Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

A cerca de las declaraciones del señor Trumph
El 16 de junio del 2017, el actual inquilino de la casa blanca en pomposo acto en Miami declaraba cancelando el acuerdo bilateral entre el gobierno de Barack Obama y el gobierno de Cuba. De esta manera anunciaba una nueva política hacia Cuba, la cual reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley norteamericana a Cuba, oponiéndose además a los llamados dentro de Estados Unidos y otros foros internacionales para acabar con él.
"Nuestra nueva política comienza con el estricto cumplimiento de la ley estadounidense, haremos cumplir el embargo", ha dicho el Cesar, quien nos dijo además que está dispuesto a negociar "un acuerdo mejor" con la isla, pero solo si hay avances concretos hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos". Como colofón, el señor imperial sentenciaba que: “ cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor"
No vamos a ponernos a dirimir cuestiones sobre la legalidad del bloqueo, sus alcances extraterritoriales o las consecuencias astronómicas del mismo en costos humanos y trastornos económicos para nuestro país. 
Tampoco haremos referencia a las actividades terroristas fomentadas desde los Estados Unidos en relación al bloqueo o con el fin de desestabilizar nuestro país, terrorismo perpetrado por ciudadanos americanos, por entidades americanas o por mercenarios contratados por agencias norteamericanas.
Lo que queremos es hacer un simple recordatorio histórico:
Los Estados Unidos han tratado de dirigir nuestros destinos a través de sendas tesis, enmiendas, o doctrinas como la Doctrina Monroe, la Doctrina del Gran Garrote, o guerras de baja intensidad, productos de delirios megalománicos, y supremacistas de los que de una manera u otra gobiernan en el país del norte y tienen como objetivo apropiarse de las riquezas de nuestro continente.
Un producto de esta índole es la que tristemente se conoce en Cuba como enmienda Platt la cual pretendía regular las relaciónes entre Cuba y el naciente estado Cubano su artículo III, señalando que : ...el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos pueden ejercitar el derecho de intervenir para la conservación de la independencia cubana, el mantenimiento de un Gobierno adecuado para la protección de vidas, propiedad y libertad individual “
Si se da cuenta señor Trumph usted pretende, al igual que sus once antecesores, revvivir ese engendro de 1901. 
Cuando usted pretende decirnos que hacer, se olvida señor Trumph de que somos un país soberano. Y para mayor claridad suya y de sus predecesores, la soberanía según el derecho internacional es el derecho de un estado a ejercer sus funciones. Más aún, es nuestro derecho como pueblo a elegir nuestro gobierno, nuestras leyes y sobre todo nuestro futuro.
Los tibios pasos tomados por la anterior administración no son más que un intento por “normalizar” las relaciones bilaterales entre nuestros países. Como lo dijera el señor Obama: empezar a tratar a Cuba como al resto de las naciones del mundo.
La decisión de autodeterminación como nación la tomamos en 1868 cuando los cubanos organizaron el primer gobierno en la manigua. 
Al conmemorarse 100 años de ese trascendental momento de nuestra historia, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro señaló algo que le puede servir hoy a usted como recordatorio de la voluntad de soberanía de nuestro pueblo:
Porque este pueblo, igual que ha luchado cien años por su destino, es capaz de luchar otros cien años por ese mismo destino. Este pueblo lo mismo que fue capaz de inmolarse más de una vez, será capaz de inmolarse cuantas veces sea necesario.  
Esas banderas que ondearon en Yara, en La Demajagua, en Baire, en Baraguá, en Guáimaro; esas banderas que presidieron el acto sublime de libertar la esclavitud; esas banderas que han presidido la historia revolucionaria de nuestro país, no serán jamás arriadas. Esas banderas y lo que ellas representan serán defendidas por nuestro pueblo hasta la última gota de su sangre 
Por si no lo sabía señor Trumph, somos un pueblo digno, libre y soberano. No necesitamos de mentores, tutores, ni asesores de ninguna índole.
Somos el pueblo digno de Céspedes, Martí y Fidel. 
A Cuba se respeta!!!
Patria o Muerte

Cubanos por Cuba
Estocolmo 17 de junio del 2017

Vistas: 62

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Rusia ratifica su posición a favor de un mundo multipolar

Rusia rechazó a las intenciones hegemónicas de Estados Unidos, destacando a su vez los nuevos centros de influencia en la comunidad internacional.

Palestina demanda crímenes de guerra de Israel ante la CPI

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) solicita respaldo internacional para impulsar demanda por crímenes israelíes frente a la Corte Penal Internacional (CPI).

Nicaragua fortalece relaciones bilaterales con Turquía y Catar

Con dos visitas oficiales programadas para esta semana, el Gobierno de Nicaragua consolida sus relaciones diplomáticas.

Emiten orden para allanar casa de gobernador de Puerto Rico

El Departamento de Justicia, Mariana Cobián no dio más detalles sobre el caso porque la investigación está en curso.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio