando cae el sol, horario habitual de estos conciertos.

Ese es el contexto del primer largometraje de Alejandro, mexicano de nacimiento, cubano por adopción y guatemalteco por sus raíces y su militancia –es el hijo del desaparecido Comandante Rolando Morán, líder del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP). Su filmografía anterior es coherente con lo que expone en su nueva película: la lucha por la sobrevivencia, la dignidad de los más humildes, la pelea cotidiana frente a las carencias materiales, la voz popular que expone la atención (o desatención) de las instituciones en asuntos de primera necesidad física y espiritual de la gente.

Por eso la estética elegida. “Canción de barrio es lenguaje documental puro y duro. Ahí no hay una luz puesta en función de la cámara; no hay atrezos, ni maquillaje; no hay una sola secuencia preparada de antemano”, admite Alejandro. A la manera de Rossellini, “las cosas están ahí, ¿para qué manipularlas?” .

Como realizador admite que lo que más le ha impactado es descubrir que “la poesía de Silvio está en el imaginario del pueblo. Habitualmente uno relaciona sus canciones con los medios universitarios, con los espacios de la izquierda latinoamericana. De pronto ver a una señora con rulos en la puerta de su casa cantando ‘La Era está pariendo un corazón’ sin contener sus lágrimas, eso te dice mucho”.

El documental, que tendrá su premier en la Cinemateca de Cuba, en La Habana, se presenta en medio de un debate sobre el destino de los Estudios Abdala, fundado con los auspicios de Silvio Rodríguez y el apoyo del líder de la Revolución, Fidel Castro, en 1998. Al denunciar que los estudios de grabación habían sufrido un segundo corte de electricidad “por falta de pago” mientras los músicos estaban trabajando, Silvio no se anduvo por las ramas para decir que la institución era rehén de la burocracia y Abdala “agoniza con la complacencia de muchos funcionarios… Parece ‘un plan del enemigo’, pero no es la CIA”, añadió.

Al redactar esta nota, el cantautor compartía detalles de una reunión que sostuvo este lunes con las autoridades y que catalogó de “muy satisfactoria”: “Aporté los elementos que tengo y mis ideas al respecto. Se va a hacer un análisis de la situación de los Estudios y se tomarán las medidas que en su caso correspondan. Empezando por acabar de definir dónde están y hacia dónde se dirigen. Estoy optimista y agradezco mucho mucho (pero mucho) todas las muestras de apoyo y solidaridad con los estudios Abdala y con la Cuba que los construyó y los defiende.”

Vistas: 60

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Jeanine Añez pide la renuncia de todos sus ministros

La solicitud de Añez se produce tras la renuncia de Roxana Lizárraga como ministra de Comunicación por diferencias con la presidenta de facto.

Muertes por coronavirus en China aumenta a 80

En la provincia de Hubei, epicentro de la enfermedad se presentaron  371 nuevos casos confirmados y la cifra de infectados aumentó a 1.423.

Jorge Arreaza: Medidas coercitivas afectan al pueblo

El canciller denunciado en reiteradas ocasiones cómo las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por EE.UU. afectan las rutas financieras de Venezuela.

Elecciones parlamentarias en Perú marcan la caída del fujimorismo

Estas elecciones significaron la caída del partido fujimorista Fuerza Popular al perder la mayoría parlamentaria obtenida en 2016.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio