Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos


HONRAR HONRA No. 42/10
Órgano de la Oficina del Programa Martiano del Consejo de Estado de la República de Cuba.
Editor: Subdirector Lic. Eulogio Rodríguez Millares,
Calzada No. 801, ent. 2 y 4, Vedado, Plaza de la Revolución, Ciudad de la Habana
Telf. 831-1910, 838-2298 Fax 836-4756
eulogio.rodriguezmillares@josemarti.co.cu
eulogio_rodriguezmillares@yahoo.es
http://www.josemarti.cu/


“Los astros son mensajeros de hermosura, y lo sublime perpetuo. El
bosque vuelve al hombre a la razón y a la fe, y es la juventud
perpetua. El bosque alegra, como una buena acción. La naturaleza
inspira, cura, consuela, fortalece y prepara para la virtud al hombre. Y
el hombre no se halla completo, ni se revela asimismo, ni ve lo
invisible, sino en su íntima relación con la naturaleza…” J. M. O C.
T. 13. .P. 24



INVITACIÓN A LA II CONFERENCIA INTERNACIONAL BOLÍVAR, LINCOLN Y MARTÍ EN
EL ALMA DE NUESTRA AMÉRICA, CARACAS, VENEZUELA (NOVIEMBRE 17 AL 20)
secretariaiiconferenciablm@gmail.com http://www.josemarti.cu/
http://martianos.ning.com/ ; http://www.cubaminrex.cu/index.htm
http://www.conferenciamartijuarezlincoln.com/


DOCUMENTOS INCLUIDOS EN ESTE NÚMERO.


1.- PROGRAMA GENERAL DE LA 2da CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL ALMA Y
VIII CUMBRE SOCIAL POR LA UNIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA
2.- Mensaje de Armando Hart Dávalos al IX Encuentro Nacional de la
Sociedad Cubana de Derecho Constitucional y Administrativo, en
conmemoración del Aniversario 70 de la Constitución de 1940 P-5
3.- SIMÓN BOL&IAacute;VAR: UN HÉROE TELÚRICO EN LA MIRADA DE JOSÉ
MARTÍ. LAS IMÁGENES DE LA NATURALEZA EN SU CONFORMACIÓN (P-8)
4.- Homenaje a Cintio Vitier (P-12)


1.- PROGRAMA GENERAL DE LA 2da CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL ALMA Y VIII
CUMBRE SOCIAL POR LA UNIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA



VIII CUMBRE SOCIAL POR LA UNIÓN LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA II CONFERENCIA INTERNACIONAL BOLÍVAR-LINCOLN-MARTÍ EN EL ALMA DE NUESTRA AMÉRICA www.conferenciamartijuarezlincoln.com
”El Bicentenario ante la crisis de la civilización en lo económico,
alimentario, energético, ambiental, género y ética: respuestas desde el
ALBA”

17 al 20 de Noviembre de 2010 - República Bolivariana de Venezuela

PROGRAMA


MIERCOLES 17 DE NOVIEMBRE
GRAN SALÓN DEL HOTEL ALBA CARACAS.


09:00 a.m – 04:00 p.m. Acreditaciones


05:00 p.m–09:00 p.m.
CONFERENCIA: El Bicentenario. La Patria: identidad, independencia,
soberanía y la unidad de Nuestra América,
a cargo del Presidente
Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo
Rafael Chávez Frías.


JUEVES 18 DE NOVIEMBRE
MAÑANA


09:00a.m a 01:30p.m
Foro N ° 1 – Panel N° 1:
a) EL BICENTENARIO, EL SOCIALISMO Y LA DEMOCRACIA EN EL SIGLO XXI.
b) Bolívar, Juárez, Martí, Artigas, Eloy Alfaro, Sandino y los próceres y
revolucionarios; historia y tradición de lucha de nuestros pueblos por
la conquista de la verdadera independencia y soberanía frente al
imperialismo de los EE.UU. Visión profética de José Martí.
Nuevos paradigmas: espiritualidad y política.(Frei Betto)
El Bolivarianismo: del Libertador Simón Bolívar al Comandante Hugo
Rafael Chávez Frías.
Socialismo: construcción nacional y soberanía popular.
MESA: La democracia participativa como emancipación. Los Movimientos
Sociales.
Vigencia del pensamiento bolivariano en la unidad de los pueblos:
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. La Carta Social para
los Pueblos de Nuestra América: instrumento para la emancipación.
Vigencia del pensamiento económico de Simón Bolívar
La Guerra de IV Generación. Crisis del capitalismo y el complejo
industrial-militar.
Las agresiones a Venezuela.


TARDE
03:00 p.m. a 07:00 p.m.


Foro N° 2 – Panel N° 3:
a) UNA MIRADA DESDE EL SUR A LA CRISIS DEL CAPITALISMO
b) Políticas aplicadas por el imperialismo de los EE.UU. desde el siglo
XIX. La historia de América Latina y el Caribe desde Bolívar a la
segunda mitad del Siglo XX. La continuidad del ideal de libertad y
justicia en Nuestra América. Necesidad de estructurar un fuerte
movimiento a escala mundial de solidaridad con los pueblos
latinoamericanos y caribeños y contra la política de cerco y agresión
del imperio contra nuestros pueblos. Las bases militares en Colombia
como una amenaza real y el golpe de Estado en Honduras como un balón de
ensayo.
América Latina y el Caribe frente a la crisis del capitalismo
neoliberal: temores y desafíos.
La respuesta plural. Orientaciones y circunstancias para el
cambio.
La experiencia acumulada del ALBA en el combate a la pobreza y la
exclusión social. Soluciones basadas en la complementariedad y la
solidaridad entre los pueblos. Propuestas desde el ALBA.
Soberanía alimentaria e integración energética en la región
. Las asimetrías y los modelos de desarrollo endógeno para apuntalar el
Socialismo del Siglo XXI. La nueva geopolítica en el intercambio
comercial de la región y la proyección de las Empresas Grannacionales.
Gobiernos locales Latinoamericanos y Caribeños. Tratado de Comercio
entre los Pueblos.
Banco del Sur, Banco del Alba, Sucre. Nueva estructura financiera
internacional y regional.
La firma de los TLC con Estados Unidos y Europa: sus costos para América
Latina y el Caribe
. Abolición de los paraísos fiscales. Tratados contra la doble
tributación.



Foro N° 3 y Panel N° 2:

PENSAMIENTO CONTRAHEGEMÓNICO. LA EDUCACIÓN Y LOS MOVIMIENTOS SOCIALES
a) Nuevo pensamiento del Siglo XXI o Plataforma Histórico-Cultural que
sustente el proceso de integración en marcha por el ALBA.
Plataforma histórico-cultural que sustente el proceso de integración en
marcha por el ALBA.
Pensamiento hegemónico y contrahegemónico en los momentos actuales.
La Alternativa Martiana para las Américas (ALMA) como objetivo
estratégico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra
América (ALBA).

Construyendo sociedades solidarias: las Misiones Sociales del Gobierno
Bolivariano. Impactos de los Movimientos Sociales como agentes de
cambio.
Temas filosóficos del nuevo pensamiento.
El nuevo pensamiento y la justicia de Nuestra América.
Religión y democracia.
Debate sobre el documento titulado: ALTERNATIVA MARTIANA PARA LAS
AMÉRICAS. (ALMA) BASES PROGRAMÁTICAS. (Proyecto).


TARDE
03:00 p.m. a 07:00 p.m.


Foro N° 4 y Panel N° 5:
a) EL ECOSOCIALISMO Y LA CRISIS AMBIENTAL
b) La lucha por los derechos de los pueblos originarios, de los
inmigrantes y de los afro descendientes. La necesidad de construir
puentes de diálogo y comunicación ente los pueblos de EE.UU. y Canadá
con los de Nuestra América. Búsqueda de objetivos comunes en el
pensamiento de los grandes pensadores de ayer y de hoy de las dos
Américas.


Bolivarianismo y Ecosocialismo.
El Socialismo Indoamericano, diversidad cultural y ecología política.
El Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. Hacia la
Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP-16), Cancún – México.
Nueva relación con la naturaleza: recuperación, por parte del Estado, de
la soberanía sobre los recursos naturales; el cese de los monocultivos.

El ambiente como mercancía.
Derechos de los Pueblos Originarios. Autogobiernos comunitarios
indígenas. Mujer y juventud indígenas. Parlamento Indígena de América.

Afrodescendientes: inclusión social y diversidad educativa.
La Amazonía. Parlamento Amazónico. Organización del Tratado de
Cooperación Amazónica (OTCA).
Industria, comercio, minas y desarrollo endógeno: un desafío para la
industria, la minería y el comercio ecológicamente sustentables.
Integración e intercambio de saberes ancestrales para la protección y
enriquecimiento de nuestros recursos. Abolición de las patentes sobre el
conocimiento.
La lucha en los EE.UU. por los derechos de los latinos y la defensa de
sus derechos como pueblos latinos.
La población afroamericana y sus derechos negados como ciudadanos de los
EE.UU.

.



VIERNES 19 DE NOVIEMBRE
MAÑANA
09:00 a.m. a 01:30 p.m.


Foro N° 5 y Panel N° 6:
a) GÉNERO, DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y SOCIALISMO
b) El ALBA como mecanismo de integración y de dignidad latinoamericana
para derrotar la hegemonía del imperialismo de EE.UU. La Alternativa
Martiana para Nuestra América (ALMA) y el movimiento social y político
en la búsqueda de la unidad de acción para lograr un Mundo Mejor.
La Inclusión de las mujeres: Las Misiones Sociales como experiencias
inclusivas y de visibilización de las mujeres.
Experiencias de las mujeres en la construcción del Poder Popular.
La igualdad paridad como fundamento del protagonismo de las mujeres y el
avance social de los pueblos.
Respuestas de las mujeres de Latinoamérica y el Caribe ante la crisis de
la civilización.
El Socialismo Feminista como respuesta a la crisis del capitalismo.
América Latina y el Caribe frente a la crisis capitalista y la
pervivencia del patriarcado.


Foro N° 6:
DEL PARLAMENTARISMO AL PUEBLO LEGISLADOR
Leyes socialistas.


Panel N° 4:
La poesía de José Martí, Rubén Darío y otros poetas como expresión del
pensamiento emancipador y político de lo mejor del pensamiento
latinoamericano, y como unidad con otras corrientes del arte y la
literatura, comprometida con sus pueblos por la conquista de un Mundo
Mejor.


Foro N° 7:
LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN EL FORTALECIMIENTO DE LA DEMOCRACIA
Comunicación e información: soberanía comunicacional de los Estados y la
democratización del espectro radioeléctrico y los medios de
comunicación. Nuevo orden informativo internacional.
Satélite “Simón Bolívar”, Telesur, Radio del Sur, Observatorio
Latinoamericano en Comunicación y Democracia, redes de los movimientos
sociales, etc.


TARDE
03:00 p.m. a 07:00 p.m.


Panel No 7:
La Revolución Cubana, su importancia y significación histórica como
contribución a la lucha de nuestros pueblos. Su profunda inspiración
martiana por la justicia social y la conquista de la plena soberanía.
Mitos y dogmas rotos y el despertar de la conciencia en Nuestra América.



Foro N° 8:
EL ROL DE LAS FUERZAS ARMADAS EN EL SIGLO XXI

Consejo Suramericano de Defensa. Avances y retos.
Bases militares: una estrategia de apropiación y explotación de nuestros
recursos.
Paramilitarismo en América Latina. Narcotráfico, violencia, violación de
DDHH. Los desplazados.
Descolonización: Puerto Rico, Malvinas, Caribe holandés, inglés,
francés; Guayana francesa, etc
. Fuerzas Armadas Profesionales y Milicias Populares.


Panel N° 8:
El Caribe como parte integrante y esencial de Nuestra América. Su
contribución a las luchas libertarias de nuestros pueblos y su ejemplo
de participación en los mecanismos integracionistas del ALBA en el año
del Bicentenario.


Foro N° 9:
BICONTINENTAL PARLAMENTARIA (ÁFRICA Y AMÉRICA LATINA)


Foro N° 10:
ACTUAL ESTADO DE LA DEUDA EXTERNA DE LOS PAÍSES DEL SUR (AMÉRICA LATINA,
ÁFRICA Y OTROS PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO)


SABADO 20 DE NOVIEMBRE
MAÑANA


09:00 a.m. a 01:30 p.m.
CONFERENCIA DE CLAUSURA: Álvaro García Linera –Vicepresidente del Estado
Plurinacional de Bolivia.
Plenaria Final de la II Conferencia.
a) Aprobación de la relatoría de la Segunda Conferencia
b) Aprobación de las bases del Nuevo Pensamiento como Plataforma
Histórico-cultural que sustente la integración entre los países miembros
del ALBA.
c) Aprobación de la Declaración de Caracas
d) Aprobación de un programa de trabajo para el fortalecimiento de las
estructuras del ALMA en toda América Latina
e) Aprobación del programa y fecha de la Tercera Conferencia.
f) Informe Resumen sobre el cumplimiento de los temas tratados en las
ponencias presentadas y recomendaciones para garantizar el seguimiento a
todas ellas. Lic. María de la Paz Quintanilla y Lic. Juan Aguado,
Comité Organizador Primera Conferencia
g) Aprobación de otros documentos.
a. Resolución de Solidaridad con los Cinco Héroes
b. Resolución contra el Bloqueo a Cuba
h) Resolución contra la política agresiva del Imperialismo en Nuestra
América y en el Mundo


TARDE
03:00 p.m. a 06:00 p.m.


Acto de Clausura de la VIII Cumbre Social por la Unión Latinoamericana y
Caribeña y
II Conferencia Internacional Bolívar-Lincoln-Martí en el ALMA de Nuestra
América.


2- Mensaje de Armando Hart Dávalos al IX Encuentro Nacional de la
Sociedad Cubana de Derecho Constitucional y Administrativo, en
conmemoración del Aniversario 70 de la Constitución de 1940
br/>

Hace ya siete décadas se reunían en Guáimaro, el 1ero de julio de 1940,
la mayoría de los constituyentistas que habían redactado y aprobado la
nueva Constitución para firmarla allí, en aquel escenario histórico,
donde en abril de 1869 se había aprobado la primera constitución, que
marcó el nacimiento de la República en armas con sus autoridades
elegidas y dotada de un marco jurídico para sus instituciones. El hecho
de que la Constitución de 1940 fuese firmada en Guáimaro y disponerse su
entrada en vigor el 10 de octubre de ese propio año subraya el interés
de insertar el nuevo texto constitucional en la rica tradición jurídica
de la nación cubana, no siempre divulgada y estudiada como merece. Su
aprobación se vincula, por tanto, a dos momentos esenciales de esa
tradición: los decretos aboliendo la esclavitud dictados por C&e
acute;spedes, en la ciudad libre de Bayamo, después del alzamiento en
la Demajagua, y la Constitución de Guáimaro en abril de 1869
Estamos rememorando, pues, el aniversario 70 de la aprobación del texto
constitucional que tuvo un significado clave en los procesos políticos y
jurídicos de las décadas del 40 y el 50 del pasado siglo.
Recordemos que como reflejo político asociado al estallido de la Segunda
Guerra Mundial, en 1939, se propició un proceso de carácter pacifico en
el que intervinieron todas las fuerzas políticas del país para plasmar
en la Constitución de 1940, con el consenso nacional, los puntos más
avanzados del pensamiento político de la época. Su texto es el resultado
histórico del proceso forjado desde los tiempos de Mella y el
Directorio Estudiantil y la acción revolucionaria de Antonio Guiteras.

El período que siguió a su aprobación hasta el golpe de estado de
Fulgencio Batista en marzo de 1952, fue el de los llamados gobiernos
auténticos con Grau San Martín y Carlos Prío Socarrás, que devinieron
símbolos de la corrupción, la venalidad, el latrocinio, el gangsterismo y
la subordinación a la política norteamericana.
No obstante, estas profundas debilidades derivadas del sistema social
dominante, la Carta Magna de 1940 fue una de las más progresistas de su
tiempo entre los países capitalistas. Entre las naciones del llamado
Occidente, fue una de las más cercanas a un pensamiento social avanzado.
Desde luego, sus medidas más progresistas nunca se cumplieron, porque
los gobiernos corrompidos y entreguistas lo impedían. La lucha posterior
por hacerla cumplir y respetar fue el punto de partida de un proceso
que nos conduciría al socialismo.
La defensa de ese texto constitucional influyó, de manera decisiva, en
la lucha contra la tiranía. Ello tenía su fundamento en la tradición
jurídica mencionada y que se ejemplificó, de manera muy evidente, en dos
momentos del período neocolonial (1902-1959). En ese período histórico
en dos ocasiones fue violentado en el orden constitucional instaurándose
una tiranía: la de Gerardo Machado (1927-1933), con la prórroga de
poderes; y la de Fulgencio Batista (1952-1958), a partir del golpe de
estado. Ambos generaron procesos revolucionarios radicales, que tuvieron
como fundamento la lucha contra el quebrantamiento de la ley. El
rechazo popular a la ilegitimidad de gobiernos tiránicos está en la
médula de la cultura jurídica y política cubana.
Para el 1° de junio de 1952 se habían convocado elecciones generales, en
las cuales iba a triunfar un partido de amplia base popular. Menos de
tres meses antes, el 10 de marzo de aquel año, Fulgencio Batista, con el
apoyo norteamericano, derrocó al gobierno constitucional y abolió la
Constitución de 1940. De esta forma, impidió la victoria popular y
afianzó el dominio de Estados Unidos en el terreno económico del país.
En 1953, Fidel y los moncadistas proclamaron los principios jurídicos de
la nación cubana y denunciaron a los que habían quebrantado el sistema
jurídico del país. La lucha contra el régimen ilegal de Batista
significó combatir a favor de la Constitución de 1940 y plantearse el
tema de lo jurídico en un primer plano. Así comenzó la lucha contra la
tiranía.
Fidel, en La Historia me absolverá, se apoya textualmente, para la
aplicación de las medidas revolucionarias más importantes, en preceptos
de la Constitución de 1940 y en especial en el que validaba la
resistencia nacional frente a las violaciones de la misma
. Contiene elementos esenciales de esta cultura jurídica de la nación
cubana, ningún otro documento lo expresa con mayor nitidez.
Esta Constitución y su aplicación consecuente están insertadas
en la historia filosófica y social de nuestro país y forma parte,
además, de la mejor y más depurada tradición cultural universal.
La historia nuevamente dio una lección a los reaccionarios y al
imperialismo porque el rechazo del pueblo a aquel régimen tiránico
generó un proceso revolucionario radical que culminaría con el triunfo
de la Revolución, el 1° de enero de 1959, con la que conquistamos la
plena libertad y la independencia.
La Revolución, en su desarrollo, rebasó el marco de la constitución de
1940, pero, ella ha constituido siempre una de nuestras sagradas
memorias. Expresa el pensamiento político cubano de la década del
cuarenta logrado por consenso público y formalizado por la Asamblea
Constituyente, en la que estuvieron presentes tanto figuras de la
derecha como una destacada representación de los comunistas y de las
fuerzas revolucionarias provenientes de la lucha contra Machado. Como
representantes de un pensamiento conservador burgués sobresalen Emilio
Núñez Portuondo, Carlos Márquez Sterling, José Manuel Cortina o Alfredo
Hornedo entre otros y en el campo de las fuerzas revolucionarias y
progresistas habría que mencionar a Blas Roca, Eduardo Chibás, Salvador
García Agüero y Juan Marinello.
Durante el proceso de aprobación del texto constitucional se mantuvieron
movilizaciones de obreros convocados por la organización de los
trabajadores, liderada por Lázaro Peña, en torno del Capitolio que jugó
un importante papel como elemento de presión durante los debates. Como
ha señalado el siempre recordado profesor Julio Fernández Bulté, la
Constitución del 40 fue la primera en América Latina en establecer los
derechos económicos y sociales junto a los civiles y políticos.
Reconoció el derecho de los obreros a la huelga, declaró el trabajo como
un derecho inalienable del hombre, proscribió la discriminación racial
por motivo de sexo o color, estableció la protección especial a la
familia y a la igualdad de la mujer, se pronunció por la educación
general y gratuita, por la salud pública al alcance de todos.
Aunque es incuestionable el carácter avanzado del texto constitucional
aprobado en 1940, sin embargo, el sistema económico y político dominante
en el país hacía imposible llevar a la práctica las disposiciones más
revolucionarias contenidas en la Constitución de la República. Para
citar una de ellas, que resulta clave, disponía la abolición del
latifundio. Esto, obviamente, no pudo instrumentarse, el sistema vigente
lo impedía. Fue sólo la Revolución triunfante el 1ero de enero de 1959,
la que logró hacerlo.
La vida demostró que el obstáculo del latifundio en manos de los
círculos más reaccionarios del país y de los grandes consorcios
norteamericanos nos obligó a chocar concretamente con el imperialismo.
Tras el triunfo revolucionario, la primera y fundamental legislación fue
la Reforma Agraria y, por tanto, la extinción del latifundio. Se generó
a partir de entonces un acelerado proceso de radicalización
revolucionaria y fueron proclamadas otras medidas nacionalizadoras, pero
fue la ley agraria lo que en definitiva determinó el curso de la
Revolución y originó, en última instancia, que Estados Unidos comenzara a
concretar su acción, incluso armada en Girón, contra la Revolución.
Como la Revolución triunfante en 1959 fue producto de una insurrección
armada popular, hay quienes pretenden escamotear el hecho que ella se
llevó a cabo con apego a la tradición jurídica nacional cubana y que
posee alcance latinoamericano y universal.
Si se quieren entender los nuevos caminos de Cuba, nuestra América y el
mundo para salvarnos del holocausto universal que nos amenaza, invito a
los juristas y a los hombres y mujeres de más alta sensibilidad cultural
a tomar en cuenta que en Cuba la Revolución triunfó por la vía de la
insurrección armada a partir de que el golpe de estado del 10 de marzo
de 1952, quebrantó el orden jurídico y abolió la Constitución de 1940,
una de las más avanzadas del mundo de hace 70 años.
En nuestros días, los procesos que han tenido lugar en Venezuela, en
Bolivia, en Ecuador para dotar a esos países de textos constitucionales
que plasmaran las aspiraciones populares y el golpe de estado en
Honduras, ponen de manifiesto dramáticamente, una vez más, la enorme
importancia de la juridicidad en la vida política de las naciones.
Históricamente, han sido siempre la contrarrevolución y las clases
reaccionarias de América Latina las que se han colocado al margen de la
legalidad y, sin embargo, han pretendido presentarse, cínicamente, con
las banderas del derecho. De ahí la importancia de asumir en este
continente la defensa de una tradición jurídica que consagre los
derechos del pueblo y de sus instituciones.

No hay tarea política más importante e inmediata en nuestros días que
asumir la defensa de la ética y el derecho. Ella se vincula directamente
con las acciones que es necesario desplegar para hacer frente a los
colosales desafíos que hoy tiene ante si la nación cubana, inserta en
un mundo en el que las desigualdades, las violaciones del derecho
internacional, el peligro de guerra nuclear, las agresiones y la
destrucción sistemática del medio ambiente amenazan con poner fin a la
vida de nuestra especie y de las demás especies en el planeta Tierra. Es
una bandera con la que podemos sumarnos al gran movimiento convocado
por Fidel a favor de la paz y para detener la maquinaria de guerra en
marcha que podría desatar una confrontación de incalculables
consecuencias y conducirnos a la destrucción de toda la obra acumulada
por el hombre a través de su dilatada historia.


3.- SIMÓN BOLÍVAR: UN HÉROE TELÚRICO EN LA MIRADA DE JOSÉ
MARTÍ. LAS IMÁGENES DE LA NATURALEZA EN SU CONFORMACIÓN.


Por Lourdes Ocampo Andina (Del II Coloquio Internacional José Martí: Por
una Cultura de la Naturaleza)


Cualquier texto artístico literario supone una manipulación en la
expresión, que provoca un reajuste en el contenido, reflejado, de algún
modo,
en los códigos que sirven de base a su operación estética. Una variación
de
código lleva, con frecuencia, a un nuevo tipo de visión del mundo.
La mutación de las ideas puede relacionarse con un cambio en la
ideología y en las sociedades. Martí, junto a sus contemporáneos, están
fundando la escritura latinoamericana. Las bases antiguas del idioma,
los
símbolos tradicionales requieren una transformación, una actualización
que
responda a las necesidades de las nacientes repúblicas, y ese cambio
requiere
de paradigmas, de ahí la necesidad de construir un héroe americano. Los
textos se cargan de expresiones antiguas resemantizadas, dirigidas a
transmitir
la nueva ideología, una visión del mundo encaminada a la redención y el
progreso de la América al sur del río Bravo.
En la escritura, las figuras retóricas modifican sus valores
tradicionales.
De Simón Bolívar se hablaba desde su muerte y aún en vida, por ejemplo,
el
poeta y también presidente José Joaquín Olmedo le escribe un poema, cuyo
comentario del propio Bolívar—recogido por Martí—no se hace esperar:
“usted
abrasa la tierra con las ascuas del eje y de las ruedas de un carro de
Aquiles
que no rodó jamás en Junín: Ud. se hace dueño de todos los personajes:
en mí
forma un Júpiter; de Sucre un Marte, de Lamar un Agamenón […] todos
tenemos nuestra sombra divina o heroica […] Usted nos ha sublimado
tantoque nos ha precipitado al abismo de la nada, cubriendo con una
inmensidad de
luces el pálido resplandor de nuestras opacas virtudes. Usted nos ha
pulverizado con los rayos de su Júpiter, con la espada de su Marte, con
el cetro
de Agamenón, con la sabiduría de Ulises. […] Un americano leerá el canto
de
usted como un canto de Homero y un español lo leerá como un canto de
facistol de Boileau.”1



Simón Bolívar, el Libertador, se transforma, paulatinamente en un mito,
en un símbolo de América, y paradigma de héroe americano. En 1883 es su
centenario, muchas actividades de carácter oficialista son proclamadas
en
América: en Venezuela está el gobierno de Guzmán Blanco. Este presidente
sostuvo una política exterior caracterizada por el nacionalismo, e
intentó llevar
a cabo una iniciativa de unidad hispanoamericana, de inspiración
bolivariana.

Este proyecto coincide con el nacimiento del culto bolivariano oficial.
José Martí, en Nueva York, participa en las festividades del Centenario,
en el salón del Delmónico’s donde se reúnen presidentes, cónsules de
casi
todos los países de América Latina, alcaldes, directores de periódicos,
periodistas, e intelectuales en general. Se pronuncian varios discursos,
dice
Pérez Bonalde: “¿Quién hay que ignore la grandeza olímpica del
héroe, y el
genio deslumbrante, y el amor profundo, y la abnegación sin limites, y
el
sacrificio semidivino del Redentor de un mundo y del Gran Padre de la
Patria?”,

los símbolos son utilizados de una manera convencional, Bolívar es
llevado, a
semejanza de Olmedo, al panteón olímpico, en primera instancia, y en
segunda
se asocia al pensamiento cristiano: ‘semidivino redentor’. Y así los
oradores
reseñados, excepto José Martí, hablan de Bolívar con referente siempre
en el
pasado heroico europeo.

José Martí plantea un cambio en la concepción de Bolívar como
paradigma de héroe americano. Cambio dirigido a la fundación de la
cultura
americana, sobre los cimientos americanos, propios. No recurre al viejo
continente, ni al pasado heroico europeo, sino que lo hace surgir de las
entrañas de la tierra. La primera vez que Martí dedica un artículo a
Bolívar,
aunque con anterioridad lo ha mencionado, comparándolo con otros héroes,
es
en 1876, en un editorial del Federalista.

Lo presenta con toda la teluricidad que le atribuirá cada vez que lo
mencione: “hombre águila y rayo, el que abatió montes, humilló
continentes,
rindió pueblos y unió ríos”.
Obsérveselos dos atributos de
‘hombre’: águila y
rayo, el ave, simboliza dentro de la simbología cristiana a San Juan
Evangelista, sugiere también un imperativo de expansión vertical; porque
el
águila en sí encarna dos cualidades que Martí anhela emular: la
especialidad
celestial y el eterno dinamismo.2 Por su parte el rayo posee una doble
acepción: es símbolo de la cólera olímpica y constituye así una
continuación de
la formulación arquetípica usada en la mitología clásica; pero también
adquiere
un sentido polar, el de belleza espiritual y perfección armónica.3
Bolívar es representado como un semidiós a la manera clásica, y está, a
su vez, muy cerca de Dios en el sentido cristiano, pues, como el águila,
mora
en lo alto de la montaña, cerca del cielo, con un espíritu depurado,
lleno de
belleza y perfección. Pero notemos las diferencias en la representación,
las
otras versiones que hemos visto, recordemos a Olmedo, situaban a Bolívar
dentro del contexto europeo, Martí ubica a Bolívar dentro de América,
pues la
montaña es americana, cerca del cielo porque el cielo es divino, pero
como dirá
en el discurso de 1893: “así está Bolívar en el cielo de América,
vigilante y
ceñudo, sentado aún en la roca de crear, con el inca al lado y el haz de
banderas a los pies; así está él, calzadas aún las botas de campaña,
porque lo
que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque Bolívar tiene que
hacer
en América todavía.”


Martí comienza su discurso de 1883—afortunadamente hallado entre su
papelería—: “No bien aquella imagen solemne a cuya sombra hoy nos
reunimos, aparece como de titán radiante que aun muerto no duerme, ante
nuestros ojos,4 aire de tempestad orea la frente”

Es una imagen solemne, presente porque “nos reunimos bajo su
sombra”, así que si está la sombra, está la imagen, que es de un titán
radiante,
que puede recordar a los titanes clásicos, pero etimológicamente un
titán es un
hombre de excepcional fortaleza, y nótese aquí mismo la mención de la
tempestad como elemento telúrico. Las fuerzas de la naturaleza siempre
acompañando el imaginario sobre Bolívar.

El discurso, continúa: “Su nombre parece espada tajante” y
‘espada’ es otra de las palabras utilizadas para caracterizar a esta
figura: “cuando la bajó (la espada) sobre la tierra, surgió un
Congreso;— cuando la alzaba, un pueblo; cuando la blandía, el poema;
cuando la envainaba, el arco iris.” y aquí es símbolo de creación casi
divina, notemos la semejanza estilística con el inicio del Génesis:
“Y Dios dijo: Hágase la luz. Y la luz se hizo.”
La formación de la
metáfora opera aquí de un modo diferente, el referente divino es claro,
la fórmula es la bíblica, con lo que le da a Bolívar matiz divino, pero
no es la comparación directa de la imaginería oficial o tradicional, la
identidad se da en el significante, no en el significado, igualdad de
formas para dar significados antitéticos, y marcar diferencias; no es
Bolívar semejante al ‘Redentor’ americano, sino que es el Creador, es
dios mismo, pero un Dios americano, y humano, que no forja un
continente, forja congresos y Repúblicas. La creación divina es a través
de la palabra, la creación en América, se materializa, en la pluma
martiana, de manera simbólica, con el poder de la espada: O sea, la
América nueva surgió de las gestas independentistas comandadas por
Bolívar.

Y acto seguido de manifestar el lugar de Bolívar en el continente, de
situarlo, comienza con esbozar la idea de dónde surge: “Aquel hombre
(…)
surgió (…) del continente americano”
para luego pasar al nacimiento
simbólico
del héroe que se diviniza:
“¿Quién le ve surgir, en la hora espantosa del terremoto de Caracas,
de
entre las grietas humeantes de la Iglesia desmoronada de San Jacinto,
resplandeciéndole en el rostro el Sol que en aquella hora faltó en el
cielo,—
desnudo el pecho endeble, enseñando a la Naturaleza, sacudida en daño de
la
República sus puños cerrados, olvida al mancebo radioso que, silencioso
como
todos los nativos, aparecía a modo de pedestal, sobre las ruinas, como
si
hubiese sido necesario, para un hijo tal de la tierra, que se abrieran
los senos
maternales de tan tremendo y fragoroso modo.”


Este hecho con el que Martí poetiza de un modo simbólico el nacimiento
de Bolívar para el continente americano, es diferente al que señalan los
biógrafos de Bolívar que mencionan el despertar de este en Roma, al pie
del
monte Sacro con su maestro Simón Rodríguez.
Y es que en Martí está presente la idea de la formación de América
como una brotación simultánea, como un territorio que ha nacido de las
entrañas mismas del continente, oponiéndose a la posible idea de ser una
cultura trasplantada de Europa, obviando la simbiosis con las culturas
autóctonas.

El pasaje del terremoto de San Jacinto, que reitera una y otra vez en su
obra, acentúa un nacimiento telúrico para el héroe, que lo hace más
autóctono.
El discurso culmina con el siguiente párrafo, cuyo contenido aparece
esbozado
en la definición de “Nuestra América” que aparece en los “Códigos
nuevos”,
escritos en Guatemala:
“Brindemos por que cuando se busque símbolo a la América, no se le
halle
en guerreador de los pasados tiempos, de penacho de plumas manchadas de
sangre, ni en caballero de corte de casaca de llaves doradas, manchado
de
lisonja, sino en el gaucho indómito y rebelde, del Plata soberano, que
suelta la
cabellera juvenil a todos los aires nuevos de la vida, sin miedo, y con
fe en los
consejos del desierto, echa su potro fiero por la pampa inmensa, sin más
valla
ni límite que el cielo y el mar; brindemos por el abrazo de todos los
hombres en
la caridad y en la justicia; brindemos por todos los pueblos libres y
por todos los
pueblos tristes de la tierra.”

Para Fina García Marruz, “Es precisamente porque Bolívar integra y
concentran en sí todas estas fuerzas (aporte de las culturas europeas,
el
español desheredado, la cólera del gaucho, el roto, el cholo y el
llanero) porque
lo cree el primer hombre americano y a la América la sede en que
hallarían su
irrupción volcánica las libertades de uno otro continente, secularmente
reprimidas.”


Palabras que ya están en el tapete del imaginario poético, pues Juan de
Montalvo, en un artículo sobre Bolívar dirá, años antes, en 1887:
“¿En dónde está Bolívar? Él es, allí le veo que corona la cima de
este
monte. […] ¿En dónde está Bolívar? Él es, allí le veo, al frente de un
ejército
resplandeciente. […] ¿En dónde está Bolívar? Él es, allí le veo: la
sombra
imperial de Huaina Capac se le aparece entre las nubes, y le dice que se
ha de
cumplir su profecía: él ha leído en el libro de las disposiciones
eternas que el
país de los Incas será liberado por un hijo del sol, vengada la memoria
de sus
descendientes.” (363)


Bolívar se ha enfrentado a los males de todo un continente y lo ha
transformado, se ha fundido con la naturaleza americana, ha formado
parte del
espíritu del continente, y de cierta manera se ha divinizado. Su
espíritu está
dotado de una perfección, y es representación de los valores
espirituales, para
Martí, los únicos válidos para “Nuestra América”.
1 Véase Cuaderno de Apuntes 21 en los Archivos de Asuntos Históricos del
Consejo de Estado.



4.- La muerte no es verdad: Homenaje a Cintio Vitier Por Taimyr
Sánchez Castillo


El memorable patriota e intelectual cubano Cintio Vitier hubiese
cumplido 89 años de edad este 25 de septiembre. En vísperas de la fecha,
su esposa y compañera de labor Fina García Marruz y su familia laboral
del Centro de Estudios Martianos (CEM) se unieron para recordarlo en el
salón Bolívar de la institución científico-cultural.
Ibrahim Hidalgo Paz, Premio Nacional de Historia 2009 e investigador del
CEM, alegó que Cintio Vitier, el integrante del grupo Orígenes,
profesor y director del Anuario Martiano, trasciende por sus
imperecederos conocimientos, su obra magistral, sin frases manidas ni
adjetivos sobrantes, reflejo de capacidad de síntesis y belleza
literaria para mostrar la grandeza del Apóstol.
Fui admirador de ese hombre excepcional, paradigma de intelectual,
pletórico de ideas novedosas y ansias de hacer, vencedor en su
silenciosa batalla, ejemplo de entrega, disciplina, resistencia y
lucidez combativa en los momentos críticos, padre espiritual que nos
enseñó el valor y el hermoso riesgo de la honestidad, el fundamento de
su existencia- agregó el Premio Nacional de Historia 2009
La investigadora del CEM, Carmen Suárez León, memoró los momentos que
compartió con quien fue Premio Nacional de Literatura 1988 y Premio
Latinoamericano Juan Rulfo 2002. Lo considera digno de reverencia, con
una obra perseverante, minuciosa y martiana como su personalidad, en la
que historia, poesía y cristianismo se integran tal en una trinidad.

Fina García Marruz, amiga, esposa, camarada de obra y acción del poeta
revolucionario, conmovió a los presentes con una emocionada y cálida
lectura del primer poema que Cintio Vitier le dedicó: Nacerá el
almendro.
La interpretación de Sheila Torres, estudiante de violín de la escuela
Manuel Saumell amenizó el encuentro. Este instrumento de cuerda fue
preferido y dominado por el autor De peña pobre.

CINTIO: EL LUMINOSO DESAFÍO DE SER MARTIANO, Por Carlos
Rodríguez Almaguer
“Si Martí está en permanente vigilia ante los destinos de la Patria
-como diría Cintio en memorable poema- él se mantendrá en vigilia ante
los destinos del Maestro’’. “Homenaje a Cintio Vitier” / Enrique Ubieta
Gómez Centro de Estudios Martianos, 25 de septiembre de 1996


Cuando el 18 de septiembre de 1994 aparecía en las páginas de Juventud
Rebelde, Martí en la hora actual de Cuba, era como si el autor de
aquellos párrafos arrancara un pedazo de su corazón y lo levantara para
que su luz purificara los enrarecidos aires de esta Isla Infinita que,
amenazada, bloqueada, vilipendiada, permanecía firme y erguida, empeñada
con quijotesca tozudez en no dejar morir las utopías más altas de los
Hombres.

Allí Cintio Vitier, su autor, reflexionaba acerca de los destinos de
nuestro pueblo y de su más firme asidero en aquellos tiempos de
derrumbes, desmerengamientos y apresurados cánticos sobre el final de la
historia: “No cometo la ingenuidad de aspirar a que cada ciudadano sea
un especialista en la vida y la obra de José Martí, pero sí cometo la
ingenuidad (fuerza del espíritu en que siempre he creído) de aspirar a
que cada cubano sea un martiano. Y si llega a serlo aunque solo haya
alcanzado una escolaridad de noveno grado [...], y aunque se dedique a
las tareas más disímiles, ¿llegará a ser algún día un marginal de la
patria, un irresponsable, un antisocial? ¿No es Martí suficiente vacuna
contra esos venenos ambientales? ¿No es Martí capaz de hacer de cada
cubano, por humilde e iletrado que sea, un patriota? ¿No es capaz de
inspirarle resguardo ético, amor pr
ofundo a su país, resistencia frente a la adversidad, limpieza de
vida?”

Han pasado dieciséis años desde este desgarrador cuestionamiento. Otras
son hoy las condiciones y también los peligros a que se enfrenta Cuba,
sin embargo, cada una de estas interrogantes sigue en pie como si
hubiese sido cincelada en el más resistente granito. Se cumple también
el primer año de viaje de aquella alma suprema que nos enseñó no solo
con su palabra y sus escritos, vibrantes y cjava-scriptdores, sino, y
sobre todo, con su propia vida, porque fue hijo, compañero, amigo,
padre, esposo, leal y amorosísimo; ciudadano ejemplar de una república a
la que sirvió tanto con la vida pública como con la privada -como exige
Martí- hasta formar parte indisoluble de ese corpus ético en que la
patria, como tal, consiste.

De aquellas preguntas en apariencia ingenuas, surgió un milagro que
habrá de perdurar si somos leales como Cintio: los Cuadernos Martianos,
que con el concurso de todo el pueblo se imprimieron en esos años de
escaseces tremendas para que no le faltara a ningún maestro en su labor
educativa la palabra de aquel hombre más puro de la raza que lo sufrió
todo para enseñarnos como debe vivir y morir un cubano. Desde la
primaria a la universidad, la selección de Cintio fue exhaustiva, y en
ella palpita un Martí que además de enseñar, invita a asumir y a
compartir un sentido de la vida donde puede alcanzarse la plenitud del
ser en el ejercicio cotidiano de la virtud, sin importar el lugar que
hayamos decidido ocupar en la sociedad.

En este primer aniversario, quiero recordarlo alegre como un niño,
riendo en su descomunal y cjava-scriptdora sencillez, cuando el 18 de
mayo de 2008 los jóvenes cubanos le entregamos, junto a su inseparable
Fina, la estatuilla del Martí Acusador, en el homenaje que les rindió a
ambos el Movimiento Juvenil Martiano por la obra de toda la vida.

Y cada día al levantarnos, debiéramos los cubanos todos recordar
aquellas sus palabras en Vida y Obra del Apóstol José Martí: “Lo que
Martí propone, en suma, es una revolución íntegra del ser que, girando
sobre el eje del sacrificio y la justicia, conduzca a la historia hacia
la cabal integración de todos los derechos y potestades del hombre, y a
cada hombre hacia el enfrentamiento con el sentido último de su vida y
de su muerte. Ante esa proposición, que reviste los caracteres de un
desafío, cada uno de nosotros, según sus luces y su conciencia, tiene la
palabra”.

Vistas: 72

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Christine Lagarde presenta renuncia formal al FMI

Lagarde está cumpliendo su segundo mandato como directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Avanza paro nacional en Ecuador contra políticas del Gobierno

Diferentes gremios se han congregado en varias ciudades del país para expresar su rechazo a la política económica y social del Gobierno ecuatoriano.

Cámara Baja de EE.UU. condena comentarios racistas de Trump

Con 240 votos a favor y 187 en contra, encabezado por un gran respaldo demócrata, los legisladores expresaron su absoluto rechazo a los tuits publicados por Trump.

Retornan 180 venezolanos con Plan Vuelta a la Patria desde Perú

Más de 3.000 venezolanos han regresado a la patria en lo que va de año, acumulando un total de casi 15.000 repatriados.

© 2019   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio