Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

DECLARACIÓN DE LA COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD CON CUBA

DECLARACIÓN DE LA COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD CON CUBA


El Partido ARENA, el ultraconservador Diario de Hoy y la Embajada de los Estados Unidos de América en nuestro país, en estrecho contubernio, la han emprendido en nuestro país, de forma rabiosa contra la hermana República de Cuba.


El pretexto ha sido la muerte en ese país de un delincuente común, un verdadero “marero cubano”, con un horrible historial de robos y asaltos con fuerza, agresiones graves con armas blancas a personas y otro delitos comunes más, a quien la política de Estados Unidos y sus mercenarios en la Isla convirtieron en un inocente y pacífico “preso de conciencia”.


Los señores de ARENA, que caminan por arenas tan movedizas, deberían pensarlo dos veces antes de hacerte cargo de tan vergonzosos favores. Imaginémonos, qué pasaría en nuestro país si alguno de los criminales que están en cárceles de seguridad se proclamara perseguido político a cambio de los favores que le haga a algunos sectores poderosos o a un poder extranjero.


A Cuba, permanentemente atacada durante más de cincuenta años, no hace falta defenderla en particular, porque los cubanos, y no el Mar Caribe, como afirma el supuesto editorialista de El Diario de Hoy, se han encargado de levantar solitos el valladar más grande que hayan enfrentado el imperialismo y sus oligarquías parásitas en la América Latina, y que para orgullo de los cubanos y honor nuestro, cuenta con todo nuestro más solidario y decidido apoyo.


No hace falta desmentir las falsedades que se dicen. Nosotros los salvadoreños, que durante años fuimos inducidos a creer que en Cuba a los viejitos se les hacía jabón y a los niños se los quitaban a sus padres, pues hasta eso se llegó a afirmar arreciando en campaña electoral. Sabemos que todas esas calumnias expresan su temor a que se conozca la verdad.


Como nos enseñó Monseñor Romero, cuando en sus homilías citaba al apóstol Juan, siempre que llegamos a la verdad, somos más libres. Y aquí estamos aprendiendo a conocer muchas verdades que antes estaban escondidas y estamos aprendiendo a ser más libres.


Sin embargo, lo asombroso de toda esta campaña de vergüenzas es que quienes la lideran son los mismos que anduvieron hace treinta años tras el asesinato de Monseñor Romero y de jesuitas en nuestro país. Son quienes no admitieron nunca la responsabilidad del Estado salvadoreño y la suya propia en los crímenes de lesa humanidad cometidos en este país contra el pueblo, que contaban, además, con el beneplácito y financiamiento de la Embajada de Estados Unidos.


Hubo que esperar 18 años para que un Presidente salvadoreño pidiera perdón, y fue precisamente Mauricio Funes, un Presidente elegido por el pueblo, y no por ARENA y la embajada gringa.


Esos señores que hoy hacen proclamas y editoriales anónimos, y refieren noticias de “agencias” desconocidas cuyas únicas fuentes están en Miami, fueron quienes dieron origen a la espiral de violencia que cada año crece en nuestra pequeña Patria, y quienes acogieron, protegieron y apoyaron las actividades de peligrosos terroristas internacionales como Luis Posada Carriles, de todo lo cual pudieran salir muchas y muy comprometedoras evidencias a propósito del proceso judicial que tiene lugar en los Estados Unidos.

Que no nos vengan ahora con lecciones de falsa humanidad y espíritu cívico los mismos que guardaron silencio mientras Estados Unidos hacía vuelos secretos hacia cárceles secretas en Europa donde se recluía y torturaba personas.


Que no nos discurseen de humanismo, quienes se callaron frente a las torturas y crímenes bien documentados del ejército de Estados Unidos en los campos de concentración de Abu Grahib y Guantánamo.
Que no hablen de ejemplaridad quienes nunca han dicho una palabra ni movido un dedo a favor de las decenas de presos que mueren cada año en las cárceles estadounidenses, en las más extrañas circunstancias, como resultado de un sistema carcelario humillante de la condición humana.


Que no se atrevan a ofendernos los que ahorita mismo están invadiendo con miles soldados y marines a la hermana República de Haití, mientras los hermanos cubanos llegan con oleadas de médicos.


Que no insulten más nuestra inteligencia quienes callan el sufrimiento de cinco cubanos luchadores contra el terrorismo, injustamente presos en cárceles del Imperio, mientras los verdaderos terroristas andan sueltos por Miami, protegidos por el FBI y la CIA.


Que quede claro: ningún salvadoreño honesto cree en esos ataques gratuitos contra los hermanos cubanos. El sistema político y democrático que escogieron los cubanos, aunque le duela a muchos, no se levantó sobre la mentira, la tortura, las desapariciones y las ejecuciones extrajudiciales.


No son los cubanos quienes tienen que dar explicaciones: son los criminales y sus cómplices internos y externos en nuestro país, que tras casi veinte de años de finalizada la guerra en El Salvador se niegan a reconocer sus crímenes, aceptar la justicia y vindicar la memoria de los muertos.
San Salvador, 2 de Marzo de 2010


COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD CON CUBA
(Coalición integrada por 53 organizaciones y partidos políticos salvadoreños, así como por miles de ciudadanos a título personal)

Vistas: 50

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio