Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Correspondencia: Cuba lista a dialogar con EEUU sobre Alan Gross

Una nota oficial de la cancillería cubana da respuesta a una solicitud del Departamento de Estado de los EEUU que reclama la liberación de Gross, quien lleva 4 años preso en la isla por violar las leyes cubanas sobre el uso de las comunicaciones. . Lea aquí la carta de Gross y la nota oficial de Cuba.

Cuba lista a dialogar con EEUU sobre Alan Gross

LA HABANA, 03/12/2013. Radio Progreso Alternativa (RPA)/Progreso Semanal. Cuba reitera su disposición a conversar sobre la situación del subcontratista estadounidense, Alan Gross.

Una nota oficial de la cancillería cubana da respuesta a una solicitud del Departamento de Estado de los EEUU que reclama la liberación de Gross, quien lleva 4 años preso en la isla por violar las leyes cubanas sobre el uso de las comunicaciones. Gross fue sancionado a 15 años de prisión.

Firmada por Josefina Vidal, Directora General del departamento de EEUU de la cancillería de la isla, reitera la disposición a encontrar una salida al caso pero “sobre bases de reciprocidad”, es decir teniendo en cuenta la situación que padecen desde hace 15 años cuatro ciudadanos cubanos encarcelados por infiltrarse en grupos terroristas que realizaban acciones contra Cuba, generalmente asentados en La Florida.

La nota cubana precisa que Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González cumplen prolongada e injusta prisión por delitos que no cometieron y que nunca fueron probados.

El tono de la nota cubana, si bien responde a una solicitud divulgada el 2 de diciembre por la Oficina del Vocero del Departamento de Estado en la que solicitaba “la liberación inmediata” de Gross, parte de una visión humana aplicable a ambos casos.

Cuba comprende las preocupaciones humanitarias que concurren en el caso (Gross), pero considera que el gobierno estadounidense tiene responsabilidad directa por su situación y la de su familia, y como tal, debe trabajar con el gobierno cubano en la búsqueda de una solución, dice Vidal.

A su vez destaca que la prisión de los cuatro cubanos “tiene un alto costo humano para ellos y sus familiares. No han visto crecer a sus hijos, han perdido a madres, padres y hermanos, enfrentan problemas de salud y han estado separados de su familia y de su Patria por más de 15 años”.

El Noticiero de la TV Nacional (NTV) al divulgar la nota señaló que 66 senadores estadounidenses, Republicanos y Demócratas, llamaron al presidente Obama a finalizar el caso Gross mediante “cualquier paso que esté en el interés nacional para el cual le brindaban su apoyo

Carta de Alan Gross al presidente Barak Obama

3 de diciembre de 2013

Al Honorable Barack Obama
La Casa Blanca
Washington, DC 20500

Estimado señor presidente:

Me llamo Alan Gross. Soy un ciudadano norteamericano de 64 años. El 3 de diciembre marca el cuarto aniversario de mi encarcelamiento en Cuba.

Vine a Cuba en nombre de Estados Unidos como subcontratista de un proyecto oficial de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional a fin de aumentar el acceso a Internet en pequeñas comunidades por toda Cuba. Realicé mi papel en el proyecto según mi contrato. Sin embargo, el 3 de diciembre de 2009, funcionarios cubanos me arrestaron por estas actividades. Un tribunal cubano llegó a la conclusión de que la labor para la que yo había sido enviado a Cuba constituye un intento de socavar al gobierno cubano distribuyendo sistemas de comunicación que no están bajo control gubernamental. Fui condenado por “acciones en contra de la independencia o integridad territorial del estado”. Mi condena es de 15 años.

Durante cuatro años he estado confinado 23 horas al día en una pequeña celda junto con dos reclusos más. Cada día paso una hora al aire libre en un pequeñísimo patio cerrado. No duermo mucho, entre mi artritis y las luces de mi celda, que están encendidas las 24 horas del día. Con la excepción de unas pocas llamadas telefónicas y visitas, estoy completamente aislado del mundo exterior.

He perdido casi todo en los últimos cuatro años, principalmente el tiempo con mi familia –mi esposa Judy y mis hijas Shira y Nina. He tenido que pedir a mis hijas que no me visiten porque no soporto que me vean así, una sombra de lo que fui, rodeado de hombres con ametralladoras. Si no sobrevivo a la prisión, no quiero que ese sea el último recuerdo que tengan de mí.

Lo peor de mi experiencia ha sido perder tantos días de fiesta e hitos familiares. El verano pasado, Shira caminó hacia el altar de su boda sin tenerme a mí a su lado. Nina ha dejado en suspenso partes de su vida en espera de mi regreso. Como padre, usted puede imaginar lo doloroso que es esto. Mi familia ha sufrido tremendamente durante estos últimos cuatro años. Shira luchó contra el cáncer de mama con solo 26 años, a mi madre le han diagnosticado un cáncer pulmonar terminal. Mi negocio y mi carrera han sido destruidos, así que no he podido mantener a mi familia, y mi esposa tuvo que vender la casa familiar.

Durante todas estas tragedias, he estado ausente. Soy incapaz de poder ayudar. Mientras reflexiono acerca de estos últimos cuatro años, me encuentro haciéndome la misma pregunta –¿por qué? ¿Por qué estoy aún aquí?

Con el mayor respeto, señor presidente, temo que mi gobierno –el mismo gobierno al que servía en el momento en que comenzó esta pesadilla– me ha abandonado. Funcionarios de su administración han expresado compasión y han pedido mi liberación inmediata, y realmente aprecio todo eso. Pero no me ha regresado a casa.

Está claro para mí, señor presidente, que solo por medio de su implicación personal podrá garantizarse mi liberación. Sé que su administración y administraciones anteriores han tomado medidas extraordinarias para obtener la libertad de otros ciudadanos norteamericanos encarcelados en el extranjero –incluso ciudadanos que no fueron arrestados por su trabajo en beneficio de su país. Le pido que usted también tome medidas que garanticen mi liberación, por mi bien y por el bien de mi familia. Pero eso no es todo. Hay incontables norteamericanos en todo el mundo, algunos sirviendo de uniforme, otros sirviendo de manera diplomática o civil, y aún otros ciudadanos privados que estudian o viajan al extranjero, y ellos no deben dudar de que si se convierten en cautivos en una tierra extraña nuestro gobierno moverá cielo y tierra para garantizar su libertad.

He trabajado en desarrollo de comunidades durante casi 30 años. He realizado con orgullo misiones en beneficio de mi país, incluso ante riesgos a mi seguridad. Lo hice porque creí en mi país, en mi gobierno. Quiero seguir creyendo que mi gobierno valora mi vida y mi servicio y que un pasaporte norteamericano significa algo. Me niego a aceptar que mi país me abandonaría. Señor presidente, por favor, tome las medidas que sean necesarias para llevarme a casa.

Atentamente,
Alan Gross
 

Nota de la cancillería cubana

El 3 de diciembre, medios de prensa de Estados Unidos informaron sobre la carta que 66 senadores norteamericanos, demócratas, republicanos e independientes, enviaron al presidente Barack Obama, en relación con el caso del ciudadano estadounidense Alan Gross, quien cumple sanción de privación de libertad en Cuba. Los senadores instaron al Presidente a conferirle prioridad humanitaria a la liberación del Sr. Gross y dar cualquier paso que esté “en el interés nacional” de EE.UU., de manera expedita para lograr su excarcelación, manifestando que le brindarían su apoyo en la consecución de este objetivo.

Al respecto, la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba,Josefina Vidal Ferreiro, emitió la declaración siguiente:

“El gobierno cubano reitera su disposición a establecer de inmediato un diálogo con el Gobierno de Estados Unidos para encontrar una solución al caso del Sr. Gross sobre bases recíprocas, que contemple las preocupaciones humanitarias de Cuba vinculadas al caso de los cuatro cubanos luchadores antiterroristas que están presos en EE.UU.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, quienes forman parte del grupo de los Cinco, cumplen prolongada e injusta prisión por delitos que no cometieron y que nunca fueron probados. Su encarcelamiento tiene un alto costo humano para ellos y sus familiares. No han visto crecer a sus hijos, han perdido a madres, padres y hermanos, enfrentan problemas de salud y han estado separados de su familia y de su Patria por más de 15 años”.

La directora Josefina Vidal también se refirió al comunicado emitido por la Oficina del Vocero del Departamento de Estado el 2 de diciembre, en el cual insistió en la liberación inmediata e incondicional del Sr. Gross, argumentando que su encarcelamiento es injustificado, y recordó:

“El Sr. Alan Gross fue detenido, procesado y sancionado por violar las leyes cubanas, al implementar un programa financiado por el Gobierno de EE.UU., con el objetivo de desestabilizar el orden constitucional cubano, mediante el establecimiento de sistemas de comunicaciones ilegales y encubiertos, con tecnología no comercial. Estas acciones constituyen delitos graves que son severamente sancionados en la mayoría de los países, incluyendo EE.UU.

El Sr. Gross ha recibido un tratamiento decoroso y humano desde que fue arrestado.

Cuba comprende las preocupaciones humanitarias que concurren en el caso del Sr. Gross, pero considera que el Gobierno de EE.UU. tiene responsabilidad directa por su situación y la de su familia, y como tal, debe trabajar con el gobierno cubano en la búsqueda de una solución.

La Habana, 3 de diciembre de 2013

 Enviado por MA Ramy

Progreso Semanal La Habana

Vistas: 88

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

¿Cómo surgió el canto de protesta "Un violador en tu camino"?

El tema se escuchó por primera vez en el puerto de Valparaíso y es una creación del colectivo feminista “Las Tesis”, que busca difundir un mensaje antimachista, de denuncia de violaciones, abusos y acosos.

Las 5 lecciones de vida para aprender de Nelson Mandela

La lucha pacífica contra el racismo y las injusticias de Sudáfrica son uno de los ejemplos de Nelson Mandela. Su ternura, su temple, su coraje, son parte de su inolvidable legado.

Piden redactar artículos para juicio político contra Trump

Nancy Pelosi pidió iniciar la creación del documento que contendrá los cargos y las violacioones que ha perpetrado Donald Trump contra la Carta Magna de Estados Unidos.

Arriba a Bolivia delegación de Madres de Plaza de Mayo

La represión policial a las protestas contra el golpe de Estado en Bolivia han causado más de 33 muertes con dos masacres, en Senkata y Sacaba.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio