Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Cámara de Representantes de EEUU aprueba proyecto que recrudecería sanciones contra Cuba

capitolio de washington

El lobby anticubano en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos no solo abortó una enmienda que permitiría a los estadounidenses viajar libremente a Cuba, sino que logró imponer nuevas sanciones en el proyecto de ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del gobierno para el 2017.
Este proyecto de ley financia una variedad de servicios y agencias gubernamentales, pero oculto en letra pequeña aparece una serie de prohibiciones, algunas de las cuales que tienen que ver con los viajes a Cuba.
En el texto aparece que la Cámara, en vez de aflojar las sanciones contra el país caribeño, le gustaría agregar unas cuantas adicionales, entre ellas:
• La prohibición de viajar a Cuba para ciertos intercambios educativos en los llamados intercambios people-to-people;
• La prohibición de la importación de bienes confiscados por el Gobierno cubano;
• La prohibición de transacciones financieras que involucren a militares cubanos;
• La prohibición de los fondos para aprobar la concesión de licencias de marca, nombre comercial o denominación comercial que haya sido confiscada por el Gobierno cubano sin expreso consentimiento de Estados Unidos.
Las propuestas permanecieron en el texto que se llevó a votación el jueves por la noche, mientras fueron retiradas dos enmiendas que se pronunciaban a favor de eliminar las restricciones a las exportaciones agrícolas y los viajes a Cuba.
El pulseo político se inclinó ahora a favor del lobby anticubano en la Cámara, que comandan Mario Díaz-Balart -miembro del Comité de Asignaciones-, Ileana Ros-Lehtinen y Carlos Curbelo, profesionales del odio hacia la Isla. Díaz-Balart aseguró, según el Nuevo Herald de Miami, que “hay apoyo bipartidista en la Cámara para fortalecer las sanciones contra el régimen y que rechazan la política de apaciguamiento a la dictadura”, como lo demuestra la aprobación de la legislación que “contiene múltiples claúsulas para fortalecer las sanciones”.
Sin embargo, el periódico del Congreso, The Hill, auguró que el Presidente Barack Obamavetará este proyecto de ley, no a causa de los viajes a Cuba, sino porque varias piezas de este texto ponen en jaque importantes iniciativas del gobierno. Por otro lado, entra en conflicto con la versión del Senado, que ha aprobado recientemente un proyecto de ley similar que se pronuncia por mantiene los gastos al nivel de los que se previeron para el 2016.
El mes pasado, como parte de un debate sobre su propio proyecto de ley de servicios financieros, el Comité de Asignaciones del Senado aprobó una enmienda presentada por los senadores demócratas Patrick Leahy y Jerry Moran, que propone poner fin a las restricciones sobre los viajes a Cuba. La medida fue aprobada en una votación oral sin oposición.
Los senadores Parick Leahy (Demócrata por Vermont)  y Jeff Flake (Republicano por Arizona) también presentaron el año pasado el proyecto de ley Libertad para viajar a Cuba para levantar todas ... y cuenta ya con el apoyo de 51 senadores, pero todavía no ha sido votado en el pleno.
Cuba es el único país del mundo al que los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo. Sólo un número limitado de estadounidenses, bajo determinadas licencias, está autorizado a viajar a la isla.
Con todos estos antecedentes en la balanza, fuentes en Washington especulan que la negociación va a continuar entre la Cámara Alta y la Baja, antes de que llegue a la mesa del Presidente una propuesta final de la ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del gobierno para el 2017. Sin embargo, los futuros viajeros a Cuba van a tener que esperar todavía que su gobierno les respete el derecho a visitar con total libertad la Isla vecina.
Fuentes:
cuba_bloqueo.jpg_1718483346

Aprueban medidas en EE.UU. para intensificar sanciones a Cuba

La Cámara de Representantes de Estados Unidos (EE.UU.) aprobó este martes nuevas cláusulas que buscan recrudecer las sanciones a Cuba, en el proyecto de ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del Gobierno para el 2017.
Cámara de Representantes de EEUU aprueba proyecto que recrudecería sanciones contra Cuba
Entre las prohibiciones resaltan la de viajar a Cuba para ciertos intercambios educativos conocidos como “pueblo a pueblo”, importar bienes confiscados por el Gobierno cubano, y transacciones financieras que involucren a militares cubanos.
Para el congresista republicano John Katko, las medidas responden a una política de seguridad, especialmente en relación con los viajes públicos.
“Puede resultar que no hay nada de qué preocuparse, pero no podemos tener una oportunidad”,advirtió Katko, quien añadió que está preocupado por la cantidad de vuelos a la isla.
Producto del restablecimiento de relaciones entre ambas naciones, lideradas por los presidentesBarack Obama (Estados Unidos) y Raúl Castro (Cuba), se acordó abrir una ruta comercial de vuelos para recibir 110 viajes por día ida y vuelta.
La última prohibición respaldada por el Congreso es la de fondos para aprobar la concesión de licencias de marca, nombre comercial o denominación comercial que haya sido confiscada por el Gobierno cubano, sin consentimiento de EE.UU.
Los congresistas Rick Crawford y Mark Sanford presentaron dos emniendas para eliminar las restricciones económicas y sociales con Cuba, pero la mayoría del Partido Republicano en el recinto la desestimó.
Crawford planteaba bloquear las limitaciones para permitir que las empresas cubanas pudiesen comprar productos agrícolas estadounidenses, particularmente de Arkansas, mientras queSanford optaba por abrir el libre vuelo en beneficio de la economía.
Se espera que Obama vete este proyecto de ley, para así favorecer el deshielo entre los Estados Unidos y Cuba, que termine con el bloqueo económico, financiero y comercial que pesa sobre la isla desde hace más de 50 años.
El principal inconveniente para el acercamiento total de las naciones es la eliminación del bloqueo financiero y comercial que EE.UU. impuso a Cuba hace más de 50 años y que ha generado dificultades para los habitantes de la isla.
Fuentes:
EEUU ILEANA

Las relaciones EEUU-CUBA ¿Un problema de dos o de tres?

Cuba es el único país del mundo al que los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo. Solo un número limitado de estadounidenses, bajo determinadas licencias, está autorizado a viajar a la isla.
El lobby anticubano en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos no solo abortó una enmienda que permitiría a los estadounidenses viajar libremente a Cuba, sino que logró imponer nuevas sanciones en el proyecto de ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del gobierno para el 2017.
Este proyecto de ley financia una variedad de servicios y agencias gubernamentales, pero oculto en letra pequeña aparece una serie de prohibiciones, algunas de las cuales que tienen que ver con los viajes a Cuba.
En el texto aparece que la Cámara, en vez de aflojar las sanciones contra el país caribeño, le gustaría agregar unas cuantas adicionales, entre ellas:
 La prohibición de viajar a Cuba para ciertos intercambios educativos en los llamados intercambios people-to-people; 
• La prohibición de la importación de bienes confiscados por el Gobierno cubano; 
• La prohibición de transacciones financieras que involucren a militares cubanos;
 • La prohibición de los fondos para aprobar la concesión de licencias de marca, nombre comercial o denominación comercial que haya sido confiscada por el Gobierno cubano sin expreso consentimiento de Estados Unidos.
Las propuestas permanecieron en el texto que se llevó a votación el jueves por la noche, mientras fueron retiradas las enmiendas que se pronunciaban a favor de eliminar las restricciones a las exportaciones agrícolas y los viajes a Cuba.
El pulseo político se inclinó ahora a favor del lobby anticubano en la Cámara, que comandan Mario Díaz-Balart -miembro del Comité de Asignaciones-, Ileana Ros-Lehtinen y Carlos Curbelo, profesionales del odio hacia la nación antillana.
Díaz-Balart aseguró, según el Nuevo Herald de Miami, que “hay apoyo bipartidista en la Cámara para fortalecer las sanciones contra el régimen y que rechazan la política de apaciguamiento a la dictadura”, como lo demuestra la aprobación de la legislación que “contiene múltiples claúsulas para fortalecer las sanciones”.
Sin embargo, el periódico del Congreso, The Hill, auguró que el Presidente Barack Obamavetará este proyecto de ley, no a causa de los viajes a Cuba, sino porque varias piezas de este texto ponen en jaque importantes iniciativas del gobierno. Por otro lado, entra en conflicto con la versión del Senado, que ha aprobado recientemente un proyecto de ley similar que se pronuncia por mantener los gastos al nivel de los que se previeron para el 2016.
El mes pasado, como parte de un debate sobre su propio proyecto de ley de servicios financieros, el Comité de Asignaciones del Senado aprobó una enmienda presentada por los senadores demócratas Patrick Leahy y Jerry Moran, que propone poner fin a las restricciones sobre los viajes a Cuba. La medida fue aprobada en una votación oral sin oposición.
Los senadores Parick Leahy (Demócrata por Vermont)  y Jeff Flake (Republicano por Arizona) también presentaron el año pasado el proyecto de ley Libertad para viajar a Cubapara levantar todas las restricciones a los viajes de los estadounidenses y cuenta ya con el apoyo de 51 senadores, pero todavía no ha sido votado en el pleno.
Cuba es el único país del mundo al que los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo. Sólo un número limitado de estadounidenses, bajo determinadas licencias, está autorizado a viajar a la isla.
Con todos estos antecedentes en la balanza, fuentes en Washington especulan que la negociación va a continuar entre la Cámara Alta y la Baja, antes de que llegue a la mesa del Presidente una propuesta final de la ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del gobierno para el 2017. Sin embargo, los futuros viajeros a Cuba van a tener que esperar todavía que su gobierno les respete el derecho a visitar con total libertad la nación vecina.
Fuentes:

Mafia anticubana demuestra su fuerza en el Congreso yanqui

los mafiosos de Miami
Arthur González/El Heraldo Cubano
Quienes pensaron que la mafia terrorista anticubana estaba a punto de morir se equivocaron, algo que debe servir de experiencia para no desestimar a los enemigos de la Revolución cubana.
Cientos de miles de dólares gasta anualmente esa mafia para sostener, a base de presiones, la política anticubana dentro del Congreso de Estados Unidos, financiando las campañas electorales de Senadores y Representantes desde hace más de 35 años, situación que encadena la política hacia Cuba.


El hecho más reciente fue la retirada de dos enmiendas presentadas por el representante republicano por Arkansas, Rick Crawford, el pasado 07.07.2016, la que de ser aprobada hubiese permitido por primera vez en 56 años la venta de producciones agrícolas de Estados Unidos al Gobierno cubano, algo que los integrantes de la mafia anticubana no aceptan.
Para hacer más evidente su poder de presiones sobre los congresistas, el también representante republicano por Carolina del Sur, Mark Sanford, hizo lo mismo con su enmienda que proponía levantar las restricciones de viaje de los estadounidenses a Cuba, lo que facilitaría el turismo y la libertad de viajes de la que no gozan desde 1961.
Sobre el hecho Ileana Ros-Lehtinen, líder mafiosa defensora de terroristas y asesinos como los hermanos Novo Samper, autores entre otros del asesinato del ex canciller chileno, su secretaria y el chofer; de los asesinos terroristas Orlando Bosch y de Luis Posada Carriles,autores de la voladura del avión civil cubano en 1976, declaró que a Cuba hay que seguirla ahogando.
Similar posición asumió Mario Díaz-Balart, otro mafioso, hijo de un ex ministro del dictadorFulgencio Batista, quien también presionó directamente a ambos representantes para que retirarán sus enmiendas a cambio de mantener el apoyo y el financiamiento de la mafia para las campañas electorales.
Así actúan esos mafiosos contra todo lo que sea un mejoramiento para la economía cubana, pues sueñan con ver caer la Revolución a pesar de que han fracasado durante 58 años, con cientos de miles de millones de dólares gastados en acciones terroristas y más de 700 planes para asesinar a Fidel Castro.
Ellos fueron autores de las provocaciones efectuadas por aviones de la organización contrarrevolucionaria “Hermanos al Rescate”, diseñada para evitar que el presidente W. Clinton levantara la prohibición de los viajes, trayendo como consecuencia la firma en 1996 de la Ley Helms-Burton, redactada por los integrantes de la mafia quitándole el poder al presidente de Estados Unidos de dicidir la política hacia Cuba.
Ante la reciente noticia de que Cuba pasa por otra crisis económica, principalmente como resultado de la guerra aplicada contra Venezuela, los integrantes de esa mafia se afilan los dientes pensando que ahora sí se cae la Revolución, desconociendo realmente al pueblo cubano y la defensa que hace de su soberanía.
Otro de los miembros de la “cosa nostra” anticubana,al conocer la noticia de la decisión del Departamento de Transporte de aprobar de forma provisional los vuelos de United Airlines desde el aeropuerto Newark Liberty a La Habana, expresó su desacuerdo.
Con esa señal debe esperarse una fuerte presión sobre las compañías aéreas para que no se decidan a volar a la Isla, pues sin el turismo norteamericano los pronósticos cambiarán radicalmente.
Es conocido que el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU.(CSN), ha sido el eje central del cambio de política hacia Cuba para intentar derrocar el proceso revolucionario con métodos similares a los aplicados con resultados positivos contra países del Este Europeo y la URSS,y la cara más visible en ese proceso es el asesor presidencial, Ben Rhodes.
El propio Rhodes había declarado el pasado día 10.06.2016 que “las restricciones a La Habana pueden ser levantadas más temprano de lo que la gente piensa”, quizás contaba con la aprobación de las dos enmiendas que serían debatidas en el Congreso, conocedor de que el 73% de los estadounidenses están a favor de levantar el más largo y criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra un país en el mundo.
Habrá que esperar que maniobras legales pudiera ejecutar el Consejo de Seguridad Nacional, para que sus planes no se vean entorpecidos por el engendro mafioso, a no ser que la CIA ante el escenario que se presenta actualmente en el panorama económico cubano, haya retomado los criterios que expusieron el 27.06.1968 en el Estimado Especial de Inteligencia Nacional (SNIE 85-86, pp. 752 y 753), sobre los problemas y perspectivas de Cuba para los próximos dos años, el cual apuntaba:
“Los problemas de Castro han dado un giro hacia el empeoramiento…la sequía ha deprimido la producción azucarera y la agricultura en general. Las condiciones de vida se han vuelto más rigurosas debido a los reducidos suministros alimenticios y toda una serie de otros factores, incluidos los intentos del propio Castro de vencer sus problemas económicos forzando a la población a trabajar más duro. Se ha producido un incremento en el descontento popular…”
Realmente la situación actual cubana es bastante similar a la de esa fecha, donde se debatía en el Departamento de Estado un cambio de política hacia Cuba e incluso el levantamiento parcial del Bloqueo.
Una reunión sostenida el 15.08.1968 entre funcionarios del Departamento de Estado y la CIA, para discutir las acciones futuras hacia Cuba, trajo como resultado contradicciones entre los que estaban a favor y en contra del cambio de política.
Uno de los que se pronunció en contra fue John W. Ford, Director de la Oficina de Asuntos Interamericanos, quien expresó por escrito el 28.08.1968:
“…no es el momento más propicio para embarcarnos en un programa como este, ya que las dificultades económicas actuales de Cuba y las señales de un creciente descontento indican que las penurias por el aislamiento están teniendo un efecto real, por lo tanto, debemos mantener toda la presión sobre nuestra actual política…”
El arma fundamental de Cuba es su resistencia, confianza y unidad, algo desconocido para Estados Unidos y contra lo que no encuentran como enfrentarlo, por eso son los 58 años de glorias contra miles de planes y programas de acciones terroristas, porque como dijo José Martí:
“…Las luchas cansan menos cuando las corona la victoria”
Fuentes:
***

Vistas: 98

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Vicecanciller iraní niega pérdida de dron en Estrecho de Ormuz

Desde Teherán, y a través de su cuenta en la rde social Twitter, Seyed Abbas Araqchi confirmó que ninguna de sus aeronaves no tripuladas fue abatida a la entrada del golfo Pérsico.

¿Cuáles son las demandas del gremio docente en Chile?

En Chile, los profesores cumplen siete semanas en paro tras haber rechazado la propuesta del Gobierno que, según la mayoría del gremio, fue insuficiente.

México registra sismo número 15 en menos de una semana

El movimiento telúrico en la capital mexicana tuvo su epicentro, nuevamente, en los predios de la Alcaldía Álvaro Obregónen, a 2 kilómetros al noroeste de la misma.

Venezuela denuncia nuevo intento de la UE para destruir diálogo

El diplomático venezolano Jorge Arreaza rechazó que las UE no respete la soberanía ni el derecho a la paz que tienen los pueblos.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio