Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

CubaVsBloqueo: Otra victoria en la ONU (+Fotos)


14716335_354784248202228_4725825778627425337_n






U.S. Ambassador to the U.N. Samantha Power speaks during a meeting of the U.N. General Assembly, Wednesday Oct. 26, 2016 at U.N. headquarters. The United States has abstained for the first time in 25 years on a U.N. resolution condemning America's economic embargo against Cuba, a measure it had always vehemently opposed. (AP Photo/Bebeto Matthews)
Cuba's Foreign Minister Bruno Rodríguez speaks during a meeting of the U.N. General Assembly, Wednesday Oct. 26, 2016 at U.N. headquarters. The United States has abstained for the first time in 25 years on a U.N. resolution condemning America's economic embargo against Cuba, a measure it had always vehemently opposed. (AP Photo/Bebeto Matthews)

infografia-votaciononubloqueocuba-jpg_349407698
Afectaciones del bloqueo a Cuba
Cronologia del bloqueo a Cuba
Una vez más la comunidad internacional rechazará el bloqueo a Cuba (+ infografías +Informe)

Una vez más la comunidad internacional respaldará a la mayor  de las Antillas cuando ésta presente hoy, ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.
En los últimos 24 años ha sido una constante en el seno del referido organismo mundial el rechazo a la genocida política, y expresión de cuán unánime ello ha sido se constató en 2015 cuando 191 naciones la condenaron  con su voto, mientras sus dos únicos oponentes, Washington y Tel Aviv, sufrían total aislamiento y derrota.

Aquí puede descargar el Informe Bloqueo 2016 (PDF)
Por eso no es extraño que junto al justo reclamo de un pueblo que lleva más de cinco décadas soportando esa  guerra económica, el principal obstáculo a su desarrollo y calidad de vida, este miércoles en la sede la ONU, en Nueva York, se alce la voz solidaria de decenas de representantes de gobiernos en apoyo a Cuba.
Como subraya Prensa Latina, a finales de septiembre, alrededor de 40 presidentes, primeros ministros y cancilleres aprovecharon la oportunidad de dirigirse al mundo, que le brinda el debate anual de alto nivel de la Asamblea General, para abogar por el fin del bloqueo,cuyos daños se estima ascienden a 753 mil 688 millones de dólares.
 
LEER MÁS:
Abstención sin mea culpa
Fueron necesarias 25 resoluciones en la Asamblea General de las Naciones Unidas para que los Estados Unidos confirmaran con su abstención la inoperancia de su política de cerco económico financiero y comercial contra Cuba pero, vale aclararlo, lo hizo sin la mea culpa de reconocer su responsabilidad en el sufrimiento causado al pueblo cubano ni mucho menos aceptar que el bloqueo es inmoral e ilegal.
Después del 17 de diciembre de 2014 hemos escuchado de los representativos de la Casa Blanca términos como “obsoleto” o “ineficaz” para referirse a la tradicional postura de buscar simple y llanamente la rebelión de la población cubana contra sus autoridades cortando todo tipo de nexo económico de la Mayor de las Antillas con el resto del mundo. 
 

El no manifestarse en contra de la Resolución cubana es un golpe de efecto innegable de los estadounidenses mas debe colocarse en su adecuado contexto pues llega precedido de la Directiva Presidencial en la cual Obama expresó su perfil con Cuba. La combinación de ambas acciones permite comprender que el Presidente está mandando un mensaje claro al Congreso y a los candidatos a sucederlo, diciéndoles que darle un giro al timón dentro de la senda principal: socavar las bases ideológicas que soportan en consenso social del pueblo cubano alrededor de su Revolución y al mismo tiempo restarle fuerza a la política exterior de esta. 


La representante norteamericana en la ONU, Samantha Power lo dijo con total claridad: Se abstenían sin concordar con la manera en que se está presentando el asunto. O sea que desde el punto de vista de su gobierno no tienen nada de que avergonzarse. 


La abstención grafica con total nitidez lo establecido en la Directiva Presidencial que blindó hacia lo interno la determinación de la Administración demócrata de hacer irreversible la transición hacia posiciones de convivencia con nuestro país. Obama está en contra del bloqueo, sí, pero no de los principios ideológicos de hegemonía regional y global que lo generaron hace más de 50 años. 

Al cambiar el voto en la ONU Obama pretende por encima de cualquier retórica de defensa de valores universales, proteger los intereses de su país para lo cual, ahora, es preciso romper el aislamiento al que los condujo lo hecho hasta el momento en relación con Cuba. 

Contrario a lo que sus críticos dicen la transformación que estamos viendo en la política de EE.UU. hacia Cuba sí espera lograr cambios en su contraparte llevando la confrontación cultural e ideológica a perfiles más abiertos y, dicen, más difíciles de enfrentar por la parte cubana. Porque es justo decirlo también de este lado era mucho más sencillo de explicar y de plantear la cuestión cuando el discurso estadounidense era francamente hostil. 
 
Entonces es mayor el reto y habrá que tener la lucidez suficiente para vencer el anexionismo y los nacionalismos de derecha que ganan fuerza con nuestros propios errores y se anidan en la creencia de que la dignidad nacional está pasada de moda.

CubaVsBloqueo: EEUU se abstiene en ONU por primera vez de votar a favor de su política

Un un hecho sin precedentes, Estados Unidos se abstuvo de votar a favor del bloqueo que ha impuesto a Cuba desde hace más de medio siglo. Lo hizo hoy ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Es la primera vez que EE.UU. evita apoyar explícitamente su propia ley en 25 años, desde que Cuba presenta una resolución ante la Asamblea General para exigir el fin de la medida.
La histórica abstención se produjo este miércoles en la mañana, en la última votación sobre el tema en la que Barack Obama es presidente de Estados Unidos. La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Samantha Power, hizo el anunció de la decisión de su gobierno ante el pleno de la ONU.

Las intenciones de la Casa Blanca

La representante de Estados Unidos reiteró la voluntad de cambiar las relaciones entre Washington y La Habana.
Sin embargo, también manifestó las preocupaciones de la Casa Blanca respecto a la situación de los derechos humanos en la isla -una retórica con la que ha justificado la medida año tras años-, aunque reconoció por primera vez que Estados Unidos viola los derechos humanos, lo cual es más insólito todavía.
El gobierno de Obama, que restableció las relaciones diplomáticas con Cuba en 2015, ha dicho explícitamente que quiere el fin del bloqueo contra Cuba, aunque también ha dicho que esto es un cambio de táctico, pero la estrategia del cambio político en la Isla se mantiene..
Pero la ley solo puede ser levantada por el Congreso de EE.UU., controlado porel partido Republicano, dijo Power.
Estados Unidos impuso el bloqueo comercial, económico y financiero a Cuba en octubre de 1960 y lo endureció en 1992 con la Ley Torricelli, y  en 1996 con la ley Helms-Burton.

Las votaciones

En las 24 votaciones anteriores, Estados Unidos rechazó la iniciativa cubana ante las Naciones Unidas.
En la votación de 2015, 191 países se declararon a favor de levantar el bloqueo.
En esa oportunidad, sólo EE.UU. e Israel se declararon en contra de la posición de La Habana y no hubo abstenciones.
En la primera votación de 1992, 59 países votaron a favor de Cuba y tres en contra. Hubo 71 abstenciones y 45 ausencias.
 
 
Sensatez vs. tozudez
 
Por José Francisco Echemendía Gallego / Universidad Sancti Spiritus
 
Como en la letra de la canción La tarde, “se agolpan unas a otras…” las 24 resoluciones anteriores contra el bloqueo comercial, económico y financiero impuesto por los EE.UU. a Cuba; se amontonan ignoradas e irrespetadas por el poderoso imperio.
 
Desde el año 1992 como solista de lujo, Estados Unidos se ha hecho acompañar por partenaires de renombrada notoriedad en la inobservancia de los más elementales derechos humanos (Israel, Albania, Rumania, Uzbekistán y Paraguay) y por inexpertos danzarines como Islas Palau e Islas Marshall en la última década, mientras el coro de voces solidarias ha venido creciendo desde 59 en el primer año, hasta 191 en el 2015.
 
Este año, el coreógrafo de turno de la Casa Blanca, estrenó una versión, aparentemente diferente de la expuesta en anteriores presentaciones, pero donde solo cambian algunos pasos y piruetas, el argumento es el mismo. Mientras tanto, la primera bailarina, vuelve a brillar, y con un pronunciado PIROUETTE deja completamente mareado y sin equilibrio al solista apabullado.
 
Obama consuela, pero no cura

Por Alieti Sosa Padrón. Profesora de Historia de Cuba / Universidad Sancti Spiritus

 
Es la historia quien únicamente marca el retorno, el análisis de lo que nos daña y limita, lo que entorpece, aquello que obligatoriamente debe ser cambiado. Ser joven no impide pensar, disentir, transformar nuestro contexto histórico, tan determinado por lo que idílicamente parte del mundo reconoce como el embargo.
No existe nada parecido a lo que sucede con Cuba, no es su música, sus mujeres o su proceso social con victorias o desaciertos lo que la hace mencionada, solo diciembre y un encuentro después de medio siglo la han convertido en titulares y páginas.
Los años recordarán a Barack Obama, será quien lleve consigo la gloria de quienes logran unir a los que llaman irreconciliables, a los separados por aquel puente tan grande y, a la vez, tan pequeño de 90 millas.
Es su mérito. Su gestión ha restablecido las relaciones diplomáticas y ha hecho progresos hacia la normalización de la relación bilateral, abriendo nuestras respectivas embajadas, destacando que seis secretarios de gobierno de los Estados Unidos han visitado La Habana, cuatro ministros cubanos han visitado los Estados Unidos, y él se ha convertido en el primer presidente estadounidense en visitar Cuba desde 1928.
Estableció una comisión bilateral para dar prioridad a las áreas de participación, y se concluyeron acuerdos no vinculantes en materia de protección medioambiental, santuarios marinos, salud pública e investigación biomédica, agricultura, lucha contra el narcotráfico, comercio y seguridad del transporte, aviación civil, transporte directo de correo e hidrografía, y ha puesto en marcha diálogos o conversaciones sobre la cooperación policial, cuestiones regulatorias y  económicas, reclamaciones, la política de Internet y de telecomunicaciones.
Mas la historia reclama y cada joven cubano que entienda, analice, conozca, denuncia y protesta pues sabe que aún no es suficiente.
Entonces, ¿Por qué no retirar la Base Naval de Guantánamo amparada en un tratado ya no aceptado por la Isla, en lugar de utilizar el personal diplomático para un cambio de régimen, bien pensado y repleto de estrategias, que se dirige a lo que se asume por la directiva norteamericana, como la sociedad civil cubana dejando fuera a las mayorías?, ¿por qué no arriesgarse a usar sus facultades para que el William Soler tenga condiciones y atienda a los niños con leucemia o permitir el uso sano, menos restrictivo, de las redes sociales, dejando elegir a los cubanos su uso, sin las manipulaciones constantes de quien pretende enturbiar principalmente a la generación que desde su punto de vista, transformará a Cuba por los caminos de un nuevo protectorado?
Tal vez transmitir menos radio y televisión irrespetuosa, que ningún país permitiría, ayudar a que los obreros produzcan con la calidad soñada y que la vida de cada cubano se transforme, trayendo de la mano desarrollo económico junto a desarrollo social, sostenido y coherente, en lugar del sector privado, que no es eje de la sociedad socialista.
Son las contradicciones de un diferendo enorme y consecuente lo que nos separa; solo el diálogo enmarcado en el éxito y la confianza, desechando términos confusos, que aborden la represión de derechos civiles y que acusan a Cuba de políticas hipócritas, sería lo más oportuno.
Hacer más y cuestionar menos, respetar más y entrometerse menos, cooperar sin desprecio, sin injerencia, sin dobles caras, cuando declara reiteradamente que no busca un cambio de régimen en Cuba y que continuarán dejando claro que los Estados Unidos no pueden imponer un modelo diferente en Cuba porque el futuro de Cuba depende del pueblo cubano. Es cierto, sus propias palabras lo han esclarecido, su embargo, nuestro bloqueo económico, es obsoleto y debe ser levantado y es sensato, por supuesto, borrar los históricos anhelos.
La directiva del presidente Obama consuela pero no cura. Las presiones que implican el fin del proceso electoral no lo dejan llegar hasta donde puede en materia ejecutiva.
La cultura asumida por nuestro pueblo nos permite hacer un balance racional de virtudes y defectos de tal directiva. Por eso, denunciamos y protestamos hoy ante la renovación de la vieja estrategia; instamos a Obama, y a quien le siga en la administración de los Estados Unidos, a completar el camino de la normalización, no solo de las relaciones, sino también de la historia…si es que en realidad quieren, como declaran, el bien de nuestro pueblo.
 
onu
 

Vistas: 135

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio