Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos


HONRAR HONRA No. 43/10
Órgano de la Oficina del Programa Martiano del Consejo de Estado de la República de Cuba.
Editor: Subdirector Lic. Eulogio Rodríguez Millares,
Calzada No. 801, ent. 2 y 4, Vedado, Plaza de la Revolución, Ciudad de la Habana
Telf. 831-1910, 838-2298 Fax 836-4756
eulogio.rodriguezmillares@josemarti.co.cu
eulogio_rodriguezmillares@yahoo.es
http://www.josemarti.cu/

“La cuestión vital de que hablamos es ésta, la conservación de los bosques
donde existen; el mejoramiento de ellos, donde existen mal, su creación,
donde no existen” José Martí. O.C. T. VIII, Pág. 302


INVITACIÓN A LA II CONFERENCIA INTERNACIONAL BOLÍVAR, LINCOLN Y MARTÍ EN EL ALMA
DE NUESTRA AMÉRICA, CARACAS, VENEZUELA (NOVIEMBRE 17 AL 20)
secretariaiiconferenciablm@gmail.com http://www.josemarti.cu/
http://martianos.ning.com/ ; http://www.cubaminrex.cu/index.htm
http://www.conferenciamartijuarezlincoln.com/

DOCUMENTOS INCLUIDOS EN ESTE NÚMERO.

1.- NOTICIERO DEL ACONTECER MARTIANO. 2.- UN SOCIALISMO PARA EL SIGLO XXI, Por François
Houtart 3.- LA CREACIÓN DE BOSQUES O JARDINES MARTIANOS ANEXOS A LAS
ESCUELAS PRIMARIAS, UN APORTE CUBANO A LA CULTURA DE LA NATURALEZA
(Del
II Coloquio Internacional José Martí: Por una Cultura de la Naturaleza)
Por Dr. C. Elmys Escribano Hervis y MSc. Jesús Antonio Amor Revilla 1.-
NOTICIERO DEL ACONTECER MARTIANO

a) Sobre el Proyecto de Plataforma Histórico-Cultural.
Desde Venezuela, México y Cuba, hemos recibido noticias, sobre la organización de nuevos talleres para
continuar trabajando en el perfeccionamiento del Documento de
referencia, el cual será debatido en Caracas durante
la Segunda Conferencia Internacional del ALMA ( documento circulado
en el boletín No. 41. Ver también en http://www.conferenciamartijuarezlincoln.com
/) Este debate es una contribución muy importante para lograr una
propuesta mucho mas acabada y de mayor consenso.
Es por ello que los que venimos trabajando esta temática desde la Primera Conferencia
Internacional celebrada en Monterrey, Nuevo león, México en octubre del
2009, no tenemos dudas de que en el 2011, durante la Tercera Conferencia
que tendrá lugar en México, quedará definitivamente aprobada la
propuesta Plataforma Histórico-Cultural que sustente el proceso de
integración del ALBA para, dar cumplimiento al Acuerdo de la Cumbre
de Jefes de Estados de ese mecanismo de unidad e integración regional,
celebrada en la Ciudad de la Habana en diciembre del 2009.

b) La sociedad Cultural José Martí convocó su IV Asamblea General a
celebrarse durante los
días 18 al 20 de octubre en la capital cubana, bajo la
presidencia del Dr. Armando Hart Dávalos, Presidente de dicha
institución. Este encuentro, en el cual participarán representantes de
todos los territorios del país y otros invitados nacionales, permitirá
hacer un balance de los principales logros alcanzados y los nuevos retos
de esta ONG, así como sus proyecciones futuras. Se formularán ajustes a
sus estatutos, a sus programas de trabajo y las formas organizativas,
con el objetivo de trazarse nuevas metas, consolidar los excelentes
resultados del trabajo realizado y agrandar aun más los importantes
espacios que hoy ocupa en la sociedad cubana. En el próximo número se
ampliará esta información con informaciones de lo sucedido en este
encuentro.

c) DECLARACIÓN FINAL VIII Encuentro Internacional de Cátedras Martianas

Los participantes en el VIII Encuentro Internacional de Cátedras Martianas, convocados a
reflexionar acerca de Martí y la previsión de la Segunda Independencia
para nuestra América, y reunidos en el año en que se conmemora el
bicentenario de las gestas libertadoras de muchas de nuestras naciones,
ratificamos la idea martiana según la cual la manera de celebrar la
independencia es precisamente completarla.

Hacemos nuestra la urgencia martiana encaminada a alcanzar la definitiva independencia de
nuestros pueblos, estrechamente ligada a la conquista del equilibrio del
mundo, entendido éste como una sociedad internacional verdaderamente
democrática, libre del egoísmo y la agresión imperialista, capaz de
asegurar el derecho humano a la paz, una relación culta con la
naturaleza, y verdaderamente atenta a la solución de los problemas de
millones de personas cuya precaria existencia no puede ser considerada
humana.

Defendemos, asimismo, el derecho de nuestros pueblos a construir su auténtica emancipación, por el camino
de erradicar cuantas prácticas coloniales sobreviven en las tierras de
nuestra América. En tal sentido, reiteramos que la deuda educacional y
cultural con nuestros pueblos debe ser saldada. Por ello exigimos la
materialización de políticas capaces de colocar escuelas y universidades
al servicio del verdadero desarrollo de nuestros individuos,
comunidades y naciones.

Las avenidas de la verdadera liberación humana no pueden andarse sobre las bases históricamente ofrecidas por
los dominadores.

Compartimos, de igual modo, la convicción de la necesidad de reconstruir nuestra memoria histórica de la mano de las
más auténticas esperanzas de los hijos de nuestros pueblos, libres de
toda exclusión. En este campo mucho pueden aportar las Cátedras
Martianas, mediante un quehacer sistemático cuyo impacto en la formación
de las nuevas generaciones desborde el alcance de estos eventos.

Los participantes en este encuentro nos
sumamos a la justa lucha del pueblo cubano por la liberación de sus
cinco héroes, prisioneros del imperio por combatir el terrorismo.

Reiteramos nuestro agradecimiento y felicitación a la Universidad de Costa Rica, y
especialmente a su Sede del Pacífico, por la hospitalidad y el empeño
que aseguraron el éxito de este Encuentro.

Puntarenas, Costa Rica, octubre 8 del 2010.

2.- UN SOCIALISMO PARA EL SIGLO XXI. POR François Houtart
(Tomado de la Revista Honda No. 19)

LA UNIDAD DE LOS PUEBLO AÚN PUEDE SALVAR EL MUNDO.

crecienteEl socialismo es un proyecto antes de ser un concepto. Por esta razón es
necesario abordar el contenido, como paso preliminar a la utilización de
la palabra. De hecho, ¿qué es el socialismo hoy? ¿Se trata del
stalinismo, del maoísmo, del polpotismo, de la socialdemocracia, de la
tercera vía? Estamos en plena ambigüedad, lo que exige un nuevo cuadro
de reflexión.

Sin embargo, hay una gran urgencia frente a la destrucción social y ambiental provocada por el modelo económico contemporáneo. La hegemonía
global del capitalismo, en su forma neoliberal, no solamente fue
edificada sobre nuevas bases materiales (las tecnologías de información y
de comunicación) sino que permitió universalizar la sumisión del
trabajo al capital (sub sumisión del trabajo por el capital, según
Carlos Marx). No solamente, se trata hoy de una sumisión real (es decir
dentro del proceso mismo de la producción vía el salario), sino una
sumisión formal, por medios financieros: precios de las materias primas y
de los productos agrícolas, deuda externa, paraísos fiscales,
fiscalidad interior con promoción de la riqueza individual, y medios
jurídicos: normas de las organizaciones internacionales, como el FMI, el
Banco Mundial y la OMC.
Este tipo de sumisión afecta a todos los grupos humanos tanto por la destrucción
ambiental como por la sumisión a la ley del valor. Hoy día, los pueblos
indígenas están afectados en su posibilidad de supervivencia por la
explotación de los bosques o la destrucción de la biodiversidad; las
mujeres son las primeras víctimas de la privatización de la salud, del
agua, de la electricidad; los pequeños campesinos son víctimas de las
empresas transnacionales del agrobusiness. De hecho, la vida de
la humanidad, en su conjunto, está agredida.

Las consecuencias culturales y sociales son profundas, porque este proceso agudiza las
contradicciones dentro de las relaciones sociales, no solamente por una
desigualdad, sino por un aumento de los conflictos de género, de razas o
de castas.

Por estas razones, el proyecto nuevo debe empezar por una deslegitimación clara y radical del capitalismo, en su lógica
misma y en sus aspectos concretos en cada sociedad. La conciencia de que
no se puede humanizar el
capitalismo constituye la base de un nuevo proyecto concreto. ¿Pero qué
sociedad queremos? Esta pregunta puede parecer muy general, un conjunto
de ideas abstractas, un sueño. Para definir de manera más concreta lo
que podemos llamar la utopía o el socialismo del siglo XXI, se pueden
distinguir cuatro objetivos principales:

1). Prioridad de una utilización renovable de los recursos naturales
Existe una simbiosis fundamental entre la naturaleza y el ser humano. La naturaleza
es fuente de vida (la pachamama, la tierra-madre, como dicen los
pueblos indígenas de América del Sur). No se le puede agredir ni
destruir sin atentar contra la vida humana. La naturaleza no puede ser
explotada en función de una racionalidad puramente instrumental,
característica de la modernidad vinculada económica y culturalmente por
el capitalismo. Ella resulta en su destrucción progresiva. El «grito de
la tierra», como escribe Leonardo Boff, se
llama hoy desertización, desorden climático, gripe aviar, sida...

Este principio de la prioridad de la utilización renovable significa el
rechazo a modos de producción y actividades que destruyan de manera
durable el ambiente natural. El uso de recursos renovables será el
objeto de una gestión colectiva asegurando su racionalidad. Sin embargo,
este principio forma solamente una parte de la realidad y debe entrar
en correspondencia con las lógicas que siguen.

2. Predominio del valor de uso sobre el valor de cambio

Esta distinción, hecha por Carlos Marx, es útil para pensar el futuro. El valor de uso es
lo que contribuye a la calidad de la vida humana en todas sus
dimensiones. El valor de cambio es el mercado, que tiene una función
subordinada al valor de uso. Dentro de la lógica del capitalismo, el
mercado domina hoy no solamente la actividad económica, sino toda la
organización colectiva de la vida humana,
creando las desigualdades sociales y el acceso diferencial a la
propiedad. Para el capitalismo no existe valor económico si el trabajo,
los bienes y los servicios, no se transforman en mercancías. Es lo que
se llama la imposición de la ley del valor, que según Franz
Hinkelammert, significa el fin del sujeto. Los seres humanos están
sometidos a esta ley que invadió la realidad social, sometiendo la
humanidad en su totalidad a la lógica del capitalismo. Es por eso que
Karl Polanyi, economista es tadounidense e historiador del capitalismo,
concluye en la necesidad de reinsertar la economía en la sociedad.

3. Participación democrática en todos los sectores de la vida colectiva

La participación democrática, es decir el poder de decisión del sujeto
humano, no puede estar limitado al sector político. En este sentido se
puede decir que toda la realidad es política, empezando por la economía.
El principio de la
participación democrática tiene que aplicarse a todos los niveles de la
vida humana colectiva, desde el local hasta el global. La democracia
tampoco puede limitarse a los procesos electorales, tan fácilmente
desviados. Debe ser participativa, es decir, organizada con mecanismos
de control y de propuestas populares permanentes.

4. Interculturalidad

Todas las culturas participan en la vida cultural y espiritual de la humanidad. Ninguna de ellas puede ser
eliminada o marginada. Eso incluye todas las expresiones culturales, el
derecho, la ciencia, las religiones y las espiritualidades. Las
transformaciones que derivan de intercambios, del enriquecimiento mutuo,
son bienvenidas, porque la cultura no es estática. La cultura, no
siendo un valor en sí misma, no puede pensarse sin los tres principios
precedentes. Sobre la base de estos cuatro principios se pueden pensar
los medios y las estrategias que pueden orientar la construcción
del socialismo del siglo XXI.

LOS MEDIOS

No basta con afirmar principios. Construir otra sociedad significa aplicar
medios para que estos principios puedan ser realidad.

1. La relación con la naturaleza

Para realizar el primer principio de predominio de una utilización renovable, podemos proponer tres medios
principales. El primero es la apropiación pública de los recursos
naturales esenciales para la vida, como el agua, las semillas, el aire.
Estos recursos son el «patrimonio de la humanidad» y deben escapar de la
ley del valor, tal como está definida por el sistema económico
capitalista.
La revalorización de la agricultura campesina es otro medio necesario. Se trata de luchar contra la concentración de la
productividad de la tierra en manos de empresas transnacionales, que
destruye la naturaleza y provoca desastres sociales. En tercer lugar
viene la tarea fundamental de regeneración de
la atmósfera, de los suelos, de las aguas y finalmente del clima.

2. El predominio del valor de uso

Existen varios medios para realizar este predominio. Solamente queremos señalar algunos de ellos:
• Promover la producción orientada hacia la mayoría de las poblaciones,
con instrumentos públicos, lo que se opone al desarrollo espectacular de
solamente 20% de la población. Eso es la consecuencia de la lógica del
capitalismo, que necesita generar fuertes poderes de compra para
absorber una producción sofisticada, contribuyendo así a la acumulación
del capital.
• La introducción de elementos cualitativos en el cálculo económico, tales como el bienestar (la calidad de vida), el
entorno ecológico, la seguridad alimentaria. Las decisiones serían muy
diferentes si se tomaran en cuenta estos elementos en los cálculos de
los costes de producción y de intercambio.
• Limitar la influencia del capital
financiero, por un impuesto sobre los flujos internacionales, la
abolición de los paraísos fiscales y del secreto bancario y la supresión
de la deuda externa de los pueblos del Sur.
• Abolición de las patentes en su forma actual y adaptación del derecho de autor para
evitar el monopolio de las transnacionales.
• Revalorización de la empresa como lugar de trabajo común con fines sociales y no como fuente
de riqueza para accionistas.
• Reconocimiento y valorización de los empleos no reconocidos (mujeres en el hogar) o desvalorizados (servicio
social, servicio de salud) y creación de empleos para sectores
cualitativos de interés colectivo (mejoramiento de la calidad de vida,
servicios personales, etcétera).
• Constitución de un seguro social generalizado bajo control público.
• Revalorización del servicio público, como servicio a la colectividad y no de atención a clientes.

3. El principio de la
democracia

La democracia no es solamente un fin, sino también un medio. En este sentido se debe extender la democracia representativa
a todos los niveles de la actividad colectiva, incluyendo el sector
económico. Sin embargo, se necesita también la promoción de la
democracia participativa como incremento del control popular en los
mismos sectores. No se trata solamente de la dimensión territorial
(pueblos, barrios, aldeas), sino también de las empresas y de las
administraciones.

4. El principio de interculturalidad

Los medios en este sector son también diversos y se puede dar la prioridad a
los siguientes: • Afirmar y concretizar el derecho de los pueblos
frente al derecho de los negocios, lo que significa un cambio
fundamental en la filosofía de los grandes organismos internacionales,
financieros y comerciales. Protección de las culturas por medidas
adecuadas en los diversos sectores de sus expresiones.

• Socialización de resultados de la ciencia, sin monopolio industrial o particular.
• Afirmación de la laicidad del Estado, como base del diálogo filosófico y espiritual y del ecumenismo.

LAS ESTRATEGIAS

Para poder aplicar los medios susceptibles de concretizar los principios, se puede pensar a varios
niveles de estrategias.

1. Deslegitimar el capitalismo, como expresión mayor de una modernidad deshumanizante, lo que significa la
utilización de todos los espacios posibles para el desarrollo de un
pensamiento crítico en los sectores de la economía, de la ecología, de
la política un papel importante: el desarrollo progresivo de una
conciencia colectiva.

2. Acelerar la creación de actores colectivos al nivel global, vía redes de resistencia (un ejemplo es Vía
Campesina).

3. Renovar el campo político de la izquierda con la convergencia de varias organizaciones políticas (no se
puede pensar en un partido único detentador de toda la verdad) y la
centralidad de la ética en las prácticas políticas.

4. Promover la emergencia de un nuevo sujeto histórico, que no estará constituido
solamente por los trabajadores asalariados, sino por todos los grupos
afectados en su vida por el sistema capitalista: pequeños campesinos,
mujeres, pueblos autóctonos, etcétera.

5. Buscar la centralidad de la ética como actitud colectiva e individual, en coherencia con la
utopía. Eso implica también una institucionalización de los procesos
sociales y políticos como base de los comportamientos individuales y una
redefinición permanente de los aspectos concretos de la ética, con la
contribución de todos.

Podemos concluir que si es eso que llamamos socialismo, se trata de un proyecto profético y constructor,
capaz de contradecir la «barbaridad» y de traducirse, a la vez, en la
defensa de la vida humana y el amor
al prójimo.

3.- LA CREACIÓN DE BOSQUES O JARDINES MARTIANOS ANEXOS A LAS ESCUELAS PRIMARIAS, UN APORTE CUBANO A LA CULTURA DE LA
NATURALEZA Por Dr. C. Elmys Escribano Hervis y MSc. Jesús Antonio Amor
Revilla, Matanzas, mayo del 2009 (Del II Coloquio Internacional José
Martí: Por una Cultura de la Naturaleza)

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo se inscribe en la línea del empleo de la obra de José
Martí en el proceso educativo en la escuela cubana, en este caso se
utiliza como una influencia educativa favorable para educar a los
escolares primarios en una cultura de la naturaleza. Este es un tema de
gran importancia y actualidad a partir de la situación de deterioro del
medio ambiente provocado por prácticas consumistas e inconscientes que
el hombre ha llevado a cabo en todo el planeta. Cuba no está exenta de
sufrir los problemas medioambientales. A nivel estatal se ha diseñado
una política favorable a la
preservación del entorno y a la explotación racional de los recursos,
para ello es necesario que desde la escuela primaria se eduque a la
niñez con una conciencia conservacionista que es un elemento de lo que
se ha dado llamar cultura de la naturaleza.

Este trabajo es un resultado de una tesis de maestría1 que se llevó a cabo en el Instituto
Superior Pedagógico y a la vez esta tesis fue una tarea investigativa
del proyecto científico: “El empleo de la obra martiana en la escuela
primaria matancera”
que está asociado al Programa Ramal Nro 1 del
MINED: Educación Primaria. En tal sentido el objetivo de este trabajo es
contribuir a la educación de una cultura de la naturaleza a través del
empleo de la obra martiana en la escuela primaria Juan Lefont de Jagüey
Grande. El resultado que se anuncia en el trabajo, en estos momentos
comienza a introducirse en la práctica en esta y otras escuelas.

DESARROLLO

“La
cuestión vital de que hablamos es ésta, la conservación de los bosques
donde existen; el mejoramiento de ellos, donde existen mal, su creación,
donde no existen” José Martí. O.C. T. VIII, Pág. 302
A escala global el medio ambiente es constantemente deteriorado por parte del
hombre a causa del manejo inescrupuloso de los recursos naturales.
Algunos indicadores ilustran la situación:
El incremento del efecto invernadero y el cambio climático asociado.
El agotamiento de la capa de ozono que provoca el incremento de los niveles de radiación
ultravioleta que alcanzan la superficie terrestre.
El aumento de la acidez de la lluvia.
La contaminación del aire en las ciudades.
Degradación de los suelos, que se expresa en la erosión, la compactación, la
acidificación, la salinización y la desertificación.
“Hay algunas especies que han estado desapareciendo de manera desproporcionada:
entre 50 y 100 veces
superior al ritmo natural. Sobre la base de las tendencias actuales,
una cantidad estimada en 34 000 plantas y 5 200 especies animales,
incluyendo 1 cada 8 especies de aves en el mundo, estarían en peligro de
extinción. Si bien la pérdida de especies llama la atención, la amenaza
más grave a la diversidad biológica es la degradación y la pérdida
directa de los bosques, los humedales, arrecifes de coral y otros
ecosistemas, porque ellos albergan la diversidad biológica del planeta.
Se estima que cerca de 45% de los bosques originales han desaparecido y
que alrededor de 10% de los arrecifes de coral a escala mundial están
destruidos.”


En el caso de Cuba, en el siglo XVI, tenía un 92% del área total de sus suelos cubierto por bosques, primero a causa
del régimen colonial y más tarde el neocolonialismo que imperó desde
1902 hasta 1958, trajo consigo una práctica de acelerada tala y
deterioro de los bosques hasta llegar en 1960
a poseer solo un 13,6% del suelo cubierto por bosques.

Gracias al ejercicio sostenido de una política racional y coherente, se ha
logrado que ya en el año 2000 un 21,94% del suelo nacional esté cubierto
por bosques. Esta acción ha estado respaldada por la preocupación
estatal y el establecimiento de leyes concretas con el fin de preservar y
enriquecer la biodiversidad. La Ley Forestal # 85 “De los bosques y
su clasificación”, especifica la necesidad de fomentar bosques de
producción; bosques de protección y bosques de conservación,
estos últimos son “aquellos que por sus características y ubicación
sirven sobre todo para conservar y proteger los recursos naturales y los
destinados a la investigación científica, el ornato y a la acción
protectora del medio ambiente en general.”


En este mismo sentido, la Ley # 81 del Medio Ambiente es también una magnífica
expresión de lo arriba mencionado. En el
segundo por cuanto de dicha ley, se plantea: “Las acciones
ambientales en Cuba se sustentan en las concepciones martianas acerca de
las relaciones del hombre con la naturaleza y en las ricas tradiciones
que asocian nuestra historia con una cultura de la naturaleza.”

En la obra de los padres fundadores de nuestra cultura estuvo la
preocupación por el cuidado del medio ambiente, lo cual también aparece
fundamentado como un elemento propio de la identidad nacional, la cual
hay que preservar y desarrollar. En la obra de José Martí se observa una
concepción conservacionista y la existencia de una verdadera cultura de
la naturaleza.4 En la cosmovisión martiana la Naturaleza es piedra
angular de su concepción sobre el mundo, la sociedad y el hombre en sus
relaciones. Su pensamiento filosófico, concepciones sobre la ciencia, la
literatura, la educación y otras esferas de la creación están signadas
por su percepción sobre la
Naturaleza.
Una interpretación elemental de los siguientes versos, del poemario “Versos Sencillos”, expresa el lugar primigenio en que se
sitúa la naturaleza en relación con el resto de las influencias que
recibió.

“Yo sé de Egipto y Nigricia
Y de Persia y Xenofonte;
Y prefiero la caricia
Del aire fresco del monte.
“Yo sé las historias viejas
Del hombre y de sus rencillas;
Y prefiero las abejas
Volando en las campanillas” 5.


Más allá de la vastedad de disímiles esencias que remontan los años y
llegaron a José Martí convertidos en conocimientos, experiencias o zumo
del pasado, se localiza en su pensamiento una especial sensibilidad de
respuesta a lo natural, de tomar a la naturaleza como fuente de
inspiración, de conocimiento y de realización plena del hombre en su
vínculo con ella. En tal sentido, expresó: “Acerquémonos a la gran
Madre; abramos el gran libro, cuyas
páginas han escrito los siglos, cuyos actos y hechos son océanos, cuyo
conocimiento augusto se pierde en lo intangible e invisible”


El impacto que tuvo en Martí la naturaleza, obedece también a experiencias
vivenciales fundacionales que experimentó desde su niñez en los campos
del Hanábana. Más tarde, su estancia en México y Guatemala le prodigó un
conocimiento esencial de la abrupta, variadísima y majestuosa creación
de la naturaleza por esas tierras. Finalmente, casi en los umbrales de
su muerte, desde que desembarcó el 10 de abril de 1895, por Playitas de
Cajobabo, hasta su caída en combate el 19 de mayo, cargó una pesada
mochila de guerrillero en la que guardó las anotaciones –en su diario de
campaña- que recogen su asombro ante la naturaleza que señoreaba los
campos del oriente cubano.
Al concebir el vínculo orgánico hombre - naturaleza, planteó: “La naturaleza inspira, cura, consuela,
fortalece y
prepara para la virtud al hombre. Y el hombre no se halla completo, ni
se revela, a sí mismo, ni ve lo invisible, sino en su íntima relación
con la naturaleza”


Es necesario apuntar que su percepción de tal fenómeno partió de una clara concepción sobre qué es la
naturaleza.8 Las relaciones del hombre con la naturaleza fue ampliamente
tratado por Martí y con amplio y vital fundamento, en su época. Abarcó
temáticas variadas, entre las que se sitúan:
Las ciencias naturales y su enseñanza
Microbios, plantas y otros vegetales
Animales de Cuba, América y el mundo
Cultivos, labores agrícolas y ganado
Cuerpo humano, sexualidad y salud
La naturaleza y su protección
Origen y evolución de la vida, el hombre y la sociedad
En cuanto al tema particular de la naturaleza y su protección, la obra de Martí manifiesta
una arista que plantea una gama de aspectos de indudable novedad en el
contexto
histórico de fines del siglo XIX, hizo alusión de forma crítica a la
contaminación de la atmósfera, la necesidad de la preservación de la
limpieza y transparencia de mares, ríos y lagos, así como el cuidado de
la fauna. El alerta martiano sobre el tema, fue temprano, claro y
elocuente, en 1892 escribió: “El mundo sangra sin cesar de los
crímenes que se comenten en él contra la naturaleza”


El tema para Martí, nunca fue visto como un apunte o una reflexión de ocasión,
pues fue una preocupación sistemática, la cual aparece vertida, en su
variada obra periodística y poética. En el año 1883, al valorar el
Congreso forestal que se celebró en Minnessota, Estados Unidos, señaló: “He
aquí una cuestión vital para la prosperidad de nuestras tierras, y el
mantenimiento de nuestra riqueza agrícola. Muchos no se fijan en ella,
porque no ven el daño inmediato. Pero quien piensa para el público,
tiene el deber de ver
en lo futuro, y señalar peligros. (…)


En ese mismo trabajo censuró “… la tala brutal y avariciosa de los especuladores, que no
ven que la fortuna rápida que hoy acumulan criminalmente, y a expensas
de la fortuna pública, arrebata a la nación una fuente de riqueza
permanente …” .
Llama la atención que Martí que tan profundamente
dominó la lengua española, no vaciló en emplear sistemáticamente el
término de “crimen” a todo acto que significara la degradación de
los bosques o su explotación indiscriminada.

Aunque la percepción martiana sobre la naturaleza fue amplia y ajustada a la
realidad, el tema de los bosques atrajo su atención y mantuvo interés
sobre lo que ocurría en el mundo, así como las mejores experiencias para
el cuidado de los mismos. “Los colonos de Australia están prestando
grande atención a lo que debieran prestarle todos los habitantes de
comarcas agrícolas: a la
conservación de sus bosques. No tratan con esto sólo de asegurarse para
el futuro madera buena y abundante, sino en evitar los males que
acarrea la pobreza de árboles, sequedad en el clima, larga escasez de
lluvias, fuego en las selvas y cosechas ruines. Los cortadores de madera
deben estar, como están en todos los países productores de madera
exportable, sujetos a leyes rigurosas y a estrecha vigilancia, que hagan
que el corte se efectúe de modo que se preserve el bosque original, y
se tienda a la r eposición de las maderas que se arrancan
. ”

El Apóstol tempranamente avizoró la necesidad de educar al hombre para una
relación de equilibrio y conservación del medio ambiente en el que vive
y se desarrolla. De manera muy particular se refirió a la preservación y
mejoramiento de los recursos forestales, especialmente los bosques, de
ahí que defendiera: “La cuestión vital de que hablamos es ésta, la
conservación de los
bosques donde existen; el mejoramiento de ellos, donde existen mal, su
creación, donde no existen”


El fundamento martiano sobre la necesidad de fomentar la creación de bosques es bien clara y señaló las
bondades que reportan para la naturaleza, para la vida del hombre y el
establecimiento de prácticas cultas y justas en relación con el medio
ambiente. “Las masas de árboles favorecen las lluvias, dan humedad al
aire, evitan que la tomen de las plantas agrícolas y las agosten;
sujetan las tierras y las aguas, evitan los hundimientos, los arrastres,
las inundaciones y los torrentes; dan frescura al suelo y permiten así
que crezcan buenos pastos; forman abrigos en las regiones meridionales
para preservar los cereales del viento solano o levante, en el período
crítico de la granazón; son, en una palabra, los árboles, además de un
gran elemento de riqueza, los mejores amigos de la agricultura y de la
ganadería.


Sobre la utilidad de los bosques, tanto para los campos como para las ciudades, el Apóstol, señaló: “Comarca sin árboles, es
pobre. Ciudad sin árboles, es malsana. Terreno sin árboles llama poca
lluvia y da frutos violentos.”
15 José Martí. Tomo VIII. -- Pág. 302

En virtud de tal fundamento martiano, es un propósito de la Sociedad
Cultural la creación de bosques y jardines con el propósito de fomentar
lo que se ha dado en llamar –de acuerdo al espíritu martiano- cultura de
la naturaleza. La Sociedad Cultural a través de su Junta Nacional
presidida por el Doctor Armando Hart Dávalos, ha concretado una serie de
acciones oficiales que contribuyen al fomento de esa cultura de la
naturaleza; tal es el caso de la firma de convenio de trabajo con varios
organismos y especialmente con el Ministerio de Educación de la
República de Cuba, en la persona de su Ministro Doctor Luis Ignacio
Gómez Gutiérrez, de
dichos acuerdos establecidos emanaron indicaciones conjuntas –de
carácter práctico- entre ambos organismos para el desarrollo y
establecimiento de Jardines y Bosques Martianos en el sector
educacional.

De acuerdo a este marco, hoy el MINED desarrolla un intenso trabajo dirigido al fomento de jardines y bosques martianos en
las instituciones docentes que integran el Sistema Nacional de
Educación, para ello se cuenta con el apoyo material de otros organismos
e instituciones, entre las que se sitúan:

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Ministerio de la Agricultura
La Dirección de la Forestal, fundamentalmente.
A cada dependencia provincial y municipal se hicieron llegar las indicaciones,
con la fundamentación necesaria para garantizar la ejecución por parte
de directivos educacionales, educadores y estudiantes de todos los
niveles la idea de crear los jardines y bosques martianos. En función de
estos propósitos se considera un bosque martiano: “aquella área
seleccionada próxima a los núcleos escolares y/o poblacionales, donde se
siembren y señalicen preferentemente árboles que José Martí menciona en
su Diario de Campaña de Cabo Haitiano a Dos Ríos, o en otras de sus
obras. Esta área puede embellecerse con plantas ornamentales y otros
árboles propios del lugar que ya existen o que haya que plantar.”

En ese mismo orden también aparece definido el jardín martiano como
aquella parte del área verde de las escuelas, de residencias o centros
de trabajo, seleccionada para sembrar especies de plantas florales, con
especial énfasis en la rosa blanca y otras mencionadas por el Apóstol de
nuestra independencia (…) deben coadyuvar al embellecimiento del
entorno y a afirmar amor por la naturaleza y cualidades estéticas en los
niños, jóvenes y ciudadanos en general”


http://www.auto-hermes-sxxi.net/index.html

www.cubainformacion.tv
http://martianos.ning.com/
http://auto-hermes.ning.com/



Vistas: 144

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Absuelven a Milagro Sala de una causa procesal en Argentina

"El Ministerio Público de la Acusación parecve haber advertido que no puede sostener las construcciones falaces que se hicieron para perseguir a Milagro Sala", indicó la representante legal de la dirigente, Paula Álvarez Carreras.

Congreso proclama a Fernández como presidente de Argentina

"El Congreso, reunido en Asamblea, resuelve declarar electo presidente de la nación argentina por eltérmino constitucional del 10 de diciembre de 2019 y 2023 al ciudadano Alberto Ángel Fernández", proclamó el poder legislativo.

¿Por qué tiene un carácter racista el golpe de Estado en Bolivia?

Bolivia logró salir adelante y alcanzar favorables índices económicos con un líder indígena, pero un golpe de Estado con fines de segregación racial pone en peligro más de una década de avances sociales.

Evo Morales a teleSUR: Golpe de Estado es una conspiración política y económica

El mandatario boliviano aseveró que el golpe de Estado en su contra viene de Estados Unidos, cuyo Gobierno reconoció a una senadora que se autoproclamó presidenta por encima de la Constitución. 

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio