Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

“He conocido a un doctor en filosofía que creía que Cuba era un territorio de la Unión… un funcionario de Washington que pensaba que La Habana era un puerto de los Estados Unidos”¹

Jenks en su estraordinario libro considera a  Cuba como la vaca sagrada de la diplomacia estadounidense y es que la diplomacia yanquí tuvo el sabor y el color del azúcar y el azúcar es un excelente compuesto químico que poseía  la propiedad  de exitar a Washington, nuestra azúcar era del color del dinero y la avaricia no tenía fin.

Los temas de Cuba se discutían a puerta cerrada, había mucha plata por medio, muchos intereses y no solo los que habían, los que les dibujaba el futuro. Eran los amos de una isla estratégicamente situada a la entrada del Golfo, quien la dominara, podía hacer mucho daño a la Unión, si la Unión la dominada, podía controlar el resto de América.

Nunca les interesó mucho quienes somos, la ocupación militar les costó unicamente el dinero que le dieron a Máximo Gómez para licenciar a los combatientes del Ejército Libertador, el resto de los gastos se cubrieron con las rentas de Cuba, fue una guerra y una ocupación bien barata.

Se adueñaron de las mejores tierras del país, controlaron la banca, el 85% del comercio, nos hicieron monoproductores y mono exportadores, luego nos convertimos en su prostíbulo flotante, en su gran casino en medio del Caribe.

Cuba era tranquila, segura, nada se podía hacer sin los norteamericanos y sin el Ejército de la burquesía testaferro, pero, como denunció un joven abogado en 1953, 200 mil familias campesinas no tenían una vara de tierra donde sembrar una vianda para sus hambrientos hijos, mientras 300 mil caballería permanecían sin sembrar en manos de los terratenientes. 400 mil familias rurales y urbanas vivían en barracones, cuarterías y ranchos insalubres, el 90 % de los niños campesinos estaban plagados de parásitos, los graduados no tenían donde emplearse, no existían escuelas agrícolas o industriales, la cifra de desempleados era mayor que la de Italia y Francia,  con poblaciones muy superiores. De los 8,929,438 hectáreas que representaban el 100% de la tierra cultivable de Cuba solo se explotaba el 20% en 1958.

“Con respecto a la vida económica Cuba está en la palma de nuestra mano. Cómo produce tan pocas cosas y prácticamente todas nos las vende a nosotros, tiene que depender del nosotros, no solo para obtener productos manufacturados, sino en muy grande medida también para alimentos” ²

Cuba era un país diabético que dependía de los caprichos de la política arancelaria de su único y privilegiado cliente ,y ostentaba el dudoso privilegio de ser el principal monocultivador del hemisferio occidental.

La aristocracia nacional, formada por unas 15 mil personas, subordinada incondicionalmente al poder imperial, se beneficiaba de las tajadas que el amo les daba y participaba de los negocios de los Capos de la mafia que brindaban pingues beneficios.

En los “maravillosos 50″ Cuba fue la capital de la cocaína, ya lo era desde los años 40, pero el comercio de la “nieve” se realizó con completa impunidad bajo la protección del capo Batista, la droga salía del puerto de la Habana directo a USA en los sacos de azúcar.

Era los tiempos de la flamante Habana, llena de luces, casinos y prostíbulos, el paraíso de los turistas millonarios yanquis, deslumbrante capital, donde cada día amanecían jóvenes salvajemente torturados y asesinados, era la ciudad de Ventura, Carratalá y compañía, donde rodaban los más modernos autos americanos, primero que allá, producto del contrabando del gobierno delictivo, que usaba los barcos de  la marina de guerra para el tráfico ilegal.

Para sorpresa de lo  rubios dueños,  la turba se rebeló, estudiantes, campesinos, obreros, unieron la ira y la vergüenza de todo un pueblo y derribaron al águila, no solo de la columna del memorial del Maine, lo derribaron del alma de la nación donde tenía clavadas sus garras.

Era algo realmente imposible, la aristocracia fue a descansar a las playas de Miami, mientras los yanquis acababan en unos días con Fidel, derribar la revolución se convirtió en una meta, pero ” Su asiento y perdónenme la metáfora, es el mismo que sustenta a  la montaña”³

Comprender que ese pasado no volverá, sería muy saludable para las relaciones entre los dos países, comprender que su colonia del caribe, dejó de serlo para siempre, sería un gran paso sobre la prepotencia y la avaricia del Imperio.

Cuba, como dijo alguien en un comentario a un artículo en Cuba Si, no está en el borde del abismo, sino en las faldas de la montaña que subiremos  a fuerza de sacrificios, valor e inteligencia.

¹- Leland H. Jenks. Nuestra colonia de Cuba. Edición Revolucionaria, La Habana, 1966, p.37
²-Samuel Guy Inman. Problems in Pan Americanis, p. 276.
³-Gregorio Selser. Nuestra colonia de Cuba. Edición Revolucionaria, La Habana, 1966, p.2

Vistas: 61

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Rusia afirma que EE.UU. engaña a la opinión pública sobre Siria

El representante del departamento de Defensa ruso comentó la declaración del presidente Donald Trump de que Estados Unidos había derrotado en Siria e Irak a Daesh.

¿Qué busca mejorar la ANC venezolana a la carta magna?

El presidente Nicolás Maduro convocó a la ANC para responder  y proteger al pueblo venezolano de las acciones desestabilizadoras por parte dde sectores de derecha

Presidente serbio visita Cuba para fortalecer relaciones bilaterales

El Jefe de Estado serbio, Aleksandar Vucic, comentó que su nación siente gran admiración por el Comandante Fidel Castro.

Choquehuanca: ALBA-TCP es para que la humanidad vuelva a soñar

El mandatario venezolano visitó La Habana y destacó la valía del ALBA-TCP como mecanismo de integración entre los pueblos latinoamericanos.

Mitos y verdades sobre Corea del Norte

Los medios de comunicación internacionales han generado una visión tergiversada de las acciones tomadas por el Gobierno norcoreano, haciendo del conflicto del país asiático con Estados Unidos un juego de buenos y malos. 

© 2017   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio