Martianos

Martianos. Seguidores del pensamiento de José Martí Red de los emigrados cubanos

Un libro imprescindible, “Los Escudos Invisibles”, del investigador manzanillero Raúl Rodríguez La O. En él se puede encontrar un Martí desconocido, interesante para los estudiosos de la vida y obra …

Un libro imprescindible, “Los Escudos Invisibles”, del investigador manzanillero Raúl Rodríguez La O. En él se puede encontrar un Martí desconocido, interesante para los estudiosos de la vida y obra martianos y en particular para los lectores santaclareños. En esta obra se ofrece una exhaustiva información sobre un coterráneo: José de Jesús Ramón de la Candelaria Pons y Naranjo, el Agente General Luis, jefe de la más sofisticada organización de espionaje y contraespionaje de los mambises en la contienda del 95, la “Agencia General Revolucionaria”. Esta desarrolló desde el anonimato una destacada labor en hacer posible la dirección, organización y desarrollo de la gesta libertaria iniciada por el Apóstol, trabajando incluso durante la intervención yanqui e inicios de la república en aras de la independencia.

Motivo de orgullo constituye tener un compatriota tan cercano al Maestro en la difícil labor de inteligencia y este sentimiento se acrecienta al conocer que no sólo fue él, sino que también dentro de la referida Agencia fundada en La Habana el 5 de enero de 1895 otro santaclareño prestó sus servicios a la patria con el seudónimo de Segundo Luis: Juan García Martí, conocido por Juan G. Martí. Este villaclareño pasó a los ojos de sus contemporáneos como un españolizado para unos, como un indiferente a la causa revolucionaria para otros.

Sobre Juan García Martí se conocen pocos datos (1). Nació en Santa Clara, a principios de 1895 marcha hacia La Habana a esperar órdenes de Máximo Gómez, está entre los fundadores de la Agencia, su seudónimo de guerra adquiere esa forma para diferenciarse del que usaría Pons y Naranjo(Agente General Luis). En la organización desarrolla diferentes actividades tales como servir de enlace a los conspiradores del centro de la isla con la capital, preparar condiciones para el desembarco de expediciones, ayudar a los infiltrados y propiciar la salida hacia el exterior de agentes quemados y mambises en cumplimiento de misiones.

Un hecho ha trascendido para demostrarnos su inteligencia y entrega a la causa, como refleja Rodríguez La O: cuando la caída de Antonio Maceo es de los primeros en enterarse gracias a sus fuentes de información y de inmediato, sobreponiéndose a sus sentimientos, propone a los miembros de la Agencia desmentir la noticia a fin de que no decaiga el ánimo patriótico siendo aceptada su idea. Concluida la guerra Máximo Gómez siempre lo consideró como un amigo fraternal.

En la república ocupó un cargo público en un negociado de la Secretaria de Agricultura donde se desempeño con la honradez que lo caracterizaba. En la Masonería fue Diputado ante la Gran Logia de Cuba por la logia “Hermanos de la Esperanza” perteneciente al referido poblado villaclareño, ostentaba el grado 18 por ser miembro activo del Capítulo “Claudio J. Vermay” (Rombrus) de la Habana. Falleció en Santa Clara, a los 64 años de edad, el 21 de agosto de 1923 y sus restos reposan en el cementerio local.

En 1961 la investigadora santaclareña Silvia Lubián publica “El Club Revolucionario Zayas” (2) donde afirma, sin aportar nada nuevo partiendo de una leyenda publicada por Antonio Berenguer y Sed en 1929 (3), que: Otro gran confidente de la guerra del 95, que trabajó por Santa Clara, bajo las órdenes del Cuartel General de Máximo Gómez, fue Juan García Martí, cuyo seudónimo era “Segundo Luis”. Fingía ser muy español, y los cubanos, desconocedores de la verdad, le temían mucho. Por apodo le pusieron en Villaclara: “Juan España”. Aparecía como capitán de voluntarios, muy vestido de azul, sombrero de jipijapa, escarapela amarilla y roja, bayoneta a la cintura, reminton al hombro y zapatos impregnados de betún. Cuando hablaba solía repetir la palabra “España”, al comenzar y al terminar la frase. Pasada la guerra no se supo más de “Juan España”. La gente creía que se había escondido temeroso de alguna represalia, pero el asombro fue enorme cuando al visitar el General Máximo Gómez la ciudad, invitado por el pueblo
villaclareño, presentó a “Juan España”, a Juan García Martí, y explicó toda su labor. Había sido un luchador decidido, un gran patriota y uno de sus mejores confidentes.

En una nota a pie de página añade: Berenguer y Sed, Antonio. “Tradiciones Villaclareñas” Pág. 171. Berenguer en su tradición sobre “Juan España” dice que su nombre era Juan Muñiz (4).

Después aclara: …era conocido por el General Máximo Gómez con el seudónimo de “Segundo Luis”. El confidente que usaba el seudónimo de “Segundo Luis”, según datos en nuestro poder, era Juan García Martí.

En la leyenda Berenguer además ofrece otros datos como son: una despedida de duelo de un voluntario español caído en una escaramuza con los insurrectos protagonizada por Juan España, que forzosamente tuvo que ocurrir en la segunda mitad del año 1895 que es cuando se producen los principales levantamientos en la región, en su visita a Santa Clara en febrero de 1899, dos villaclareños se presentan ante él: Diego Velazco y Juan Muñiz (Juan España), el generalísimo los abraza, felicita y los nombra capitanes del Ejército Libertador, y concluye, Juan Muñiz fue colocado por el gobierno, en un alto empleo de la Secretaría de agricultura, Comercio y trabajo, donde permaneció hasta su muerte acaecida hace muy poco tiempo.

Como se nota en el relato de Berenguer, que sirve de base a Silvia Lubián hay varios hechos que coinciden en las historias de Juan García Martí y Juan Muñiz a saber: El nombre (Juan), el cargo en la Secretaría de Agricultura, su reciente muerte y el Seudónimo de Segundo Luis. Otros no concuerdan: el apellido, el grado de capitán de voluntarios, que era odiado por los santaclareños de su época, su acrecentado españolismo, Juan García Martí estaba en la Habana cuando se produce la despedida de duelo. Además existen incorrecciones desde el punto de vista histórico como el nombramiento de capitanes a Diego y Juan por el Generalísimo en febrero del 99, cuando ya no tenía poderes para hacerlo, Velazco había sido nombrado con anterioridad por el mismo Gómez con fecha de 27 de junio de 1898 (5). Ni Juan Muñiz ni Juan García Martí aparecen con grados en el Ejercito Libertador.

La obra de Berenguer no puede ser tomada como de alto rigor histórico por todo lo anteriormente analizado y además porque el autor no tiene esas pretensiones cuando afirma que la escribió en Lisboa apelando a sus recuerdos, sin documentos a mano. En nuestra opinión el autor confunde dos o más personajes en su trabajo por lo que a diferencia de Silvia Lubián opinamos que Juan España no pudo ser Segundo Luis o sea Juan G. Martí.

CITAS Y NOTAS

1-Ver Magazine de La Lucha “Santa Clara”. Habana 1926, pág. 99; y Del Cañal y Becallí: Memoria Histórica del Club Juan Bruno Zayas, 1925. Quiñones impresor. Villaclara, pág. 11.
2-Lubian Silvia: El Club Revolucionario Juan Bruno Zayas. UCLV, 1961, pág. 38.
3-Berenguer y Sed, Antonio: Tradiciones Villaclareñas: “El Patriotismo de Juan España”. Habana 1929, pág. 171.
4-El historiador santaclareño Luis Alfonso García en su La Inteligencia Mambisa en Santa Clara, 1999, pág. 60, al tratar el tema opina que Juan G. Martí no era Juan España aunque deja la interrogante abierta.
5-Academia de la Historia de Cuba: “Actas de las Asambleas de Representantes y del Consejo de Gobierno durante la Guerra de Independencia 1898”. La Habana 1931, tomo IV, pág.90.

Ing. Francisco Antonio Ramos García
MSc. Angel Gabriel Carrazana Duardo
MSc. José Antonio LLovet Guevara

De La Alborada

Vistas: 180

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Martianos para agregar comentarios!

Únete a Martianos

Miembros

TELESUR

Afirman que Trump paga menos impuestos que los indocumentados

La representante demócrata afirmó que entre 2016 y 2017 ella contribuyó más a las arcas federales que el presidente estadounidense.

Nueva masacre deja tres fallecidos en Cundinamarca, Colombia

Las autoridades manejan la hipótesis investigativa de que el hecho está relacionado con el microtráfico de drogas.

Asesinan en Honduras al periodista Luis Almendares

A la fecha suman 86 crímenes contra periodistas y comunicadores, la mayoría en total impunidad.

El mundo supera el 1.000.000 de fallecimientos por la Covid-19

La Organización Mundial de la Salud señaló que en el más reciente balance se incorporaron 3.636 fallecimientos a nivel mundial.

© 2020   Creada por Roberto Domínguez.   Con tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio