Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

El niño Martí, inicio antiesclavista en el occidente cuban

Por Wilfredo Alayón , Prensa Latina

El más universal de los cubanos, José Martí, quien escribió sobre todos los temas e impresiona la vigencia de sus ideas, tuvo una particular relación con la occidental provincia de Matanzas.

Nacido en La Habana el 23 de enero de 1853, está considerado como una de las figuras cimeras de la historia de la Isla y americana, y cayó combatiendo a la ocupación española en la localidad oriental de Dos Ríos el 19 de mayo de 1895.

Con sólo nueve años de edad, Martí vivió en la zona de Caimito del Hanábana, actual municipio matancero de Calimete, al ser nombrado su padre, don Mariano, capitán Pedáneo, máxima responsabilidad de aquella capitanía de tercera clase.

Según referencias de investigadores de la vida y obra martiana, el viaje fue azaroso dadas las condiciones de esa época, primero en tren hasta Colón y posteriormente a caballo hacia la intrincada zona que sería su residencia unos meses.

Durante su estancia, el niño conoció las costumbres del campo además de ejercer ocasionalmente como amanuense de su padre para la escritura de documentos oficiales.

El 23 de octubre de 1862, Martí escribió, "con excelente caligrafía y lenguaje descriptivo", a su madre, doña Leonor Pérez, la primera carta de su amplia obra epistolaria, indicó a Prensa Latina el investigador local Roberto Vázquez.

"Obra literaria que contaba sus experiencias en un entorno diferente", añadió Vázquez.

De la misiva extraemos textualmente los siguientes párrafos: 

"Ya todo mi cuidado se pone en cuidar mucho mi caballo y engordarlo como puerco cebón, ahora lo estoy enseñando a caminar enfrenado para que marcha bonito, todas las tardes lo monto y paseo en él, cada día cría más brío", expuso.

Y añadió: "todavía tengo otra cosa en que entretenerme y pasar el tiempo, la cosa que le dio es un "Gallo fino" que me ha regalado Dn Lucas de Sotolongo, es muy bonito y papá lo cuida mucho, ahora papá anda buscando quien le corte la cresta â��".

LOS HORRORES DE LA ESCLAVITUD 

Pero además del bucólico ambiente, Martí extrajo otra dolorosa enseñanza que lo marcaría para el resto de su corta pero fructífera vida.

En esa zona del sur de Matanzas, poco poblada por aquellos tiempos, Martí tuvo sus primeras experiencias acerca de la esclavitud y del tráfico clandestino de esclavos, así como los desmanes y abusos contra esas personas.

Esos contactos marcaron su producción intelectual y revolucionaria de claro matiz antiesclavista.

El infante permaneció en el área entre abril y diciembre de 1862, tiempo suficiente para odiar el oprobioso régimen y entre sus escritos posteriores señaló: "¿Quién que ha visto azotar a un negro no se considera por siempre su redentor?" 

"Yo lo ví, lo ví cuando era niño y todavía no se me ha apagado en las mejillas la vergüenza", subrayó 

A los 36 años de edad y en la fase preparatoria del Partido Revolucionario Cubano, escribió los siguientes versos sencillos: 

"Rojo, como el desierto,/ salió el sol al horizonte/ y alumbró a un esclavo muerto/ colgado a un ceibo del monte./ Un niño lo vio: tembló de pasión por los que gimen:/ Âíy, al pie del muerto juró,/ lavar con su vida el crimenÂí 

Historiadores coinciden en que estas palabras, cumplidas al dedicarse por entero a la libertad de Cuba y contra el flagelo esclavista, estuvieron basadas en una experiencia vivida en tierras de Caimito del Hanábana.

En esa área funciona actualmente un Memorial al Apóstol de la mayor de las Antillas, instalación que tiene entre sus principales atractivos un calendario solar de 111 fechas vinculadas al Héroe Nacional de este país caribeño.

Matanzas tiene otra característica vinculada al ilustre patriota, y es la de contar con el único poblado de Cuba nombrado Martí.

Ese hecho histórico ocurrió el 24 de diciembre de 1898, cuando el Ayuntamiento de Guamuta y pueblo de Hato Nuevo (al norte de la provincia y cercano a la actual provincia de Villaclara) decidió cambiar su denominación por la de Martí.

Una reseña del periodista Olivet Santana destaca que en el libro de Bonifacio Romero, publicado en 1946 en la capital, se recoge el punto 14 del acta de esa reunión.

"A propuesta del señor Alcalde Presidente y por unanimidad entre los señores concejales, se acordó sustituir los nombres de Ayuntamiento de Guamuta y pueblo de Hato Nuevo, por el de Martí, en honor al insigne patriota que tanto contribuyó a redimir nuestra patria".

De esa manera sencilla -añadió Santana- tuvo lugar el primer tributo público conocido a José Martí y Pérez, quien dedicó su pensamiento y acción al logro de la independencia.

*Corresponsal de Prensa Latina en la provincia cubana de Matanzas 

Vistas: 243

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio