Martianos

Seguidores del pensamiento de José Martí y Red Social de los emigrados cubanos

De amor Martiano: José Martí y la décima

De amor Martiano

 

El espacio que reserva cada sábado la Casa de la Décima Celestino García, junto a las aguas del Guamá, el pasado mes de febrero fue dedicado a José Martí. Allí se hizo la presentación de un plegable contentivo de sus décimas de amor, las cuales forman parte, en su mayoría, de la obra de teatro “Amor con amor se paga”.

 

Los presentadores de la actividad, Lorenzo Suárez, Oscar Santana y Juan Montano, después del número musical que identifica la institución, compartieron con los presentes pensamientos de nuestro Apóstol, porque nadie más representativo del amor que José Martí, quien dijo que “El amor es el lazo de los hombres, el modo de enseñar y centro del mundo” para evidenciar la necesidad de amar y expandir amor en todas las latitudes.

 

La ronda de los poetas favoreció este sentimiento que une y fortalece la raza humana, mientras que canciones y décimas entre solistas y poetas fueron un himno a la paz, a la amistad, a la unidad espiritual por encima de los intereses personales que por una parte encumbran las estatuas virtuales y por otra retrasan el desarrollo social del hombre de pensamiento ávido de luz y progreso.

 

Martí, el poeta que nos dijo: “El patriotismo no es más que amor” para evocarnos la necesidad de amar a la patria por encima de las mezquindades y el egoísmo. O “Pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, una fórmula de amor triunfante: con todos y para el bien de todos”,  o sea, más allá de petulancias y egocentrismos.

 

Y como resumen de estos pensamientos, es Martí quien nos dice: “La única verdad de esta vida y la única fuerza, es el amor. En él está la salvación, y en él está el mundo.”  Así nos educó el Apóstol, en las doctrinas de utilidad y virtud, a despecho de la doble moral, el vicio, la corrupción y el afán de poder que enrarece la atmósfera de cualquier sociedad que añora la luz, la verdad y la creación.

 

A continuación, un conjunto de décimas del Martí malarista, quien usó la estrofa mágica en cantos patrióticos, en escenas de amor, de amistad y que en nombre de esta estrofa hizo sus reverencias por los poetas de la guerra, aquellos bardos ilustres, valientes y honrados del siglo XIX que siguen siendo paradigma de los cubanos.

 

JOSÉ MARTI Y LA DÉCIMA

Selección: Lorenzo Suárez Crespo

 

BRINDIS

 

Para un cubano es mancilla

a falta de inteligencia

brindar por la independencia

con vino de manzanilla.

Manzanilla es de Castilla,

Castilla es tierra de España

la que nos oprime y daña

con infinita crueldad...

brindo por la libertad

con aguardiente de caña.

 

CUANDO ME PUSE A PENSAR

 

Cuando me puse a pensar

la razón me dio a elegir

entre ser quien soy, o ir

el ser ajeno a emprestar.

Mas me dije: si el copiar

fuera ley, no nacería

hombre alguno, pues haría

lo que antes de él se ha hecho:

Y dije, llamando al pecho,

sé quién eres, alma mía.

 

 De:   Amor con amor se paga

 

...Y es amor fuego tenaz

y ansia y congona tan fiera,

que no hay, Teresa, manera

de que yo goce de paz.

Es pensamiento que audaz

todo el pensar me domina,

y sueño que me fascina,

y encanto que me seduce,

y estrella que me conduce.

Y hasta sol que me ilumina.

 

...Verdad es ella, que el fuego

de vuestros ojos me abrasa,

y todo prende y arrasa

la antorcha del amor ciego;

pero es lo cierto que luego,

Fénix, renace el amor,

y de un campo sin verdor

hace un raudal de fortuna,

y de un sepulcro, una cuna,

y ¡de una piedra, una flor!

 

...Es fama que a un cementerio

llegó un sabio cierto día,

afirmando que no había

tras de la tumba misterio.

Un ser blanco, vago y serio,

a la tumba se acercó:

“amor, amor”, pronunció

con triste voz quejumbrosa,

al punto alzóse la losa,

y el muerto resucitó.

 

 De:   Amor con amor se paga

 

...Alas me niega el gracejo

que vuestros encantos roben:

mas en cambio de amor joven,

amor os tengo tan viejo,

y tan probado y añejo,

y tan recio en la porfía,

que acaba, Teresa, el día

para empezar uno nuevo,

y ¡en el alma siempre llevo

encendida el alma mía!.

 

 ...A fe, señora, que tengo

algo tan duro en los labios

que  por no haceros agravios,

en el hablar me contengo.

Ved que a troveros no vengo,

ridículo trovador:

ved que si vivo amador

y si os ensalzo poeta,

quien se respeta, respeta

un digno y honrado amor.

 

...No es de dama tan cortés

respuesta tan enojosa:

gala hacéis de donairosa,

mas lujo de crueldad es.

Ved, señora, que después

de haber abierto la herida,

tiene la mano homicida

deber con la claridad,

y es más bella la beldad

cuando da a un muerto la vida.

 

A BORDO

 

Vela abajo, mozo arriba,

acá el roto, allá el peñasco.

Ido el sol, recio el chubasco,

y el barco, no barco, criba.

Gigante el viento derriba

los hombres de las escalas;

desatadas van las balas

rodando por la cubierta,

y yo, en medio a la obra muerta,

vivo, de mi hijo en las alas!

 

A JUAN BONILLA

 

Mi querido amigo Juan:

He puesto ahora mismo el nombre

de usted como ejemplo de hombre,

en unas cartas que van

camino al Cayo, y dirán

el constante Cayo  Hueso

que en esta angustia y exceso

de oficio que ahoga mi vida,

por lo noble no lo olvida

su amigo: ni olvida el $1.00.

 

 A ISABEL ESPERANZA BETANCOURT

 

Quieres mis versos tener,

¿qué versos te ha de decir

quien queda por verte ir

sin lira ya que tañer?

¿Versos? Pues con ser mujer

y nacer de quien naciste

flor, estrella, verso fuiste

delicado, casto, airoso,

más que el cantar querelloso

de un hombre pálido y triste.

 

¡Oh, lago!  que apenas riza

de mayo el terral primero,

¡y queda en ti prisionero

del encanto que lo hechiza!

No sabes cómo suaviza

la vida recia, el hallar

niña que sabe llorar

las penas propias y ajenas;

vale más consolar penas,

niña, que saberlas dar.

 

De: Amor con amor se paga

 

...Ved que en el viento las aves

volando pasan a par:

ved a las ondas cruzar

rumorosas y suaves.

Ved que hasta las penas graves

Jamás, Teresa, andan solas:

ved cuán se juntan las olas

en el correr de los ríos:

ved, junto a troncos umbríos,

amarse las amapolas.

 

 BAILE AGITADO

                -Fragmento-

 

En esta sala vacía

hubo fiesta y gala anoche,

y en la puerta, mucho coche,

y en todo, grande alegría...

¿Qué es esto?  De encajería

fina está todo bordado:

es un pañuelo manchado

de sangre con gruesas gotas;

cuando así a los labios brotas,

corazón, cuán lastimado!

 

...Y esto? como sierpes muertas

acá y acullá se tienden,

bajo las sillas se extienden,

y asoman bajo las puertas:

Estos rastros, estas yertas

muestras ya descoloridas

de miserias escondidas

entre celajes azules,

¿son restos de encaje y tules,

o son, ¡ay!, alas caídas.

 

...Y esto?  Perniles roídos,

y servilletas manchadas,

y frutas medio gustadas,

y  ramilletes perdidos.

Rizos y bucles caídos,

broches, lazos, alfileres;

todos los ricos enseres!

Todo el polvo de los hombros!

Todo postre, todo escombros

del honor de las mujeres!

 

FUENTES DE CONSULTA:

-El pensamiento martiano, Diccionario. Adalberto Alvarado. Edición  impresa el 28 de enero de 2001, en el 148 aniversario del natalicio de José Martí y Pérez.

-Atlas de la Décima. Casa de la Décima Celestino García, Pinar del Río. Plegable Martí decimista.

 

*malara: de Juan de Malara, uno de los que diera, junto a Vicente Espinel, forma definitiva a la décima, regalo estrófico que nos viene desde lejanos siglos teniendo sus antecedentes en las llamadas coplas reales.


Vistas: 489

Etiquetas: Marti, décimas, ideario, poesía

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

© 2014   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio