Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

HONRAR HONRA No. 44/10
Órgano de la Oficina del Programa Martiano del Consejo de Estado de la República de Cuba.
Editor: Subdirector Lic. Eulogio Rodríguez Millares,
Calzada No. 801, ent. 2 y 4, Vedado, Plaza de la Revolución, Ciudad de la Habana
Telf. 831-1910, 838-2298 Fax 836-4756
eulogio.rodriguezmillares@josemarti.co.cu
eulogio_rodriguezmillares@yahoo.es
http://www.josemarti.cu/

“Una falange de inteligencias plenas, fecundadas por el amor al hombre, sin el cual
la inteligencia no es más que azote y crimen.”
J. M.. OC T4
P275

INVITACIÓN A LA II CONFERENCIA INTERNACIONAL BOLÍVAR, LINCOLN Y MARTÍ EN EL ALMA DE NUESTRA AMÉRICA, CARACAS, VENEZUELA (NOVIEMBRE 17 AL 20)

secretariaiiconferenciablm@gmail.com http://www.josemarti.cu/
http://martianos.ning.com/ ; http://www.cubaminrex.cu/index.htm
http://www.conferenciamartijuarezlincoln.com/

DOCUMENTOS INCLUIDOS EN ESTE NÚMERO.

1.- DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA SOCIEDAD CULTURAL JOSÉ MARTÍ.
A) Dr. Armando Hart en sesión de clausura (Comentarios) (P-1)
B) Palabras del Dr. Armando Hart en sesión de apertura (P-2)
C) Declaración Final de la Asamblea. (P-4)
2.- JOSÉ MARTÍ Y LOS RETOS DEL SIGLO XXI, Por: Armando Hart Dávalos (P-5)
3.-- Visión Agro-ambientalista de José Martí” Por: MSC. José Félix Cutiño Oliva.

(Del II Coloquio Internacional José Martí: Por una Cultura de la Naturaleza) (P-10)

1.- DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA SOCIEDAD CULTURAL JOSÉ MARTÍ.

A) Preside Hart trabajos de IV Asamblea de la Sociedad Cultural José Martí,
Por Jorge Smith

El doctor Armando Hart, uno de los líderes históricos de la Revolución Cubana y presidente de la Sociedad
Cultural José Martí (SCJM), presidió los trabajos en la segunda jornada de la IV
Asamblea de socios de esa institución No gubernamental.

La Escuela Nacional de la UJC de la capital cubana, fue la sede del acto en el que el
también director de la Oficina del Programa Martiano (OPM) llamó a realizar un
análisis necesariamente autocrítico de los cuatro años transcurridos desde el
anterior cónclave.

Para Hart es un hecho incuestionable que en el período que se analiza se reflejan avances como “una mayor influencia en el
plano social, mejor organización de las tareas, incremento notable de la
membresía, papel más activo en la proyección en los medios de comunicación y una
mayor capacidad para relacionarse y colaborar con otras organizaciones e
instituciones”.

El dirigente, sin embargo, subrayó que “los retos actuales son mucho mayores y complejos y tenemos ante nosotros, por tanto, una
enorme responsabilidad en la promoción, de manera eficaz de la vida y el
pensamiento del Apóstol y de los valores éticos y patrióticos de la cultura
cubana”.

Referente a la situación mundial, el presidente de la SCJM subrayó que “la moderna civilización está enferma” y mencionó como ejemplo las
guerras de Irak y Afganistán, los focos de tensión en Irán, el Medio Oriente y
la península coreana”, así como los efectos medioambientales que ponen en
peligro la existencia misma del planeta.

Hart afirmó que “en el plano interno sufrimos también los efectos de esa crisis y ello nos obliga a adoptar
decisiones que nos permitan avanzar y garantizar la continuidad de la Revolución
preservando la soberanía de nuestra patria”.

Por otra parte, aseveró que “es un compromiso de honor de la SCJM, desarrollar acciones de solidaridad con
los cinco patriotas cubanos y sus familiares exigiendo la inmediata liberación
de Gerardo, Antonio, René, Fernando y Ramón, secuestrados de manera arbitraria y
sin sustento jurídico en cárceles de los Estados Unidos”.

Armando Hart exhortó en otro orden de cosas, a “mantener y reforzar el apoyo al Movimiento
Juvenil Martiano y a sus Seminarios como una línea estratégica con vistas a
potenciar los esfuerzos que realiza para llevar el mensaje martiano a niños,
adolescentes y jóvenes”.

Asimismo, llamó a la utilización eficaz de los medios de comunicación, a dominar las técnicas de la Informática y “generalizar
experiencias incluyendo la página de la Sociedad Cultural José Martí en
Internet”.

Insistió en el trabajo con los jóvenes desde los clubes y consejos martianos, y exhortó a laborar en el terreno “de la educación, la
cultura y la investigación, la promoción de eventos y concursos sobre el
pensamiento martiano y cubano en general”.

B) Palabras de Armando Hart para dar inicio a los trabajos de la IV Asamblea General de Socios de la
Sociedad Cultural José Martí 19 de octubre de 2010


En vísperas del décimo quinto aniversario de su fundación y del Día de la cultura cubana, la IV
Asamblea General de Socios de la Sociedad Cultural José Martí inicia sus
trabajos para realizar un análisis de su labor, necesariamente autocrítico, en
estos cuatro años transcurridos desde la anterior asamblea.
Es un hecho incuestionable que la Sociedad ha experimentado en este período que analizamos
importantes avances que se reflejan, ante todo, en una mayor influencia en el
plano social, una mejor organización de sus tareas, un incremento notable en su
membresía, un papel más activo en la proyección de sus objetivos en los medios
de comunicación y una mayor capacidad para relacionarse y colaborar con otras
organizaciones e instituciones.
Sin embargo, los retos que enfrentamos en la presente etapa son mucho mayores y complejos y tenemos ante nosotros, por tanto,
una enorme responsabilidad en la promoción, de manera eficaz, de la vida y el
pensamiento del Apóstol y de los valores éticos y patrióticos de la cultura
cubana.
Nuestra Patria está inserta en un mundo afectado por una profunda crisis del sistema capitalista y de los fundamentos que sustentaron la
dominación del Imperio norteamericano. Esto plantea para nuestro trabajo
colosales desafíos.
La moderna civilización está enferma de gravedad y lo que comenzó en el 2009 en el plano financiero ha hecho metástasis en la economía
real con su alto costo para los que menos tienen. Las multitudinarias huelgas y
manifestaciones de protesta que han tenido lugar recientemente en los más
importantes países europeos contra los intentos de descargar sus efectos sobre
los sectores de más bajos ingresos muestran a las claras la profundidad de la
crisis. Las guerras en Irak y Afganistán, los focos de tensión en Irán, el Medio
Oriente y la península coreana, forman parte de una maquinaria de guerra en
marcha que constituye una grave amenaza para la supervivencia de nuestra
especie. La lucha por la paz y los esfuerzos por sumar a ella al mayor número de
hombres y mujeres de todo el planeta se ha convertido en una tarea de primer
orden.
Son signos evidentes de la crisis de un sistema irracional que está provocando el calentamiento global, el deshielo de los polos, la
desertificación, el agotamiento del petróleo, del agua haciendo depender la
supervivencia del capitalismo de la destrucción del planeta. En América Latina,
junto a la quiebra del dominio imperialista con los procesos que tienen lugar en
Venezuela, en Bolivia, Ecuador, Nicaragua y el fortalecimiento de mecanismos de
integración y concertación como el ALBA, UNASUR, el Grupo de Río, asistimos
también al despliegue nuevamente de la VI flota en la región, al incremento de
las bases militares y al golpe de estado como en Honduras o al que fuera
frustrado más recientemente en Ecuador.
En el plano interno sufrimos también los efectos de esa crisis y ello nos obliga a adoptar decisiones que nos
permitan avanzar y garantizar la continuidad de la Revolución preservando la
independencia y la soberanía de nuestra patria.
En las actuales circunstancias, tenemos el deber sagrado de desarrollar el más amplio trabajo
nacional e internacional con el objetivo de promover el conocimiento de la vida
y la obra de José Martí y de los próceres y pensadores que en dos siglos de
historia han cimentado entre nosotros los ideales de independencia, soberanía
plena, solidaridad y justicia social con verdadero alcance universal como una
modesta contribución, en el plano de las ideas, al esfuerzo que realiza nuestro
pueblo, junto a Fidel y Raúl, para preservar las conquistas revolucionarias y
asegurar nuestra existencia como nación independiente. Debemos continuar
trabajando junto a todos los que rechazan, también en los propios Estados
Unidos, el mantenimiento del agresivo bloqueo del gobierno norteamericano contra
Cuba.
Es un compromiso de honor de la Sociedad Cultural José Martí, junto a todos los martianos, desarrollar acciones de solidaridad con los cinco patriotas
cubanos y sus familiares exigiendo la inmediata liberación de Gerardo, Antonio,
René, Fernando y Ramón, secuestrados de manera arbitraria y sin sustento
jurídico en cárceles de los Estados Unidos.
Para cumplir, con eficacia y sistematicidad, con esas importantes responsabilidades debemos fortalecer toda
la actividad de la Sociedad Cultural destinada al análisis y búsqueda de
soluciones al drama del hombre y su supervivencia desarrollando acciones que
vinculen el pensamiento martiano y cubano en general acerca de la educación, la
ética, la política y la juridicidad con los temas de mayor actualidad tanto de
carácter nacional como internacional.
Una prioridad que debemos mantener y reforzar es la del apoyo al Movimiento Juvenil Martiano y a sus Seminarios como
una línea estratégica con vistas a potenciar los esfuerzos que realiza para
llevar el mensaje martiano a niños, adolescentes y jóvenes. Asimismo priorizar
el cumplimiento de los acuerdos establecidos con la Unión de Jóvenes Comunista
tanto a nivel nacional como provincial, incluyendo el Diálogo de generaciones.

Con vistas a darle al mensaje martiano la mayor amplitud posible hay que mantener una labor sistemática hacia los medios de comunicación de masas en
coordinación con la UPEC, el ICRT y los telecentros y estaciones de radio a
nivel provincial y municipal aprovechando al máximo lo establecido en el
convenio firmado con este último organismo. Del mismo modo, debemos dominar las
técnicas de la informática, generalizar aquellas experiencias positivas
incluyendo la página de la Sociedad Cultural José Martí en INTERNET, con el fin
de insertarnos eficazmente en este vasto e influyente campo.
Partiendo de estas y otras líneas de acción es necesario trabajar, en lo interno, de
manera sistemática por fortalecer el papel de los clubes y Consejos martianos,
de las Juntas Provinciales, incorporando cuadros jóvenes u otros con
posibilidades de darle un mayor impulso a las tareas, reforzando nuestra labor
en el terreno de la educación, la cultura y la investigación conjuntamente con
otras instituciones y organismos afines, en el incremento de su membresía, en el
reconocimiento social de aquellas personas que se destacan por sus valores
éticos, en el impulso a los programas martianos, la promoción de eventos y
concursos sobre el pensamiento martiano y cubano en general, consolidando lo ya
logrado en la creación de los bosques martianos, en el desarrollo de proyectos
comunitarios culturales que involucren a niños adolescentes y jóvenes.
Ahora daremos paso al debate del Informe y los exhorto a concentrarnos en aquellas
cuestiones claves para nuestro trabajo aprovechando al máximo el corto tiempo de
que disponemos.
Les doy la bienvenida a todas y a todos y trabajemos juntos para engrandecer la obra de la Sociedad Cultural José Martí, que es también la
obra de la Revolución.


C) DECLARACIÓN DE LA IV ASAMBLEA NACIONAL DE LA SOCIEDAD CULTURAL JOSÉ MARTÍ


La IV Asamblea Nacional de Socios de la Sociedad Cultural José Martí, reunida en La Habana del 18 al 20 de octubre
del 2010, coincidentemente con el 15 aniversario de su fundación y con el Día de
la Cultura cubana, con la participación de delegados de todas sus filiales
provinciales, incluida la del Municipio especial Isla de la Juventud, en
representación de sus más de 10 mil afiliados llevó a cabo, con rigor y espíritu
crítico, el balance del trabajo desarrollado desde la anterior Asamblea y
definió los objetivos y prioridades para la etapa venidera.
Como compromiso de honor fue asumido desarrollar el más amplio trabajo nacional y en el plano
internacional para promover tanto la más amplia divulgación como el conocimiento
en profundidad de la vida y la obra de José Martí y de los próceres y pensadores
que en dos siglos de historia han cimentado entre nosotros los ideales de
independencia, soberanía plena, solidaridad y justicia social con verdadero
alcance universal.
Tomando como referente esencial la sentencia del Apóstol Patria es Humanidad asumimos el llamado de Fidel a detener la maquinaria de
guerra en marcha que constituye una grave amenaza para la supervivencia de
nuestra especie y de toda la herencia material y espiritual acumulada por la
humanidad durante su dilatada existencia. En los arsenales de las grandes
potencias permanecen almacenadas las ojivas nucleares capaces de destruir muchas
veces todo lo que hoy existe en la superficie de nuestro planeta. La lucha por
el desarme nuclear y en favor de la paz y los esfuerzos por movilizar a la
opinión pública para hacer frente a los dramáticos peligros que tiene hoy ante
sí la humanidad es también una tarea de primer orden para la Sociedad Cultural
José Martí.
La labor sistemática que viene realizando la Sociedad para desarrollar una conciencia medioambiental y denunciar los peligros de una
catástrofe ecológica constituye una línea de acción que debe ser mantenida y
fortalecida. Contamos para ello tanto con el legado martiano con su visionario
enfoque del tema como con las ideas que a lo largo de dos décadas ha venido
exponiendo Fidel promoviendo acciones que permitan detener y revertir los
acelerados cambios climáticos que atentan contra la existencia de la humanidad.

Comprometidos con la supervivencia y continuidad de la Revolución fue establecida como una de las prioridades de nuestra labor la proyección del
pensamiento martiano en todas las esferas de la sociedad y de manera especial en
el trabajo dirigido a niños, adolescentes y jóvenes, en la estrecha colaboración
con la Unión de Jóvenes Comunistas y en el apoyo al Movimiento Juvenil Martiano
y su Seminario, desde el nivel nacional hasta el nacional. Asimismo, fortalecer
la más estrecha colaboración con las demás instituciones martianas.
La celebración del aniversario 120 de la publicación en enero de 2011, del medular
ensayo Nuestra América de José Martí, representa una oportunidad para propiciar
la más amplia divulgación y estudio de su contenido y sumar los esfuerzos de
todos aquellos que en el terreno de la cultura, la educación, la ciencia y el
pensamiento se interesen en profundizar en su contenido.
Frente a la profunda crisis económica y espiritual que sacude al sistema capitalista fue
reafirmada la adhesión a la Revolución y al socialismo con la activa
participación en el esfuerzo que realiza nuestro pueblo, junto a Fidel y Raúl,
para preservar las conquistas revolucionarias y asegurar nuestra existencia como
nación independiente. Asumir la defensa de la ética y el derecho se ha
convertido en nuestros días en una tarea política de primer orden. Asimismo, se
reiteró la condena al bloqueo genocida que mantiene contra Cuba, durante medio
siglo ya, el gobierno de Estados Unidos, mantenido por la actual administración
de Obama y la firme solidaridad con los cinco patriotas cubanos secuestrados de
manera ilegal en cárceles de ese país.
Para llevar a la práctica estas y otras líneas de acción se convino en la necesidad de trabajar, en lo interno,
de manera sistemática por fortalecer el papel de los clubes y Consejos
martianos, de las Juntas Provinciales, incorporando cuadros jóvenes u otros con
posibilidades de darle un mayor impulso a las tareas, de reforzar la labor de la
Sociedad en el terreno de la educación, la cultura y las ciencias sociales
conjuntamente con otras instituciones y organismos afines, en el incremento de
su membresía, en el reconocimiento social de aquellas personas que se destacan
por sus valores éticos, en el impulso a los programas martianos, la promoción de
acciones sobre el pensamiento martiano y cubano en general, consolidando y
ampliando lo ya logrado en la creación de los bosques y jardines martianos, en
el desarrollo de proyectos comunitarios culturales que involucren a niños
adolescentes y jóvenes.

Hoy, Martí y su pensamiento, se han convertido en un referente indispensable para abordad la crisis de valores que
afecta a las sociedades opulentas fundadas en el pragmatismo, el consumismo, el
vale todo y el menosprecio a otras culturas, la persecución de los inmigrantes,
la xenofobia y el racismo. Frente a esto levantamos el legado intelectual de
nuestro Héroe nacional, con su carga esencial de espiritualidad, de aspiración
al mejoramiento humano y a la justicia y felicidad para todos. Con él contamos
con un poderoso escudo para defender nuestra identidad nacional y para juntar
voluntades a escala planetaria que nos permitan hacer frente a los colosales
peligros que amenazan con destruir la humanidad. Defender y promover ese legado
ha sido y continuará siendo nuestro compromiso de honor.

2.- JOSÉ MARTÍ Y LOS RETOS DEL SIGLO XXI, Por: Armando Hart Dávalos

Los maestros, las escuelas y la cultura constituyen en los albores del siglo XXI
claves fundamentales para enfrentar los enormes desafíos que plantean las graves
crisis que se gestan en el seno de la civilización capitalista, las cuales no
podemos ignorar.
José Martí y el legado pedagógico filosófico y político de dos siglos de pensamiento cubano constituyen un punto de obligada referencia
para retornar de manera coherente, científica y lúcida al ideal humanista y
salvar del caos la moderna civilización.
El análisis riguroso de los hilos esenciales de dos siglos de historia que condujeron en Cuba al triunfo de la
Revolución socialista muestra que en nuestro país tuvo lugar una síntesis
cultural de valor universal especialmente en los planos educativo y político. Se
produjo en Cuba una singularidad –valiéndonos de una categoría de las ciencias
naturales- caracterizada de una parte por la ausencia de antagonismo entre
ciencia y ética, ciencia y fe en dios y de otra por una cultura orientada hacia
los intereses de los pobres de la tierra y de la humanidad.
Martí representa la cúspide más alta de ese pensamiento en el siglo pasado y en el tiene Fidel
Castro fundamentos históricos y una de las raíces de su genio y de las victorias
de su política culta. Con esta tradición es posible resaltar la importancia de
los factores económicos-sociales y reconocer, a su vez, el valor de la
psicología individual y colectiva. De aquí el acento en la transformación moral
del hombre a través de la educación y de su capacidad de asociarse en el trabajo
y en el estudio. Asociarse en el secreto único de los hombres y de los pueblos y
la garantía de su libertad –subrayó el Apóstol.
Una nación como Cuba, que ha tenido la capacidad de combate y resistencia para enfrentar tan graves
obstáculos durante más de 150 años, saldrá victoriosa en los enfrentamientos
sociales, económicos y políticos generados pos las novísimas formas de
internacionalización de las riquezas. Estos son los problemas esenciales que se
plantean a la Cuba de hoy y de mañana pero, desde luego –sépase con claridad-,
conciernen no solo a nuestro país, sino que involucran a la moderna civilización
capitalista y a la humanidad.
Estos retos a partir de esta gran historia, y en particular, de la conciencia revolucionaria fortalecida en estas cinco
décadas en que el sentimiento universal e internacional del país creció en medio
de innumerables dificultades. Cuando jóvenes, se nos decía que Cuba siempre
tenía que depender de un país extranjero, que no podía mantenerse sola, aislada.
Luego se hizo la Revolución con nuestras propias fuerzas, con nuestros propios
empeños, nos confirmamos en que podíamos tener un destino realmente libre e
independiente en el mundo. Pero, como ha dicho Fidel Castro, no escogimos el
mundo en que triunfó la Revolución, y lo que pensábamos en 1959 es lo que se
deseamos esencialmente hoy, con mayor experiencia, en nuevas condiciones
históricas.
Hay que recordar que en los últimos umbrales de 1960 éramos un país sometido al neocolonialismo estadounidense, estábamos en un mundo dividido
en esferas de la influencia entre las potencias victoriosas de la Segunda Guerra
Mundial, con la singularidad de que la Revolución Cubana se enmarcó en el
conflicto ideológico, cultural y político entre el ideal socialista y el sistema
capitalista mundial y en medio de la acentuada campaña anticomunista de la
guerra fría.
Es decir, marchando por nuestro propio camino pero en un mundo en que las coyunturas políticas tenían que ser tomadas en cuenta y en que los
enfrenamientos al imperialismo nos han obligado a considerarlas muy en serio.

Errores ha habido, pero no hemos cometido ninguno de carácter estratégico: por eso nuestro pueblo ha podido resistir. La hazaña de nuestro pueblo, cuando
muchos creyeron que no resistiríamos, ha demostrado que podemos marchar solos,
sin dejar de marchar en relación con el mundo, como quería Martí, injertándolo
en nuestras repúblicas, pero que el tronco sea el de nuestras repúblicas.

Cambios para mejorar y fortalecer esta tradición serán siempre necesarios. Pero debemos tener mucha cautela porque acercarnos a un mundo como el de hoy nos
obliga a estudiar en qué forma lo vamos a hacer, porque hay una crisis muy
profunda de la civilización occidental que puede perturbar nuestra realidad, y
debe hacerse con base en una historia de las ideas, de hechos que estamos
describiendo.
La historia de Cuba tiene un gran mito: José Martí. Lo es porque en él se sintetiza de modo ejemplar una larga legión de héroes, próceres
y pensadores de un siglo de hechos e ideas que revela el carácter singular del
proceso cubano y lo sitúa como la continuidad histórica de la epopeya
independentista de nuestra América.
Es precisamente asumiendo esta tradición martiana y además el pensamiento social y filosófico más avanzado de la edad
moderna, lo que nos permite hoy resaltar la importancia de los factores
económicos y sociales y reconocer a su vez el valor de la psicología individual
y colectiva. De aquí el acento en la transformación moral del hombre a través de
la educación y de su capacidad de asociarse en el trabajo y en el estudio.

Los cubanos de hoy asumimos nuestro legado ético y cultural y, además, el pensamiento social y filosófico más avanzado de la edad moderna: tenemos el
compromiso de honor de estudiar, a partir de Martí, los fundamentos científicos
de la espiritualidad que se constatan en la actuación de los hombres en la
historia de manera tan real y concreta como en el terreno económico.
Sin la espiritualidad que los hombres poseen como un atributo singular no habrían sido
concebibles las más grandes creaciones de la historia universal. Todo ello forma
parte de los retos del siglo XXI.

3.- Visión Agro-ambientalista de José Martí” Por: MSC. José Félix Cutiño Oliva.
(Del II Coloquio Internacional José Martí: Por una Cultura de la Naturaleza)


Introducción:
José Martí, intelectual que tuvo tiempo para abordar diversos temas en el transcurso de su vida, que no se enmarcaron en su época, no
se detuvieron en el tiempo, no envejecieron sino que aún viven y perduran con
más fuerza.
Veamos como el maestro pudo dedicar tiempo para bordar acerca de la Agricultura, Ganadería, Manejo. Mejoras que aparece O.C.T.(8 Y 13) como la
concebía y soluciones que propuso. “A los niños debiera enseñársele a leer y
promover la siguiente frase:
“La Agricultura es la única fuente constante, cierta y enteramente fuente de riqueza”(1)
Al estudiar la Edad de Oro, que Martí publicó en 4 números de Julio a octubre de 1889 en New York dedicado a los
niños, principalmente con la revista de proveer a los niños de América de los
más diversos conocimientos y así como recrearlos con las mejores obras de la
literatura infantil universal, nos planteó la necesidad de conocerla naturaleza,
ver sus cualidades el cuidado y amor que debemos tener los seres humanos y en
especial niños y jóvenes y es cuando plantea:
“...El hombre ha de aprender a defenderse y a inventar, viviendo al aire libre, y viendo la muerte de cerca,
como el cazador de elefantes. La vida de tocador no es para hombres. Hay que ir
de vez en cuando a vivir en lo natural, y a conocer la selva”.(2)
Aquí el maestro nos enseña la importancia de vivir al aire libre, donde el hombre debe
aprender a defenderse en cada medio natural, nos expresa que es necesario tener
contacto en el ambiente natural y conocer las bondades y las maravillas que en
ella se muestra.
Planteaba “A todo hombre debiera enseñarse y como códigos de virtud y forjadores de ideas y esclarecedores de la mente, las ciencias
naturales (3).
Por eso es que de todos los temas abordados el que más nos llevo a la reflexión fue el de la Agricultura donde Martí nos expone su visión
del tema y por ello nos hemos propuesto como objetivo demostrar la visión
agro-ambientalista de la obra martiana.

Desarrollo:

Los estudios sobre la literatura martiana siempre se ha hecho referencia de como el concebía
la naturaleza, su admiración y amor desde la infancia, visto desde la primera
carta que escribió a su madre cuando fue a pasar unos días a los campos de
Matanza, así como la belleza con que describió la naturaleza cubana en su diario
de campaña al respecto planteaba:
...”A todo hombre debiera enseñarse, como código de virtud, forjadores de ideas, esclarecedores de la mente, las Ciencias
Naturales.” ( 4 ).
Las políticas agrícolas actuales están promoviendo el uso de tecnologías que eviten modificar adversamente los procesos químicos y
biológicos del sistema suelo a través del desarrollo de prácticas alternativas
que aseguren rendimientos aceptables. Dichas prácticas tienden hacia una mejor
explotación o manejo de los componentes biológicos que pueden contribuir a la
fertilidad del suelo (Gianinazzi. 1996).
El expuso: “...la tierra produce sin cesar...” con estas palabras mostró lo que para él significaba la tierra o
suelo, vió en explotación adecuada la vía primordial del desarrollo de un país
pues”. Puso la naturaleza (...) riqueza imperecedera abundantísima en la feroz
superficie de sus campos...” (5) Razón por la cual propuso el aprovechamiento de
ésta. Martí dejo claro que el mecanismo esencial es la Agricultura, reglón y
eslabón fundamental de la economía de un país. Al concebir a esta rama económica
como imprescindible expreso: “... la tierra nunca decae, ni niega sus frutos, ni
resiste al arado, ni perece...” (6)
Gómez (1996) plantea el manejo del suelo puede modificar las características edáficas, afectando las propiedades químicas
y bioquímicas del mismo. El elemento clave en la producción orgánica es la
materia orgánica del suelo, no se concibe un suelo “sano” sin un adecuado
contenido de materia orgánica, ya que ésta garantiza buenas propiedades físicas,
químicas y biológicas. Por tanto todas aquellas prácticas de manejo que
promuevan su contenido permitirán contribuir a la salud del sistema de suelo en
su conjunto.(Sikora and stott, 1996).
Según Orellana (2008) el mapa de suelos 1: 25 000, 4, 5 millones de hectáreas de suelos cubanos poseen contenidos
de materia orgánica considerados bajos. En la actualidad, los suelos contienen
729 mt de carbono, lo que implica una merma durante el período histórico, de 580
mt para un 44%, debido al manejo intensivo de la agricultura y a la
deforestación.
La materia orgánica es considerada el indicador por excelencia para medir la sostenibilidad de los agro ecosistemas. De ella depende
en gran medida una buena estabilidad hídrica de los agregados y por tanto una
construcción adecuada del sistema suelo. Orellana (2008).
Cuando el contenido de materia esta por debajo del umbral establecido, el suelo es
inestable y al caer las intensas precipitaciones del trópico se incrementa la
dispersión de las partículas, se crea una costra superficial el agua no fluye
hacia el interior y se produce la erosión laminar. Se pierde los nutrientes, el
suelo se compacta, se debilitan los cultivos y disminuyen los rendimientos
agrícolas.
Sin embargo, la aplicación de elevadas cantidades de abonos orgánicos como humus delombriz, estiércol y compost para mejorar la
productividad de los suelos. No es la medida más acertada para incrementar los
contenidos de materia orgánica en ellas. La agresividad del clima que predomina
baja condiciones tropicales favorece la numeralización intensa de esos
materiales, los cuales no llegan a formar parte de la materia orgánica del suelo
bajo estas condiciones edafoclimáticas, la aplicación de materiales de dificil
descomposición y bien lignificados es la vía de producir humus en el suelo, de
ahí que ejemplos de algunos materiales orgánicos utilizados comúnmente como
cobertura de suelos con alta relación carbono/nitrógeno C:N, favorece a corto
plazo las propiedades físicas de los suelos tropicales y van enriqueciendo en su
lento proceso de descomposición la masa mineral tenemos la paja de café, maíz ,
Arroz , aserrín, tusa de maíz, rama de yuca, bagazo de caña, cascarilla de arroz
etc. En ocasiones se cuenta en el país con riquezas diferentes a los frutos de
la tierra, riquezas como el oro, la plata, el petróleo, las que extraen sin
descanso, dejándose a la agricultura desplazada por el avance de estas
industrias y no viéndolas como la fuente de desarrollo el maestro descubrió,
refiriéndose a lo anterior, en uno de sus artículos publicados sobre la
situación económica en México expreso “... se vive de las minas, la plata decae,
se vive de la agricultura la escasísima agricultura de México en nada progresa,
cigarra imprevisora, a menudo sorpréndela el invierno, y extenuada de hombre y
desnudez...”
A ello se deben las reflexiones que van dirigidas a todos los hombres con el propósito de hacerles ver y comprender la urgencia de la puesta
en marcha de la esfera agrícola. Haciendo comparación entre lo beneficioso que
sería dicho progreso, pone ejemplos claros y convenientes sobre la vida
económica de Córdova en aquellos tiempos. “Córdova: Prospera y aumenta su
cosecha, tiene para sí y le sobra para la exportación, no hay miseria en sus
habitantes, mejora sus edificios... el adelanto de Córdova bastante para
demostrar de que manera depende de la agricultura los intereses de nuestros
dormidas poblaciones...”(7)
Todo comienzo es difícil, pero más difícil es la situación sino comenzamos a abrir camino, por eso hoy debemos darnos cuenta y
reflexionar de cuan importante es impulsar al país en esta esfera, que sin duda
alguna es como señaló Martí “...Única riqueza real...” riqueza que necesita de
mucho amor y esfuerzo para poder obtenerse. “...No se si viene al logro fácil:
si viene al examen de los males, a la proposición de los remedios, al estudio
incesante, a la contemplación práctica de las actuales fuerzas de la patria y de
la manera de guiarla por caminos de sólida prosperidad, positiva y duradera
riqueza...” (9)
En sus obras no solo abordó lo artístico y lo político sino que plasmó excelentísimas observaciones y críticas sobre las ciencias, de las
cuales fue un magnifico defensor, por su aplicación en las más diversas etapas
de la vida.
El desarrollo orgánico, como el mismo manifiesta, depende en gran escala de la aplicación de la ciencia y la técnica que se lleva a cabo:

“...Nuestras tierras ferocísima, ricas en todo género de cultivo, dan poco fruto y menos de lo que debían por los sistemas rutinarios y añejos de arar,
sembrar y recoger que aún privan a nuestros países y por el uso de instrumentos
ruines” en este fragmento véase como el maestro crítico fuertemente el atraso
agrícola para la no utilización de nuevas técnicas, continuaba el uso de
sistemas rutinarios” que no ayudan a aumentar la producción. En este momento
llama, dirige a las masas para que sean introducidos otros tipos de mecanismos;
“surge de esto una necesidad inmediata, hay que introducir en nuestras tierras
los instrumentos nuevos, hay que enseñar a nuestros agricultores los métodos
probados con que en los mismos frutos logran los de otros pueblos resultados
pasmosos”(10)
Propuso que no basta tener la posibilidad de poner en función dichos instrumentos, también se debe estar preparando para ello”... más ni todos
nuestros pueblos gozan de la misma próspera condición (...) ni en todos es
posible la introducción cuantiosa de los nuevos y (...) ni en la mera
introducción de ellos en tierras no preparadas para recibirlas y hacerlas
útiles, basta cambiar como por magia el estado rudimentario de nuestro cultivo”
(11) ó sea vió la necesidad de una prudente preparación de las condiciones para
lograr el establecimiento de “los nuevos” y obtener con ellos mayores
resultados.
Martí aunque demostró con su ideario la eficacia del aumento de la productividad y desarrollo agrícola por estos medios, hace hincapié en que
“ni es suficiente que se entren por las tierras los instrumentos sino entran con
ellos quien lo maneje y acondicione el suelo para aprovecharlos...” (12) es
decir se debe contar con suficiente conocimiento para el manejo de estas nuevas
formas, de manera que constituyan un adelanto y no representen un atraso, al no
saberse adoptar correctamente a las condiciones de cada país.
Echeverría (2000) plantea que suelos laboreados intensamente por arados de reja, rastras
pesados etc. Con períodos prolongados y con bajo aporte de residuos de cosecha,
provocaran rápidas caídas en el contenido de la materia orgánica.
Nuestro apóstol exhorto a los pueblos a luchar por el progreso de su economía, en busca
de mejores frutos, es preciso apurarse pero saber como:
“...Si los instrumentos no van, pues es preciso venir a buscarlos” (13) pensamiento que
tiene como objetivo despertar a nuestras dormidas poblaciones. Dentro del mundo
de la ciencia y la técnica, el empleo de los abonos de la tierra constituyó una
fuente de análisis para nuestro José martí de los cuales hizo referencia en
varias ocasiones:
“Quien abona bien su tierra, trabaja menos, tiene tierra por más tiempo y gana más”. (14)
No se equivocó, son los abonos uno de los mejores métodos utilizados para elevar rendimientos en la producción, sin
embargo sobre su uso planteó: No hay que creer que todo abono que se recomienda
es bueno, porque cada puñado de tierra tiene su constitución propia...” (15)

Aquí resalta la importancia de estas sustancias, pero alerta sobre como emplearlos, pues una escasa ó abundante utilización puede generar problemas
peores. “Y como de abonar la tierra con ciertas sustancias suelen venir males
irreparables, no debe el agricultor, sin probarlo bien antes en un pequeño
espacio de terreno, decidirse a usar un abono desconocido en sus cultivos...”
(16) Recomendando de esta forma que el uso de fertilizantes se lleve a cabo
luego de un previo análisis, principio actualmente vigente para la investigación
en la agricultura en nuestros días.
Desde el punto de vista científico espiritual expone “Ahora se recomienda mucho la sangre como abono...” (17)
mensaje a través del cual se dirige al trabajador del campo con el propósito de
llevarlos a referirse a la sangre como abono especial, se tiene que es la sangre
el símbolo del amor y dedicación que el hombre debe depositar en la tierra que
trabaja. Sobre la fertilización también planteó que: “No es preciso regar con
sangre pura la tierra; sino que, luego de tener esta bien arada, basta regarla
con mezcla de agua y sangre...” (18)
Señalando el Maestro “Al maíz le está muy bien este abono, como a casi todas las plantas que sirven de alimento en
nuestra América. Los frijoles aprovechan mucho de este abono, y los chíncharos,
los garbanzos y las papas, tanto como ellos...” (19)
Aquí nos alerta que no todos los cultivos tienen las mismas exigencias nutricionales en la aplicación y
dosis de fertilizantes utilizados.
La educación de los campesinos fue objeto de reflexión en Martí pues él vió en ellos “la mejor masa nacional, y la más
sana y jugosa” por lo que llama la atención en no tomar decisiones ajenas sino
por propia voluntad, principio que lleva a estos hijos de la tierra con el único
objetivo de enseñarles a elevar su nivel de conocimientos, acerca de ello
expresó: “...el primer deber de un hombre es pensar por sí mismo...” (20)
El ampliar los valores en las personas del campo fue uno de sus anhelos, les hizo
ver los bueno de ser educados: “El que vale más es el más honrado”... (21)
Dirigiéndose así para consolidar lo valioso que es el trabajo, manantial de
bondad y nobleza. Abogó por el enriquecimiento del espíritu de los hombres,
inculcó diversas cualidades morales en el campesino dejando ver que “El que más
trabaja es el que es menos vicioso, el que vive amorosamente con su mujer y sus
hijos porque un hombre no es una bestia hecha para gozar, como el toro y el
cerdo, sino una criatura de naturaleza superior, que si no cultiva la tierra,
ama a su esposa, y educa a sus hijuelos, volverá indudablemente como el cerdo y
como el toro”...(22)
Propuso para la formación de una mejor generación, llevar al campo un grupo de maestros que proporcionen una buena enseñanza,
sugiriendo que:”...lo que han de llevar los maestros por los campos no solo
explicaciones agrícolas e instrumentos mecánicos, sino la ternura, que hace
tanta falta y tanto bien a los hombres”. (23)
Al referirse Martí en su obra que: “La escuela ambulante es la única que puede remediar la ignorancia
campesina” (24) Siendo lo principal el esparcimiento de esta a todas las partes
del país.
“Urge abrir escuelas normales de maestros prácticos, para regarlos luego por valles, montes y rincones...” (25) ejemplo este de ideario martiano
vigente en la actualidad de Cuba.
No solo se limitó el maestro de debatir aspectos como la ciencia y la educación en la agricultura, porque también se
detuvo en como mejorar la vida económica de un pueblo aportando varias
soluciones. Planteó que: “...Consúmese sobre esta tierra mucho más de lo que la
tierra produce única riqueza real...”(26) preocupado por dicha situación propuso
igualar y sobrepasar las producciones agrícolas por encima de las demandas,
pudiendo convertirse en realidad cuando el hombre despierte el interés por
trabajar y cultivar la tierra.
Señala como una de las soluciones que: “...Sí los que en ella viven quieren liberarse de miseria, cultívenla de modo que en
todas las épocas produzca más de lo necesario para vivir: así se basta lo
imprescindible, se previene lo fortuito y cuando lo fortuito no viene, se
comienza el ahorro productivo que desarrolla la verdadera riqueza. Siempre vive
el vivo y siempre produce y fortifica la generosa madre tierra”... (27)
Para erradicar la pobreza incita a realizar un trabajo perenne, continúo y eficaz
sobre los campos:

“...La tierra es perpetua, séanlo las fuerzas que a vivir en la tierra se apliquen. Fuerzas constantes, productoras, elementos
creadores...” (28)
En fin en todas las obras analizadas de Martí hemos podido encontrar como reflexión sobre la agricultura, viendo en ella la única,
lo imprescindible, lo esencial en un país.
Es con sus ideas, que nos hace llegar el papel de esta esfera en la economía, hace comprender la necesidad de
llevar a los hombres del campo el desarrollo científico y educacional.
Con sus principios propone soluciones que de ser aplicadas en un pueblo, su vida
económica cambiaria por completo, pues la vigencia de sus pensamientos es
infinita. “...la única riqueza inalcanzable de un país, consiste e igualar su
producción agrícola a su consumo. Lo permanente bastará lo permanente. La tierra
continuará abriéndose en frutos...”(29)

Vistas: 60

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Estado Islámico asume responsabilidad del atentado en Kabul

El ataque con explosivos se produjo durante la celebración de una fiesta de matrimonio en la ciudad capital.

Rusia dispuesta a buscar acuerdo en materia de desarme nuclear

Rusia aclaró que no emplazará en Europa y en Asia misiles de corto y mediano alcance, mientras EE.UU. no lo haga.

Federico García Lorca en 10 datos

Federico García Lorca fue asesinado el 18 de agosto de 1936 en Granada, España.

Grupo rebelde colombiano ELN deja en libertad a tres indígenas

Las tres mujeres fueron entregadas a una comisión integrada por la Defensoría del Pueblo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Iglesia católica.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio