Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Cincuenta años después. Dr. Sc.. Lázaro González Rodríguez

Hacia la actualización delmodelo económico social cubano en la esfera laboral

Dr. Sc.. Lázaro González Rodríguez

Desde 1961 hasta 1981 labora en el Ministerio del Trabajo en la esfera de la organización del trabajo y los salarios, ocupando, entre otros cargos, los de Director de Salarios, Viceministro y Director fundador del Instituto Nacional para la Investigación Científica del Trabajo.

En 1981 y hasta el año 2003 labora en el Ministerio de Industria Básica ocupando los cargos de Director Económicoen la Unión de la Goma (1981-1984), Director de la Empresa de la Goma “Conrado Piña” (1985-2000) entidad laboratorio del MTSS y primera en aplicar el perfeccionamiento empresarial en el país.A partir de 2001 y hasta 2003 realiza actividades de asesoramiento en la esfera de la organización del trabajo y los salarios en el organismo central.Actualmente labora como consultor.

En 1997 es designado para formar parte del grupo de especialistas que elaboraron las primeras bases del perfeccionamiento empresarial. Desde 1974 hasta 1980 representa a Cuba ante los institutos de investigación del trabajo del CAME. De 1996 al 2000 es delegado empleador de Cuba ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Es presidente fundador de la Sociedad de Estudios del Trabajo de la ANEC hasta 2005. Desde su fundación hasta 2009 fue miembro del Tribunal de Grado Científico de Economía Aplicada. Ha sido nominado en cinco ocasiones para el Premio Nacional de Economía. Es Miembro de Honor de la ANEC.

Ha publicado numerosos artículos en periódicos, revistas y sitios en INTERNET, tanto nacionales como extranjeros, así como diferentes obras sobre la temática laboral, entre ellas, El trabajo y su remuneración, libro (1974); El sistema de tarifas para el pago del trabajo en la industria de los países miembros del CAME, libro, coautor (1974); Introducción al estudio de la economía del trabajo, libro (1975); Introducción al estudio de la organización científica del trabajo, libro, coautor (1976); El salario, libro (1985); Trabajo y estímulos (libro, 2002); Estímulos morales y materiales:apuntes para su estudio (folleto, 2003); La productividad: conceptos y experiencias (folleto, 2003). Es Licenciado en Economía, Doctor en Ciencias Económicas y Profesor Titular Adjunto de la Universidad de La Habana.

 

 

A modo de presentación

Desde hace varios años, nuestro modelo económico-social para la construcción del socialismo viene dando señales de la necesidad de introducir profundos cambios en sus líneas de acción.

El Comandante en Jefe Fidel Castro en su discurso del 17 de noviembre de 2005, señala:

Una conclusión he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, de cómo se construye el socialismo. [1]

¿En qué nos faltó conocimiento?No tengo la menor duda que entre los motivos que nos llevaron a la situación actual estuvieron los siguientes:

¾No haber valorado en su justa dimensión que:“De lo que aquí se trata no es de una sociedad comunista que se ha desarrollado sobre su propia base, sino de una que acaba de salir precisamente de la sociedad capitalista y que, por tanto, presenta todavía en todos sus aspectos, en el económico, en el moral y en el intelectual, el sello de la vieja sociedad de cuya entraña procede”.[2]

¾El derecho no puede ser nunca superior a la estructura económica ni al desarrollo cultural de la sociedad por ella condicionado.[3]

 

¾El pobre empleo de la crítica y la discusión colectiva actuando, en muchos casos, de manera voluntariosa.

 

¾La improvisación y superficialidad en la designación de los jefes y su desmedida rotación.

 

¾La estatización casi total de la economía.

 

¾La subvaloración del estímulo material.

 

¾El uso limitado de los indicadores de eficiencia —productividad, costos, rentabilidad, etc.— al momento de evaluar el trabajo de la empresa.

 

¾No haber elaborado una concepción integral y sistémica en cuanto a la política laboral.

 

¾El deseo de ser originales en algunas ocasiones, y en otras copiar mecánicamente experiencias foráneas.

 

¾No haber brindado mayor participación a los trabajadores en las decisiones de las administraciones, etc., etc.

Con vistas a superar la situación actual, el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba ha acordado un grupo de Lineamientos para el período 2011-2015, que si somos capaces de materializarlos, conformarán, llevando a cabo las adecuaciones necesarias, un paso sólido para proseguir el camino de transformaciones que nos permitan impulsar hacia adelante el proyecto social cubano.El VI Congreso del Partido constituye un hito en nuestro devenir histórico al definir la estrategia de los próximos años, es decir, qué hacer.

 

Un segundo escalón no menos importante es cómo hacer,me refiero a la instrumentación práctica de los Lineamientos acordados, cuidándonos del voluntarismo, la superficialidad y, sobre todo, de los burócratas y tecnócratas.Cumplidas ambas etapas se nos presenta el momento culminante: HACER. La selección y capacitación de los directivos —desde el jefe de brigada hasta el director general— y, sobre todo, la participación activa de los trabajadores, definirán el éxito de la estrategia trazada.Jamás se ha ganado una batalla en la historia, por bien concebida que estuviese la estrategia, si no se combate con oficiales y soldados bien entrenados y conscientes de la importancia de esta.

Al decir del Che, “(…) el cuadro es la columna vertebral de la Revolución”.La vida demuestra que una vez tomada la decisión correcta mediante la participación colectiva, los jefes juegan un papel esencial en su materialización. Para analizar este tema hay que tener presentes las siguientes palabras de Alfredo Guevara:

Lo he dicho en otras ocasiones y no quiero dejar de repetir aquí ante ustedes, que el crimen más grande que podemos cometer es aceptar que la ignorancia se ocupe cargos, -claro, encarnada en personas-, que la ignorancia tenga poder sobre los demás.  Y hay demasiada ignorancia en nuestro Estado todavía, en nuestro Estado y organizaciones sociales, incluyendo el Partido,   hay demasiada ignorancia con poder sobre personas.  Creo que ese es un crimen de Estado, y es un crimen que tenemos que rectificar a fondo: ¡no a la ignorancia!. Para poder tener poder sobre los demás hay que tener, ante todo, verdaderos conocimientos sobre lo que se va a dirigir, y, desde luego, una formación ética.  [4]

No hay persona más peligrosa que un ignorante con poder, sobre todo, si cree saber.

En la actualización del modelo económico-social, como se ha denominado este proceso, se plantea un gran desafío: cambiar la manera de pensar y actuar, lo que implica, entre otras cuestiones eliminar el voluntarismo, fomentar la cultura del debate y la participación real.Es indiscutible que todo este proceso de transformación tiene su epicentro en los colectivos de trabajadores, en los dirigentes y subordinados.

La problemática del trabajo ocupa un lugar importante en las transformaciones que pretendemos realizar a nuestro modelo económico y social, por lo cual es necesario considerar que la solución de cualquier problema laboral pasa, incuestionablemente, por tres momentos esenciales. Primero: la toma de conciencia de su existencia y magnitud, implicaciones y causas que lo provocan, objetivo central de estas reflexiones.Segundo: buscar, dentro de las alternativas existentes, aquella que optimice los indicadores económicos sin deteriorar la calidad de vida ni las condiciones fundamentales de trabajo.Tercero: controlar sistemáticamente las medidas adoptadas para constatar sus resultados y efectuar a tiempo cualquier ajuste necesario.

El deseode resolver rápidamente los problemas que hoy confrontamos no nos puede llevar a dictar medidas que no estén rigurosamente evaluadas teniendo en cuenta las condiciones objetivas y los plazos requeridos para su ejecución.

Quiero, en este punto, traer a colación las palabras del Presidente Raúl Castro en la reunión ampliada del Consejo de Ministros efectuada a finales de junio pasado, concepción que ha reiteradoen múltiples oportunidades:

Necesitamos discutir y discrepar más a todos los niveles de dirección, pues en la diversidad de criterios están las mejores soluciones a nuestros problemas actuales.

No podemos darnos el lujo de aceptar como válida la primera idea que se nos ocurra ni actuar mecánicamente ante una situación determinada.Hay que pensar, analizar, valorar todas y cada una de las posibilidades, para luego poder tomar la mejor decisión sobre cualquier asunto.Si no lo hacemos así, corremos el riesgo de cometer una y otra vez los mismos errores.

Unido a ello, estamos obligados a incrementar la exigencia en todas las áreas y sectores para cortar de raíz la desorganización y el descontrol (*) que en muchos lugares se han instaurado. [5]

Creo firmemente que en esta concepción está la médula del procesoque nos permitirá avanzar en nuestro proyecto social que, para imponerse, deberá:

¾Eliminar la ignorancia de algunos jefes, principalmente, creerse poseedores de la verdad absoluta; no propiciar la participación y la cultura del debate y, consecuentemente, pensar que toda opinión contraria a la suya constituye una agresión personal y tomar represalias.

 

¾Luchar contra la tendencia de muchos subordinados de no expresar sus criterios, sobre todo si son contrarios al jefe, ya sea por temor, por no buscarse problemas o por la presunción de que, en definitiva sus criterios no serán tomados en cuenta.

 

¾Desterrar el secretismo y falta de información.

 

¾Establecer una correspondencia palpable entre los resultados de la empresa y los intereses de los trabajadores.

 

¾Incrementar y materializar las facultades de los trabajadores sobre las decisiones que pretenda adoptar la dirección de la empresa.

 

Por último, quiero subrayar que el problema fundamental que hoy confrontamos en la esfera laboral es la carencia de una concepción integral, sistémica y científicamente fundamentada que permita dar solución a las dificultades que se presententeniendo en cuenta que la preparación del personal resulta imprescindible para su aplicación.


 

Situación laboral

 

Durante 2011 hemos venido conmemorando un conjunto de aniversarios entre los cuales resalta el 16 de abril, día en que se proclamó el carácter socialista de la Revolución cubana; y el 19 del propio mes, fecha de la victoria cubana contra el imperialismo yanqui.A los cincuenta años de tales hechos, no obstante los errores cometidos y las dificultades actuales, el balance es positivo.

Este año también se conmemora el aniversario cincuenta del inicio, en nuestro país, de las actividades relativas a la Economía del Trabajo; productividad, organización del trabajo, salario, etc. Al contrario de las fechas anteriormente señaladas, nos entristece ver cómo los esfuerzos realizados al inicio y a lo largo de muchos años, no han rendido los frutos necesarios.No sería muy arriesgado decir que estamos peor que cuando comenzamos.

En 1961, la primera tarea planteada fue la de preparar a los directivos y técnicos en esta materia desconocida para los cubanos en la etapa capitalista.Durante 1961 y 1963, con la colaboración de especialistas soviéticos, se prepararon miles de técnicos y dirigentes en laespecialidad.En 1962 se diseñó el sistema salarial propio de nuestro país.En 1963, una vezprobado, se pasó a su generalización.

Creo innecesario relatar los avatares sufridos con respecto a la organización del trabajo y los salarios en este medio siglo, que se han caracterizado como norma,y principalmente en los últimos 20 años, por la improvisación, el subjetivismo, el voluntarismo y la falta de conocimientos.El analfabetismo económico, como señaló Fidel, ha hecho muchos estragos.

Es doloroso que al cabo de cincuenta años, no obstante la labor de capacitación realizada en los años 1961-1963 y 1970-1979,exista, de manera generalizada, un desconocimiento, tanto teórico como práctico, por parte de la casi totalidad de los dirigentes y técnicos a todos los niveles —incluyendo a los de los órganos y áreas especializadas en la temática— de los aspectos esenciales de la Economía del Trabajo, y particularmente, de la productividad y la organización del trabajo.De ahí que se convierta en una tarea esencial lograr que TODOS comprendan el significado e importanciadel aumento de la productividad y el relevante papel que juega la organización del trabajo para alcanzar dicho objetivo y, por tanto, la creación de la base económica, y actúen consecuentemente. Ello se demuestra, en primer lugar, cuando se sitúan directivos y técnicos de primera línea debidamente capacitados y experimentados.

No hay duda que el factor fundamental para el incremento de la productividad es el empleo de la ciencia y la tecnología.Pero ojo, sin la correcta organización del trabajo se reduce su eficacia y eficiencia.De ahí podemos colegir que ambos aspectos conforman una unidad. Al tratar el tema, V. I. Lenin señaló:

En toda revolución socialista, después de haber resuelto el problema de la conquista del poder por el proletariado y a medida que, en lo fundamental, se vaya resolviendo la tarea de la expropiación de los expropiadores y de aplastar la resistencia de los mismos, sedestaca, necesariamente en primer plano, la tarea fundamental para la creación de un régimen social superior al capitalismo, a saber: el aumento de la productividad del trabajo, y en relación con esto (y para esto) una organización más alta del mismo.[6] (*)

 

Por otra parte, Fidel Castro, sentenció:

 

El único camino mediante el cual se puede ir elevando el standard de vida es por el camino de ir elevando la producción.Y el camino de ir elevando la producción es elevar la productividad.Y la productividad se eleva con la técnica y la organización.[7]

 

Asimismo, el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ha insistido en repetidas ocasiones en la necesidad de lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos humanos, materiales y financieros, en el ahorro y en la organización del trabajo.

 

En la clausura del X congreso de la UJC el 4 de abril del pasado año, destacó:

 

La batalla económica constituye hoy, más que nunca, la tarea principal y el centro del trabajo ideológico de los cuadros, porque de ella depende la sostenibilidad y preservación de nuestro sistema social.[8]

 

El trabajo fue, es y será siempre la única vía para el desarrollo de la sociedad, y el aumento de su productividad la condición indispensable para satisfacer las crecientes necesidades de sus integrantes.

 

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el VI Congreso del PCC, reiteran el papel del incremento de la productividad en la batalla económica.Nuestro inolvidable Comandante Ernesto Che Guevara señalaba que:

 

Todo se reduce a un denominador común en cualquiera de las formas en que se analice:el aumento de la productividad, base fundamental de la construcción del socialismo y premisa indispensable para el comunismo.[9]

 

La concepción antes señalada se fundamenta en los postulados martianos y marxistas.Señalaba Martí:“En pueblos como en hombres la vida se cimienta sobre las necesidades materiales”.[10]Y agregaba:“En lo común de la naturaleza humana se necesita ser próspero para serbueno”.[11]

 

En total coincidencia con esta idea martiana, el marxismo nos enseña que:

 

[…] el hombre necesita, en primer lugar, comer, tener un techo y vestirse antes de hacer política, ciencia, arte, religión, etc., que, por tanto, la producción de los medios de vida inmediatos, materiales y, por consecuencia la correspondiente fase económica de desarrollo de una pueblo o de una épocas la base a partir de la cual se han desarrollado las instituciones políticas, las concepciones jurídicas, las ideas artísticas e incluso las ideas religiosas de los hombres.”[12]

 

PrecisaEngels:

 

Siguiendo la concepción materialista de la historia el factor que en última instancia determina la historia es la producción y la reproducción de la vida real.Ni Marx ni yo hemos afirmado nunca más que esto.Si alguien lo tergiversó diciendo que el factor económico es el único determinante convertirá aquella tesis en una frase vacua, abstracta. [13]

 

De lo anterior se puede colegir, como señaló Martí, “[…]que no basta la prosperidad para hacer a los pueblos durables, si no se les fortalece con la práctica constante y con el predominio del sentimiento“.[14]

Marx señaló como condición indispensable en la construcción del comunismo el desarrollo de los individuos en todos sus aspectos. De ello se desprende que junto al desarrollo de la base económica es necesario trabajar en favor de elevar la cultura, la educación, la utilización plena de los estímulos morales en aras de formar un hombre de altos valores ético-morales.

 

Los acuerdos del VI Congreso del PCC tendientes a actualizar el modelo económico cubano, subrayan:

 

El objetivo de garantizar la continuidad eirreversibilidad del socialismo, el desarrollo económico del país y la elevación del nivel de vida de la población, conjugados con la necesaria formación de valores éticos y políticos de nuestros ciudadanos. (*)

 

La formación de un hombre con altos valores éticos no es solo una necesidad de convivencia en una sociedad socialista, sino una poderosa fuerza para la creación de la base económica del nuevo régimen social, es decir, incrementar la producción y la productividad.

 

¿Cuál es la situación de los principales indicadores laborales?

 

Al comparar 1996 con el 2009 en los sectores productivos fundamentales (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; minería y canteras; industria, electricidad, gas y agua; construcción, transporte, almacenaje y comunicaciones, tenemos:

 

a)Participación en el PIB de estos sectores(precios constantes)

Actividad

1996 (%)

2009 (%)

Agricultura, ganadería, Silvicultura y Pesca

7.8

4.2

Industria

19.2

13.7

Construcción

 

Fuente: http://www.kaosenlared.net/noticia/cincuenta-anos-despues

Vistas: 692

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Países confirman asistencia a posesión de Fernández en Argentina

La Organización de Estados Américanos, así como la Unión Europea y Banco Interamericano de Desarrollo ratificaron su presencia en el acto.

Comité Judicial analiza evidencias sobre impeachment a Trump

Según el informe presentado por el Comité de Inteligencia, Trump habría solicitado la interferencia de Ucrania para investigar a un contrincante y beneficiar su posibilidad de una reelección.

Hallan restos de mamuts en construcción de aeropuerto mexicano

Uno de los esqueletos yacía donde se erigirá la torre de control del aeródromo y el segundo fue hallado en el área que estarán las pistas del aeropuerto.

Retiran las rejas que custodiaban la Plaza de Mayo de Argentina

La Alcaldía de Buenos Aires comenzó la remoción este domingo a las 22H00 (hora local). En el lugar se realizan los preparativos para la asunción del Alberto Fernández.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio