Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Por Susana del Calvo

Las ciudades, aunque cubierta por objetos inanimados, palpitan al compás de sus pobladores, ríen y lloran cuando se sienten olvidadas y, aunque de forma callada, expresan sus sentimientos que entran por los poros e incitan a recordarles que siempre las tienes presente, no sólo en el cantar de la poesía o la prosa, sino en múltiples melodías que tarareas sin darte cuenta cuando te alejas. De ahí que iniciemos este recorrido por la Rampa. Nací hace varias décadas, cuando finalizaba la primera mitad del pasado Siglo, en el hospital Reina Mercedes, ubicado en aquel entonces en la intersección de las calles L y 23, en el Vedado. Esa institución asistencial estuvo ubicada en sus inicios en la actual Habana Vieja, donde se fundó la Villa de San Cristóbal de La Habana, el 16 de noviembre de 1519, para iniciar la tercera década del Siglo XVI. Cuando uno pasa por ahí y ve la juventud que inunda la conocida heladería Coppelia, pensamos que sería muy bueno conocer un poco más de la historia de ese lugar. Ya pocos conocen que allí había un hospital que al final fue trasladado para unas nuevas instalaciones y que lleva el nombre del Comandante Manuel Fajardo. Cuentan los archivos de Indias que el gobernador español, Juan Maldonado fundó en la Villa de San Cristóbal de La Habana un hospital que dieron en llamar San Felipe el Real, cuya construcción comenzó en 1597 y recibió a los primeros enfermos apenas dos años después, como para prepararse a recibir el nuevo Siglo. En el Siglo XVII cambia su nombre a San Juan de Dios al pasar la administración a esa orden religiosa que en 1793 entregan al Municipio de la ciudad, era en esa época el único hospital general de la Villa. Podríamos, al decir popular, que fue un poco Palestino pues en 1861, al derrumbarse el viejo caserón que ocupaba, que se trasladó a los altos de la cárcel hasta que terminaran el nuevo edificio para esa institución en la manzana formada por las calles Aguiar, San Juan de Dios, Habana y Empedrado, en la cuna de la ciudad. Pero no faltaron las buenas noticias, el 19 de noviembre de 1880, se colocó la primera piedra del edificio que ocuparía el hospital que finalmente se llamaría Nuestra Señora de las Mercedes, según consta en la Resolución del Tribunal Supremo de España el 20 de febrero de 1894 publicada en la Gaceta de La Habana. Ya esta edificación está ubicada entre las calles 21, K, 23 y L, y se inaugura oficialmente el 8 de febrero de 1886. Dato curioso es que a finales del Siglo XIX comenzó a funcionar en la institución la primera escuela de enfermería en Cuba. La Junta de Patronos del hospital acordó el 24 de noviembre de 1954, trasladar su sede y vender el terreno, la edificación no se llegó a demoler hasta 1958. En 1955 se coloca la primera piedra del nuevo edificio en la loma del Príncipe, donde brinda sus servicios desde 1957. Después del triunfo de la Revolución se le cambia el nombre por el del doctor Manuel Fajardo Rivero, más conocido por Piti, caído en combate en la lucha contra bandidos en el Escambray, en 1960, ejemplo de profesional y revolucionario desde la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista. No pasamos por alto que en época de la colonia española lo más significativo de la zona era la batería de cañones para proteger el litoral de eventuales ataques de corsarios y piratas ubicada en el Hotel Nacional de Cuba, instalación que se construyó en la década del 30 del pasado siglo y que hoy conserva toda su prestancia. En ese centro, insignia de la hotelería cubana se han alojado personalidades del arte, la política y la ciencia, como Winston Churchill, Rómulo Gallegos, los duques de Windsor y el científico Alxander Flemming, entre otros, que hoy por hoy forman parte de la historia de la humanidad. Es muy difícil encontrar a un habanero que no haya paseado por los hermosos jardines de la instalación, es usual encontrar a jóvenes quinceañeras que se tiran las fotos en este lugar de ensueño, sería excelente que tanto nacionales como extranjeros conocieran aunque sea lo mínimo de los secretos de antaño. En la famosa esquina de L y 23 es donde finaliza La Rampa aunque algunos pretenden extenderla hasta la Avenida de los Presidentes, es la parte más alta de una pequeña elevación desde donde a sus pies contemplas un mar tan azul como el cielo que bordea el Malecón Habanero. Algunos no recuerdan de donde proviene el nombre, son varias décadas y pocos curiosos.

Vistas: 10

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Guterres pide desplegar efectivos para proteger a palestinos

"El ataque contra civiles, especialmente contra niños, es inaceptable", aseguró Guterres en un informe pedido por la Asamblea General de la ONU.

Brasil omite decisión de ONU sobre candidatura de Lula

El excanciller brasileño Celso Amorim fue enfático: "Brasil tiene dos opciones o cumplir o ponerse como un paria internacional".

Definidas las semifinales de la Copa Mundial Femenina Sub-20

Japón es la única selección no europea en la magna cita femenina que se disputa en Francia.

Tres muertos y 51 heridos al volcarse un autobús en Polonia

Las autoridades locales no han esclarecido las razones del suceso, ocurrido en la región voivodato de Subcarpacia.

© 2018   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio