Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Estados Unidos y su guerra financiera contra Cuba. Por Arthur González*

Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- No son pocos los que aseguran que Cuba justifica sus errores con la guerra económica total que le aplica Estados Unidos, emiten opiniones y proponen cambios idílicos para que la economía de la Isla avance, sin tener en cuenta que sin dinero fresco no se pueden materializar sus propuestas, al desconocer la brutal persecución financiera de los yanquis.

¿Cómo un inversionista extranjero puede hacer transacciones financieras con Cuba, si cada vez más, la OFAC refuerza su persecución contra los bancos que se atreven a efectuarlas?

La realidad es dura y debería ser estudiada con más profundidad por todos los cubanos, y lo que a diario se hace para efectuar los pagos por las compras de productos adquiridos, e incluso para pagar las cuotas a los organismos internacionales.

Durante el mes de agosto 2018, la Asociación vasca de amistad y solidaridad Euskadi-Cuba, denunció el rechazo del banco alemán, Deutsche Bank, de una ejecutar una transferencia ascendente a 6 mil 800 euros, destinada a la Fundación “Un mundo mejor es posible”, ONG de Buenos Aires que coordina junto al gobierno de Cuba, varios programas de salud y alfabetización en Argentina.

Esos euros los remitían con el propósito de equipar el Centro Oftalmológico “Ernesto Che Guevara”, ubicado en la ciudad de Córdoba, donde miles de argentinos han recuperado su visión gracias a la solidaridad cubana.

Una fuente del mencionado banco expresó confidencialmente, que Cuba está en la lista de países con los que tienen prohibido negociar.

En 2015 Deutsche Bank fue multado por Estados Unidos con 258 millones de dólares por haber ejecutado trasferencias cubanas.

La persecución es implacable. La Asociación de amistad Euskadi-Cuba negoció el envió con el banco italiano Unicredit, en Milán, pero dicho banco también se negó a realizar la transferencia de 3 mil 500 euros.

El banco alemán Commerzbank AG, en Frankfurt, no quiso realizar el pago de una subvención de 7 mil euros, a la Fundación argentina “Un mundo mejor es Posible.

Larga y triste es la historia del acoso financiero contra Cuba.

En 2017, el banco holandés ING Bank, se negó a transferir 60 mil euros de la Asociación de Amistad alemana RFA-Cuba, destinado a familias cubanas damnificadas por el huracán Irma.

Ese banco, en 2012 recibió una sanción de 619 millones de dólares por realizar transacciones con Cuba y el Departamento del Tesoro lo obligó a romper sus relaciones comerciales con la Isla.

La multinacional sueca, Ericsson, especializada en las telecomunicaciones, tuvo que pagar una multa de 1,75 millones de dólares por reparar, mediante su filial basada en Panamá, equipos cubanos de un valor de 320 mil dólares.

En julio 2012, el Departamento del Tesoro multó en 1,35 millones de dólares, a la empresa estadounidense Great Western Malting Co. por vender entre agosto 2006 y marzo 2009, cebada a Cuba a través de sus filiales extranjeras.

La guerra financiera pretende ahogar la economía cubana, siguiendo las recomendaciones de Lester Mallory, sub secretario de Estado para el hemisferio occidental, en abril de 1960:

“Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Esa guerra, incrementada por el presidente Barack Obama, persigue todas las transferencias efectuada por Cuba con bancos extranjeros, los cuales son multados como castigo a los que se atrevan a violar las órdenes.

Los economistas que ofrecen recetas milagrosas al gobierno cubano, parecen desconocer que con esa espada en el cuello es muy difícil obtener socios extranjeros que desafíen a los yanquis.

La ley Helms-Burton, sanciona a los inversionistas foráneos, los coacciona y condena, colocándolos en una posición de indefensión en sus negocios.

Basta recordar algunas de las multas millonarias impuestas por Estados Unidos, para comprender el carácter extraterritorial de sus acciones contra la Revolución cubana.

La administración Trump mantiene el hostigamiento a la banca internacional para impedir las negociaciones con Cuba.

En mayo del 2014, multaron al banco francés BNP Paribas, con 10 mil millones de dólares, cifra récord en la historia, por violar las leyes del Bloqueo. El gobierno francés negoció con la Casa Blanca y obtuvo una rebaja de 8 mil 834 millones de dólares.

El banco alemán Commerzbank, en marzo 2015 tuvo que pagar una multa de mil 196 millones de euros, por realizar transacciones con empresas cubanas.

En el 2014, los bancos franceses Société Géneral y Crédit Agricole, la banca italiana UniCredit y la alemana Deutsche Bank, corrieron la misma suerte que los bancos antes mencionados.

Empresas de Alemania como, Siemens, Daimler y Deutsche Telekom recibieron amenazas de Estados Unidos por hacer contratos con empresas de Cuba.

La empresa distribuidora mexicana (Micra), vendió a un instituto cubano un microscopio proveniente de República Checa. El pago por 100 mil dólares lo ejecutó en 2011 a través del banco Banamex, dinero retenido y congelado por el Departamento del Tesoro, porque la transacción decía Cuba.

Los dos mayores bancos de Suiza, Union Bank of Switzerland (UBS) y Credit Suisse, desde el 2005 fueron obligados a terminar las transacciones con Cuba, después de recibir amenazas de Estados Unidos.

En septiembre del 2005, el HSBC Bank de Londres, decidió unilateralmente cerrar la cuenta en dólares del Banco Metropolitano. La sucursal de dicho banco en Canadá, devolvió los pagos por un millón de dólares canadienses y 819 mil 900 euros, enviados a través del Banco Internacional de Comercio S.A. (BICSA), alegando las prohibiciones de la OFAC. En 2006 se negó a procesar una transferencia de 15 mil 500 dólares canadienses hacia Cuba, por iguales razones.

Ese mismo año, el banco francés Natexis Banques Populaires, comunicó al Banco Internacional de Comercio S.A (BICSA), que no estaba en disposición de avisar una carta de crédito no confirmada, por 903 mil 900 dólares, pagadera en euros. Por consiguiente, Cuba tuvo que cancelar dicho crédito en busca de otra entidad bancaria.

El Republic Bank, con casa matriz en Trinidad y Tobago, informó en 2005 al Banco Internacional de Comercio de Cuba, BICSA, que no continuaría tramitando los pagos que Cuba realizaba a los agricultores de los Estados Unidos, por presiones de la OFAC.

En marzo del 2006, la sucursal jamaicana del Banco de Nueva Escocia de Canadá, comunicó a la Embajada de Cuba en Jamaica, la imposibilidad de mantener la cuenta de esa Misión diplomática, ni realizar transferencias de fondos en dólares estadounidenses.

Siguiendo la misma suerte, la transferencia bancaria realizada por el NEDBANK, banco namibio-sudafricano, ascendente a 2 mil 154 euros, a nombre de la empresa cubana PESPORT, del Ministerio de la Industria Pesquera, fue retenida por un banco norteamericano.

Las contribuciones de Cuba a los organismos multilaterales también son sometidas a esa cacería. Cuba se vio impedida y obstaculizada de pagar sus cuotas desde 2004. En el 2006 le fue casi imposible liquidar el pago a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y a la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con sede en Ginebra, debido a la negativa del Banco suizo UBS, de recibir transferencias desde Cuba.

En febrero del 2006, la compañía argentina Furbia International S.A., tuvo que cerrar sus cuentas bancarias en el Discount Bank de Uruguay, así como las existentes en los EE.UU. donde operaba durante 35 años, por órdenes impartidas desde los Estados Unidos. El nombre del Presidente de esa compañía está registrado en la Lista de Nacionales Especialmente Designados, por sus tradicionales vínculos comerciales con Cuba.

Del 2009 al 2016 fueron impuestas 47 por violar las regulaciones contra Cuba, por un monto de 14 mil 396 millones 357 mil 471 dólares.

Con esta realidad viven los cubanos, pero con inteligencia y audacia siguen adelante.

Sabio José Martí al afirmar:

No se opina con la fantasía, ni con el deseo, sino con la realidad conocida”.

*Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

.-.-.-.-.-.-.-.

Ver:

Vistas: 26

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Popularidad de Macron cae por protestas de chalecos amarillos

De acuerdo a los resultados de la encuesta realizada por Ipsos para el medio francés Le Point la mirada positiva de Macron se ubica en 20 or ciento.

Fiscalía formulará cargos contra exvicepresidenta de Ecuador

La exvicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, es  acusada por la Fiscalía de concusión por haber recibido supuestas donaciones irregulares para financiar a su grupo político.

Obrador y Trump conversan sobre posible plan migratorio

Esta es la primera ocasión que López Obrador como presidente conversa de migración con Trump, quien acusa a los centroamericanos de protagonizar una invasión.

4 muertos al descarrilar un tren de alta velocidad en Turquía

El gobernador de Ankara indicó que el accidente ferroviario se debió al choque del tren de pasajeros contra una locomotora de maniobras que no debía estar en la vía.

© 2018   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio